Posteado por: B&T | Martes, noviembre 19, 2013

Otra campaña «antiviolencia» del GDF en donde el repudio a la doble violencia del aborto está ausente

ByT

Título: Otra campaña «antiviolencia» del GDF en donde el repudio a la doble violencia del aborto está ausente
Autor: Alejandro Villarreal

Estamos llegando al final del año 2012 y la noticia local es que Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF en adelante), México, continúa con una campaña “antiviolencia”, hace mucho iniciada, donde cambia armas, esta vez de juguete, por balones firmados por el “Chicharito”, no es una noticia nueva y en muchos sentidos ni siquiera es relevante, lo relevante es que, otra vez, el gran ausente de las campañas “ativiolencia” de los gobiernos izquierdistas del Distrito Federal, México, es la violencia del aborto, cuya definición cruda y real es el acto por el cual una madre asesina a su hijo antes de que nazca (lo haga “legal” o clandestinamente, es mero adorno ideológico) por las razones o sinrazones que se quiera. Como en el tiempo de Marcelo Ebrad y su campaña “antiviolencia”, que se centró en las mujeres y los niños, hoy tenemos una campaña que simplemente tiene como finalidad lavarle la cara a un grupo político liberal que sabe que es impopular entre los mexicanos el criminal y doble acto violento del aborto (contra mujeres y niños). Lejos de que el titular del GDF omita esto por simple “casualidad”, al contrario, tenemos testimonios en los mismos medios, de su mismo signo político además, de su “alegre” postura proabortista, donde se pone en marcha otro tipo de campaña de medios para que esto parezca laudable, diciendo que en su administración se han realizado cero abortos ilegales, ¿acaso deja de ser menos criminal este acto sólo porque un gobierno lo haya legalizado? Es interesante conocer la postura del actual Jefe de Gobierno, plasmada en la revista Proceso, del mismo signo político del aludido (mi énfasis):

En ocasión de la conmemoración de los seis años de la ILE en el Distrito Federal en la Antigua Escuela de Medicina, Mancera dijo que se trata de una política progresista, que contribuye a la equidad y la igualdad de género. Además, destacó que gracias a esta política pública en la capital se han eliminado por completo las muertes por abortos clandestinos. Ante expertas y expertos en el tema de género que estuvieron presentes en la inauguración del foro “Yo decido”, Mancera felicitó a quienes “dieron la lucha inicial” para construir una política pública que “por su respaldo social y fuerza jurídica” hoy es reconocida a nivel internacional. Gracias a ello, dijo, la ciudad seguirá siendo “bastión y punta de lanza” en la defensa de los derechos humanos de todas y todos. “Los gobiernos progresistas nos hemos ocupado de trabajar de manera ardua para lograr el reconocimiento pleno de todos los derechos de todas ustedes, de todas las libertades”, sostuvo el ejecutivo local. Y advirtió: “seguiremos hablando y hablando fuerte de estos temas” a fin de fortalecer las políticas para reducir todos los tipos y modalidades que agravien a las mujeres. “Vamos a la defensa de estos derechos, sigamos construyendo la equidad y la igualdad de género en esta ciudad. Sigamos construyendo una capital de libertades, una capital que observa los derechos humanos, que atiende cuáles son las políticas públicas que surgen desde las organizaciones que están ocupadas de la representación de los temas de género”, subrayó. Proceso, 24 de abril de 2013.

Más allá de la ilusión y el delirio “progresista”, la mayoría de los mexicanos no acabamos de comprender cómo es que el asesinar a un niño constituya una “política progresista” o cómo es que esto equipara a una mujer con un hombre (¿acaso los varones ya asesinábamos a nuestros hijos antes de esta aberración?). El punto es que son hipócritas y poco creíbles las campañas “antiviolencia” de ese conglomerado de partidos políticos de izquierda enquistados en el GDF, que impulsan ciegamente políticas internacionales aún cuando los mexicanos rechazamos la aberración y la violencia del aborto, pero aún así, querrán hacernos creer que actúan por nuestro bien. En resumen, para el Sr. Miguel Ángel Mancera (y sus camaradas), la violencia de las armas es reprobable e incluso les parece laudable hacer campañas en contra de eso (algo que es cierto y es beneficioso), sin embargo, para este mismo personaje la doble violencia del aborto se trata de una “política progresista”, un “bastión y punta de lanza” y un “derecho” cuya negación “constituye un agravio contra las mujeres”; hablando de violencias, ¿de qué manera hay que violentar la propia razón para conciliar todas estas contradicciones y fantasías? Me olvidaba, como cereza de este insípido pastel se nos informa que la fundación Non Violence Project de Yoko Ono, ha premiado al titular del gobierno del GDF, por este acto. Yoko Ono, por propia admisión, es una mujer que se hizo practicar muchos abortos en su juventud, debido a su libertinaje sexual (por propia admisión también) y tiene una posición “feminista”, con lo cual podemos ver que el hábito de “lavarse la cara”, políticamente hablando, trasciende fronteras y en esto se prestan manos unos a otros, aunque no es agua lo que usan, sino sangre de inocentes. Esta fundación eligió a la Ciudad de México como la “Capital Mundial de la No Violencia”, sentido del humor tienen, eso no se los negamos.

La Ciudad de México, única entidad de la República Mexicana donde se promueve ampliamente la doble violencia del aborto (contra mujeres y niños), es nombrada “Capital Mundial de la No Violencia”

bibliaytradicion.wordpress.com

>>BITÁCORA<<

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Responses

  1. Lo mejor que puedes hacer es rezar por ellos ( decía un sacerdote, no los culpes si son malos, sino rezas por ellos ), luego, tengamos esperanza

    • Por supuesto, es lo primero que se debe hacer. Esto no obstaculiza el denunciar el mal que es el aborto, ni a sus principales propagadores ni sus maniobras para hacerse pasar por buenos. El juicio se los hará Dios, ojalá que se arrepientan. Lo que se presenta aquí no falta a la verdad ni a la caridad, pues es necesario hacerle saber que hace mal a una persona con el fin de que busque resarcirse y arrepentirse (y que otros sepan que esto no es tan neutral como parece), y sobre todo, de no dejar de mencionar lo que todavía es elemental, pues con el pretexto de una falsa caridad es que muchos hoy callan (se da el caso opuesto de la exageración o de la calumnia, lo cual no es lo correcto). Particularmente en México tenemos esa costumbre de callar y dejar pasar, no tanto porque sea lo correcto, sino porque heredamos este temor de hablar a partir de una época de gran represión religiosa (la callista y de las politicas posteriores), el punto es hacer ver el mal que colectivamente se le hace a una población católica -dormida e ignorante-, sin caer en mentiras, sensacionalismos, difamaciones o ánimos de pagar el mal con otro mal, ¿cómo se sabrá lo que es el bien si se deja de predicarlo o de denunciar lo contrario, el mal? Hemos llegado al extremo absurdo de evitar hablar aún en familia de los temas “espinosos” (religión, política, etc.), ¿será porque somos incapaces de sostener una posición con argumentos válidos sin exaltarse o porque es “malo” hablar de esto? Hemos llegado al extremo absurdo y alarmante de que la mayoría de los jóvenes mexicanos (y del mundo) son unos completos ignorantes de la religión y las costumbres de sus abuelos (desafortunadamente muchos de sus padres son igualmente ignorantes o negligentes). ¿A quién beneficia el silencio?
      +
      Por último, aquí se tocan temas que son del conocimiento público, no hay ánimo de descrubrir filiaciones ni posturas erróneas secretas que pongan en aprietos o en humillaciones innecesarias a nadie (y por las que sea necesario impugnar en privado, como primer paso en la caridad). En otras palabras, los aludidos en este pequeño artículo siempre han abrazado sus errores de forma reiterada y pública (agregaría: con orgullo satánico, además -sin pasar por alto sus mentiras-).

  2. Todos los del “prd” y los que apoyan y practican el aborto, sus madres debieron abortarlos, para que no tuvieran oportunidad de defender lo indefendible.


Categorías