Posteado por: B&T | Martes, enero 28, 2014

Homilía: «Tercer domingo después de Epifanía» por el R.P. Alfonso Gálvez Morillas

Título: Homilía: «Segundo domingo después de Epifanía»
Homilía correspondiente a la Misa del domingo 26 de enero de 2014. Publicado aquí sin el permiso expreso del autor

Acaba de curar al leproso, al que vemos camino del Templo, cuando señala ya al centurión, con la mano, el siervo a quien ha devuelto la salud. Poder de la fe que así fuerza al amor al milagro.

Este domingo sirve de marco a todos los que han de seguir hasta Septuagésima. El introito y los demás cánticos de la misa son los mismos; al proclamar la gloria y la realeza universal de Cristo, invitan a su adoración. De este modo, la liturgia del Tiempo después de epifanía se aproxima al Tiempo de Navidad.

Las oraciones, en cambio, tienen un carácter más general : como las del Tiempo después de Pentecostés, son la expresión de la plegaria cristiana en sus peticiones y disposiciones habituales, sin relación directa con una fiesta o un misterio particular. Y lo mismo hay que decir por l oque se refiere a la epístola y al evangelio.

La espístola es continuación de la del domingo anterior, y trata del espíritu que debe animar a los creyentes con relación a todos los hombres, sean quien fueren. Les debemos tener una voluntad buena y pacífica, que no se deje desarmar por nada, mucho menos por el mal. El evangelio nos invita a la confianza, por miserables que seamos o por muy alejados que estemos de Dios. El leproso purificado de su lepra, símbolo delp ecado, y el centurión romano, que obtiene la curación de su criado, son dos ejemplos aleccionadores. El elogio de la fe del centurión culmina en la solemne declaración con l oque anuncia Jesús el acceso de todos los pueblos a la salvación.

La Biblia y la Liturgia de este día. Sobre la curación del criado del centurión, véase un milagro semejante en el 20º. domingo después de Pentecostés. Nótese en estos textos la insistencia sobre la fe.

Sobre la curación del leproso, recurrir también a l oque se dice en el 13º. domingo después de Pentecostés, cuyo evangelio subraya muy particularmente el papel de la fe en un milagro similar. Recordar también las señales del mesianismo de Cristo (Mateo XI,2-6). Resultará interesante leer en 4Reyes V la curación de Naamán, de la que habla Lucas (IV,16-30). Véase, igualmente, en las instrucciones de Jesús a sus discípulos. MAteo X,8.

Sobre la legislación relativa a la lepra: Levítico XIII, principalmente 49; XIV, sobre todo 2-7.

Sobre la universalidad de la redención, véase l oque se dijo en el domingo 2º. de Adviento.

Lectura de la Biblia. 1Tesalonicenses II,1-16; IV,13 a V,11 – 2Tesalonicenses II,1 a III,13 – 1Timoteo I,12-17; III,16 a IV,10; VI,3-21 – 2Timoteo III,10 a IV,8 – Tito II,2 a III,11 – Filemón.

Tercer domingo después de Epifanía

bibliaytradicion.wordpress.com

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Categorías