Mitos de las Cruzadas

Título: Mitos de las Cruzadas.
Autor: Thomas F. Madden.
Copyright by Thomas F. Madden 2002.
All rights reserved. Original en Inglés: Crusade Myths

.

.

Las Cruzadas han sido mencionadas últimamente en las noticias. El presidente Bush cometió un error al referirse a la guerra en contra del terrorismo como una “cruzada”, y fue muy criticado por pronunciar esta palabra ofensiva e hiriente para el mundo musulmán. Si es tan hiriente, ¿porque será que los musulmanes la usan tan constantemente?. Osama bin Laden y Mullah Omar repetidamente se refieren a los norteamericanos como los “cruzados” y a la guerra actual como “una cruzada en contra del Islam”. Durante décadas los norteamericanos han sido denominados “cruzados” o “vaqueros” entre los árabes del Oriente Medio. Es evidente que las cruzadas están muy en boga en el mundo musulmán.

Tampoco han sido olvidadas en Occidente. En realidad, a pesar de las muchas diferencias entre oriente y occidente, la mayoría de las personas de ambas culturas coinciden en las ideas acerca de las Cruzadas. Es comúnmente aceptado que las Cruzadas representan una mancha en la historia de la civilización occidental en general, y de la Iglesia católica en particular. Cualquier persona ansiosa de atacar al catolicismo no demorará demasiado en sacar el tema de las Cruzadas y la Inquisición. Las Cruzadas son frecuentemente usadas como el clásico ejemplo de la maldad de la religión organizada. Un hombre común y corriente en una calle de Nueva York o en el Cairo, coincidirán en que las Cruzadas constituyeron un ataque tramposo, cínico e improvocado llevado a cabo por fanáticos religiosos en contra de los pacíficos, prósperos y refinados musulmanes.

Pero no siempre fué así. Durante la Edad Media cualquier cristiano europeo creía que las Cruzadas constituían un acto de máximo bien. Incluso los musulmanes respetaron los ideales de las Cruzadas y la piedad de los hombres que pelearon en ésta. Pero esta concepción cambió con la Reforma Protestante. Para Martín Lutero, que ya había desechado las doctrinas de la autoridad papal y las indulgencias, las Cruzadas no eran más que una maniobra de poder y avidez papal. De hecho, argumentó que combatir a los musulmanes significaba combatir a Cristo mismo, ya que fué Cristo quien envió a los turcos para que castigaran a los cristianos, debido a sus faltas. Cuando el sultán Suleiman el Magnífico y sus ejércitos invadieron Austria, Lutero cambió de opinión acerca de la necesidad de combatirlos, pero continuó condenando a las Cruzadas. Durante los dos siglos posteriores, las personas tendieron a ver las Cruzadas bajo un lente confesional: los protestantes las demonizaban, mientras que los Católicos las exaltaban. En cuanto a Suleiman y sus sucesores, se alegraron de haberse librado de ellos.

Fué en la Ilustración del siglo XVIII cuando nació el actual punto de vista de las Cruzadas. La mayoría de los filósofos, como Voltaire, creían que la cristiandad medieval fué una vil superstición. Para ellos, las Cruzadas fueron una migración de bárbaros guiados por el fanatismo, la avaricia y la lascivia. Desde entonces, el punto de vista de la Ilustración ha estado de moda una y otra vez.

Las Cruzadas recibieron buena prensa como guerras de la nobleza que fueron (aunque no religiosas) durante el periodo Romántico y a principios del siglo XX. Sin embargo, después de la Segunda Guerra Mundial, la opinión se volvió decisivamente en contra de las Cruzadas, debido a Hitler, Mussolini y Stalin, los historiadores consideraron desagradable cualquier ideología de la guerra. Este sentimiento fué expresado por sir Steven Runciman en su obra, Una Historia de las Cruzadas (1951-54). Para Runciman, las Cruzadas fueron moralmente repugnantes, actos de intolerancia en el nombre de Dios. El hombre medieval que tomó la cruz y marchó hacia el Medio Oriente era cínicamente malvado, un avaricioso rapaz o ingenuo y crédulo. Esta historia, maravillosamente escrita, pronto se convirtió en un clásico. Casi sin ayuda, Runciman definió el punto de vista popular moderno de las Cruzadas.

Desde la década de 1970, las Cruzadas han atraído a muchos estudiosos que meticulosamente la han examinado. Aunque los frutos de esas décadas de estudio han tardado en permear en la mente popular. En parte es culpa de los historiadores, quienes tienden a publicar sus estudios en un lenguaje poco accesible para los que no pertenecen a la academia. Pero es también debido a una clara renuencia entre las modernas élites a abandonar la visión de las Cruzadas de Runciman. Y así, los libros modernos que tratan sobre las Cruzadas, deseando, después de todo, ser populares, tienden a copiar a Runciman. Lo mismo ocurre con otros medios, como los documentales en la televisión. Las Cruzadas (1995), producida por la BBC/A&E, estelarizada por Terry Jones aprovechando su fama por su participación en Monty Python (programa de comedia), para darle a éste un aire de autoridad, los productores lo integraron a un grupo de distinguidos historiadores sobre la Cruzadas, quienes dieron su punto de vista sobre los acontecimientos. El asunto fue, que los historiadores no coincidían con la ideas de Runciman, no hubo problema, los productores simplemente editaron las entrevistas grabadas, de una manera suficientemente astuta como para que los historiadores parecieran estar de acuerdo con las ideas de Runciman. El profesor Jonathan Riley-Smith vehementemente me dijo: “¡Me hicieron ver diciendo cosas increíbles!”

Entonces, ¿cuál es la verdadera historia de las Cruzadas?, como se podrán imaginar, ha pasado mucho tiempo desde entonces, pero hay buenas versiones, escritas en los últimos veinte años, bastante comprensibles. Por el momento, dado el aluvión de cobertura que se está haciendo hoy en día de las Cruzadas, tal vez sería mejor considerar sólo lo que las Cruzadas no fueron. Aquí, entonces, están algunos de los mitos más comunes y por qué están equivocados.

.

.

Mito 1: Las Cruzadas fueron guerras de agresión no provocadas en contra de los pacíficos musulmanes.

Esto no puede ser más incorrecto. Desde la época de Mahoma, los musulmanes siempre han buscado la conquista del mundo cristiano. Ellos han realizado un buen trabajo en esto. Después de unos pocos siglos de conquistas constantes, los ejércitos musulmanes tomaron todo el norte de África, el Medio Oriente, Asia Menor y la mayor parte de España. En otras palabras, a fines del siglo XVII, las fuerzas del Islam habían capturado dos tercios del mundo Cristiano: Palestina, la tierra de Jesucristo; Egipto, el lugar del nacimiento de la vida monástica cristiana; Asia Menor, donde san Pablo plantó las semillas de las primeras comunidades cristianas. Estas áreas geográficas no representaban la periferia del cristianismo sino su núcleo. Y los imperios musulmanes no habían terminado, continuaron presionando hacia el oeste, hacia Constantinopla, la entrada hacia Europa. En cuanto a la agresión no provocada, es evidente que fue llevada a cabo por los musulmanes. En algún punto el cristianismo se debía defender o sucumbir a las conquistas musulmanas. La primera cruzada fue convocada por el Papa Urbano II en 1095 como respuesta a una urgente llamada de auxilio del Imperio Bizantino en Constantinopla. Urbano llamó a los caballeros de la cristiandad para ayudar a los hermanos de oriente. Fué una misión de misericordia el liberar a los cristianos del oriente de los conquistadores musulmanes. En otras palabras, las Cruzadas fueron desde el principio una guerra defensiva. La historia completa de las Cruzadas de oriente trata sobre la respuesta a la agresión musulmana.

.

.

Mito 2: Aunque los cruzados vistieron cruces, realmente estaban interesados en el botín y las tierras. Su aspecto piadoso sirvió para cubrir su rapaz avaricia.

Los historiadores solían creer que se había desatado una crisis debido a que mucho nobles habían tenido un segundo hijo, estos individuos fueron entrenados en las artes caballerescas pero no había tierras que heredarles. Las Cruzadas, por consiguiente, fueron vistas como una válvula de escape, mandando a esos beligerantes hombres lejos de Europa en donde ellos pudieran conseguir tierras para sí mismos a expensas de otros. Los estudiosos contemporáneos, asistidos con el advenimiento de las bases de datos informáticas, han desmentido este mito. Ahora sabemos que fueron los primogénitos en Europa los que atendieron el llamado del Papa en 1095, así como en los subsiguientes llamados. Las Cruzadas fueron una empresa enormemente costosa. Los nobles se vieron en la necesidad de vender o hipotecar sus tierras para hacerse de fondos. Tampoco estaban interesados en reinos extranjeros. Así como un soldado en el presente, el cruzado medieval estaba orgulloso de realizar su deber, pero añoraba regresar a casa. Después de los espectaculares éxitos de la primer Cruzada, con Jerusalén y la mayor parte de Palestina en manos de los cruzados, virtualmente todos ellos regresaron a casa. Únicamente un pequeño grupo permaneció para consolidar y gobernar los recientes territorios ganados. El botín también fué escaso. De hecho, aunque los cruzados soñaban en las vastas y ricas ciudades orientales, ninguno pudo siquiera recuperar sus gastos. Pero las tierras ni el dinero fueron las razones por las cuales participaron en las Cruzadas. Ellos lo hicieron para expiar sus pecados y así merecer la salvación por haber hecho buenas obras en tierras remotas.

.

.

Mito 3: Cuando los cruzados capturaron Jesuralén, en 1099, masacraron a cada hombre, mujer y niño de la ciudad, y las calles estaban inundadas de sangre que llegaba a la altura de los tobillos.

Este es uno de los favoritos para demostrar la maldad de las Cruzadas. Recientemente, Bill Clinton, en un discurso en Georgetown citó esto como una razón por la que los Estados Unidos es una víctima del terrorismo musulmán (aunque el sr. Clinton obtuvo como efecto de esto un mantón de sangre a la altura de los tobillos). Es cierto que mucha gente murió en Jerusalén después de que los cruzados capturaron la ciudad. Pero esto debe ser entendido en el contexto histórico. La norma moral aceptada en todas las civilizaciones pre-modernas europeas y asiáticas era que una ciudad que resistía y era capturada por la fuerza, pertenecía a las huestes victoriosas. Esto incluía no sólo los edificios y los bienes, sino la población también. Esta es la explicación por la que cada ciudad o fortaleza tenía que sopesar si debía o no resistir a los que los asediaban. Si no lo hacía, podría negociar los términos de la rendición. En el caso de Jerusalén, los defensores resistieron hasta el final. Éstos calcularon que las formidables murallas de la ciudad mantendrían acorralados a los cruzados, hasta que una fuerza que llegaría de Egipto los relevara. Se equivocaron, y cuando la ciudad cayó, se llevaron el premio. Muchos murieron, otros pagaron por su libertad o se les dejó ir. Para las normas actuales, esto puede parecer brutal. Aún así, un caballero medieval si pudiera, señalaría que mueren más hombres, mujeres y niños inocentes en un bombardeo moderno durante una guerra, que los que morirían por la espada durante el asedio a una ciudad durante uno o dos días. Cabe señalar que en las ciudades en que la gente se rindió a los cruzados, no fueron molestados, retuvieron sus propiedades y se les permitió practicar su culto. En cuanto a los ríos de sangre, ningún historiador lo acepta más que como una figura literaria. Jerusalén es una ciudad grande, pero la cantidad de sangre necesaria para llenar las calles con un riachuelo continuo de siete centímetros de profundidad, requeriría más gente de la que vivía, no en la ciudad, en la región.

.

.

Mito 4: Las Cruzadas sólo fueron colonialismo medieval disfrazado con adornos religiosos.

Es importante recordar que en la Edad Media, Occidente no era una poderosa cultura dominante arriesgándose en una región atrasada y primitiva. El oriente musulmán era el poderoso, opulento y con abundancia. Europa era el tercer mundo. Los estados de las Cruzadas, fundados en el principio de la primera Cruzada, no eran nuevos asentamientos de católicos en el mundo musulmán, como la colonización británica en Norteamérica. La presencia católica en los Estados Cruzados fué siempre escasa, fácilmente menos del diez por ciento de la población. Estos eran los gobernantes y magistrados, así como los mercaderes italianos y miembros de las órdenes militares. Era musulmana la aplastante mayoría de la población en los Estados Cruzados. No eran colonias, por consiguiente, en el sentido de plantaciones o incluso fábricas, como en el caso de la India. Eran puestos de avanzada. El fin principal de los Estados Cruzados era defender los Lugares Santos en Palestina, especialmente Jerusalén, y el de proveer un ambiente seguro a los peregrinos cristianos que visitaban esos lugares. Ningún país mantenía relaciones económicas con los Estados Cruzados, ni los europeos se beneficiaron de éstos. Todo lo contrario, el costo de mantener las Cruzadas para sostener el Oriente Latino, representó un grave gasto de recursos europeos. Como puestos de avanzada, los Estados Cruzados mantenían un enfoque militar. Mientras los musulmanes pelearon entre ellos, los Estados Cruzados estuvieron a salvo, pero una vez unidos, estuvieron en posibilidad de desmantelar las fortalezas, capturar las ciudades, y en 1929, expulsaron a los cristianos en su totalidad.

.

.

Mito 5: Los Cruzados también combatieron en contra de los judíos.

Ningún papa jamás llamó a una cruzada en contra de los judíos. Durante la primera Cruzada, una banda de pendencieros, no asociada con el ejército principal, se dirigió al centro de la Renania y robaron y asesinaron a los judíos que encontraron ahí. En parte fue debido a su codicia, y en parte también se deriva de la creencia errónea de que los judíos, siendo los que crucificaron a Jesús, eran legítimos objetivos de guerra. El papa Urbano II y los que le siguieron condenaron enérgicamente estos ataques en contra de los judíos. Los obispos locales y otros religiosos, junto con algunos laicos trataron de defenderlos, pero con éxito parcial. En forma similar, durante el comienzo de la segunda Cruzada, un grupo de renegados mató a muchos judíos en Alemania antes que san Bernardo fuera capaz de interceptarlos y detenerlos. Estos fallos del movimiento fueron un desafortunado resultado del “entusiasmo” de las Cruzadas. Pero los judíos no estaban en el propósito de la Cruzada. Usando una analogía moderna, durante la Segunda Guerra Mundial, algunos soldados norteamericanos cometieron crímenes durante las misiones en suelo extranjero, fueron arrestados y castigados por esos crímenes. Pero el propósito de la Segunda Guerra Mundial no era cometer crímenes.

.

.

Mito 6: Los Cruzados eran tan corruptos y viles que incluso tenían una Cruzada de niños.

La llamada “Cruzada de los niños” de 1212, no fue ni cruzada, ni ejército de niños. En Alemania hubo una particular muestra de entusiasmo religioso, que llevó a algunos jóvenes, en su mayoría adolescentes, proclamarse ellos mismos cruzados y comenzar una marcha hacia las costas. En el camino se ganaron mucho apoyo popular y no pocos forajidos, ladrones y pordioseros también. El movimiento se fragmentó en Italia y finalmente acabó, cuando, llegados al Mediterráneo, se les hizo imposible cruzarlo. El papa Inocencio III no convocó esta cruzada. En efecto, el papa repetidamente instó a los no combatientes a permanecer en casa, ayudando a la contienda por medio del ayuno, oraciones y limosnas. En este caso, elogió el entusiasmo de los jóvenes que marcharon tan lejos, pero les pidió que regresaran a sus casas.

.

.

Mito 7: El papa Juan Pablo II defendió a las Cruzadas.

Este en un mito extraño, en vista de que el papa fué muy criticado por no disculparse directamente por las Cruzadas, cuando se disculpó por todos aquellos cristianos que han hecho daño injustamente. Es verdad, Juan Pablo II recientemente se disculpó con los Griegos por el saqueo llevado a cabo en la cuarta Cruzada en Constantinopla, en 1204. Pero el papa Inocencio III, en su tiempo, expresó su aflicción por este acontecimiento. Este también, fué un trágico error en el que Inocencio III hizo todo lo posible por evitarlo.

.

.

Mito 8: Los musulmanes, que recuerdan vívidamente las Cruzadas, tienen una buena razón para detestar al Occidente.

Realmente el mundo musulmán recuerda tan bien a las Cruzadas como el Occidente. Esto es, incorrectamente. Esto no debe sorprender. Los musulmanes tienen como fuente de información acerca de las Cruzadas, las mismas historias podridas que las que usa el Occidente. Los musulmanes suelen celebrar las Cruzadas como una gran victoria para ellos, después de todo, ganaron. Pero los autores occidentales, ocupados por el legado del imperialismo moderno, han contaminado el sentido de las Cruzadas, promoviéndolas como guerras de agresión y pintando a los musulmanes como plácidas víctimas (Nota del T: Con el fin de incentivar hoy la agresión “justificada” en ellos, y así, los norteamericanos principalmente, tener un oponente a quien combatir, con todas las consecuencias implícitas en esto.) Al hacer esto, han invalidado siglos de triunfos musulmanes, ofreciéndoles a cambio su consolidación como eternas víctimas.

.

.

Thomas F. Madden es Catedrático Asociado y preside el Departamento de Historia en la Universidad de San Luis. Es autor de Historia concisa de las Cruzadas y co-autor de La Cuarta Cruzada.

.

.

Copyright by Thomas F. Madden 2002.
All rights reserved.

.

.

.

.

Responses

  1. exelente,concuerdo contigo,hay mucha desinformación sobre el tema y mucho odio.
    aqui no hay victimas ni victimarios,hay que entender los hechos desde la logica del espacio y tiempo en los cuales se desarrollaron.

  2. Muy ilustrador; gracias por compartir información valiosa para entender esta época de la historia de nuestra iglesia, desde una perspectiva que subraya la interpretación de los hechos en sentido hermenéutico.

  3. lo que se escribe no es ningun mito . ademàs los crimenes fueron peor de lo que se dice en la historia… ¿como alimentaban los señores cruzados a toda su orda de asesinos ? despues de asolar los poblados , segùn ellos infieles se los comìan…..

    • ¿Y la pruebas?, hasta el momento me parece más convincente el escrito de un historiador profesional que una opinión cualquiera.

      • Las mismas que tiene Thomas F. Madden, que seguramente estuvo allí para narrar los acontecimientos “al vivo”…

        • Hay una diferencia enorme en hablar desde la ciencia histórica (comprometiendo el propio nombre, como en el caso de Madden, historiador) que hablar desde el campo de los chismes y de lo que “algunos han escuchado”. Supongo que con su gran “criterio” de “no estar allí para narrar los acontecimientos”, Ud. podrá dudar hasta de su propio nacimiento, pues aunque estuvo allí, nada tiene Ud. que decir o narrar, si de confiar en su memoria se trata.

  4. “Jarvis”: Me reservo el derecho a no publicar cualquier comentario que parezca o sea un insulto. Atte: Alejandro Villarreal

  5. Yo pertenezco a una afiliación Templaria y conozco a detalle la historia de las cruzadas, no cabe duda de que en esta pagina lo unico que se hace es un intento de defensa para con la iglesia catolica. Investiguen bien como fueron esas guerras, tanto musulmanes como catolicos hicieron de las suyas. Vean como incluso ordenes de caballeria tenian entre si conflictos y contrataban mercenarios, algo que tambien hicieron los musulmanes. Investiguen sobre los saqueos hechos por cruzados bajo la venia del patriarca de Jerusalem.
    ¿A caso no saben sobre la disputa por el trono en cuanto murio el rey Balduino IV?
    Investiguen y no busquen limpiar las manchas de la iglesia catolica. Ni con cloro podran hacerlo

    • José:
      +
      Y el que usted esté afiliado a una organización “Templaria” (masonería “light”), ¿qué ventajas le otorga respecto a la historiografía de las Cruzadas? Es una afirmación muy parecida a decir: “Fulanito es luterano, masón, anglicano o lo que se le antoje, y por lo tanto conoce a detalle…” Lo cual me parece que es tratar de tomarle el pelo a alguien, y más bien es una pésima forma de presentarse, pues quien parece querer “limpiar manchas es Ud.”, pues necesita anteponer una especie de argumento “ad verecundiam” para cuestionar la veracidad de lo que aquí se publica presumiendo “la autoridad de la filiación templaria”. La información que presento sobre las Cruzadas es del joven historiador estadounidense Thomas F. Madden, quien se especializa en estudios sobre la Edad Media y el Renacimiento, y quien tiene ya varios libros y muchos artículos sobre las Cruzadas, es decir, tomo lo que está disponible en la academia, y que bien se podría contra argumentar desde la misma posición (que es lo que vale y no juicios sumarios y adelantados), y la conclusión de este autor es, que como muchos otros temas donde está involucrada la Iglesia, (incluida la Inquisición y las Cruzadas), existe gran desconocimiento popular y mucha animadversión. Lo que usted comenta se ajusta precisamente a la leyenda negra popularizada, “la de los saqueos”, sin embargo, en lo que falla Ud. y muchos críticos ligeros (o criticones) es en saber o en precisar quien llevó a cabo saqueos y en contra de qué juramentos, pues a pesar de presumir sapiencia, no tiene el menor reparo en mezclar a la Iglesia (¿oriental o latina?) o a las autoridades de aquel tiempo, con quienes ejecutaron materialmente la guerra de las Cruzadas (nobles en su mayoría), no por nada el Papa Inocencio III, por ejemplo, había reprochado tales actitudes, señalando la forma en que fueron rotos los compromisos para dar paso a truhanerías, que distan de ser la generalidad de las Cruzadas y ni mucho menos el objetivo real.

  6. Defender a la Iglesia Católica es defender la Civilización Occidental, de la cual ha sido (dígase lo que se diga) pilar fundamental. Y esta civilización es (me parece) la que ha conseguido más altas cotas de libertad en la historia de la humanidad.

    ¿Por qué motivo se entiende como “agresión” las Cruzadas y no la invasión árabe que arrojó de Palestina a los bizantinos? Por no hablar de la posterior invasión selyúcida, que fue bastante más sangrienta…

    Es muy triste que haya tanto occidental que defiente puntos de vista anti-occidentales. Y ello por un supuesto “progresismo” que sólo conduce a una renuncia de los valores que nos han forjado como civilización. Bueno, ¿para qué más…?

    Adelante, Alejandro…!

  7. Entre las distintas paginas y textos que he encontrado en la web elogio y manifiesto que el encontrarme con estos escritos, particularmente, sobre la Santisima Inquisisciòn y la muy loables Cruzadas, tan mal entendidas y acomodadas al pensamiento liberal, con lastima al pensamiento pseudocatolico, son un acierto, un oasis intelectual que rescata el valor y el celo apostolico que debe nutrir a quienes pretendemos materializar el Reinado Social de Cristo. Invito a los lectores, a los soldados de Cristo difundir estas lineas de analisis historico para limpiar el honor de nuestra tradiciòn e ilustrara a los intelectos cristianos de buena voluntad que siguen con dudas intimas sobre estos mitos y leyendas negras. !viva Cristo Rey y la Virgen Guadalupana! (PD: Señor administrador, a proposito de mi despedida le pediria el favor que se incluyeran algunos documentos sobre la guerra cristera)

    • Corrijo mi anterior comentario en el sentido de expresar que ya he verificado que este sitio tiene nutridos documentos sobre el movimiento cristero, razon por la cual, muy admirado administrador, convierte usted de esta pagina, misitio web de preferencia, aquellos momentos de “sano” ocio los tengo asegurados informandome y retroalimentando mi espirito apologetico, de nuevo Muchas Gracias, Dios le bendiga.

  8. he leido varios libros acerca de las cruzadas y la verdad q concuerdo con todo lo detallado en esta pagina (salvo en lo de las cruzadas de los niños q yo tengo entendido q unos mercaderes les ofrecieron pasaje por via maritima a tierra santa y q cuando llegaron los mercaderes los vendieron como esclavos,al menos esto tengo entendido yo,de no ser asi corrijanme).
    Para el q quiera un buen libro sobre las cruzadas le recomiendo “Las Guerras de Dios” de Christopher Tyerman.es un muy buen libro,aunque lo ideal seria leerse varios libros de distintos autores y sacar una propia conclusion y tambien comprarse libros q se especialicen en cada una de las cruzadas declaradas ademas de leerse un libro q trate de las cruzadas en general.

    pd:estoy totalmente en contra de la iglesia catolica,no creo en ningun dios,pero no tengo nada en contra de ninguna religion.asi q no tengo porq tratar de limpiar las manchas q ocasiono la iglesia ni nada por el estilo.

    saludos gente

    • ¿Tratar de limpiar las manchas? Interesante forma de plantear las cosas, sin embargo, un hecho histórico de tales “manchas” fue y ha sido la campaña negra contra la Iglesia, de infundios y mentiras, sostenidas por las revoluciones liberales y por el protestantismo, así que tal tarea de “limpiar manchas” es un deber para todo católico y no es un mero deber de limpiar algo que está sucio, sino de hacer ver que no hay nada sucio en algo que es limpio, enfoque muy diferente y más apegado a la realidad.

  9. Que mentirosos ahora resulta que las cruzadas solo fueron un acto de fé, y entonces la muerte de religiones paganas en el norte de europa como noruega, que fue resultado de la evangelizacion cruel de la iglesia catolica, en la epoca del oscurantismo, donde el que pensaba distinto lo quemaban por ser denominado ereje

    • Eso que Ud. considera es falso, así como es falso también lo que los grupos anticatólicos expresa sobre la Inquisición, e incluso historiadores profesionales como Consuleo Maquívar del INAH en comunicado oficial de esta institución ha puesto en claro, en el caso de las cruzadas y sus mitos, el tema es tratado por otro historiador profesional. Nada más resultaría que lo que dicen algunos anticatólicos con las tripas tiene más valor que lo que dicen los historiadores fundados en los hechos.

  10. Quisiera,si está a su alcance,diera una breve Nota,sobre si la Masoneria, sale de dentro de la Religión Católica. S>F>U..MM. Gracias a su atención…

  11. Enserio… qué pena das. Infórmate bien de las cosas antes de decir que las cosas son falsas o verdaderas. Leerte un libro de un “historiador” (muy religioso, cosa que no mencionas) no te te da derecho a decir las cosas que dices. Te recomiendo que leas mucho y de manera general antes de hablar. Si no fuera por la ciencia seguiríamos en la edad de cromagnon. La religión no es más que el paso siguiente a los mitos griegos, Siempre estará ahí, pues sirve de alimento para la gente débil, Está y seguirá languideciendo con los años, ya no pueden imponer su criterio. Todo lo que han conseguido a lo largo de los años no ha sido por “buena fé” o “milagros”, ha sido a base de engaños y violencia. Imponer su poder en los débiles. Llegas a nacer hace 100 años y estarías diciendo que Adán y Eva te crearon, porque lo dice un libro.
    Un saludo.

    • La pena la da Ud., que en su pobre mente no tiene más que prejuicios e ignorancia, pues de religión e historia esta claro que nada sabe. Cuando un historiador escribe y sobre todo se compromete en ello en un artículo o en un libro, compromete su veracidad y prestigio, sin importar que sea el peor energúmeno antirreligioso o un católico, esto es algo que Ud. obviamente no sabe, sin mencionar que este autor también es catedrático de una universidad y presidente de su facultad (algo sabrá). La próxima vez que Ud. exprese “opiniones” trate de hacerlo menos con calificativos absurdos y conceptos trasnochados de “fe vs. ciencia” y más con argumentos de la misma especie, es decir, con historia, si es que puede.
      +
      Y más pena me da cuando Ud. seguramente cree que sus antepasados o sus padres fueron simios, sin que exista prueba científica alguna, o como dice Ud., sólo porque aparece en un libro, pues en ese tema la ciencia natural brilla por su ausencia y sólo existe una ideología (evolucionismo) o para el caso, algo a lo que muchos le tienen “fe”, ¿paradójico, no?

  12. Me encantaría responder al Sr. Jorge, que en su pobre ignorancia solo se limita a repetir como papagallo anti-catolico lo que otros fanáticos anticaticatolicos ignorantes repiten sin fundamento alguno.

    Primero que todo investigue usted quienes fueron los primeros en traer Educación a los pueblos de Hispanoamerica después de la conquista Española en el Siglo XVI y quienes fueron los pioneros en Educación con las mejores universidades y colegios para los Hispanohablantes, para su conocimiento fue la Iglesia Católica través de la Compañía de Jesús o Jesuitas como mejor se le conocen, donde siempre se han caracterizado por ser educadores. Su argumento Falaz de que la ciencia no se lleva con la religión porque la religión es antónimo del progreso y retraso de las ciencias e investigaciones científicas no es mas que un chiste de mal gusto, Y por si se sigue empeñando en creer que la ciencia no se mezcla con la religión han habido grandes científicos que han ganado premios nobel y que su religión católica no fue impedimento para sus investigaciones ni los alejó de la fe, así como lo fueron LOUIS PASTEUR y JEROME LeJEUNE.

    Y aquí le dejo una lista de científicos que creyeron mucho en Dios y que realmente deben estar riéndose de la gran estupidez que usted citó en su comentario diciendo que la religión retrasa el progreso.

    ARTHUR COMPTON
    ERNST BORIS CHAIN
    MAX BORN
    ARNO PENZIAS
    DEREK BARTON
    CHRISTIAN B. ANFINSEN
    ARTHUR L. SCHAWLOW
    WILLIAM D. PHILLIPS

    Y lo que menciona de que la religión sirve de alimento a la gente débil, no es mas que una vil burrada que solo puede decir alguien que no tiene la mas mínima gota de conocimiento histórico serio.

    Primero lo invito a Ilustrarse con fuentes serias de historia y después puede emprender un debate en este sitio, porque la verdad con todo respeto usted ha hecho tremendo papelón y encima se las cree de intelectual al decirle a Alejandro que sea él quien se ilustre ja ja.

    Ah antes que me olvide no crea que en las universidades de Jesuitas solo enseñaba a rezar el rosario y asistir a misa, era realmente una casa de estudio donde se enseñaba cualquier profesión como hoy dia, medicina, ciencias, leyes, filosofía, etc. Seguramente usted en esa época hubiera estado mas agradecido que hoy dia.

  13. Quiero dejar un enlace a colación del historiador Thomas E. Woods, Jr. que es un extracto de su libro: “How the Catholic Church Built Western Civilization.” LewRockwell.com (May 2, 2005).

    http://www.catholiceducation.org/articles/history/world/wh0101.html

    En este enlace el autor menciona precisamente lo que dije en mi comentario anterior sobre los Jesuitas y sus aportes en la Educación y contribución con la ciencia.

    Ya que ese mito esparcido de generación en generación de que la Iglesia no contribuye a la ciencia es una ridícula y absurda mentira y si el Sr. Jorge quiere refutar mi comentario que lo haga con bases y no con comentarios personales y prejuiciosos que en nada bueno contribuyen al tema.

  14. Quisiera expresar dos cosas: primero mi reconocimiento al Sr. Alejandro Villarreal por su aportación a todas aquellas personas que deseamos cultivarnos en cuestiones de religión Católica o ampliar nuestros conocimientos al respecto. Felicidades.
    Segundo, me dirijo a todos aquellos “críticos” de lo que aquí se escribe. Es cierto se vale discrepar, opinar pero con razones no con “sentimientos”. A esos detractores de la religión católica, con sus comentarios no demuestran masque dos cosas: o una ignorancia supina, o un odio hacia la Iglesia Católica muy propia de los inoculados por la masonería y todas sus facetas.
    Miren, eso de que el catolicismo es sinónimo de retrogradas, anti progreso, anti cultura, anti,… anti,… etc. Permítanme decirles algo, mucha, muchísima de la cultura que tiene el mundo se lo deben a la Iglesia Católica. Por años (siglos), el “mundo” se dedicó a pelear. Reinos contra reinos, poderes contra poderes y por lo tanto no “tenían tiempo” para la cultura, la Iglesia en cambio, se dedicaba a otros menesteres y tenia tiempo para la “cultura” y gracias a ello hoy día tenemos conocimiento de muchos hombres de ciencia y letras de la antigüedad que de no ser así hoy día estaría perdido. De allí podemos concluir que los “tesoros” de la Iglesia (libros, pintura, escultura, etc.) han sido recopilados a través del tiempo y para provecho de la humanidad.
    ¿Qué venimos de los changos? Por favor, fue una teoría que tuvo su origen en un momento histórico y eso hay que entenderlo. La famosa EVOLUCION de las especies es algo que ya está superado. Para los que todavía creen en ello; NO existe un solo caso, animal o planta, que pueda sustentar esta idea. ¿Saben por qué hay los aferrados a tal?, porque hay dos situaciones, otra vez: ignorancia en la mayoría, o bien actitud: si acepto la no evolución ergo: DIOS EXISTE. Y esta conclusión acarrea un gran problema, un gravísimo problema, tengo que aceptar a Dios y todas sus consecuencias.
    Mejor siguen aferrados a su estupidez.
    Un último comentario; un buen amigo mío, que ya murió, que era masón. En una ocasión en el transcurso de una “amigable” y respetuosa discusión me dijo: Mira, para vivir cualquier religión es buena. Para morir la Católica. Y Dios se lo concedió. Saludos.

  15. las cruzadas que se realizaron, parecen mas bien un mal trato a las demás religiones.

    • A Dios gracias, los cristianos de la Edad Media no tenían la mentalidad moderna pusilánime ni por supuesto mostraban la estupidez del sincretismo ecumenista actual, el cual está condenado por Pío XI en su Encíclica Mortalium Animos, y tal y como sucede en las Sagradas Escrituras, daban su lugar debido a cada cosa, teniendo por un lado a las personas dignas de cualquier esfuerzo por atraerlos a Jesucristo (tal y como lo hizo El gran San Francisco de Asís con el sultán Melek-el-Kamel, al cual convirtió y animó a bautizarse, no a hacer diálogos inútiles) y por otro lado sometiendo a la prueba del crisol a sus creencias, generalmente en los ídolos (la persona y la religión que profesa son dos entes distintos). Por otro lado, las guerras de las Cruzadas fueron movimientos de defensa, pues el mahometanismo tal y como sucede hoy, y quizás en la antigüedad con aún mayor furia, tenía como objetivo la conquista de la región del Levante y de los territorios cristianos (no por nada estuvieron ocho siglos en España), pues su Corán lso anima a hacer prosélitos con violencia y hasta asesinando, de esta manera, ¿quién habrá sido el maltratador y maltratador institucional? Sin olvidar, por supuesto, la forma en que los judíos ayudaron a los mahometanos a entrar y establecerse en España, tal y como sucede hoy en Europa, la diferencia es que los cristianos europeos actuales están sedados por ideologías absurdas por las cuales tienen que entregar su país, su casa y sus creencias. ¿Quién maltrató (y sigue maltratando) a quién entonces?


Los comentarios se revisarán antes de publicarse. Procure realizar comentarios fundados en las Sagradas Escrituras, La Tradición Apostólica y/o en la historia; las leyendas negras se desecharán y los pensamientos personales son sólo eso. Los comentarios cerrarán después de 7 días de la publicación del post. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s