El Mito de las Logias Cristianas

t001.

.

El presente texto comprende un extracto del original en inglés.

.

.

El Mito de las Logias Cristianas

Muchas personas han intentado ser “cristianos” y masones pero abandonaron la Logia, esto es, se han arrepentido y reconciliado con Jesucristo, han escuchado los argumentos de defensa de los masones y saben que están mintiendo. Uno de los argumentos más absurdos que pronuncian es que los “cristianos” masones son miembros de una “Logia Cristiana”, “todos los miembros de mi Logia son cristianos”, dicen ellos, “los rezos en mi Logia se hacen en el nombre de Jesús”, “debe haber algo malo en la Francmasonería de otros estados o en otros países, pero nada de eso sucede en mi Logia”, ellos explican.

Muchos cristianos experimentados son capaces de darse cuenta y dudar de cualquier afirmación que se refiera a que los miembros de una Logia son cristianos, basados en simple sentido común. En Mateo 13, Jesús habló del trigo y la cizaña, de esta manera, los cristianos experimentados saben que no todos los miembros de una iglesia son cristianos genuinos, ¿cómo podría entonces una Logia alcanzar tal uniformidad? Cualquier cristiano que examine con cuidado el contenido del ritual masónico sabrá que aquellos que aceptan las enseñanzas de la masonería de ninguna manera pueden ser cristianos, aún así, la secrecía de la masonería tiene como efecto que muchas personas no lo puedan saber y demostrar los hechos de la francmasonería. El mito de la “Logia Cristiana” ha probado ser muy efectivo con muchas personas que no pueden revisar la documentación de la Gran Logia con la que se demostraría la verdadera identidad de éstas. Pocas personas que no pertenecen a la masonería pueden revisar sus documentos y por el contrario, sin evidencia alguna, muchas veces se acepta la membresía con renuencia o con una total fidelidad en el mito por el deseo de pertenecer a una congregación de masones, dándoles el beneficio de la duda. El mito de la “Logia Cristiana” ha causado duda en la mente de muchas personas con las que hemos hablado, es posible imaginar la frecuencia con la que la esposa o la madre cristiana de un masón quiere creer que su familiar masón es un buen cristiano que nunca se enrolaría en el paganismo. Los miembros de una congregación con un pastor masón quieren creer que están siguiendo a un líder espiritual genuino y no a un hombre que se ha burlado en secreto de la muerte, sepultura y resurrección de Jesús. Madres con una gran culpa interna con frecuencia creen que sus hijos son inocentes de realizar malas acciones, este aspecto irracional de la naturaleza humana es bastante familiar a todos nosotros, entre más grave es la herejía o la acción, mucho menos se quiere aceptar que un familiar o amigo pueda estar involucrado. Cuando ese ser querido se compromete en un asunto que no puede ser revelado del todo, entonces no puede ser tan malo, según esta sencilla lógica imperfecta.

La documentación de las Grandes Logias de todos los estados que hemos examinado puede usarse para demostrar la cuestión en la mente de los hombres honestos, por medio de analizar los elementos encontrados en los rituales de los monitores masones se probará evidencia innegable que la Francmasonería tiene un plan de salvación en el que no se incluye a Jesucristo, ¿cómo puede componerse una Logia de miembros cristianos que se reunen a estudiar un plan falso de salvación? La Francmasonería niega la fe en Jesucristo como el principal factor en la salvación. En la leyenda del Tercer Grado, los masones representan la muerte, sepultura y resurrección, no de Jesús, sino de Hiram Abif, el salvador en la masonería.

Los documentos de la Gran Logia Masónica en realidad no formulan ninguna declaración en la que se afirme que la francmasonería es de naturaleza cristiana, de hecho, contienen declaraciones que van en contra del carácter cristiano, por ejemplo, la Gran Logia de Lousiana dice esto:

Así, la Francmasonería viene hacia nosotros desde el Templo,… No hace ninguna profesión de cristianismo y no combate los credos o doctrinas sectarios, sino busca llegar a los tiempos cuando la labor de nuestros antiguos hermanos estará simbolizada por el levantamiento del templo espiritual cuya esplendorosa moral sea proporcional a la civilización. Un templo en el cual sólo existirá un altar y una forma de adoración, el altar común de la masonería, en el cual el Veda, el Hinduista, el Zoroastrismo, el Corán y la Santa Biblia residirán intocables por las manos sacrílegas, y en cuyo santuario el Indio, el Persa, el Asirio, el Caldeo, el Egipcio, el Chino, el Musulmán, el Judío y el Cristiano se puedan arrodillar y a una sola voz alaben al Supremo Arquitecto del Universo.

‘Louisiana Masonic Monitor / Monitor Masón de Lousiana’, p. 111, 1988

[N. del T.: Los credos o doctrinas sectarios son aquellos, en la mente de los masones, que no tienden hacia lo que popularmente conocemos hoy como ‘ecumenismo’ o unión de las religiones, en la que todas deben dejar a una lado sus ideologías para unirse, aunque nada o poco tengan en común. Dentro de la Iglesia católica hay una fuerte influencia masónica que promueve esta doctrina nefasta, que ten la práctica tiene como consecuencia darle la espalda a Cristo]

La unidad en la adoración en común entre los masones indios, musulmanes, judios y “cristianos” necesariamente deben excluir a Jesucristo como el objeto de adoración, ya que todas las logias están bajo la autoridad de la Gran Logia así como los rituales, de tal manera que sería imposible para alguien que haya examinado el documento del Monitor Masón de Lousiana creer que exista una “Logia Cristiana” en ese lugar.

Las declaraciones de la Francmasonería en Indiana que permitirían a masones “cristianos” practicar su cristianismo en las Logias, subordinándose a la Gran Logia de Indiana, se encuentran en forma explícita en el Manual del Mentor:

.

.

Se prohíben las discusiones de religiones sectarias.

Las religiones sectarias no se refieren sólo a las denominaciones cristianas, se refieren al cristianismo y a otras religiones en el mundo, lo que no es compatible con la masonería. Esto significa que los sermones cristianos no pueden ser pronunciados en las reuniones de las Logias, tampoco pueden ofrecerse rezos o mostrarse imágenes o símbolos cristianos.

La prohibición sobre la discusión de temas religiosos en las reuniones de los masones se aplica cuando incluso todos los miembros de la reunión pertenecen al mismo credo religioso.

Manual del Mentor, p. 16. Gran Logia de Indiana, 1975

La Gran Logia de Indiana ha expresado su clara posición, incluso cuando cada uno de los miembros de la Logia profese ser cristiano e incluso si todos los miembros son parte de la misma denominación, los rezos cristianos no podrán ofrecerse en la Logia. Las enseñanzas cristianas no son bienvenidas dentro de la Logia, ni los símbolos cristianos, como los estandartes cristianos, serán aceptados. Si a los miembros les es requerido dejar a Jesucristo fuera de la Logia cuando ellos entran, y los rituales que practican enseñan la salvación sin Jesús, ¿cómo pueden ser tales hombres miembros de una “Logia Cristiana”?

[N. del T.: Sería más apropiado el nombre de ‘Logia de apóstatas cristianos’]

.

.

Requerimientos para la membresía

La clave del requisito de entrada a la Francmasonería es bien conocida, la literatura que produce la Gran Logia llanamente expone que la fe en Jesucristo no es requerida como una condición para la membresía. La fe en Dios tampoco es requerida, al contrario de muchas declaraciones de algunos masones. Lo que la Francmasonería en realidad pide es la fe en la existencia de un “Ser Supremo”. La Francmasonería está dispuesta a aceptar la fe en Vishnu, dios hindú, Buda u otro dios pagano como una expresión válida de “Ser Supremo”. La Francmasonería enseña que todos los hombres de todas las religiones adoran al mismo Dios, conociéndolo por diferentes nombres.

La verdad es muy diferente, las Escrituras revelan con claridad que sólo existe un Dios y también dicen que los dioses de las naciones paganas son idolos (Isaías 45:5; Salmos 96:5) El objeto de adoración pagana son los demonios, nunca Dios, de acuerdo a las Escrituras (1Corintios 10:19-21). Cuando la Francmasonería acepta al cristiano, al judío, al budista y al hindú lo hace bajo la premisa que tienen la misma fe en el mismo “Ser Supremo”, esto incluye a los dioses paganos equiparándolos con el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, el Dios de la Biblia. La naturaleza de la adoración masónica está documentada en los escritos de la Gran Logia:

… la Francmasonería no es sectaria, ante su altar el cristiano, el judío, el musulmán, el budista, el gentil, el confucianista podrán arrodillarse todos juntos.

La masonería acepta a los buenos hombres que demuestran su valor, a pesar de sus convicciones religiosas y se esfuerzan para formar mejores hombres que hacen énfasis en la Paternidad de Dios, la Hermandad del Hombre y la Inmortalidad del Alma.

Manual del Mentor, p. 17. Gran Logia de Indiana.

Las doctrinas de la Paternidad de Dios y la Hermandad del Hombre enseñan que todos los hombres de todas las religiones son hijos de Dios, ya sean hindús, musulmanes, budistas, judíos o cristianos. Las Escrituras enseñan algo muy diferente, Jesucristo es el primero y el único Hijo de Dios (Juan 3:16) Los hombres sólo pueden llegar a ser hijos adoptivos de Dios a través de Jesús, incluso los judíos que rechazaron y rechazan a Jesús no son hijos de Dios, según la Escritura:

“El vino a los suyos, y los suyos no le recibieron. Pero a todos los que le recibieron, les dio el poder de llegar a ser hijos de Dios: a los que creen en su nombre. Los cuales no han nacido de la sangre, ni del deseo de la carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios” (Juan 1:11-13)

La escritura revela que una persona se convierte en hijo de Dios por medio de la adopción de la fe en Jesucristo.

“Y no tan sólo ella, sino que asímismo nosotros, los que tenemos las primicias del Espíritu, también gemimos en nuestro interior, aguardando la filiación, la redención de nuestro cuerpo.” (Romanos 8:23)

Si los judíos como San Pablo y los miembros de las naciones paganas quienes aceptaron a Jesucristo, ya fueran hijos de Dios, la adopción no sería posible, pues ¿cómo o porqué adoptar a quien ya es hijo propio?

La adoración masónica dentro de las “Logias Cristianas” es idéntica en su naturaleza a las demás Logias, ellos practican el mismo ritual, se prescriben los rezos que pueden encontrarse en muchos documentos masones. Los Francmasones no adoran a Dios en la Logia, sino a un símbolo.

Algo fundamental en la Francmasonería es su carácter no-sectario, cualquier hombre puede ofrecer sus devociones a la deidad que reverencie, bajo el título masónico, sin importar el nombre que su grupo religioso le de… Así, el Gran Arquitecto del Universo, o cualquiera de sus variantes, es el símbolo de la deidad conocida y adorada en todas las religiones.

Maual del Mentor. p. 49. Gran Logia de Lousiana.

La adoración de un ídolo, símbolo o falso concepto de Dios es idolatría, incluso si es ofrecida por un masón “cristiano”.

Las Escrituras revelan que un cristiano es capaz de acercarse al trono de Dios con confianza por medio de su fe en Jesucristo (Efesios 3:12; Hebreos 4:16) La Francmasonería enseña que todos los hombres pueden acercarse a Dios en el altar masónico, en un acto en común y al mismo nivel:

Todos los hombres ofrecen sus más profundos deseos ante el altar de la Francmasonería, alrededor del cual todos los hombres, ya sea que hayan recibido enseñanzas de Confucio, Zaratustra, Moisés, Mahoma o el fundador de la religión cristiana, con sólo creer en la universalidad de la paternidad de Dios y la universalidad de la hermandad de los hombres se reunan a un mismo nivel, el judío regresa a su sinagoga, el musulmán y el cristiano a su templo, cada uno mejor preparado para los deberes solemnes de la vida por medio de la asociación en su hermandad universal.

Monitor Masón de Louisiana, p. 150. Gran Logia de Louisiana.

Aunque fuese verdad lo que predican, no quiere decir que realmente lo crean. Cualquiera que crea en la doctrina de la Paternidad de Dios, la Hermandad del Hombre no ha aceptado el Evangelio, sobre este principio, está tan perdido el zoroastra, el budista, el hindu o el judío que niega a Jesucristo.

Es bastante claro que el mito de la “Logia Cristiana” es falso, cualquier hombre que haya escuchado el ritual masónico o estudiado los documentos de la Gran Logia sabe que no es verdad. En pocas palabras, es mentira y cualquier masón o persona que haya investigado un poco sobre esto y que lo sotenga generalmente sabe que no es verdad.

.

.

Aprovechando al máximo el efecto de la mentira

A menudo, una mentira dicha por otro cualquiera, no el autor, es más efectiva y creíble que una mentira dicha por el propio autor. Las personas culpables que han sido encontrados inocentes en algunos juicios, donde fue ofrecido falso testimonio, fue con el fin de establecer una coartada. El ex-Maestro practicante y Pastor Metodista, Harmon Taylor, declaró que mientras fue masón y pastor, alguien le señaló esta duplicidad incongruente, aunque los miembros masones de la congregación podrían haber intercedido por él, no era común que Harmon tuviese que lidiar con quienes criticaban su oficio, aunque es frecuente que los masones hagan una lista de los esfuerzos de los pastores masones que engañan o rechazan a una esposa o a alguien más que se oponga a su desenvolvimiento en la Francmasonería, por supuesto, una defensa más efectiva puede ser montada usando a un timador que no es ni ha sido masón, ¿por qué mentir ellos mismos?, algunas veces los defensores del oficio que no pertenecen a la masonería y que realmente creen la mentira hacen esta defensa con más efectividad. En ocasiones, un pastor que “sabe lo que es bueno para él” esparcirá la mentira de la “Logia Cristiana” para defender la participación de sus miembros masones, diáconos o mayores en la iglesia, creyendo que eso salvará su conciencia, ¿quién podría ser un mejor mentiroso que un sólo pastor?, la respuesta es bastante obvia, un grupo de pastores o un grupo de respetados lideres religiosos, que conspirarán investigando sobre el asunto para despúes proveer un falso testimonio.

.

.

Masonería y religión

La masoneria no tiene dogmas religiosos mas que el que se requiere para creer en una deidad, cualquier hombre, bueno y sincero, ya sea cristiano, judío, musulmán, zoroastra, budista, brahamán o deísta puede ser admitido en la masonería ya que todas esas religiones requieren la creencia en una deidad.

.

.

Sectarismo, que es y que no lo es

Un masón que ofrece sus plegarias en la Logia lo hace rezando a su propio dios, en su propia concepción de la deidad, por lo tanto es propio y conforme a la ley e inquilinos masones que quien cree en el Cristo o Jesús ofrezca sus plegarias en la logia en Su nombre. Nadie debe ofenderse por que cada quien dirija sus rezos hacia su propia concepción divina. Se deben usar las oraciones del Ritual en todas las ceremonias solemnes, cualquier otra oración está fuera de lugar para tales ocasiones.

Código Masónico de Alabama, p. 141-2, 1963.

Cuando un hombre realiza un rezo a cualquier dios que no está definido como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, éste se involucra en idolatría. El Gran Arquitecto del Universo (GAU) se define como Vishnu, Buda, Alá y como anfitrión de cualquier otra deidad pagana que la Francmasonería declara ser el mismo espíritu que el Dios de Abraham, Isaac y Jacob. Adorar al Gran Arquitecto del Universo es idolatría, la idolatría imposibilitaría al hombre para entrar al cielo, de acuerdo a Efesios 5:5.

.

.

bot_frank_link1

.

.