Posteado por: Alejandro Villarreal | Lunes, agosto 22, 2016

Cuestionando el Holocasto – ¿Por qué lo creímos? (Parte I)

ByT

Título: Cuestionando el Holocasto – ¿Por qué lo creímos? (Parte I)
Autor: Eric Hunt
Original en inglés: Questioning The Holocaust – Why We Believed?
Traducción: alertajudiada.com

Interesante documental realizado por Eric Hunt en el cual se analiza la información oficial acerca del supuesto “holocausto” perpetrado por los nazis contra los judíos durante la II Guerra Mundial, resaltando las inconsistencias de este supuesto acontecimiento, desde las cámaras de gas hasta los testimonios fantásticos de los supervivientes, pasando por la encarnizada persecución hacia aquellos quienes osen cuestionar o dudar de su autenticidad. Es sumamente vergonzoso que hoy y desde hace algunos años ya, dentro de la Iglesia católica se apoye esta mentira monumental que ha servido de ariete en contra de los enemigos de Israel quienes han denunciado sus crímenes contra la humanidad en Palestina y que bien podríamos considerar como una de las señales de la Bestia cuya duda a su veracidad implica una desacreditación y persecución en la sociedad actual bajo la temible etiqueta de “antisemitismo”. El relato oficial del holocausto no es un dogma católico por mucho que Bergoglio y el clero modernista lo eleve al rango de semi adoración y por el contrario se alza como una de las mentiras más infames contra el pueblo alemán y que hoy está siendo extendido a todo la humanidad para someterla a las aspiraciones hegemónicas de Israel. Es deber del católico enarbolar la verdad, y en particular este tema, con el fin de denunciar el abuso de autoridad que ya se da en muchos países que castigan en mayor o menor grado el dudar de un supuesto acontecimiento histórico, lo cual es inédito en la historia de la humanidad. Entre los países que aplican sanciones a lo que ellos llaman (y tipifican como gran crimen) “negación del holocausto” están: Australia, Austria, Bélgica, Bosnia y Herzegovina, República Checa, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Israel, Italia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Holanda, Polonia, Portugal, Rumania, Rusia y Suiza. En México se quiere intentar una criminalización del pensamiento en este sentido propuesta por el diputado federal Ricardo Monreal Ávila del partido político MORENA, lo cual es lamentable, por decir lo menos.

Cuestionando el Holocasto – ¿Por qué lo creímos? (Parte I)

 

bibliaytradicion.wordpress.com

>>BITÁCORA<<

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Responses

  1. Buen día. Lo poco que sé de esto es por ciertos revisionistas, nacionalistas, uno de ellos, Don Salvador Borrego. Mi conflicto es, no en cuanto a lo que no sucedio, que jewllywood nos [adoctrina] muestra en sus dominios de vasta cultura e historia verídica, pero entonces… qué hay de santos como San Maximiliano, Santa Edith Stein, los sacerdotes de Dachau o alguno otro que “fue” víctima en dichos lugares y eventos?

    Si bien este papado se ha visto de “extraños y peculiares” actos, más allá de éste y ya en el martirologio se le incluye (o a los que no, como a los mártires en Polonia)… entonces… a quién creer?

    Gracias de antemano por la respuesta. Si bien no espero sea publicada, agradeceré sea respondida. Y quizá dejar la invitación y oportunidad a tocar el tema para quienes, apoyados (o confundidos) con los mártires, pongan en duda la veracidad de las negaciones.

    Dios les bendiga.

    • ¿Por qué no sería publicada una respuesta si se ha hecho una denuncia de que los hombres de la Iglesia actuales y los de hace algún tiempo se han hecho cómplices de tan grande mentira? De acuerdo a lo que se puede investigar sobre el tema de Stein y Kolbe, lo único que se puede decir con cierta seguridad es que o no se sabe realmente cómo y cuando murieron o se ha ocultado muy bien para deslizar en su lugar unas versiones que apoyen la mentira del holocausto (recordemos que de la URSS -errores de Rusia, según la fraseología de Fátima- nacen estos relatos que son utilizados como propaganda de guerra, que continúan durante la pantomima de los juicios fraudulentos de Nuremberg hasta nuestros días con un Putin apegado y celoso defensor de la mentira del holocausto; los soviéticos durante mucho tiempo mantuvieron en su poder la documentación nazi y aún cuando la hicieron pública nada nos asegura que no hayan escondido o destruído mucha de ésta), pero definitivamente es falso que Stein haya muerto gaseada y muy improbable que Kolbe haya muerto por una inyección letal. De ambos se afirma que fueron voluntarios para sustituir a alguien más que le tocaba morir en los campos, de entre las muchas versiones de sus muertes. Estas “canonizaciones” forman parte de las elevaciones dudosas a los altares de ciertos personajes por parte del clero modernista del postconcilio, incluido Angelo Roncalli o Juan XXIII y el mismo Juan Pablo II, donde la rigurosidad en la investigación de sus vidas se ha hecho a un lado, ya ni mencionemos la corroboración de los milagros de rigor. Es un tema que merece más profundización, desde muchos ángulos, pero que de entrada podemos decir que son sumamente dudosas, y en el caso de Stein, no sólo es dudosa por haber recurrido al tema del gaseamiento sino que se lleva consigo la credibilidad de la actuación de los hombres de la Iglesia (aún más) al haberla “canonizado” presentando esos argumentos, sin mencionar su complicidad en la mentira del holocausto, la cual tampoco es ya un secreto siendo cada vez más desvergonzada la incondicionalidad de los papas postconciliares con muchos grupos judíos (bien institucionalizada con la publicación del documento conciliar Nostra Aetate). De aquí no se sigue que muchos sacerdotes fueron trasladados a campos de concentración y trabajo y que el régimen nazi no simpatizaba con la posición de la Iglesia católica, y que bien pudieron haber muerto muchos en esos campos. Y es quizás por esta razón que muchos católicos aceptan casi como dogma de fe el “holocausto” judío y sus cámaras de gas ficticias, porque de otro modo comienza a derrumbarse la credibilidad de algunos papas y sus polémicas canonizaciones.

    • Otro detalle incongruente con la versión oficial de los gaseamientos es que en el caso de Stein se dice que deseó tomar el lugar de otra persona que había sido escogida para morir en las cámaras de gas, esta versión la dio el senador canadiense Jerahmiel Grafstein, relatando que en tres ocasiones Stein se ofreció como voluntaria para suplir a otra persona y sólo hasta la tercera vez, que habían escogido a un sacerdote, le fue concedido suplirlo. El problema que reporta esta versión es que el relato oficial dice que los prisioneros eran engañados y conducidos a baños comunitarios donde se les gaseaba una vez desnudos en las instalaciones, sin embargo Stein y los demás prisioneros sabían que iban a morir.

  2. Holocausto no es la palabra correcta pues implica un sacrificio religioso y no fue así.
    La correcta es genocidio
    La discusión es por las cifras ¿cuántas y cuáles?

    • Holocausto es el nombre que ellos le han puesto y por supuesto le han dado una connotación religiosa, pues ellos se consideran “ofrenda” hacia su dios. No sólo es cuántas y cuáles, sino el cómo, donde las cámaras de gases jamás han sido demostradas.

    • Ellos tienen que hacer coincidir la fantasía del “holocausto” con sus profecías de la Torá, pues ellos interpretan que 6 millones deben desaparecer antes de volver a Israel. Desde el punto de vista religioso de los judíos talmudistas y cabalistas, el “holocausto” sí es un dogma y jamás importará que no se puedan demostrar las cámaras de gases ni que se manejen distintas cifras, como dice el documental, siempre prevalecerá el número de los seis millones porque así lo interpretan ellos. Por supuesto, este carácter religioso nada prueba en absoluto, sino la ceguera y la obnubilación de los judíos, tal y como la describe San Pablo, características que no perderán sino cuando se conviertan y cumplan las palabras del Salvador, N.S. Jesucristo, antes de entrar a Jerusalén (Lucas XIII,35): Pues bien, vuestra casa va a quedar desierta. Os digo que no me volveréis a ver hasta que llegue el día en que digáis:¡Bendito el que viene en nombre del Señor!»

      +
      Interesante:
      1. https://wideawakegentile.wordpress.com/2014/06/28/holocaust-gematria-the-kabbalah-and-the-significance-of-six-million/
      2. http://www.google.co.in/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=0CB8QFjAA&url=http%3A%2F%2Fwww.germanvictims.com%2Fwp-content%2Fuploads%2F2013%2F06%2FHolocaust-Dogma.pdf&ei=eDvFVJ_qN5fq8AXCg4DQCw&usg=AFQjCNH5z8O6_3PrVZD-VExBmtH6kiyPeA&bvm=bv.84349003,d.dGc

      • San Pablo hablando del pueblo de Israel, inconverso al Señor:

        Romanos XI,7-10: Entonces, ¿qué? Pues que Israel no consiguió lo que buscaba, y en cambio lo consiguieron los elegidos. Los demás se endurecieron, como dice la Escritura: Dioles Dios un espíritu de embotamiento: ojos para no ver y oídos para no oír, hasta el día de hoy. David también dice: Conviértase su mesa en trampa y lazo, en piedra de tropiezo y justo pago; oscurézcanse sus ojos para no ver; agobia sus espaldas sin cesar.
        +
        2Corintios III,14-17: Pero se embotaron sus inteligencias. En efecto, hasta el día de hoy permanece ese mismo velo en la lectura del Antiguo Testamento, y no se levanta, pues sólo en Cristo desaparece. Hasta el día de hoy, siempre que se lee a Moisés, un velo ciega sus mentes. Y cuando se convierta al Señor, caerá el velo. Porque el Señor es el Espíritu, y donde está el Espíritu del Señor, allí está la libertad.

    • Y tampoco aplica el término genocidio, ya que no se ha demostrado que la Alemania de Hitler tuviera el propósito de exterminarlos, y por supuesto, en la realidad, no se los exterminó, de hecho, para la tragedia que cuenta el relato oficial es un hecho que sobrevivieron demasiados.

  3. Yo recuerdo haber leído en varios libros de historia de la pos-guerra por 1960, que las cifras de muerte de la segunda guerra mundial, fueron 20 millones de Rusos, y 6 millones de alemanes, en aquella época todavía no existía el holocuento del holocausto, y sobre los judíos y otras minorías étnicas la cifra que se manejaba eran de 350 mil.
    La Alemania nazi, no pudo asesinar a 6 millones de judíos, por la simple y sencilla razón de que esa cantidad no existía en Alemania con todos y los países que ocupo temporalmente, además los políticos aliados de aquella época al estilio churchil jamas hablaron de holocausto, pero lo que si se comprobó fue la matanza por los Sovieticos de 15 mil oficiales polacos en el bosque de Katin, misma que los soviéticos se la achacaron a Hitler.
    En mi opinión, este holocuento sirvió para que el estado de Israel cobrara muchos millones de dólares a la republica federal alemana, no así a la Alemania comunista, que no pagó un céntimo, además hay una incongruencia grandísima, que solamente la notan personas que conocen el estado de derecho. ” NO ES POSIBLE PAGAR MILLONES DE DOLARES A UN ESTADO QUE EN 1945 EN QUE ACABÓ LA GUERRA “”NO EXISTIA””

  4. Ahora si me dejo mucho que desear esta entrada, detecto muchos errores de conocimiento histórico y mínimo de conocimiento de política actual mexicana. Sospecho que usted sea un ultra conservador de antaño, de esos que pertenecieron al movimiento sinarquista o mínimamente un panista obsesionado. Y disculpe que lo ataque y critique de esta manera pero no entendí realmente su ideal esta vez, esta en ¿contra o a favor de la critica al holocausto ?

    • Si tiene que preguntar eso, entonces no entendió nada. Soy católico de siempre, de los dos mil años.

    • Y si confunde panismo con sinarquismo, entonces quien muestra poco conocimiento es Ud., de lo cual tampoco veo la relación de ese tema con este post, ¿quizás Ud. sea de las filas del peje?

  5. Un antiguo maestro siempre nos repetía _ LOS HECHOS SON TERCOS, MUY TERCOS, UNO LOS NIEGA Y ELLOS PERMANECEN INMUTABLES. En este caso si por ideología (a favor o en contra) del sionismo se pretende hacer desaparecer la matanza de los Nazis, recordemos que en los campos de concentracion se llenaron primeros de opositores políticos (comunistas, socialistas, socialdemócratas, cristianos y luego con judios y gitanos) y que a casi todos los mataron/ asesinaron. De acuerdo a los registros donde los hay como Holanda o Bélgica hay miles de judíos que “DESAPARECIERON” durante el período 1940/45. ¿donde estan las aldeas judías de los pogroms de la Europa oriental (Rumania, Polonia, Ucrania, Bielorusia, Países Balticos)?. Si Israel hace o deja de hacer, no se justifica con el Holocausto. Se discute lo que hoy hace. Discutir los hechos es sólo una perdida de tiempo, ya que los mismos hechos permanecen inmutables y hacel el roll del necio.

    • Paradójicamente quien hace más el necio en la actualidad es aquel que teme las consecuencias de la mentira, por lo cual, es necesario (y sintomático) “proteger” un supuesto hecho histórico con la amenaza de cárcel y multas a quien lo cuestione. Existen suficientes registros, desde la Cruz Roja hasta los almanaques judíos, que hablan de una desaparición mucho menor que la dogmática cifra de los seis millones, y en cuanto a los segundos, reportan un incremento de la población judía en más o menos tres millones, respecto del inicio y final de la guerra, jamás una disminución de población. Quienes mataron a los prisioneros de los campos de detención, al momento de su “liberación” fueron los Aliados, por medio de sus bombardeos. El caso de la mentira del “holocausto”, no tiene paralelo alguno, pues si resulta que “tercamente permanece” en el tiempo, no es porque sea verdad, sino porque tienen un gran aparato de propaganda, desde las películas insulsas de Hollywood, pasando por la veneración que deben hacerle los políticos masones y por la acción de los mismos judíos, como la Liga Antidifamación. Lo que sorprende no es que permanezca, sino que a pesar de una “historiografía” de película, literalmente hablando, la persecución activa a quienes buscan la verdad, el bombardeo constante en todos los medios durante medio siglo, existan quienes se opongan a esa mentira, a los negadores de la verdad.

  6. Estimados amigos, no es necesario ni con ideología ni sin ella defender y justificar a los que matan. El que mata a su hermano comete crimen y mejor no dulcificar los asesinatos, los del Eje y los Aliados llenos de ambición de poder y egoismo mataron a inocentes (aun personas con discapacidad). De la guerra debemos aprender la lección de “Nunca más”. Cuando se mata a un ser humano, que importa si es judío, católico, evangélico o agnóstico, se comete un crimen contra Dios.
    Que tengan una linda jornada.
    Antonio.-

    • Aunque estoy de acuerdo en general en su comentario, parte de no olvidar es recordar que algunos usan la mentira del holocuento, no sólo para otorgarle impunidad a nivel internacional, a Israel, sino que en la actualidad se usa para imponer una tiranía de hecho que poco a poco se convierte en tiranía de derecho. En este sentido no concuerdo con Ud. y la denuncia debe hacerse sonora y general, si hoy pueden castigar a los que denuncian esta mentira es porque son pocos. La ideología es toda de ellos, pues necesitan torcer la realidad para imponer su inverosímil visión de la historia. Al final es cuestión de pruebas materiales que el holocuento jamás ha podido aportar ni aportará. El revisionismo histórico se apoya principalmente en pruebas forenses, no en ideas.


Los comentarios se revisarán antes de publicarse. Procure realizar comentarios fundados en las Sagradas Escrituras, La Tradición Apostólica y/o en la historia; las leyendas negras se desecharán y los pensamientos personales son sólo eso. Los comentarios cerrarán después de 7 días de la publicación del post. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías