Posteado por: Alejandro Villarreal | Sábado, febrero 11, 2017

«Medjugorje expuesto» por el Rev. Fr.Vittorio Guerrera

ByT

Título: Medjugorje expuesto
Autor: Rev. Fr.Vittorio Guerrera
Original en inglés: Medjugorje exposed -1990- (Part 1, Part  2, Part 3)
Traducción: Alejandro Villarreal -febrero 2017-

Los lectores de esta serie de artículos no tendrán ya dudas sobre lo oído y/o leído acerca de los sucesos de Medjugorje, Yogoslavia. La mayoría de los libros publicados sobre Medjugorje tratan la materia como si ya hubiese sido aprobada por la Iglesia, pero el propósito de esta exposición en tres partes es la de proveer al lector de información que no es proporcionada por los defensores de Medjugorje.

Me gustaría aclarar que no estoy en contra de las apariciones genuinas y que acepto aquellas que han sido aprobadas por la Iglesia. A este respecto, coincido con San Pablo quien dijo: no despreciéis las profecías; examinadlo todo y quedaos con lo bueno. (1Tes. V,20-21) Todo lo que Dios ha querido revelar a la humanidad ha sido comunicado a nosotros a través de Su Hijo Jesucristo. Las revelaciones públicas cesaron de manifestarse con la muerte del último apóstol, San Juan, en el año 100 A.D. Las revelaciones realizadas a videntes desde la muerte del último apóstol son referidas como “revelaciones privadas” para distinguirlas de la profecía de las Escrituras y del Depósito de la Fe (es decir, las enseñanzas por boca de Jesucristo y los apóstoles). Las revelaciones privadas auténticas no pueden contradecir las Sagradas Escrituras ni la Tradición apostólica, y pueden hacerse públicas.

…en todas las eras han existido personas poseídas del espíritu de profecía, no con el propósito de anunciar nuevas doctrinas, sino dirigir las acciones humanas. Sto. Tomás de Aquino.

Vittorio Guerrera, Jr.

Contenido

Antecedentes.

Un grupo de franciscanos que afirman obedecer a la “Virgen” de Medjugorje no parecen tener ninguna aflicción al desobedecer al obispo local de su diócesis. El pueblo croata ha estado bajo el cuidado pastoral de los franciscanos desde 1881, en ese mismo año, el papa León XIII estableció una jerarquía de sacerdotes diocesanos, y consecuentemente, varias parroquias franciscanas fueron transferidas al clero diocesano. Desde entonces han habido tensiones en la diócesis de Móstar.

En septiembre de 1980, el obispo Peter Cule de Móstar presentó su renuncia a la Santa Sede; su coadjutor, Pavao Zanic, tomó su lugar como líder espiritual de la diócesis. En ese momento, la nueva parroquia de la Catedral estaba formada por lo dispuesto por la Santa Sede en acuerdo con los franciscanos. Sin embargo, los frailes de Móstar no aceptarían la división de su parroquia, dos frailes, Ivan Prusina e Ivica Vego se negaban a irse. Hubo muestras de enojo por parte de muchos fieles quienes estaban apegados a los franciscanos y se negaron a aceptar a los sacerdotes diocesanos.

Un inusual aspecto sobre esta situación es que la “Virgen” supuestamente tomó partido del lado de los rebeldes. Según escribió Vicka (la vidente) en su diario el 19 de diciembre de 1981, la “Virgen” supuestamente “dijo al fraile que permaneciera en Móstar y que no se fuera de ahí“. El 3 de enero de 1982, Vicka escribió de nuevo en su diario (parafraseando a la “Virgen”): “… el obispo no contribuye al orden, y por ello es culpable. No siempre será obispo. Manifestaré mi justicia en el reino“. Es impensable que la Madre de Dios apoye a los disidentes y que los anime a la rebelión en contra de las autoridades legítimas de la Iglesia. Como resultado de su obstinación, ellos incurrieron en la suspensión de su ministerio sacerdotal, fueron dispensados de sus votos y expulsados de la Orden Franciscana. Esta última medida fue ejecutada el 29 de enero de 1982, después de al menos ocho amonestaciones por parte de la Curia General de Frailes Menores en Roma.

Uno de los sacerdotes franciscanos que jugó un papel muy importante en Medjugorje es Fr. Tomislav Vlasic. En mayo de 1981 asistió a un encuentro de líderes de renovación carismática en Roma. Según se dice, mientras estuvo en Roma recibió dos profecías por parte de dos líderes carismáticos. La Hna. Briege McKenna le dijo que había tenido una visión de él sentado en medio de una multitud y una corriente de agua viva manaba de su asiento. El otro mensaje era de Dios y fue comunicado por Fr. Emiliano Tardif quien le dijo: “no temas, te enviaré a mi Madre“.

Poco tiempo después, el 24 de junio, habían reportes que la Madre de Dios se aparecía en Medjugorje. Aproximadamente una semana después, Fr. Tomislav Vlasic estuvo presente en una aparición y le mencionó al sacerdote párroco que las apariciones se trasladarían de la colina rocosa a la iglesia. El 18 de agosto de 1981, Fr. Vlasic fue designado a la parroquia y no abandonó Medjugorje.

IR A CONTENIDO

¿Cómo comenzaron las apariciones?

La primera supuesta aparición tomó lugar el 24 de junio de 1981. La aparición de la “Virgen” fue silenciosa y vista por Ivanka Ivankovik y Mirjana Dragicevic. Ivanka relata que ella y Mirjana salieron a caminar y al regresar a la aldea vieron sobre la colina la silueta brillante de la “Virgen”. Ivanka entonces llamó a Mirjana a mirar la visión, pero Mirjana no le creía y no miró. Las dos jóvenes se marcharon y le contaron a sus amigos lo sucedido. Ellos le dejaron un mensaje a Vicka Ivankovic diciéndole que se reuniera con ellos en la casa de Jakov Colo.

Cuando Vicka supo que sus amigos la buscaban, se dirigió a la casa de Jakov. En el camino encontró a Ivan Ivankovic, Ivan Dragicevic y Milka Pavlovic, quienes la acompañaron. Mientras los seis amigos iban caminando al sitio de la aparición, Ivanka gritó que estaba viendo a la “Virgen” y la describió vestida con una túnica larga, cabello negro, corona sobre la cabeza y sosteniendo al Niño Jesús. Cuando regresaron a sus casas le dijeron a otros sobre lo que habían visto, pero no les creyeron.

Al siguiente día los “videntes” regresaron a la colina llamada Podbrdo (pie de la colina) acompañados de dos adultos como testigos. Es interesante notar que ese día, Ivan Ivankovic (varón de 21 años) no volvió a ir porque pensó que toda esa situación era cosa de niños. Esto difícilmente parecería la actitud apropiada que uno esperaría de un individuo quien ha sido privilegiado con la visión de la Bendita Madre.  ¿Cómo es que él fue tan indiferente para descartar las apariciones como cosa de niños? ¿Esto significa que la “Virgen” se equivocó al permitirle que la viera? El otro “vidente” que tampoco volvió fue Milka Pavlovic, quien tuvo que permanecer haciendo labores en su casa. La madre de Milka mandó en su lugar a Marija, quien es mayor. El grupo oficial de “videntes” estaría formado por: Ivanka Ivankovic (nacida el 21 de abril de 1966), Vicka Dragicevic (nacida el 3 de julio de 1964), Mirjana Dragicevic (nacida el 18 de marzo de 1965), Ivan Dragicevic (nacido el 1 de abril de 1965) y Jakov Colo (nacido el 3 de junio de 1971).

Cuando se aproximaban a la colina atisbaron la visión a la distancia. Llenos de alegría se dirigieron a la cúspide donde la “Virgen” los esperaba. Cuando llegaron al punto sintieron el impulso de arrodillarse y rezar. Fue en este día cuando Vicka pidió un signo a la “Virgen”.

IR A CONTENIDO

Acontecimientos no ortodoxos.

La siguiente es una lista de algunas de las extrañas ocurrencias de Medjugorje que contribuyen a la incredulidad de sus mensajes.

El 29 de junio de 1981, los “videntes” preguntaron a la “Virgen” sobre la duración de sus apariciones y la respuesta fue esta: “Durarán cuanto Uds. quieran… ¿ya se cansaron de verme?“. Esta es una afirmación dudosa atribuida a la Virgen María. En toda la historia de las auténticas apariciones, la Madre de Dios nunca ha sido conocida por fundamentar sus apariciones en los deseos y caprichos de los videntes. Las apariciones genuinas no están bajo el control de los hombres. Es el cielo quien decide la duración y tiempo de las apariciones.

El 30 de junio de 1981, la “Virgen” afirmó que podría aparecerse por tres días más, hasta el 3 de julio de 1981. Como todos sabemos, han sucedido más de mil supuestas apariciones desde que esta afirmación fue hecha (año 1990 y contando). ¿Significa esto que la Madre de Dios miente, se equivoca o es indecisa? En otras apariciones aprobadas por la Iglesia, la última visión de cada aparición fue comunicada a los videntes con anticipación y fue definitiva.

El 2 de agosto de 1981 hubo una reunión de personas que cantaban en un campo. Mientras rezaban, la “Virgen” se apareció. Supuestamente habría dicho a los niños que cualquiera que quisiese tocarla podría hacerlo. La gente entonces se dispuso a hacerlo, y los “videntes” les explicaban todo lo que la gente tocaba (manos, velo, túnica, cabeza -ya que no era visible ni palpable a los demás-). Esto parecería repulsivo y un acto indecoroso e impúdico atribuido a la Sma. Madre. Ellos dijeron que esta “sesión de tocamiento” duró de diez a quince minutos.

Después que la “Virgen” se fue, Marija declaró: “Cuando la Virgen se fue, estaba toda ennegrecida“. La “vidente” explicó que esto se debió al hecho de que los pecadores la tocaron. Entonces se exhortó a las personas a hacer uso del Sacramento de la Penitencia tan pronto como les fuera posible. Concebir la noción de que la Inmaculada Virgen María permita ser manchada por pecadores, es absurdo. A pesar de estas descabelladas narraciones registradas en libros por los defensores de Medjugorje, sus seguidores permanecen impávidos.

Desde el principio Vicka pidió que la “Virgen” dejase una señal para que otros creyeran en sus apariciones. No obtuvo respuesta de la “Virgen” hasta el 27 de agosto de 1981, cuando ella dijo: “Vendrá pronto -la señal-“. De nuevo el 29 de agosto de 1981 afirmó: “tengan un poco de paciencia“, el 31 de agosto de 1981: “por el momento tengan un poco de paciencia“. La “Virgen” entonces prometió una gran señal que ocurriría el 8 de diciembre de 1981, luego para Navidad y entonces para el primero de enero de 1982. No es necesario decir que la gran señal nunca se manifestó, lo cual llevó a los “videntes” a negar haberlo pedido.

A continuación se relata lo sucedido en la septuagésima segunda aparición, tal como lo registró Vicka en su diario el 4 de septiembre de 1981.

Hoy esperamos a la Virgen donde Marija, estaban conmigo Marija, Ivanka y Jakov. Comenzamos a rezar a las 18:20. La Virgen apareció de inmediato. Le pedimos por los frailes y hermanas franciscanos de nuestra parroquia… Le preguntamoss por el hombre que vio a Jesús en la calle mientras conducía su auto con otras personas en la calle. El encontró a un hombre cubierto de sangre -este hombre era Jesús-, le dio un pañuelo ensangrentado diciéndole que lo tirase en el río. Al disponerse a hacer esto, se encontró a una señora -era la Sma. Virgen María-, ella le pidió el pañuelo ensangrentado al chófer. El hombre le ofreció otro pañuelo de su propiedad, pero la Virgen le pidió el ensangrentado: “si no me lo hubiera dado, ¡habría sido el Juicio Final para todos!” La Virgen dijo que eso era cierto.

Esta supuesta aparición es tan disparatada, que el único comentario que uno puede hacer es ¿cómo el Juicio Final puede estar supeditado a un pañuelo ensangrentado?

IR A CONTENIDO

El comité de investigación.

El 11 de enero de 1982, el obispo Zanic estableció una Comisión de cuatro miembros para investigar los acontecimientos concernientes a Medjugorje. El 10 de mayo de 1982, envió a dos miembros de la Comisión para que pidieran a los jóvenes que escribiesen, por duplicado, la promesa realizada por la “Virgen” y la fecha en que ocurriría. Debía colocarse en un sobre lacrado con el sello diocesano y debía ser abierto después del cumplimiento de la promesa. Una copia debía quedarse en la Diócesis de Móstar y otra para los “videntes”. Uno de los miembros de la Comisión, Fr. Ivana Dugandzic, previno a Fr. Vlasic sobre la inminente visita. Al saber esto Fr. Vlasic se las arregló para alertar a los “videntes” y los instruyó para que hicieran decir a la “Virgen” que les prohibía escribir sus mensajes. Ivan Dragicevic, quien en ese tiempo estaba en el seminario, no fue advertido por Fr. Vlasic. Cuando un miembro de la Comisión fue al seminario y le pidió a Ivan la narración por escrito del signo, él lo cumplió sin dilación. Se hicieron dos copias, puestas en sobres lacrados con el sello del seminario. Un sobre se quedó en el seminario y otro en la residencia del obispo.

El 31 de agosto de 1982, el obispo llamó a los “videntes” a Móstar. Estando presentes los miembros de la Comisión, pidió a los “videntes” que escribieran la fecha de la señal junto con su descripción. Cada uno de estos testimonios serían puestos en un sobre y lacrados con el sello diocesano. Los “videntes” se negaron a seguir las órdenes del obispo. El obispo entonces preguntó a Ivan Dragicevic si la “Virgen” lo había reprendido por haber escrito la descripción de la señal en Visoko, él respondió que no. Esto es muy peculiar, ya que de forma categórica la “Virgen” les había prohibido expresamente hacer esto.

IR A CONTENIDO

El diario de Vicka.

En la segunda mitad de enero de 1983, Fr. Radogost Grafanauer, S.J., quien es descrito como un experto en el discernimiento de espíritus, fue a Móstar. Escuchó cerca de veinte cintas sobre Medjugorje y concluyó que Nuestra Señora no se había aparecido allí y decidió no ir con los videntes. Sin embargo, el obispo insistió y fue. Pasó dos días entrevistando a los “videntes” y examinando la situación, y de nuevo, estaba convencido de que Nuestra Señora no se estaba apareciendo allí, y decidió regresar a casa. Antes de irse conoció y habló con Fr. Tomislav Vlasic, quien le dio una copia de “Crónicas de las Apariciones”, el cual él había escrito, junto con el diario de Vicka Ivankovic sobre las apariciones, como resultado de esto, Fr. Grafanauer se convirtió en un creyente y defensor de las apariciones.

Al regresar con el obispo, Fr. Grafanauer le dio extractos de las Crónicas y del diario de Vicka. Esta fue la primera vez que el obispo tuvo conocimiento de los supuestos mensajes respecto a su persona y que habían sido dados aproximadamente hace un año. El 9 de febrero de 1983, Fr. Vlasic se reunió con el obispo, y en ese día el obispo le pidió personalmente el diario. Los franciscanos no cooperaron y entonces fue mandada una carta oficial del obispo el 12 de abril de 1983, donde se les solicitaba el diario. De nuevo los franciscanos no cumplieron. El obispo escribió una segunda carta el 17 de mayo de 1983 pidiendo el diario de Vicka. El 27 de de mayo Vicka fue a ver al obispo trayendo con ella un diario, el cual contenía los registros de las supuestas apariciones, desde febrero a marzo de 1982. El obispo no estuvo satisfecho y específicamente le pidió ver el diario respecto a lo que se dice de él. Vicka enfáticamente dijo que sólo traía esa parte del diario.

El 16 de junio de 1983 el obispo envió una tercera carta pidiendo al sacerdote párroco de Medjugorje que le enviase “Crónica de las Apariciones” junto con el diario de Vicka. Ellos no entregaron ni uno ni otro, y desde esa ocasión comenzaron a negar la existencia de cualquier otro diario. Tres días después, el 19 de junio de 1983, la “Virgen” dio este mensaje a Ivan, Marija y Vicka, respecto al obispo:

Digan al padre obispo que requiero su urgente conversión a los eventos de la parroquia de Medjugorje antes que sea demasiado tarde… Deseo que él no contribuya a la desunión entre los sacerdotes y que él no debería enfatizar demasiado en sus aspectos negativos… Le pido su conversión a estos acontecimientos. Le estoy enviando la última advertencia. Si él no es converso ni se convierte, mi juicio, así como el de mi Hijo Jesús, lo alcanzará. Si él no pone en efecto lo que le pido díganle entonces que él no ha encontrado el camino de mi Hijo Jesús.

Ivan envió este mensaje al obispo el 21 de junio de 1983, quien a su vez lo envió a la Santa Sede. Estos comentarios tan mezquinos supuestamente venían de la boca de la Santísima Virgen María, lo cual no es para nada su característica.

El obispo Zanic fue a Medjugorje el 3 de octubre de 1983, con la esperanza de reunirse con Fr. Vlasic, pero resultó que éste estaba en Roma. El obispo se reunió con el sacerdote párroco, Fr. Tomislav Pervan, y le pidió las “Crónicas” y el diario de Vicka. Fr. Pervan le respondió que tenía instrucciones de Fr. Vlasic para no darle al obispo las “Crónicas” ya que éste había adoptado una actitud hostil hacia Medjugorje y podría publicar extractos fuera de contexto.

Al siguiente mes, el 16 de noviembre de 1983, el obispo volvió a Medjugorje y solicitó de nuevo las “Crónicas” y el diario. Fr. Tomislav Vlasic insistió en que el diario no existía y que tal diario nunca había estado en su posesión. ¡Esta es una mentira ya que él mismo menciona el diario en sus “Crónicas” del 16 de marzo!

Fr. Rene Laurentin, quien se ha convertido en un prolífico escritor respecto a las supuestas apariciones de Medjugorje, ha mencionado que ¡Vicka había escrito cuatro diarios! El primero al que se refiere es de julio de 1981; el segundo diario comprende los acontecimientos del 12 de octubre al 13 de diciembre de 1981; el tercero fue dado a Vicka por Fr. Bubbalo (quien publicó unas entrevistas inéditas de Vicka) para que ella realizara notas al pie de cada aparición. El cuarto diario es una composición de tres cuadernos grandes en los cuales Vicka escribió la vida de la “Virgen”, como le fue relatada, a finales de 1983. Es sorprendente cómo Fr. Laurentin falla en mencionar que los cuadernos contienen las siguientes entradas en contra del obispo: del 19 de diciembre de 1981, 20 de enero, 19 de abril y 29 se septiembre de 1982.

IR A CONTENIDO

Las declaraciones del obispo Zanic.

En abril de 1984, el obispo Zanic relató al periodista canadiense Larry Henderson de The Catholic Register (12 de mayo, p. 5): “Los franciscanos disidentes han creado Medjugorje para justificar su desobediencia“. Seis meses antes, el 30 de octubre de 1984, el obispo denunció las artimañas de Medjugorje. Esta es una parte de su declaración:

En su último comunicado de prensa del 24 de marzo de 1984, esta Comisión había pedido a los sacerdotes y fieles católicos: 1. No conducir peregrinaciones organizadas a Medjugorje. 2. No permitir que los videntes apàrezcan en público hasta que la Iglesia católica se pronuncie sobre la autenticidad de las apariciones. 3. Los videntes, así como todos los responsables del cuidado pastoral en Medjugorje, fueron requeridos por escrito, para que no realicen declaraciones públicas ni a la prensa, respecto del contenido de las visiones o las curaciones supuestamente milagrosas.

Es bien conocido que a pesar de esta declaración, los entusiastas de Medjugorje han continuado publicando libros, elaborando medallas y estatuas, y han agregado confusión entre los fieles. Aludiendo a esta situación en la iglesia de St. James, el 25 de de julio de 1987, el obispo Zanic advirtió: “predicar a los fieles falsedades sobre Dios, Jesucristo y Nuestra Señora es desear las profundidades del infierno“.

El 21 de marzo de 1988 el obispo Zanic replicó una carta escrita por un padre salesiano americano diciendo:

Querido Hermano James,

Tu eres una de esas raras personas quienes claramente ven este fraude, ¡estas mentiras diabólicas! … Durante los trabajos de mi Comisión, siempre estuve en contacto con la Congregación, personalmente con el Card. Ratzinger. Habiendo finalizado los trabajos, hablamos acerca de publicar un juicio definitivo. El cardenal me dijo que los defensores de Medjugorje eran demasiado fuertes y que sería mejor continuar los trabajos bajo una Comisión nominada por la Conferencia de Obispos Yugoslavos. Todo lo que había leído sobre Medjugorje me decía que Satanás deseaba reunir a un gran número de fieles que hiciera caer grandemente a la Iglesia.

(Firmado) Devotamente suyo en Cristo, Pavao Zanic, obispo de Móstar.

Poco después de haber visitado al papa Juan Pablo II a principios de 1989, el Universe de Londres, del 27 de enero, citó al obispo Zanic muy confiado de que el Vaticano no aprobaría los acontecimientos de Medjugorje. Ha sido durante mucho tiempo una política de la Iglesia esperar y observar el desarrollo de supuestas apariciones. La razón es que si son verdaderamente de la Sma. Madre, la Iglesia ciertamente no desearía oponerse a Ella. El hecho es que la Santa Sede no ha emitido un pronunciamiento oficial, lo que no significa que lo apruebe.

IR A CONTENIDO

Criterios para el discernimiento.

  1. ¿Los videntes sufren de perturbaciones patológicas? A este respecto se necesita ser muy  cuidadoso ya que algunas formas de neurosis no implican de forma automática que los videntes no sean santos ni testigos confiables. Algunos santos que experimentaron fenómenos sobrenaturales podrían considerarse con desórdenes sicológicos según los criterios actuales.
  2. ¿Los mensajes de las apariciones están en conformidad con la doctrina católica? En las palabras de San Pablo: “Pero aun cuando nosotros mismos o un ángel del cielo os anunciara un evangelio distinto del que os hemos anunciado, ¡sea anatema!” (Gal. I,8)
  3. ¿El vidente ha buscado consejo espiritual?
  4. ¿El vidente progresa en la virtud?
  5. Las señales sobrenaturales son benéficas para confirmar la aparición, pero no son necesarias.
  6. ¿El vidente se expresa con un sentido de humildad?
  7. ¿El vidente es obediente a las autoridades eclesiásticas?
  8. Si los mensajes hablan de castigos divinos, ¿hay un balance con la Misericordia de Dios?
  9. La edad, sexo, condición y educación no son importantes. Dios puede elegir a quien sea. Él desea transmitir mensajes celestiales como ha sido demostrado a través de la historia.
  10. ¿El lenguaje utilizado por Jesús y María es similar al del Evangelio?

IR A CONTENIDO

Aspectos de las falsas apariciones.

  1. Un vidente genuino no es aquel que predice desastres económicos ni naturales.
  2. Un vidente genuino no está involucrado en la astrología, ocultismo, espiritismo (una forma de pentecostalismo), etc. La Santa Sede condenó el espiritismo como un engaño herético el 25 de junio de 1840, el 28 de julio de 1847 y de nuevo el 30 de julio de 1856. En los Estados Unidos, el Segundo Concilio Plenario de Baltimore de 1866, declaró que algunas manifestaciones de espiritismo son satánicas y advirtió a los fieles contra estas reuniones (Decreta, nos. 33,41).
  3. El vidente genuino está más preocupado por los bienes espirituales de la humanidad que con la política, aunque puedan realizarse menciones de acontecimientos políticos y mundanos.
  4. Las apariciones no están bajo el control de los videntes. Las visiones y otros fenómenos sobrenaturales que han sido planificados con meses o un año de anticipación deben tratarse con toda cautela y sospecha. Dios es libre de manifestarse cuando sea sin apegarse a ningún calendario.
  5. No todos los signos pueden tomarse como pruebas de apariciones celestiales. “Porque surgirán falsos cristos y falsos profetas, que harán grandes señales y prodigios, capaces de engañar, si fuera posible, a los mismos elegidos.” (Mt. XXIV,24) “El Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe entregándose a espíritus engañadores y a doctrinas diabólicas” (1Tim. IV,1) “Queridos, no os fiéis de cualquier espíritu, sino examinad si los espíritus vienen de Dios, pues muchos falsos profetas han salido al mundo.” (1Jn. IV,1). El demonio no puede realizar milagros per se, sólo Dios puede. Sin embargo, el demonio puede hacer predicciones que se cumplan o que él hará que se cumplan.
  6. Uno debe ser cuidadoso con los videntes que parezcan “demasiado católicos” o “más santos que el papa”. Tales individuos usualmente proponen puntos de vista que no sostiene el Magisterio de la Iglesia.
  7. Debemos tener cuidado de supuestas apariciones que condenen excesivamente a miembros concretos de la Jerarquía. Se concede que el pecado y la corrupción puede existir incluso en los lugares más elevados, pero no es típico de la Bendita Madre el difundir nombres.
  8. Supuestos mensajes sobrenaturales que están redactados en el mismo formato y que comprenden 3 o 4 páginas, que son enviados por correo regularmente, son fuertes indicadores de que ahí hay más elementos humanos que divinos. Jesús y María son libres de decir lo que quieran, pero ellos desean y no están obligados a circunscribirse a esas 3 o 4 páginas.
  9. También se debe tener cuidado de los falsos videntes que tratan de desacreditar las visiones y a los auténticos videntes (implícita o explícitamente). En la última aparición a Santa Bernardita Soubirous de Lourdes, Ntra. Señora dijo: “ya no vuelvas más aquí, ya no vendré“. Bernardita obedeció y no regresó. Después de eso, muchas personas comenzaron a afirmar que habían visto a María, esto fue una clara indicación de que el demonio trabajaba para sembrar la confusión.
  10. Finalmente, uno debe sensibilizarse a buscar en los mensajes aquello que NO DICEN, no sólo en lo que sí dicen, por ejemplo, si las enseñanzas tradicionales de la Iglesia son ignorados, etc.

IR A CONTENIDO

Los frutos de Medjugorje.

Si un vidente realmente está recibiendo mensajes celestiales, uno podría esperar que dicho individuo sea honesto y sincero. Estas virtudes claramente están ausentes en Medjugorje. Ellos negaron que alguna vez anunciaron el final de las apariciones. Ellos negaron haber realizado vaticinios acerca de fechas precisas en las que se prometía una gran señal. También mintieron acerca de haber recibido mensajes en los que se acusaba al obispo de maltratar a los franciscanos disidentes. ¿Son estas las características que uno podría esperar de videntes que claman ser los recipientes de mensajes sobrenaturales? Los defensores de Medjugorje pretenden contradecir estas afirmaciones citando numerosas conversiones que habrían sucedido gracias a Medjugorje, pero las conversiones no son un signo definitivo que confirmen la autenticidad de las apariciones. Hay otras razones plausibles que pueden explicar las verdaderas conversiones. Primero, el pueblo croata es conocido por tener una devoción católica mucho antes de haber comenzado las apariciones. Las prácticas tradicionales como el Via Crucis, la adoración al Santísimo Sacramento, el Rosario, las devociones del Primer Sábado, la confesión, junto con otros ejercicios piadosos, siempre han formado parte de la vida de los católicos croatas. Estas demostraciones de fe han inspirado a otros. Una segunda razón es que Dios puede sacar un bien incluso de lo que en principio es malo. El papa Urbano VIII quien reinó de 1623 a 1644, afirmó lo siguiente respecto a las apariciones: “si lo crees, entonces es cierto“. Esto no significa que podamos ir a cualquier lugar donde se afirme que existan apariciones con el fin de obtener bendiciones divinas. Nuestro Señor nos advierte contra esto. ¿Significa esto que las personas que asisten a las supuestas apariciones lo hacen de mala intención? Yo no lo creo. La mayoría de las personas que se vuelcan a Medjugorje están ansiosas de honrar a Nuestra Señora, tienen hambre de devoción mariana y los han tenido sin alimento espiritual en sus parroquias. Dios, en su amor infinito, puede bendecir a una persona, de manera especial, incluso en medio de una falsa aparición ya que la fe se manifiesta de manera individual (en otras palabras, se concede que nadie allí está pensando en dar honor a una aparición diabólica). Nunca será suficiente el enfatizar en la importancia de tener una fe informada y no seguir ciegamente a cualquiera que afirme recibir mensajes del cielo. La regla más segura a seguir, con respecto a cualquier supuesta aparición, es esperar al pronunciamiento oficial de la Iglesia. Muchos podrían objetar esto diciendo que sólo se abstendrían de ir o creer en alguna aparición si escuchan al papa condenarla directamente. El Santo Padre es un hombre muy ocupado y no tiene tiempo de viajar a todos los lugares del mundo donde se afirma que hay apariciones. Tan sólo en Móstar ¡han habido más de cuarenta “videntes”! Según el documento Christus Dominus del Concilio Vaticano II: “los Obispos, por su parte, puestos por el Espíritu Santo, ocupan el lugar de los Apóstoles como pastores de las almas, y juntamente con el Sumo Pontífice y bajo su autoridad, son enviados a actualizar perennemente la obra de Cristo, Pastor eterno.” (§2 – Christus Dominus) Por lo tanto, se debe obedecer al obispo local. Los individuos que simpaticen con supuestas apariciones deben estar atentos a que los “videntes” se apeguen al Magisterio de la Iglesia. La Iglesia tiene dos mil años de sabiduría y tiene la experiencia para identificar a los charlatanes, por lo que es prudente dejar que se ocupe de estos asuntos. Sólo una organización sobrenatural puede juzgar una aparición sobrenatural. Podría insistirse en que las prácticas católicas como rezar el rosario y confesarse en Medjugorje es un signo de que no hay acción demoníaca, pero no es así. Recuérdese que el demonio puede disfrazarse de ángel de luz (cf. 2Cor. XI,14) Si el demonio fuese a tomar la forma de Jesús o María es natural que anime a algunas prácticas piadosas como parte de su engaño. Es difícil que el demonio se haga pasar por la Virgen sin mencionar el rosario. El demonio también puede decir la verdad, pero cuando lo hace es con el fin de engañar, mezclándola con la mentira. Si el demonio sólo dijera mentiras todos podrían identificar el engaño sin esfuerzo. “…porque es mentiroso y padre de la mentira” (Jn. VIII,44).

IR A CONTENIDO

Promesas rotas y supuestas curaciones.

En 1981, un niño de la localidad de Grude sufría de leucemia y le fue prometida una cura de forma incondicional y cierta. A pesar de la certeza de la confección de esta promesa, en la que hubieron testigos, este niño murió a finales de ese año. A una joven mujer que padecía cáncer los médicos le dijeron que debían practicarle una mastectomía. Ella realizó una peregrinación a pie a Medjugorje y los “videntes” le comunicaron que la “Virgen” había dicho que no sería necesaria la operación. La joven murió el 24 de diciembre de 1983. Según Vicka, existen aproximadamente 300 curaciones relacionadas con Medjugorje. Una de las muchas supuestas curaciones, descrita en los libros apologéticos de Medjugorje, involucra a Venka Bilic-Brajcic de la localidad de Split. En enero de 1980 le removieron su seno izquierdo y seguía recibiendo tratamiento de radiación. Después de nueve meses, ella notó unas costras en su seno derecho. Por consejo de su hermana, junto con otras mujeres, comenzaron a pedirle ayuda a Ntra. Sra. de Medjugorje . En cuestión de días notó una mejora de su condición. Los padres Laurentin y Rupcic escribieron: “Venka se siente bien, y el certificado médico confirma que no hay señales de metástasis en los huesos ni en los demás órganos. Venka regresó a Medjugorje a agradecer a Ntra. Señora. Ella entregó sus documentos médicos el 8 de septiembre de 1982” (¿La Virgen María se está apareciendo en Medjugorje?, p. 159) Venka Bilic-Brajcic murió en junio de 1984. En 1984, Marko Blazevic de la localidad de Bruna (cerca de Móstar), fue hospitalizado debido a una deficiente condición cardiaca. Él debía someterse a una operación riesgosa pero estaba optimista del resultado ya que uno de los “videntes” le había asegurado que la “Virgen” había dicho que la operación sería exitosa si ellos rezaban. Marko se sometió a la operación, cayó en coma y murió. Quizás el caso más famoso de una “curación” atribuida a Medjugorje sea el de Diana Basile de Milán, Italia. Ella supuestamente fue curada el 24 de mayo de 1984 de esclerosis múltiple y ceguera en su ojo derecho. En poco tiempo su historia se esparció por todos lados. El obispo Zanic recomendó que se enviara su historial médico al Centro Médico de Lourdes, la autoridad más competente en esa materia. En una carta detallada con fecha 13 de septiembre de 1984, el presidente del Centro Médico, Dr. Theodore Mangiapan, declaró que era difícil verificar una curación respecto a la esclerosis múltiple ya que podría entrar en remisión por sí sola.

IR A CONTENIDO

Un examen sorpresa.

El 14 de enero de 1985, al aproximarse la hora de la aparición, un número selecto de visitantes entró en la habitación de las apariciones. En el grupo se encontraban: un fotógrafo alemán, Fr. Slavko Barberic, Fr. Pervan, Louis Belanger (reportero canadiense) y un francés de nombre Jean-Louis. Fr. Pervan y Louis Belanger tenían cámaras de cine para grabar los “éxtasis”. Una vez que los “videntes” entraron y se arrodillaron para rezar, cayeron en “éxtasis”. En un instante, Jean-Louis formó la letra “V” con sus dedos índice y medio, y los dirigió rápidamente a los ojos de Vicka quien movió la cabeza para atrás, evitando el choque. Aunque no es un examen científico, es evidencia de que los “videntes” estaban conscientes de su alrededor físico, contrario a lo que Laurentin y Rupcic afirmaban: “la percepción de los jóvenes respecto al mundo exterior está bastante disminuido, de tal manera que se evita la interferencia de su contemplación de la aparición” (p. 121) Esta reacción de Vicka ha sido capturada en vídeo. Más tarde trató de justificar su reacción diciendo:

Yo no vi a Jean-Louis, ni su mano. Vi a la Virgen, cargaba al Niño Jesús en sus brazos. En un momento, el niño se le cayó, y simplemente hice un movimiento para impedirlo. ¡Eso es todo! (La Dame de Medjugorje por M. de Gramont, en Chateleine, junio de 1985.)

Nota de B&T: es evidente que los “videntes” de Medjugorje imitan a las niñas de las apariciones de Garabandal (así como los mensajes). En este sentido, las niñas de Garabandal entraban en éxtasis, al aire libre y sin controlar quien podría ser espectador y quien no, y contrario de este episodio chapucero de Medjugorje, las niñas eran pellizcadas, quemadas y pinchadas con alfileres sin causarles daño y sin que ellas se quejaran del dolor y sin que salieran de su éxtasis. Un extracto del informe del R.P. Ramón Andreu al obispo de Santander dice así: “Pese a haber intentado sacar a las niñas de su éxtasis, con dolorosos cortes, golpes secos y hasta quemaduras, ellas permanecían insensibles a todo. No percibían nada de cuanto les rodeaba.” En las películas de Garabandal, de 18 cuadros por segundo, se explica que las niñas caían de rodillas de un cuadro a otro de la película (“como el rayo” era la expresión local), es decir en menos de 1/18 de segundo. Aunque vemos muchas imitaciones de los “videntes” de Medjugorje en lo hecho por las niñas de Garabandal, no hay la menor comparación entre una y otra. Por supuesto, Garabandal no está aprobada por la Iglesia, pero allí existen mucho más elementos de sobrenaturalidad y sobre todo de consistencia teológica con la doctrina católica que en lo mostrado en Medjugorje.

Es una tontería pensar o decir que la Bendita Madre es tan descuidada como para tirar al suelo al Niño Jesús. Además, si la intención de Vicka era evitar la caída del Niño Jesús, ¿lo natural no habría sido echarse para adelante, no para atrás? Finalmente, parece una gran coincidencia que al momento en que torpemente la “Virgen” tira al suelo al Niño Jesús también Jean-Louis haga el amago de picar los ojos de la “vidente”. Laurentin se muestra muy intranquilo por causa de este incidente y dedica toda una página a justificarlo en su “Suplemento no. 3” (p. 32). A raíz de este contratiempo, desde el 27 de enero de 1985 ya no se permitió a nadie entrar a la habitación de las apariciones.

IR A CONTENIDO

La gran mentira de Ivan.

El 7 de marzo de 1985, el obispo Zanic envió a dos miembros de la Comisión con el sobre sellado a visitar a Ivan. Habiendo negado previamente que hubiese realizado un manuscrito en papel, Ivan ahora era obligado a consentir en abrir el sobre. La Comisión abrió el sobre y encontró las siguientes afirmaciones manuscritas:

La Santísima Virgen dijo que dejaría una señal: “habría un enorme santuario en Medjugorje en honor a mis apariciones y en ese santuario estaría mi imagen. La señal sería visible al siguiente mes”

(Firmado) Ivan Dragicevic

Con este significativo descubrimiento, Fr. Laurentin se defiende admitiendo que Ivan actuó de forma imprudente. Ivan sabía que la “Virgen” lo había reprendido el 13 de marzo: “fui reprendido por la Virgen ayer en la colina“. Es sorprendente que durante ese periodo, del 8 de mayo de 1982 al 13 de marzo de 1985, y habiéndose manifestado unas doscientas apariciones, ¡la “Virgen” nunca se refirió a este tema con Ivan! El obispo Zanic dijo: “Ivan me confesó este error el 11 de abril de 1985, y me dijo que merecía ser castigado… es muy fácil que la sugestión humana y el espíritu de maldad se infiltren en los mensajes“.

IR A CONTENIDO

Medjugorje, la antítesis de Fátima.

En Medjugorje, la “Virgen”no se presentó como la “Medianera de toda gracia”, en lugar de esto se presenta como alguien que reza junto a nosotros. También es implícito en sus mensajes que ella no desea que pidamos su intercesión: “yo rezaré con Uds. … les ayudaré tanto como esté en mi poder… yo no soy Dios. Necesito de sus oraciones y sus sacrificios para que me ayuden“. La “Virgen” de Medjugorje se muestra muy incompetente y endeble. La Iglesia católica siempre ha enseñado y creído que María es una poderosa intercesora ante el trono de Dios en nuestro favor. En cada Ave María que rezamos, decimos “ruega por nosotros, pecadores…”. El II Concilio Vaticano afirma en Lumen Gentium:

Con su amor materno se cuida de los hermanos de su Hijo, que todavía peregrinan y hallan en peligros y ansiedad hasta que sean conducidos a la patria bienaventurada. Por este motivo, la Santísima Virgen es invocada en la Iglesia con los títulos de Abogada, Auxiliadora, Socorro, Mediadora. Lo cual, embargo, ha de entenderse de tal manera que no reste ni añada a la dignidad y eficacia de Cristo, único Mediador. (Cap. VIII, §62)

En Medjugorje escuchamos que la “Virgen” dice ¡paz, paz, paz!, ¡reconcíliense! (26 de junio de 1981). No se aclara cómo vendrá esta “paz”. Es extraño que la “Virgen” de Medjugorje no mencione las apariciones de Fátima, ¡como si nunca se hubiese aparecido allí! Cuando la Sma. Virgen María se apareció a los tres niños en Fátima, el 13 de julio de 1917, dijo:

… Dios desea establecer la devoción a mi Corazón Inmaculado. Si se hace lo que les pido, muchas almas serán salvadas y habrá paz… Vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Corazón Inmaculado y la Comunión Reparadora de los primeros sábados. Si atendiesen a mis peticiones, Rusia se convertirá y habrá paz, si no, esparcirá sus errores en todo el mundo, causando guerras y persecuciones a la Iglesia. Los buenos serán martirizados; el Santo Padre sufrirá mucho, varias naciones serán aniquiladas. Al final, mi Corazón Inmaculado triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia y ésta se convertirá, y será concedido un periodo de paz en el mundo.

La “Virgen” de Medjugorje afirma que sus apariciones allí serán las últimas en este mundo. Si así fuera, uno podría esperar alguna mención de Fátima y la razón por la que Rusia no ha sido consagrada todavía, como lo solicitó. Nuestra Señora nos dio su “plan para la paz” en Fátima y no hay paz hoy porque hemos fallado en cumplir sus deseos. Esta falla de nuestra parte no significa que la Bendita Madre ha olvidado sus exigencias hechas en Fátima o las ha cambiado. Cuando Lucía, la mayor de los videntes, preguntó a N.S. Jesucristo la razón por la que Rusia no se convertirá sin la consagración del papa, Él dijo:

Porque deseo que toda Mi Iglesia sepa que esta consagración es el triunfo del Corazón Inmaculado de María, de tal manera que se extienda su culto y se ponga la devoción a su Corazón Inmaculado junto a la devoción a Mi Sagrado Corazón… El Santo Padre la realizará, pero será tarde. No obstante, el Corazón Inmaculado de María salvará Rusia, será encomendada a ella.

IR A CONTENIDO

Los secretos de Medjugorje.

Se dice que hay diez secretos que han sido confiados por la “Virgen” a los jóvenes. En realidad este número es una malinterpretación. La “Virgen” supuestamente reveló diez secretos a cada uno de los “videntes” y sólo tres de éstos eran comunes a todos. ¡Esto significa que en realidad existen 45 secretos! Cuando cada “vidente” ha recibido su secreto final, la “Virgen” cesaría de aparecérsele. Mirjana recibió su último secreto y aparición el 25 de diciembre de 1982. “Adicional a estos secretos, que deben hacerse públicos, hay secretos personales dados a cada joven, para su propia vida” (Laurentin & Rupcic, p. 33).

No obstante los secretos personales de los “videntes”, el número excesivo de secretos es absurdo y una burla del Secreto de Fátima. En Fátima, Nuestra Señora reveló un secreto a los niños, el cual consta de tres partes, una de las cuales todavía está por revelarse. No es materia de este artículo el presentar las razones por las que todavía no ha sido revelado. Para saber más del tema de Fátima consúltense los escritos del R.P. Nicholas Gruner y el Hno. Michael de la Sma. Trinidad.

IR A CONTENIDO

Conclusión.

Dentro de este breve estudio he intentado valorar algunos de los principales puntos de Medjugorje que muestran lo que está sucediendo en Yugoslavia y que no son típicos de las apariciones de la Bendita Madre, ni con los recipientes de estos mensajes celestiales. En un mensaje dado el 4 de abril de 1985 la “Virgen” declaró:

Hoy es el día cuando pensé ya no darles más mensajes, porque algunos de Uds. no me aceptan. Pero la parroquia se ha movilizado y deseo darles mensajes de manera que no se ha hecho desde el principio del mundo. Lea agradezco haber atendido mis peticiones.

Es claro que las apariciones de Medjugorje están siendo pregonadas como el acontecimiento más grande en la Iglesia desde Pentecostés. Es sorprendente cómo los católicos están siendo separados del mensaje de Fátima, el cual tiene la aprobación de cinco papas, ¡para seguir supuestas apariciones que han sido condenadas por el obispo de Móstar! Un año después del atentado contra el papa Juan Pablo II, éste fue a Fátima para agradecer públicamente a Nuestra Señora y dijo: “el mensaje de Nuestra Señora de Fátima permanece siempre con relevancia. Sólo cuando tomemos el mensaje de Fátima en nuestro corazón, Rusia será convertida y la verdadera paz reinará en el mundo. ¡No hay modo de evitar las peticiones de Fátima!

…¿no podéis discernir las señales de los tiempos?” (Mt. XVI,3)

IR A CONTENIDO

bibliaytradicion.wordpress.com

>>BITÁCORA<<

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Responses

  1. […] (Biblia y Tradición) […]

  2. […] Antecedentes. ¿Cómo comenzaron las apariciones? Acontecimientos no ortodoxos. El comité de investigación. El diario de Vicka. Las declaraciones del obispo Zanic. Criterios para el discernimiento. Aspectos de las falsas apariciones. Los frutos de Medjugorje. Promesas rotas y supuestas curaciones. Un examen sorpresa. La gran mentira de Ivan. Medjugorje, la antítesis de Fátima. Los secretos de Medjugorje. Conclusión. […]

  3. Por favor, podrían comentar sobre “La Verdadera ( !? ) Devoción al Corazón de Jesús” Dictados de Jesús a Marga…
    A mí lo de “Verdadera” y el alias “Marga” me hace pensar…
    Está confundiendo a muchos católicos.
    Gracias. Desde España.


Categorías