Posteado por: Alejandro Villarreal | Lunes, mayo 12, 2014

Homilía: «Tercer domingo después de Pascua» por el R.P. Alfonso Gálvez Morillas

Título: Homilía: «Tercer domingo después de Pascua»
Autor: R.P. Alfonso Gálvez Morillas
Homilía correspondiente a la Misa del domingo 12 de mayo de 2014. Publicado aquí sin el permiso expreso del autor

«Voy al Padre.» Hasta Él te seguiremos, Señor, que eres el camino, la verdad y la vida.

Jubilate Deo, omnis terra. Saboreando la alegría de la resurrección, canta la Iglesia su gozo y proclama la gloria del Señor.

Pero en la tierra, las fiestas de Pascua no son más que una anticipación de la Pascua eterna. La perfecta alegría nos aguarda en el cielo. Allí tendrá lugar el coronamiento de una vida cristiana practicada con fidelidad.

El programa de esta vida, fiel a sí misma, nos lo traza san Pedro de una manera sencilla a la vez que sublime. El cristiano marcha hacia la patria del cielo por su camino de la tierra, observando continuamente todo cuanto le impone su existencia humana. Sabe que de esta forma agrada a Dios. Las mismas tribulaciones cumplen su cometido: darnos a luz a la vida eterna. Orientada así plenamente la vida del cristiano hacia el triunfo final, se convierte en un pugilato que ha de instaurar progresivamente en cada uno de nosotros la vistoria ya obtenida en la persona del Salvador.

La Biblia y la Liturgia de este día. Sobre el anuncio que Jesús hace de su resurrección: Mateo XII,38-42; XVI,1-4,21; XVII,22-23; XX,17-19; XXVII,63; Lc. XXIV,6-8,25-27,44-48. Juan II,18-22; XIV,18-20.

Sobre los deberes para con las autoridades, acudir al 22º domingo después de Pentecostés (sumisión a los poderes establecidos).

Sobre la alegría cristiana. Ya en el Antiguo Testamento se la consideraba como un don de Dios concedido a los justos (Salmos IV; XV,11; XLII,4; L; LXVII,4-5; XCIII,18-19; XCVI,10-12); era fruto del temor del Señor (Eclesiástico I,11-13) y la fuerza de los que la experimentaban (Nehemías VIII,10); se alegraban cuantos se acercaban a la ciudad santa (Salmo CXXI,1-2), al Templo (Deuteronomio XII,18 – Salmo XXVI,4-6), al Arca de la Alianza (1Reyes VI,6-13), y cuantos alababan a Dios (Salmos IX,2-3; LXIII,2-7) y le presentaban ofrendas (1Crónicas XXIX,9,17). Esta alegría la orientaban las esperanzas mesiánicas hacia Cristo (Isaías XXXV; XLIX,8 a L,3; LI,1 a LII,12; LV; LX; LXI; LXV; LXVI – Jeremías XXXI; XXXIII,1-18 – Juan VIII,56), en el que se centraba (Juan III,29 – 1Juan I,1-4). Despierta alegría su expectación (Mateo II,10 – Lucas I,14,44,58) su nacimiento (Lucas XXIV,41 . Juan XIV,28; XX,20), la entrada en su reino (Mateo XIII,44 – Lucas X,17-20; XIX,1-10 – Colosenses I,12-14 – 1Pedro I,8-9 – Apocalipsis XIX,7-9), la propagación de su evangelio (Hechos XI,23; XIII,47-48 – Filipenses I,18), la eficacia de la oración en su nombre (Juan XVI,23-24). Esta alegría florece en medio de las pruebas y de las persecuciones (Mateo V,11-12 – 2Corintios VII,4, VIII,2 – Filipenses II,17-18 – Hebreos X,34 – Santiago I,2-3), por las que participamos de los sufrimientos de Cristo (Colosenses I,24 – 1Pedro IV,13-16). Igualmente debemos vivir con alegría (Romanos XIV,17 – Gálatas V,22), que es prolongación de la alegría del mismo Cristo (Juan XV,9-11; XVII,13) y, como ella, no tendrá fin (Juan XVI,22).

Lectura de la Biblia. 1Juan III,11 a V,21 – 2Juan – 3Juan I,1-8.

«Tercer domingo después de Pascua»

bibliaytradicion.wordpress.com

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Los comentarios se revisarán antes de publicarse. Procure realizar comentarios fundados en las Sagradas Escrituras, La Tradición Apostólica y/o en la historia; las leyendas negras se desecharán y los pensamientos personales son sólo eso. Los comentarios cerrarán después de 7 días de la publicación del post. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías