Discusión sobre Sola Scriptura con un fundamentalista protestante

Título: Discusión sobre Sola Scriptura con un fundamentalista protestante
Autor: Phil Porvaznik (PhilVaz)
Copyright by Phil Porvaznik. All rights reserved.
Original en Inglés: Discussion on Sola Scriptura with a Fundamentalist
Traducción: Alejandro Villarreal de Biblia y Tradición, 2008.

.

.

Discusión sostenida por correo electrónico en RCatholic

.

.

R: Rich (protestante) ………. PV: PhilVaz (católico)

.

.

R: Bien, aquí estamos. Me tomó más de lo que pensaba por otros compromisos y estudios que tengo pendientes. Mi vida se ha tornado bastante ocupada al propagar la Palabra de Dios. Gracias a ambos por tenerme paciencia. Tómate tu tiempo y léelo por completo, revisando la Escritura, etc. Esperaré tu respuesta y tus pensamientos.

PV: Bien. Responderé hoy mismo pero puedes tomarte tu tiempo para responder ya que debe ser detallada. Probablemente lo publicaré en mi sitio de internet cuando concluya. Gracias por tomarte el tiempo para responder a nuestro reto para demostrar Sola Scriptura por medio de la Biblia. Lo que deberías hacer realmente es adquirir y leer uno de los mejores libros con perspectiva católica al respecto: “No sólo por la Escritura: Una crítica católica de la doctrina protestante sobre Sola Scriptura” (Queenship Publishing, 1997) editado por Robert Sungenis.

R: Primero, déjame aclarar que no estoy defendiendo la Palabra de Dios, la Escritura, sólo la dejaré hablar por sí misma. Aquellos que claman que la Biblia no enseña “Sola Scriptura” o “sólo por la Biblia”, en mi opinión, están equivocados. Por el tiempo en que fue dado el Decálogo en el Monte Sinaí, cuando Dios Todopoderoso personalmente escribió con Su dedo sobre la piedra (Éxodo 31:18, Cuando hubo acabado Yahvé de hablar a Moisés en el monte Sinaí, le dio las dos tablas del testimonio, tablas de piedra, escritas por el dedo de Dios), hasta el día presente, la palabra escrita de Dios ha estado existente en el mundo. Escrita quiere decir exclusivamente transcrita y no hablada.

PV: Me alegra saber que tengas la intención de probar por la Biblia la doctrina de Sola Scriptura, y si eso es lo que los cristianos deberían seguir como regla de fe hoy día. Algunos protestantes simplemente asumen Sola Scriptura con ninguna intención de argumentar al respecto. En esta respuesta, daré la definición de Sola Scriptura con la que trabajaré:

Sola Scriptura significa que “la palabra escrita de Dios es la única regla de fe infalible para el pueblo de Dios”

Supongo que compartirás esta definición también. Quiero establecer cinco puntos como introducción a nuestra discusión:

1. Antes de los tiempos de Moisés, no había palabra escrita. ¿Cómo pudo el pueblo de Dios obedecer la Palabra de Dios, la Biblia, cuando no existía la Palabra escrita? Antes de Moisés o del libro del Génesis, el conocimiento de los pactos con Adán, Noé y Abraham fueron conservados y transmitidos por medio de la tradición oral, desde el Génesis y el resto del Pentateuco. Incluso en los tiempos de Moisés, la Palabra escrita nunca reemplazó a la tradición oral como se puede observar en Levítico 1:1-2; 6:25; 17:2-8; 21:1, 17; 22:2-3; 18; etc.

2. La Palabra de Dios continuó en forma oral en la Biblia y nunca fue restringida a la escrita. Cuando los profetas del Antiguo Testamento y los apóstoles del Nuevo Testamento predicaron a Dios al creyente, esto es, por medio de la palabra, esto fue inspirado por Dios y fue su mandamiento, no importando si después esta Palabra se escribió.

Para probar esto, citaré a una fuente común protestante, The Pattern of Religious Authority by Bernard Ramm (Eerdmans, 1965) [La Base de la Autoridad Religiosa por B. R.]:

“El creyente del Antiguo Testamento estaba bajo la autoridad de la palabra revelada transmitida a los profetas por el Espíritu Santo. Ya sea de forma oral o escrita… la revelación divina y por consiguiente la autoridad de la palabra es presentada al mundo a través de la palabra de forma oral por los profetas inspirados por el Espíritu Santo” (página 27, 28)

Lo mismo sucede con el creyente del Nuevo Testamento. Para esto citaré a un estudioso del protestantismo evangélico, F.F. Bruce, en su trabajo “The Canon of Scripture” (InterVarsity, 1988) [El Canon de la escritura]:

“Algunos documentos del Nuevo Testamento fueron evidentemente concebidos desde el principio para ser composiciones escritas, pero no substitutos de la palabra transmitida en forma oral. Sin embargo, durante la vida de los apóstoles y sus correligionarios contemporáneos, su palabra, ya sea en forma oral o escrita, tenían la misma autoridad… Las enseñanzas y los ejemplos del Señor y sus apóstoles, transmitidas ya sea por medio de la palabra en forma escrita u oral, tienen evidente autoridad (para los primeros cristianos)…” (Páginas 118, 255)

John McArthur, en la sección Sola Scriptura de su libro: The Protestant Position on the Bible (Soli Deo Gloria Publications, 1995) [La posición del protestantismo sobre la Biblia], en respuesta a los apologistas católicos, admite lo mismo en sentido de la palabra en forma oral o escrita de los apóstoles:

“Puntualicemos esto tan claro como sea posible: los protestantes no niegan que las enseñanzas orales de los apóstoles tenían autoridad, verdad incontrovertible, obligada regla de fe sobre aquellos que la escuchaban… el mensaje apostólico (oral)… era inspirado, infalible y verdadero como la Escritura misma… Así, la palabra transmitida oralmente, después plasmada en la Escritura, era obligatoria. La predicación apostólica era igualmente obligatoria para aquellos que la escuchaban directamente de la boca de los apóstoles” (páginas 171, 178, 182)

Lo mismo es enseñado por los estudiosos protestantes Greg Bahnsen, Carl F. H. Henry, J. I. Packer, Norman Geisler y Bruce Milne (ver Sungenis, página 249, nota 56 al pié). De esta manera podemos establecerlo como un hecho: la palabra en forma oral o escrita de los profetas de Dios (2Pedro 1:21) y los apóstoles de Dios (Mateo 10:19-20; Tesalonicenses 2:13; Timoteo 3:16; 1Corintios 2:4, 7, 13; 14:37; etc.) son igualmente obligatorias, con autoridad e inspiradas por Dios.

Donde parece que discrepamos es, acerca de si hay alguna sugerencia en la Escritura en que la Palabra escrita de Dios debería reemplazar totalmente o rescindir el mandamiento de transmitir la tradición de los apóstoles en forma oral (por ejemplo, 2Tesalonicenses 2:15 y 2Timoteo 2:2 son bastante explícitos en que las enseñanzas orales de los apóstoles deben ser mantenidas) Sin alguna sugerencia por el estilo de la Escritura misma, Sola Scriptura (la Palabra escrita de Dios es la única regla de fe infalible) creo que se ha mostrado como no-bíblica.

En muchos ejemplos en la Escritura, la Palabra de Dios se transmitió por medio de la tradición oral y fueron seguidas por el pueblo de Dios, (ver 2Crónicas 29:25 que es un ejemplo claro en el Antiguo testamento de esto) y de los Padres de la Iglesia (quienes fueron importantes testigos de la tradición oral de los apóstoles).

3. Mientras la Palabra escrita de Dios se volvía existente, esta palabra divina nunca fue manejada individualmente para que fuese interpretada en privado. Moisés y los últimos sacerdotes y profetas del Antiguo Testamento siempre mediaron entre la Palabra de Dios y el pueblo de Dios. Nunca hubo, pues, interpretación privada. Siempre existió la autoridad en el Antiguo Testamento para que el pueblo de Dios escuchara y obedeciera. (Por ejemplo, Deuteronomio 17: 8-13; 2Crónicas 19: 6-8). Las subsecuentes generaciones de sacerdotes y Levitas aprendieron los requerimientos de su oficio sacerdotal por medio de las enseñanzas orales de sus predecesores y nunca por haber poseído su propia copia de la Biblia. La tradición sacerdotal siempre medió entre las Escrituras y su significado (comparar con 2Crónicas 15:3).

4. Esto es exactamente lo que encontramos en el periodo del Nuevo Testamento. La Palabra de Dios fue transmitida completamente en forma oral de Jesús a sus apóstoles, y de la misma manera hacia la Iglesia apostólica (los santos de Dios en el periodo de formación del Nuevo Testamento). Décadas después, algunas de esas enseñanzas de Jesús y los apóstoles fueron escritas por los mismos apóstoles o sus asociados (que es lo encontramos en los Evangelios y Epístolas del Nuevo Testamento), pero no existe la sugerencia de que la Palabra escrita deberá suplantar o reemplazar a la Palabra de Dios transmitida en forma oral (Hechos 2:42; 2Timoteo 1: 13-14; 2:2; 1Pedro 1:25; 1Corintios 11:2,34; 1Tesalonicenses 2:13; 2Tesalonicenses 2:15). Los Evangelios y las Epístolas nunca fueron manejadas por los santos individualmente, de tal manera que fuese interpretada con una visión meramente personal, muy al contrario, siempre se mostraron obedientes a sus mayores, mediaban entre la Palabra de Dios y la enseñaban a los fieles (1Timoteo 4:6, 11, 16; 1Timoteo 6:3, 20; Tito 1: 3, 9; 2: 1, 15; 3: 1; Hebreos 13: 7, 17; Filipenses 1: 1; Efesios 3: 1-10; 4: 11-16; Hechos 15: 2, 4, 6, 22, 28; Mateo 18: 17; 28: 18-20; Lucas 10: 16; Romanos 10: 14-17; Judas 3, etc.)

Así, esta es una cuestión no sólo concerniente a la “suficiencia material” de la palabra escrita (que los católicos pueden aceptar), sino también sobre la correcta interpretación de la Palabra de Dios, y de quién tiene la autoridad para definir la doctrina cristiana. ¿Tenemos la autoridad para enseñar y definir la doctrina cristiana por nuestra propia mano?, o, por el contrario, ¿Dios estableció una autoridad viviente para enseñar y definir la doctrina cristiana? Sola Scriptura apoya lo primero (la única autoridad viviente para la interpretación, somos nosotros mismos), yo afirmo que la Biblia enseña lo último (que hay una autoridad viviente establecida por Dios en su Iglesia).

Este es el modelo que encontramos en la Biblia, tanto en el Antiguo y Nuevo Testamento: la Palabra de Dios, oral y escrita, fue interpretada por los escogidos de Dios, para ser explicada y enseñada al pueblo de Dios. Sola Scriptura (sólo la Biblia) nunca fue practicada en la Biblia y el concepto por sí mismo no es incluido en la Biblia. Es una invención sugerida por Wycliff, y posteriormente enseñada por los protestantes del siglo XVI. Es también contradictoria con los primeros Padres de la Iglesia. Sola Scriptura, por consiguiente, es una “tradición humana” que debe ser condenada por todos los Cristianos (Mateo 15: 1-9; Colosenses 2: 8; etc.) Sin embargo, la tradición apostólica, oral y escrita, debe ser seguida y obedecida:

“Manteneos, pues, hermanos, firmes y guardad las tradiciones que recibisteis, ya de palabra, ya por nuestra carta” (2Tesalonicenses 2: 15; también 3: 6; 1Corintios 11: 2)

No deberás tener ninguna objeción a este texto de San Pablo. Ya que esto es muy importante para el comprendimiento católico de la tradición apostólica en oposición a las “tradiciones de hombres” (Marcos 7: 8), tendrías que comentar acerca de 2Tesalonicenses 2: 15

5. Un punto final, para recordar que el único medio por el que tuvimos conocimiento de la Palabra de Dios en su forma escrita, es por medio de la tradición de la Iglesia Católica. El Canon del Nuevo Testamento fue concluido en el siglo IV AD, basado en la tradición que ellos recibieron. Así es como sabemos qué libros son apostólicos e inspirados y cuáles libros no lo son. Y esto es un hecho histórico. La pregunta que surge es ¿porqué debemos obedecer y creer a esos Obispos católicos acerca del Canon del Nuevo Testamento, mientras que ignoramos o rechazamos lo que ellos enseñaron en relación con otras doctrinas y creencias de la fe cristiana? Finalmente, la Biblia que tenemos hoy en día era inaccesible para la mayoría antes de la invención de la imprenta (1450 AD). ¿Cómo podría el mundo cristiano haber leído y creído en la Palabra de Dios por espacio de 1,400 años cuando, la Biblia como tal no existía y, los cristianos eran en su gran mayoría iletrados? Estas preguntas demuestran que Sola Scriptura no sólo no es histórica sino enteramente ilógica e inconsistente.

Si estos cinco puntos fueron sacados de la misma Escritura (lo que he hecho) y de la Historia de la Iglesia, entonces ha sido probado que Sola Scriptura no es una enseñanza bíblica, ni histórica y por el contrario ilógica. Rich, nada de lo que has referido en esta discusión contradice a los cinco puntos citados anteriormente y al contrario, un par de los textos bíblicos que tu usas para “probar Sola Scriptura”, realmente refuerzan los cinco puntos.

Aquí vamos. Ahora contestaré algunos de las citas bíblicas que usas para defender Sola Scriptura.

R: Empecemos con 2Timoteo 3: 16Pues toda Escritura es divinamente inspirada y útil para enseñar, para argüir, para corregir, para educar en la justicia, 17a fin de que el hombre de Dios sea perfecto y consumado en toda obra buena.

Cada palabra de la santa Escritura es inspirada por Dios. Sin daño de la inteligencia, la individualidad, el estilo literario o los sentimientos personales de cualquier otro autor humano, Dios, sobrenaturalmente dirigió los trabajos de la Escritura de tal manera que se plasmara de forma exacta Su comprensible e infalible revelación a los hombres. Si Dios mismo ha realizado el trabajo, la Palabra escrita no debería considerarse menos exacta o con menos autoridad.

PV: Los católicos no tienen problema con esto. Nosotros creemos en la inspiración y en la inerrancia de la Biblia. La Escritura es dada por inspiración divina y es provechoso para la doctrina no establecer que “la Palabra escrita de Dios es la única regla de fe infalible de fe para los cristianos” No has dicho nada que los católicos disientan. Por favor establece que la Palabra escrita de Dios es la única regla de fe infalible.

Hay tres puntos que debes saber acerca del texto bíblico que refieres y su contexto (2Timoteo 3: 14-17):

1. La Escritura habla de la “utilidad” en la doctrina, mas no habla de “suficiencia” para la doctrina, suficiente o bastante (hikanos o arketos en griego) era una palabra que San Pablo conocía bien, por ejemplo, ver 2Corintios 9: 8, en donde enseña que la gracia es suficiente, y la debemos tener en abundancia para “cada buena obra” (también 2Timoteo 2: 21; Colosenses 4: 12, Santiago 1: 4; Hebreos 13: 20-21 en donde se utiliza un lenguaje similar al pasaje de 2Timoteo 3: 17). Pero San Pablo, en el versículo analizado, no usó la palabra “suficiente”: La Escritura dice que es útil (ophelimos en griego) para la doctrina, mas no suficiente.

2. Las Santas Escrituras o “Letras sagradas” se refieren al Antiguo Testamento que Timoteo hubo conocido desde la infancia (2Timoteo 3: 15). Así, en el pasaje referido, la divina inspiración se refiere al Antiguo Testamento, la inspiración del Nuevo Testamento solo puede ser inferida (esto es, “Santas Escrituras” comparadas con toda la Escritura). El contexto inmediato es concerniente sólo al Antiguo Testamento.

3. El tercer punto es para hacer notar que Timoteo (uno de los primeros líderes en la Iglesia apostólica) es exhortado para continuar en lo que ha aprendido y firmemente creído (2Timoteo 3: 14) y no para ignorar lo que ha aprendido y avalar Sola Scriptura. Nuevamente, las doctrinas orales y escritas, previamente enseñadas, deben ser respetadas ayer y hoy (también 2Timoteo 1: 13-14; 2: 2; y especialmente 2Tesalonicenses 2: 15)

Por favor, advierte que este texto (2Timoteo 3: 16-17) es citado continuamente en la Iglesia Católica (por ejemplo en Dei Verbum y por el Papa Pío XII en su famosa Encíclica de 1943 sobre el estudio de la Biblia, Divino Afflante Spiritu). Lo que tú has puntualizado es que la Escritura es inspirada por Dios y libre de error. Los católicos estamos de acuerdo. Necesitas demostrar, no la inspiración, sino la suficiencia de la palabra escrita: “que la Palabra escrita de Dios es la única regla de fe infalible para los cristianos”. Como lo he explicado, la Escritura contradice esto desde el momento en que ambas, la palabra oral y escrita, son obligatorias e infalibles para los cristianos, y la Palabra de Dios nunca fue interpretada privadamente, sino que siempre hubo mediación en su interpretación de los líderes escogidos por Dios (siendo Timoteo uno de ellos).

R: La inspiración de la Escritura es atestiguada por los escritores del Antiguo Testamento, 2Samuel 23: 2El espíritu de Yahvé habla por mí y sus palabras están sobre mi lengua. 3Ha hablado el Dios de Jacob, la Roca de Israel me ha dicho: Un justo dominador de los hombres, dominador en el temor de Dios. Isaías 59: 21En cuanto a mí, he aquí mi alianza con ellos, dice Yahvé: El Espíritu mío que está sobre ti, y mis palabras, que yo pongo en tu boca, no faltarán de tu boca ni de la de tu descendencia, ni de la boca de los hijos de tus hijos, dice Yahvé desde ahora para siempre. Y Jeremías 1:9Tendió Yahvé su mano, y, tocando mi boca, me dijo: He aquí que pongo en tu boca mis palabras. Y en cientos de ejemplos en donde la expresión “así lo dijo el Señor” o su equivalente es usada.

PV: Nuevamente, estas demostrando, no la suficiencia o la inspiración de la Escritura (palabra escrita), sino el Espíritu de la inspiración de los profetas de Dios que mediaron en la interpretación con la Palabra de Dios. Y la Palabra de Dios nunca fue restringida a la forma escrita, observa que 2Samuel 23:2; Isaías 59: 21 y Jeremías 1: 9 se refieren a la palabra del Señor en la boca o en la lengua de los profetas. No hay nada ahí que hable sobre la palabra escrita. Jeremías 1: 7 dice que el Señor dijo al profeta Jeremías: “…irás a donde a donde te envíe yo y DIRÁS lo que yo te mande” No dice, “escribirás”. Isaías 1: 10 dice “Oíd la palabra de Yahvé, príncipes de Sodoma; aprestad el oído a la ley de nuestro Dios, pueblo de Gomorra” Ezequiel 33: 30 dice “… ¡Éa, vamos a oír qué palabra sale de Yahvé!…” Por favor, examina más detenidamente los textos bíblicos. Concediendo que cuando los profetas (David, Isaías, Jeremías, Ezequiel) escribieron esas palabras, fueron escritos inspirados, pero el texto bíblico por sí mismo hace referencia a las palabras inspiradas en su forma oral (el texto explícitamente dice: habla, boca, lengua y nunca pluma o escribe). Nada hay aquí sobre Sola Scriptura o alguna restricción de la Palabra de Dios a su forma escrita.

Nuevamente, esto refuerza mi punto: que la palabra del Señor inspirada a sus profetas era la Palabra de Dios, no importando que éstas estuvieran o no escritas. En ellos estaban las palabras inspiradas de Dios. Estamos totalmente de acuerdo. Sin embargo, no has establecido la suficiencia o exclusividad de la palabra escrita (la Escritura), pero claramente refuerza lo que ya he dicho: que la palabra de Dios, oral y escrita, era obligatoria e infalible para el pueblo de Dios y que fue mediada en su interpretación por los profetas.

R: Cristo reafirma la inspiración del Nuevo Testamento, Mateo 5: 18Porque en verdad os digo que mientras no pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará (desapercibida) de la Ley hasta que todo se cumpla. Marcos 12: 36David mismo inspirado por el Espíritu Santo, ha dicho: Dijo el Señor: Siéntate a mi diestra hasta que ponga a tus enemigos debajo de tus pies. (Aquí el Señor Jesucristo afirma tanto la autoridad de David y la inspiración del Salmo 110). Y Juan 10: 34Jesús les replicó: ¿No está escrito en vuestra ley: <<Yo digo: Dioses sois>>? 35Si llama dioses a aquellos a quienes fue dirigida la palabra de Dios, y la Escritura no puede fallar… (Aquí, de nuevo, Jesús afirma los escritos del Antiguo Testamento citando el Salmo 82: 6). Juan 4: 24Dios es espíritu, y los que le adoran han de adorarle en espíritu y en verdad. 25Díjole la mujer: Yo sé que el Mesías, el que se llama Cristo, está para venir, y que cuando venga nos hará saber todas las cosas. 26Díjole Jesús: Soy yo, el que contigo habla. (Aquí vemos una profecía del Antiguo Testamento cumplida)

PV: Nuevamente, en total acuerdo. Estas declaraciones de Jesús confirman la inspiración del Antiguo Testamento. Los católicos también creemos en la profecía bíblica. No hay problema. Necesitas mostrar cómo estos textos avalan Sola Scriptura.

R: Los apóstoles portaban el mismo testimonio. Hechos 1: 16Hermanos, era preciso que se cumpliese la Escritura, que por boca de David había predicho el Espíritu Santo acerca de Judas, que fue guía de los que prendieron a Jesús… 4: 24Ellos, al oírlos, a una levantaron la voz a Dios y dijeron: <<Señor, tú que hiciste el cielo y la tierra, y el mar y cuanto en ellos hay; 25que por boca de nuestro padre David, tu siervo, dijiste: <<¿Porqué braman las gentes y los pueblos meditan cosas vanas? 28: 25No habiendo acuerdo entre ellos, se separaron, y Pablo les dijo estas palabras: Bien habló el Espíritu Santo por el profeta Isaías a nuestros padres…

PV: Estas demostrando mis puntos anteriores. Estos textos no sólo refieren la palabra escrita de los profetas, sino también las palabras, en forma oral, que fueron inspiradas, obligatorias e infalibles, como las escritas, estos textos son bastante explícitos cuando dicen que el Espíritu Santo habló por medio de la boca del profeta David y por Isaías (también 2Pedro 1: 21 que citas más adelante).

Ahora, este es el versículo que había estado reservando para citar:

“Hizo que los levitas (el rey Ezequías) se pusieran en la casa de Yahvé con címbalos, salterios y arpas, según la ordenación de David, de Gad, vidente del rey, y de Natán, profeta, porque tal era la orden de Yahvé, transmitida por medio de sus profetas.” 2Paralipómenos 29: 25)

Lo que podemos concluir de este texto es:

1. Primero, que David, Gad y Natán tenían 250 años de fallecidos en este punto.

2. Aún así, ellos propagaron un mandamiento del Señor que fue prescrito por los profetas acerca de la forma de cómo debía conducirse la adoración en el templo.

3. Esa prescripción y mandamiento del Señor es ahora hallada en las Escrituras del Antiguo Testamento.

Así, lo que tenemos aquí es una clara refutación del Antiguo Testamento a Sola Scriptura. Otros textos referentes a los escritos no-canónicos y a las tradiciones orales no doctrinales de profetas y videntes: 2 Crónicas 35: 4; 9: 29; 12: 15; 33: 18-19; 1Samuel 9: 9; Isaías 30: 10; Jeremías 26: 18; Zacarías 1: 4-6; 7: 7; 8: 9; etc.

R: Y 2Pedro 1: 20Pues debéis ante todo saber que ninguna profecía de la Escritura es (objeto) de interpretación propia (personal), 21porque la profecía no ha sido jamás proferida por humana voluntad, sino que, llevados del Espíritu Santo, hablaron los hombres (de parte) de Dios.

“Cualquier interpretación propia” podría leerse “su propia interpretación”, esto es, sin aislarla de lo que la Escritura establece en otra parte.

PV: Este texto demuestra que las palabras, orales o escritas, de los profetas, tienen la misma autoridad y son inspiradas por Dios. Observa lo que dice acerca de los profetas: “llevados del Espíritu santo, hablaron los hombres (de parte) de Dios” Este es un texto del Nuevo Testamento con un sentido muy afín para probar lo que he dicho acerca de los profetas del Antiguo Testamento. El significado de la “interpretación privada” es muy disputada entre católicos y protestantes: algunos podrían decir que se refiere a la interpretación individual que cada quien podría hacer (y que cada versión de la Biblia puede hacer más evidente o no, según la traducción que haga de las palabras), o de quien podría malinterpretar las profecías o palabras de la Escritura (también 2Pedro 3: 16 que dice que algunos distorsionan las Escrituras del Antiguo Testamento “para su propia perdición”) O la interpretación que se refiere al origen de la Escritura del Antiguo Testamento, a la interpretación del propio profeta (como la traducción de la Nueva Versión Internacional de la Biblia)

[Nota del Traductor:

Versión en Inglés de la Nueva Versión Internacional:

20Above all, you must understand that no prophecy of Scripture came about by the prophet’s own interpretation.

Que se puede traducir:

…debes entender que ninguna profecía de la Escritura surge por la propia interpretación de los profetas.

En español, misma versión (NVI), bastante diferente de la inglesa:

20 Ante todo, tengan muy presente que ninguna profecía de la Escritura surge de la interpretación particular de nadie.]

R: Una profecía cumplida es una prueba de la inspiración ya que las predicciones de la Escritura sobre futuros acontecimientos fueron pronunciadas muchísimo tiempo antes que tales acontecimiento tuvieran lugar y que la simple sagacidad humana pudiera haberla predicho o anticipado, y estas predicciones son tan detalladas y específicas que excluyen la posibilidad de que sean simples coincidencias. Cientos de predicciones concernientes a Israel, la tierra de Canaán, Babilonia, Asiria, Egipto y sobre numerosos personajes, tan antiguos y singulares como detallados y definidos que ningún mortal pudo haberlos anticipado, han sido cumplidos pese a los elementos y los hombres que los ignoraban o quienes se pronunciaban escépticos de eso, o quienes se oponían desesperadamente a ello para anular su cumplimiento. Es cierto, por consiguiente, que las Escrituras que las contienen son inspiradas.

PV: Sin réplica al respecto, las Escrituras son inspiradas. Todos los cristianos creen en las profecías cumplidas. Sin embargo, esto no demuestra Sola Scriptura.

R: Por medio de la divina inspiración, los escritores de las Escrituras hablan con autoridad acerca de lo desconocido del pasado, escribieron, con la guía divina, los fragmentos históricos, revelaron la ley, escribieron la literatura devocional de la Biblia, registraron los mensajes proféticos contemporáneos y profetizaron el futuro. La inspiración se extiende igualmente a toda la Escritura, aunque sólo una parte pequeña fue dictada directamente por Dios, por ejemplo:

Éxodo 10: 1Yavé dijo a Moisés: Ve al faraón, porque yo he endurecido su corazón y el de sus servidores, para obrar en medio de todas estas señales…

Levítico 1: 1Llamó Yahvé a Moisés y le habló desde el tabernáculo de la reunión, diciendo…

Deuteronomio 5: 4Yavé nos habló cara a cara sobre la montaña, en medio de fuego…

PV: La inspiración se extiende igualmente a toda la Escritura, de la misma manera, en las formas orales de los profetas y los apóstoles, por ejemplo: 2Pedro 1: 21porque la profecía jamás proferida por humana voluntad, sino que, llevados del Espíritu Santo, hablaron los hombres (de parte) de Dios. 1Corintios 2: 4, 7, 13; Mateo 10: 19-20; 1Tesalonicenses 2: 13) Sin problema. Esto no demuestra Sola Scriptura.

R: La inspiración del Nuevo Testamento fue también autentificado por Cristo (Juan 16: 12Muchas cosas tengo aún que deciros, mas no podéis llevarlas ahora; 13pero cuando viniere Aquél, el Espíritu de verdad, os guiará hacia la verdad completa, porque no hablará de sí mismo, sino hablará lo que oyere y os comunicará las cosas venideras.) Los apóstoles afirmaron la inspiración para sus fragmentos del Nuevo Testamento (1Corintios 2: 13De éstos os hemos hablado, y no con estudiadas palabras de humana sabiduría, sino con palabras aprendidas del Espíritu, adaptando a los espirituales las enseñanzas espirituales… 14: 37Si alguno cree ser profeta o espiritual, reconocerá que esto que os escribo es precepto del Señor…)

PV: Las palabras de los apóstoles fueron inspiradas y tienen autoridad, ya sean orales o escritas. De acuerdo. Sin embargo, hay un problema con lo que dices respecto del Nuevo Testamento, en lo de haber sido autentificado por Cristo, ya que nunca fue dicho nada al respecto a los apóstoles (en el Evangelio, al menos) sobre alguna tarea de escribirlo. Jesús no les mandó escribirlo, sino de predicarlo y les dio autoridad para hacer discípulos en todas las naciones y de “enseñarles todo lo que yo les he mandado” (Mateo 28: 18ss) El Nuevo Testamento fue autentificado por la Iglesia que Cristo fundó, y formalmente ocurrió (la autentificación) en los siglos cuarto y quinto por los Obispos de la Iglesia Católica, en concilios como los de Cartago e Hipona. La promesa del Espíritu Santo (Juan 16: 12ss; 14: 16ss), por consiguiente, no puede ser simplemente limitada al reconocimiento del canon del Nuevo Testamento, sino lógica y naturalmente se extendería al reconocimiento de la fe católica-cristiana en su totalidad.

Te concedo que los apóstoles hayan estado conscientes de que escribiendo los Evangelios nosotros pudiésemos conocer que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios y de que pudiésemos “tener vida en su nombre” (Juan 20: 31; también 1Juan 5: 11-13; 2Timoteo 3: 15), y las epístolas fueron escritas por instrucciones de la Iglesia (1Corintios 14: 37, 2Timoteo 3: 16ss; Romanos 15: 4, 14ss) Sin embargo, nunca fue sugerido nada acerca de que eso sería la única autoridad o la autoridad definitiva, o que pudiesen reemplazar, suplantar o rescindir el mandamiento de transmitir la fe cristiana por la tradición oral (2Tesalonicenses 2: 15; 2Timoteo 1: 13ss; 2: 2; también 1Pedro 1: 25; 1Tesalonicenses 2: 13; Judas 17; 2Pedro 3: 2; Hebreos 13: 7, 17; Juan 20: 30; 21: 25; 2Juan 12; 3Juan 13ss; etc.) Los apóstoles mismos declararon que lo que escribieron no era la totalidad de la doctrina recibida (Efesios 3: 3; Hebreos 13: 22; 1Pedro 5: 12) No hay ninguna sugerencia de que esos escritos fueran la única y suficiente regla de fe para la Iglesia (Sola Scriptura) o que pudiera serlo en cualquier momento futuro.

R: Gálatas 1: 7No es que haya otro; lo que hay es que algunos os turban y pretenden pervertir el evangelio de Cristo. 8Pero aunque nosotros o un ángel del cielo os anunciasen otro evangelio distinto del que os hemos anunciado, sea anatema. 1Tesalonicenses 4: 2Bien sabéis los preceptos que os hemos dado en nombre del Señor Jesús. 4: 15Esto os decimos como palabra del Señor: que nosotros, los vivos, los que quedamos para la venida del Señor, no nos anticiparemos a los que se durmieron. 2Tesalonicenses 3: 6En nombre de Nuestro Señor Jesucristo os exhortamos a apartaros de todo hermano que viva desordenadamente y no según las tradiciones que de nosotros recibieron… 3: 12A estos tales les recomendamos y exhortamos en el Señor Jesucristo que, trabajando sosegadamente, coman su pan… 3: 14Y si alguno no obedeciese a este mandato nuestro que por la epístola os damos, a éste señaladle y no os juntéis con él, para que se avergüence.

PV: Nuevamente, lo que estos textos demuestran es la autoridad de los apóstoles para predicar el Evangelio, en forma oral o escrita. Lo que ellos transmitieron a los creyentes cristianos fueron las enseñanzas y mandamientos de Cristo. Como dijo Jesús: “Aquel que los escucha a uds., a mi me escucha” (Lucas 10: 16; también 2Pedro 3: 2; 1Tesalonicenses 2: 13; 4: 2) Estamos de acuerdo. Sin embargo, esto nunca fue restringido a la forma escrita. Además, 2Tesalonicenses 3: 6 se refiere a la tradición de los apóstoles que no está limitada a la forma escrita (2Tesalonicenses 2: 15) San Pablo dijo a los corintios que no sólo afirmaran y mantuvieran las tradiciones que él les enviaría, sino que él les enseñaría otras cuantas cuando regresara (1Corintios11: 2, 34) Esta tradición de los apóstoles nunca fue restringida a la forma escrita y no hay ningún mandamiento de transmitir la fe cristiana únicamente en su forma escrita o que ésta sería la única forma autorizada e inspirada. (2Timoteo 1: 13ss; 2: 2; 2Tesalonicenses 2: 15)

R: Pedro declara que todas las epístolas de Pablo son Escritura (2Pedro 3: 16Es lo mismo que hablando de esto enseña en todas sus epístolas, en las cuales hay algunos puntos de difícil inteligencia, que hombres indoctos e inconstantes pervierten, no menos que las demás Escrituras, para su propia perdición.) Sin embargo, el Nuevo Testamento algunas veces cita al Antiguo Testamento en forma no textual, en paráfrasis o interpretativamente, esto nunca es hecho de forma que se niegue la autoridad o exactitud del texto original. La Iglesia apostólica temprana recibe las Escrituras del Nuevo Testamento como la palabra inspirada de Dios. Porque las Escrituras son inspiradas, tienen autoridad e infalibilidad es sus palabras originales y constituyen la revelación infalible de Dios al hombre.

PV: Por supuesto, la Iglesia Católica enseña la inspiración e infalibilidad de la Biblia también, así que en esto estamos de acuerdo. Mientras que estos textos puntualizan un reconocimiento general de la Escritura en la Iglesia temprana, muestras una deficiencia al no saber lo que es el canon, a menos que, por supuesto, apeles a la Tradición de la Iglesia Católica. Ninguno de estos textos demuestra Sola Scriptura y, por el contrario, ahí está implícita la refutación de tal concepto (en 2Pedro) ya que las Escrituras (al menos algunos conceptos en las epístolas de san Pablo) son difíciles de entender y ciertos individuos (aquellos indoctos e inconstantes) pervierten las Escrituras para su propia perdición. ¿Quién es docto y constante entonces?

R: Otros escritos en los que la Biblia trata acerca de la Escritura… Dada por la inspiración de Dios a través del Espíritu Santo: Hechos 1: 16; 2Timoteo 3:16, Hebreos 3: 7; 2Pedro 1: 21… Conveniente para la instrucción doctrinal y regla de vida: Salmos 19: 7, 119: 9, Juan 17: 17; Hechos 20: 32; Romanos 15: 4, 16: 26, 2Timoteo 3: 16-17… Sobre la Salvación: 2Timoteo 3: 15, Santiago 1:21… Anteriormente dada por Dios a los profetas: Lucas 16: 31, Romanos 3: 2, Hebreos 1: 1. Cristo confirma y enseña la Escritura: Mateo 4: 4, Marcos 12: 10, Lucas 24: 27, Juan 7: 42… Para ser enseñada diligentemente: Deuteronomio 6: 9, 17: 19, 1Pedro 2: 2… Para mantenerla inalterada: Deuteronomio 4: 2, Proverbios 30: 6, 2Timoteo 1: 13, Judas 3, Apocalipsis 22: 18-19… Para ser consultadas: Juan 5: 39; Ejemplo: Hechos 17: 11… En los últimos días de Jesucristo: Hebreos 1: 2; Cumplidas por Él: Mateo 5: 17, Lucas 24: 27, Juan 19: 24, Hechos 13: 29. Apelando los apóstoles a éstas: Hechos 2, 3, 8: 32, 17: 2, 18: 24, 28: 23… Los que la niegan serán juzgados: Juan 12: 48, Hebreos 2: 3, 10: 28, 12: 25… La importancia de mantener la palabra escrita: Josué 1: 18… Jesús lee las Escrituras: Lucas 4: 17… Pablo lee el Evangelio de Jesús: 1Corintios 15: 3-4… Los judíos eran los custodios de la Escritura: Romanos 3: 1-2… La Salvación es escrita para que la conozcamos: 1Juan 5: 13… Sugerencia de estudiarlas: 2Timoteo 2: 15. Lo que dice la Escritura acerca de la Tradición… que es lo que Jesús dice: Mateo 15: 2-7, Marcos 7: 3-13. Celosos de las tradiciones desde los padres: Gálatas 1: 14; Las tradiciones de hombres: Colosenses 2: 8; Recibidas por la tradición de sus padres: 1Pedro 1: 18.

Si los cristianos no pudieron leerlas por ser iletrados, entonces, ¿porqué los hombres del Nuevo Testamento escribieron tales cartas a las iglesias? No tenemos ninguna evidencia de que la mayoría de la población fuera analfabeta. ¿Sobre qué bases apoyas esta declaración tuya?

PV: Sólo revisa cualquier enciclopedia que trate de la Edad Media. La mayor parte de la población cristiana era analfabeta. Un simple hecho histórico, estamos hablando de un 90 a 95% de nivel de analfabetismo. Te proporcionaré algunos datos (revisa a Philip Hughes al respecto) La Biblia estaba en forma de manuscrito, caligrafiada (a mano) y su existencia era muy rara. Es copiada y preservada por monjes y sacerdotes católicos. Los principales estudiosos de entonces (los que podían leerla en sus idiomas originales) fueron los Padres de la Iglesia, hombres como San Jerónimo (quien la tradujo, obteniendo la Vulgata, en latín) y San Agustín.

“Jerónimo escribió algo intermedio entre el latín de Cicerón, de los intelectuales, y el latín vulgar de las calles (lenguaje que eventualmente se convirtió en el francés, español e italiano vernaculares) Su Vulgata (versión popular) fue gramaticalmente correcta, de ninguna manera ofensiva para los estudiosos, y aún así pudo ser leída y entendida por las masas, si las masas no hubiesen sido en su mayoría analfabetas. No fue culpa de Jerónimo que las escuelas del imperio del siglo V fallaran en este aspecto y que las masas por consiguiente fuesen iletradas y no sacaran provecho de su obra hasta el siglo XI o XII” [The Civilization of the Middle Ages by Norman F. Cantor [Harper Collins Publishers, 1993], Pág. 70]

“Desde el siglo VI hasta el X, durante los tiempos de estancamiento cultural y económico que precedieron la caída de Roma, los monjes mantuvieron al mundo Occidental unido. Ellos proveyeron la mayoría de los grandes misioneros. Con razonable seguridad, ellos preservaron a la antigua cultura en sus bibliotecas, copiando libros antiguos, haciendo nuevos, dirigiendo las pocas escuelas. Las murallas de los monasterios refugiaron a los hombres con el impulso de escapar del mundo, para buscar la virtud, y reflejarla en el alma del hombre y en su destino. Los monasterios fueron frecuentemente comparados a pequeños paraísos, refugios en un desierto adverso” [The Middle Ages by Morris Bishop [Houghton Mifflin, 1968, 1987], Pág. 12]

“Durante la mayor parte de las Edades Oscuras, los monasterios fueron los únicos centros de estudio en la Europa occidental. En el siglo XI, durante la ilustración alemana, dos industriosos monjes están ocupados copiando manuscritos en sus escritorios bajo la arcada del claustro” [Bishop, caption under picture, Pág. 29]

“Pero, ¿cómo puede ser cuestionado el que la gente que no sabía leer (como es generalmente admitido) pudiese conocer la Biblia? La respuesta es simple, ellos fueron instruidos por los monjes y sacerdotes, tanto en la escuela como en la iglesia, a través del sermón y la enseñanza. Ellos fueron instruidos por medio de interpretaciones teatrales o dramas sagrados, que representaban principalmente los principales hechos de la historia sagrada, como la representación de la Pasión… Ellos fueron instruidos a través de pinturas, estatuas y frescos en las iglesias, y cuyos ojos primero retrataron las doctrinas de Fe y las verdades de la Escritura: y por consiguiente, en los países católicos, las paredes de las iglesias, monasterios y conventos e incluso cementerios, están cubiertas con representaciones de escenas de las Escrituras” [Where We Got the Bible: Our Debt to the Catholic Church by Henry G. Graham [Tan Books, orig 1911, 1977], Pág. 85]

“La Iglesia Católica, entonces, tuvo que hacer lo mejor que pudo en aquellas circunstancias, y yo opino que ésta hizo lo que cualquier organización en la Tierra pudo haber hecho mejor para expandir el conocimiento de la Escritura entre sus hijos. Muchos no sabían leer, lo admito, pero la Iglesia no se excusó por eso. El latín fue la lengua universal, y se tenía que ser un estudioso para leerla, pero yo protesto en contra de la idea excesiva de que un hombre no podría conocer la Biblia a menos que supiese leer, ¿no pueden observar las representaciones ante ellos?, ¿no pueden oír su lectura?… Contiendo por el trabajo genuino, real y práctico sobre el conocimiento de la Biblia entre la generalidad de los católicos en la Edad Media, y ya sea que ellos pudiesen o no leer, no titubearé en afirmar que, con unas pocas excepciones, ellos tenían un conocimiento personal e inteligente y una representación vívida de los más importantes hechos de las Sagradas Escrituras y de la vida de nuestro divino Señor, de una amplitud que simplemente no podría encontrarse entre los millones de cristianos de hoy. La Iglesia nunca tuvo a la ignorancia como excusa ni impedimento (al menos parcialmente muchos estudiosos concuerdan con esto)” [Graham, Pág. 86, 87]

Estos fue el trabajo de los Obispos católicos, sacerdotes y monjes, así, los iletrados cristianos aprendieron la fe que les fue transmitida por esos hombres de la Iglesia Católica y que a su vez les fue transmitida por la tradición de los apóstoles. Y fueron estos mismos Obispos católicos quienes establecieron el Canon de la Biblia en el siglo IV.

Revisa cualquier enciclopedia o lee los artículos de la Enciclopedia Católica, acerca de la historia de la Iglesia y los Padres de la Iglesia y su interpretación de la Biblia. Así como mi página de internet sobre los mismos temas.

Te concedo que las epístolas originalmente fueron dirigidas a las iglesias, pero, como lo dije en un mensaje previo, éstas no fueron manipuladas individualmente por cada creyente cristiano para que la leyera. Por ejemplo, San Pablo manda que sus epístolas “sean leídas para todos los hermanos” (1Tesalonicenses 5: 27; también Colosenses 4: 15ss) No hay ningún mandamiento para que esas cartas sean copiadas diligentemente (aunque posteriormente lo hicieran los sacerdotes y monjes) y repartidas entre los hermanos y así hicieran su propia interpretación de las mismas.

Los primeros cristianos tenían ante sí autoridades (originalmente los apóstoles, y después sus sucesores, los primeros obispos). Muy poca gente sabía leer. Simples hechos históricos. Los líderes y soberanos que guiaban a los cristianos, les “predicaron la palabra de Dios” (Hebreos 13: 7, 17), y les transmitieron la tradición recibida de los apóstoles (1Corintios 11: 2, 34). Al principio, la fe fue enteramente en forma oral (Hechos 2: 42; 2Timoteo 2: 2; etc.) Décadas después fue escrita, y siglos más tarde fue formalizada por los Obispos católicos en el Canon de la Biblia (los mismos libros del AT y NT que los católicos tienen hoy) Y no hay ninguna declaración de que el canon del Nuevo Testamento reemplazaría a la tradición de los apóstoles, o que se rescindiría el mandamiento de transmitir la tradición de los apóstoles (2Tesalonicenses 2: 15, de nuevo). Los Padres de la Iglesia también contradicen esto (Sola Scriptura).

Como he venido diciendo, la gente no manipulaba individualmente la Biblia para que la pudiesen leer por sí mismos, por el motivo de que la Biblia era muy rara e inaccesible antes de la edad de la imprenta (1450 AD). No existían “librerías cristianas” en cada esquina. Aunado a esto, la mayoría de los cristianos no sabía leer. Simples hechos históricos.

R: En el siglo IV fue formalizado el canon. La razón de esto fue que el hereje Marción, durante el siglo II, formó su propio canon herético. Su movimiento empezaba a atraer adeptos, y para enfrentar esto, la iglesia tuvo que enseñar a sus fieles lo que era una enseñanza oficial y lo que constituía realmente el Nuevo Testamento. No fue que el Nuevo Testamento necesitara ser establecido sino que era necesario confrontar esta falsa doctrina. Así los pronunciamientos oficiales fueron hechos. Pero el asunto importante sobre esto es que los libros actuales ya se habían acordado en el siglo II. Podemos discernir esto por la manera en que el clero de la Iglesia temprana citaba el Nuevo Testamento, con autoridad. Casi el 90 por ciento del Nuevo Testamento puede ser reconstruido desde las citas de este clero, en el siglo III. Puedes ver que los libros inspirados del Nuevo Testamento fueron recibidos así por la gente de fe casi desde el principio. No hay gran controversia alrededor de esto. Estos trabajos circularon por todas las iglesias y gradualmente la conformación de un buen cuerpo literario fue reconocido como el Nuevo Testamento. Así, la formación informal del canon fue primero, seguida por las controversias como las de Marción y después la conformación oficial del canon.

PV: Tus comentarios sobre el Nuevo Testamento necesitan una corrección. Hubo bastantes desacuerdos y controversias acerca de lo que el canon del Nuevo Testamento debía ser, los siguientes libros fueron disputados en diferentes tiempos: Hebreos, 2Pedro, Apocalipsis, Santiago, Judas, 2 y 3 de Juan, etc. Otros libros tienen autoridad como Escritura: Doctrina de los doce apóstoles (Didache), el Pastor de Hermas, Epístola de Bernabé, etc. La Biblia como tal, no fue formalmente conformada como canon cristiano hasta el siglo IV AD. Nuevamente, simples hechos históricos. Me alegro de que reconozcas que “la iglesia formalizó el canon” en el siglo IV, ya que esto es lo que sucedió. Y esa “iglesia del siglo IV” es claramente la Iglesia Católica, con su jerarquía de Obispos católicos (tu clero temprano), los Sacramentos católicos, la Liturgia católica y oraciones.

.

.

Conclusión

Rich, he leído todo desde tu primera nota. Los textos bíblicos que has citado demuestran lo siguiente:

1. Los apóstoles y los profetas fueron inspirados a predicar y escribir la Palabra de Dios.

2. La Biblia es inspirada y provechosa (dejando a un lado la importante cuestión de ¿cómo sabemos lo que es el canon del AT y NT?)

3. Las profecías cumplidas demuestran que los profetas del AT vinieron de Dios.

4. Algunas tradiciones son meras tradiciones de hombres y deben ser rechazadas (Mateo 15: 1-9; Colosenses 2: 8)

Los católicos estamos de acuerdo con estos cuatro puntos. Pero esto no demuestra que la Palabra escrita de Dios es la única regla de fe infalible para los cristianos. Ni demuestran la suficiencia o exclusividad de la palabra escrita.

.

.

Mis mensajes, por mucho, demuestran lo siguiente:

1. Ambas, las enseñanzas orales y escritas de los profetas y los apóstoles tienen la misma autoridad y fueron inspiradas por Dios. (1Tesalonicenses 2: 13; 2Pedro 1: 21)

2. No hay ningún mandamiento en el NT referente a que la transmisión de la tradición de los apóstoles debía cesar en algún momento, ni hay ninguna declaración en el NT en donde la tradición de los apóstoles se reduzca o restrinja a su forma escrita (2Tesalonicenses 2: 15; 3: 6; 2Timoteo 1: 13ss; 2: 2; 1Corintios 11: 2, 34; etc.)

3. La transmisión de la fe cristiana de Cristo a sus apóstoles fue completamente oral (Hechos 2: 42), décadas después el NT fue escrito, mientras que tomó varios siglos para que los 27 libros del canon del NT fuese oficialmente reconocido por la Iglesia.

4. La posición unánime de los primeros Padres y los primeros 1,500 años de cristiandad acerca del Bautismo, la Eucaristía, la naturaleza jerárquica y sacramental de la Iglesia, las enseñanzas morales y otros temas, demuestran que la Iglesia Católica ha interpretado a la tradición de los apóstoles y a la Biblia correctamente en estos asuntos.

5. Sola Scriptura no pudo ser practicada (en el sentido de que cada quien define su mensaje) en los primeros 1,400 años de la Iglesia ya que las Biblias eran escasas (la imprenta no se había inventado), la generalidad de los creyentes cristianos no podía tener una Biblia y en su gran mayoría no sabían leer, ellos fueron instruidos en la fe católica cristiana por sus sacerdotes y obispos.

6. Además, no podemos saber lo que es “la doctrina esencial cristiana” sólo por la Biblia, dada la existencia de herejes (pasados y presentes) que definen sus creencias apoyados únicamente en la Biblia.

Así es como veo el debate hasta la fecha. ¿He dejado algo fuera?

.

.

[Se utilizó la Sagrada Biblia de Nácar-Colunga para traducir los versículos referidos]

.

.

Copyright by Phil Porvaznik.
All rights reserved.

.

.

PRESENTACION

.

.