Posteado por: Alejandro Villarreal | Viernes, septiembre 14, 2012

¿Qué religión se practica en «Nueva Jerusalén»?

Título: ¿Qué religión se practica en «Nueva Jerusalén»?
Autor: Alejandro Villarreal
Vídeos cortesía de los canales en youtube MegaHydra1 y Quadratin Noticias TV

De entre las múltiples razones que los “periodistas” inventan para desacreditar a la comunidad de «Nueva Jerusalén» en Turicato Michoacán, está la de decir que no es una religión reconocida por la Secretaría de Gobernación, es decir, ahora se pretende hacer uso de legalismos para acabarla cuanto antes, es increíble la clase de calificativos que utiliza la prensa y el gobierno local para describir a esta comunidad, comparándolos incluso con lo sucedido en Waco, Texas, sin embargo sólo denotan sus propias fobias. «Nueva Jerusalén» es una comunidad católica, pésele a quien le pese, ni siquiera entre las sectas luterana, anglicana, calvinista o las demás que reflejan tantos rasgos de forma del catolicismo, imitan las pràcticas que se llevan a cabo allí, como es la representación del Via Crucis o el culto de hiperdulía a la Santísima Virgen María; no, tampoco se trata de simples apariencias, allí se trata, según se puede escuchar, en lo poco que se le ha dado voz a quienes viven en esa comunidad, de vivir conforme a las peticiones de la Virgen del Rosario, y si esta aparición tiene algo de legítima, no será diferente a lo que la Virgen ha pedido en sus apariciones reconocidas de forma oficial, que es vivir conforme a lo que Dios pide en los diez Mandamientos, si en esto «Nueva Jerusalén» ha tenido éxito, entonces está más allá de las apariencias y es auténticamente católica.

Esta persecución a la comunidad de «Nueva Jerusalén» tiene mucho más trascendencia que lo que las partes involucradas lo tienen por sí solas, no se trata de defender el sedevacantismo, posición que tiene origen en la reacción ante la negligencia de los altos jerarcas de la Iglesia que se han empecinado en hacer las paces con el mundo, mientras éste les clava el puñal en la espalda, y descuidar a la feligresía, ellos han cedido a los cantos de las sirenas; tampoco se trata de legitimar las supuestas apariciones de la Virgen allí, por lo menos sin mediar una investigación objetiva por parte de la autoridad competente, se trata de observar la desproporción en la reacción, en la incongruencia de eso que llaman “ley”, la cual manipulan a su antojo, de la incongruencia con la situación de facto de lo que podría considerarse como la religión del estado mexicano: el menonismo (por risible que parezca), la cual tiene carta de libre acción en México, no sólo para educar a sus hijos de acuerdo a sus creencias religiosas (y en contra del rabioso sistema laicista legal mexicano), exentarlos del servicio militar, etc., sino a facilitarles medios de supervivencia; ¿qué sería de las comunidades católicas si se les dieran todas las facilidades, incluyendo las materiales para salir adelante?, ¿qué sería de México si tuvieramos nuestras escuelas católicas, las cuales siempre fueron reconocidas como de una calidad excelente al punto que muchos no-católicos, incluyendo protestantes y judíos, estudiaron en una escuela católica?, ¿qué sería de México si lo conviertiéramos en un lugar que corresponde a nuestra creencias y no de acuerdo a las creencias de esas minorías que tienen secuestrado el país: llámese francmasones, llámense judíos, llámense homosexuales, llámense liberales, llámense sectarios? En pocas palabras México dejaría de ser un caos, esa es la trascendencia del caso «Nueva Jerusalén», un caso que la rebasa, un caso de persecución religiosa disimulada, entregada en bandeja de plata a sus acosadores por parte de los pastores que debían ser los primeros en proteger lo bueno que hay allí, este es un caso que hace temblar las espectativas de la francmasonería y de sus grupos afines, es un caso que pone en riesgo esa infame revolución de hace 100 años y más aún, las acciones de los innumerables anticatólicos comenzando por Benito Juárez, es un caso que hace temblar los esfuerzos milenarios para acabar con “la infame” y con “el infame”, parafraseando a Voltaire, en su referencia a la Iglesia y a Jesucristo.

Finalmente, y con esto seguramente dejaré por la paz el tema, a menos que suceda algo digno de mencionar, solamente aludiré a la actitud “poncio-pilatiana” de la CEM -Conferencia del Episcopado de México-, quienes a imitación de un conocido personaje de hace dos mil años, con cierta obsesión por las manos limpias y descuido por la conciencia, han dejado abandonados a un grupo de católicos, sin siquiera ejercer el más mínimo sentido común de, por un lado, tratar los temas domésticos, como podría ser el sedevacantismo de esta comunidad y las apariciones que defienden, y por otro, defender su invaluable iniciativa de vivir fuera de ese sofocamiento que constituyen las sociedades liberales, y defenderlos del linchamiento generalizado de que son objeto, pero no, con todo oportunismo e indolencia se han pronunciado llanamente contra esta comunidad, defendiendo incluso principios ajenos a la Iglesia, como es el laicismo (aquí no vale lo que conviene a ellos, como grupo de obispos, sino lo que enseña la Iglesia en su Magisterio), abandonándolos a su suerte, pero todo el asunto es harto instructivo, como he mencionado, el asunto está más allá de esta comunidad religiosa y de quienes con dobles y triples fines provocan este tipo de conflictos y persecuciones, este pronunciamiento del episcopado mexicano es otra de las piezas de este rompecabezas que explica la actitud de grupos como el de «Nueva Jerusalén», la razón de su radicalización, pero en realidad, si todos los que nos llamamos católicos tuviésemos un poco de dignidad e integridad haríamos nuestra propia «Nueva Jerusalén», dejando fuera de nuestras vidas ese libertinaje que algunos confunden con libertad. Dicen que el camino al infierno está pavimentado con cráneos de obispos, ¡ya lo creo!

“Y si ahora mandamos que Cristo Rey sea honrado por todos los católicos del mundo, con ello proveeremos también a las necesidades de los tiempos presentes, y pondremos un remedio eficacísimo a la peste que hoy inficiona a la humana sociedad. Juzgamos peste de nuestros tiempos al llamado laicismo con sus errores y abominables intentos; y vosotros sabéis, venerables hermanos, que tal impiedad no maduró en un solo día, sino que se incubaba desde mucho antes en las entrañas de la sociedad. Se comenzó por negar el imperio de Cristo sobre todas las gentes; se negó a la Iglesia el derecho, fundado en el derecho del mismo Cristo, de enseñar al género humano, esto es, de dar leyes y de dirigir los pueblos para conducirlos a la eterna felicidad. Después, poco a poco, la religión cristiana fue igualada con las demás religiones falsas y rebajada indecorosamente al nivel de éstas. Se la sometió luego al poder civil y a la arbitraria permisión de los gobernantes y magistrados. Y se avanzó más: hubo algunos de éstos que imaginaron sustituir la religión de Cristo con cierta religión natural, con ciertos sentimientos puramente humanos. No faltaron Estados que creyeron poder pasarse sin Dios, y pusieron su religión en la impiedad y en el desprecio de Dios”.

Pío XI, carta encíclica “Quas Primas”, Nº 23.

Entrevista al sacerdote R.P. Marcos Palacios Cárdenas

Representación de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo con motivo de Semana Santa en la comunidad de Nueva Jerusalén en Turicato, Michoacán

Si una imagen dice más que mil palabras, entonces creo que no debe quedar duda de qué religión se profesa en la comunidad de «Nueva Jerusalén», comunidad sometida hoy a una persecución religiosa con pretexto de la “educación laica”, o mejor dicho atea.

bibliaytradicion.wordpress.com

>>BITÁCORA<<

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 624 seguidores