Posteado por: Alejandro Villarreal | Jueves, octubre 3, 2013

Historia de la Apostasía y el Tercer Secreto de Fátima

ByT

Título: Historia de la Apostasía y el Tercer Secreto de Fátima
Autor: Robert J. Siscoe
Traducción: Alejandro Villarreal -ago/oct 2013-

Si consideramos la historia de la creación desde el principio de los tiempos observaremos que se distingue un patrón: una y otra vez vemos que una gran apostasía comienza desde lo más alto.

Al principio de los tiempos Dios creó nueve coros de ángeles en orden jerárquico con Lucifer a la cabeza. Santo Tomás explica que los ángeles mayores poseen un mayor intelecto y conocimiento que los menores [1]. Por lo tanto Lucifer, el ángel principal, no sólo era el mayor de los ángeles en el orden jerárquico, sino también el ángel con mayor intelecto y el responsable de iluminar y gobernar a los otros.

Como sabemos, este magnífico ángel, la criatura más grande que Dios había creado hasta el momento, desobedeció a Dios y cayó en apostasía, al hacer esto se llevó a un tercio de los ángeles con él. Los ángeles pudieron haber pensado “preferimos estar en el error con Lucifer que en lo correcto sin él”, siguieron sus designios y se convirtieron en demonios, mientras que los demás permanecieron fieles a Dios, a pesar de la apostasía de su líder divinamente designado, y fueron inmediatamente confirmados en la gracia y ahora reinan junto a Dios en los cielos.

Después de la caida de los ángeles malos, Dios creó al hombre. Él dotó preternaturalmente al primer hombre con los dones de integridad, inmortalidad del cuerpo, impasibilidad y conocimiento infuso, todo lo cual lo perfeccionó de acuerdo a su naturaleza, así como también le dio el don supernatural de la gracia, el cual elevó su alma a un nivel sobrenatural, haciéndolo así partícipe de la naturaleza divina (2 Pedro I,4). Por medio del don del conocimiento infuso, Adán supo que tenía una aptitud natural para el saber [2], incluyendo el conocimiento del universo físico, tanto espiritual como material, la ley moral, los atributos divinos de Dios y la relación con su creador [3], así como el conocimiento sobrenatural necesario para guiarlo a él y a sus descendientes hacia un fin sobrenatural [4]. Todos los dones que recibió Adán habrían de pasarse hasta la posteridad con excepción del conocimiento infuso, la razón por la que sus descendientes no recibirían este don, según Santo Tomás, es debido a que Adán fue el maestro de todos los demás hombres [5]. Como padre de la humanidad, él debía instruir y gobernar a los hombres, así como Lucifer fue designado para gobernar e iluminar a los otros ángeles. Como sabemos, Adán, el padre de la humanidad y quien fue divinamente designado como maestro de todos los hombres, desobedeció a Dios y cayó en el pecado, causando así la caída de toda la humanidad. Pero a diferencia de los ángeles caídos, Dios no abandonó al hombre, sino que prometió enviar a un Redentor.

En seguida Dios estableció a Su pueblo escogido, los hijos de Israel, de donde habría de surgir el Redentor. Este pueblo escogido recibió una revelación sobrenatural directamente de Dios, y practicó la verdadera religión revelada por Dios. Los israelitas ofrecieron a Dios la verdadera adoración y esperaron la venida del Mesías durante dos milenios. Entonces, cuando el largamente esperado Mesías apareció, los líderes israelitas lo rechazaron, declarándolo blasfemo y buscaron que los romanos lo sentenciaran a muerte, causando así la caída de toda la nación judía.

Dios utilizó la traición de su alguna vez pueblo escogido y el sacrificio de muerte de Cristo como los medios para redimir a la humanidad, y para la salvación de los gentiles. Fundó Su Iglesia, «columna y fundamento de la verdad» (1 Tim. III,15), exclusiva Arca de Salvación y colocó al Papa como cabeza y maestro de todos los fieles.

Este patrón se ha repetido una y otra vez desde el principio de la creación, ¿qué debemos esperar que suceda hacia el final?, ¿habría de sorprendernos que el Papa, cabeza de la Iglesia divinamente designado por Dios y maestro de los fieles, repitiera la acciones de otros líderes divinamente designados y llevara a incontables almas hacia la perdición, trayendo así la gran apostasía predicha en el Nuevo Testamento?, ¿nos sorprendería esto o simplemente sería parte del mismo patrón que se repite?

¿Podría la gran apostasía, traída por una desorientación diabólica de los papas, ser lo que se habla en la porción del Tercer Secreto de Fátima aún por revelarse? Considérese el testimonio del Card. Ciappi quien leyó el Tercer Secreto. El Card. Ciappi fue un distinguido teólogo de la casa pontificia de 1955 a 1989. En una carta al Prof. Baumgartner, el cardenal realizó una sorprendente admisión acerca del Tercer Secreto. Él escribió: «En el Tercer Secreto se predice, entre muchas otras cosas, que la gran apostasía en la Iglesia comenzará desde la cima.» [6] Nótese que no dijo que comenzará “cerca de la cima”, sino en “la cima”, es el mismo patrón que se ha repetido en la historia.

En una entrevista de 1984 el Card. Ratzinger también habló sobre el contenido del Tercer Secreto. El entrevistador preguntó: «¿Ha leído lo que se conoce como el tercer Secreto?», para su sorpresa el cardenal respondió afirmativamente, y se dispuso a hablar de su contenido. El cardenal dijo «las cosas que contiene el Tercer Secreto corresponden a lo que se ha anunciado en las Escrituras y que se ha dicho una y otra vez en muchas otras apariciones marianas.» (Bien podríamos preguntar aquí dónde en las Escrituras se habla de un intento de asesinato a Juan Pablo II) Continuando, el cardenal dijo que el Tercer Secreto habla acerca «de peligros que amenazan la fe… y la importancia de los “novissimi” (fin de los tiempos).» Una vez más vemos que un prelado, quien ha leído el Tercer Secreto, habla acerca de una referencia a un peligro que amenaza la Fe.

Pero quizás la declaración más interesante ha venido de Pablo VI durante el 60 aniversario del Milagro del Sol, durante el cual habló de la apostasía en la cima de la Iglesia, lo cual confirma lo que el Card. Ciappi escribió al Prof. Baumgartner. Esto es lo que Pablo VI dijo el 13 de octubre de 1977:

El diablo ha metido la cola en la desintegración del mundo católico. Las tinieblas de Satanás han entrado y se han esparcido en toda la Iglesia, incluso en su cima. La apostasía, la pérdida de la fe, está esparciéndose en todo el mundo y en niveles muy altos dentro de la Iglesia. -Pablo VI, 13 de octubre de 1977, citado en Corriere della Sera, página 7, de su artículo del 14 de octubre de 1977-

¿Es sólo una coincidencia el que Pablo VI hiciera esta declaración durante el aniversario de Fátima? No parece probable. Parecería más probable que él estaría revelando lo que contiene el Tercer Secreto.

Pero si esto es lo que contiene el Tercer Secreto, ¿cuándo habría de comenzar?, ¿hay una fecha particular a la cual uno pueda referirse como el principio de esta gran apostasía que comenzará en la “cima” de la Iglesia?

En la famosa entrevista de 1957 a la Hna. Lucía por Fr. Fuentes, acerca de los acontecimientos de Fátima, la monja de clausura preguntó al entrevistador: «Padre, ¿cuánto falta para que llegue el año 1960?» ¿Por qué preguntaría acerca del año 1960?, en seguida lo explicaría. Ella dijo que cuando llegue esta fecha, «será muy triste para todos, no habrá más alegría si antes no se reza y se hace penitencia.» Finalizó con estas palabras: «No puedo dar más detalles porque todavía es un secreto.»

En 1960 ya se realizaban los preparativos para el II Concilio Vaticano, al cual el Card. Suenens luego describiría como «la Revolución Francesa dentro de la Iglesia». Otro participante del concilio, un arzobispo quien vivió durante la primera y la segunda guerra mundial, describió al II Concilio Vaticano como «la gran guerra por la que tuve que pasar.»

El “concilio pastoral” trajo el caos a la iglesia, incluso antes de la clausura de su sesión final. Considérese lo que Fr. De Pauw escribió a Pablo VI un año después de la clausura del desastroso concilio:

Ya desde entonces, el 1 de diciembre de 1965, Fr. De Pauw escribió a Pablo VI, quien había sido designado como presidente del Movimiento Católico Tradicionalista, «Su Santidad me pidió que me diera cuenta de que nuestra Iglesia estaba pasando por una de sus más graves crisis en su historia.» Si tal descripción de la condición de nuestra Iglesia era cierta entonces [principios de los 60’s], ¡qué se puede decir de nuestra Iglesia actual! Decir que ha ido de mal en peor sería atenuar en gran medida la situación. La condición actual de la Iglesia católica está más allá del punto de la herejía doctrinal, del cisma palpable e incluso de la apostasía. Es en este estado de caos y de colapso total, resultante de una sistemática destrucción de, primero, nuestra liturgia y de otras tradiciones, y ahora de nuestras creencias y nuestra moral. [8]

Si esta carta describe a la Iglesia de los años sesenta del siglo pasado, ¿qué palabras podrían utilizarse para describir a la Iglesia de nuestros días?

Quien tenga ojos para ver, que vea, pues la Iglesia está sufriendo una crisis de magnitud sin precedente: una gran apostasía que comenzará desde la cima, a través de un desastroso “concilio pastoral” y una serie de papas quienes, cualesquiera que hayan sido sus buenas intenciones, no obstante fueron inducidos a intentar establecer un nuevo orden en el mundo católico, un “orden” que rápidamente se está convirtiendo en caos. Tenemos la promesa de que las puertas del infierno no prevalecerán sobre la Iglesia; tampoco el papa definirá jamás infaliblemente una herejía, ya que esto sería incompatible con el carisma de infalibilidad. Pero sin violar ninguna de Sus promesas, no hay razón para creer que Dios no permitirá, como de hecho ya lo está permitiendo, la crisis de fe que alcanzará la cima de la Iglesia, que traerá la apostasía que será similar a lo que se ha repetido una y otra vez desde el inicio de la creación.

Desde el Concilio observamos que los papas han abrazado personalmente los mismos errores modernistas que han hecho estragos dentro de la Iglesia, de arriba a abajo y que fueron advertidos por el gran San Pío X en 1907 cuando admitió que estos errores se encontraban «en las entrañas mismas de la Iglesia y en sus mismas venas»:

«ellos traman la ruina de la Iglesia, no desde fuera, sino desde dentro: en nuestros días, el peligro está casi en las entrañas mismas de la Iglesia y en sus mismas venas; y el daño producido por tales enemigos es tanto más inevitable cuanto más a fondo conocen a la Iglesia. Añádase que han aplicado la segur no a las ramas, ni tampoco a débiles renuevos, sino a la raíz misma; esto es, a la fe y a sus fibras más profundas. Mas una vez herida esa raíz de vida inmortal, se empeñan en que circule el virus por todo el árbol, y en tales proporciones que no hay parte alguna de la fe católica donde no pongan su mano, ninguna que no se esfuercen por corromper.» [9]

En esta crisis eclesial de magnitud sin precedente, aferrémonos con firmeza a «la fe que ha sido transmitida a los santos de una vez para siempre» (Judas I,3) y nunca olvidemos las palabras de San Pablo: «aun cuando nosotros mismos o un ángel del cielo os anunciara un evangelio distinto del que os hemos anunciado, ¡sea anatema!» (Gal. I,8)

Notas:

1) S.T. PT 1, Q 106, A. 1
2) S.T. Pt I, Q 94, A 3
3) Hardon, God the Author of Nature and the Supernatural
4) S.T. Pt I, Q 94, A 3
5) Ibid
6) The Fourth Secret of Fatima, Pg. 122
7) Pope Paul VI’s October 13, 1977 address on the Sixtieth Anniversary of the Fatima Apparitions
8) Letter of Fr. Depaw to Paul VI. Later published under the title: ‘Be Thou Peter’.
9) PASCENDI DOMINICI GREGIS, Encyclical of Pope Pius X on the Doctrines of the Modernists, 1907

bibliaytradicion.wordpress.com

>>BITÁCORA<<

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Responses

  1. A mi me impresiono mucho, una carta abierta dirigida al Papa publicada en RC, misma que copié, y pegue en el Eleison del pasado 27 de Septiembre que semanalmente publica: eccechristianus.wordpress.com, la persona que la publico es una mujer mexicana, que vive en Huixquilucan. Edo de Mexico de nombre Lucrecia Rego de Planas.
    Lo que me impone de esa carta, es lo siguiente; segun esta señora, ella colaboró con argentinos, y conocio al Papa francisco cuando era Obispo de Buenos Aires, y esa época ella observo que Bergoglio, no hacia ninguna genuflexión al pasar por el sagrario, y otros detalles que en aquella época los catalogó como parte del exibicionismo del Obispo, detalles que eran conocidos por todos los argentinos.
    El problema es que ahora como Papa, sigue dándonos el mismo ejemplo que cuando era Obispo, y sigue sin arrodillase al pasar por el sagrario, con lo cual tácitamente nos está demostrando que NO CREE en la presencia real de Jesucristo en la eucaristía, Y aquí me viene la pregunta;¿algún dia se descarará, y al igual que Lutero nos dirá, que eso, solo es un memorial, y que Jesús no esta presente en la eucaristía?
    Con Francisco surgen muchas especulaciones; ¿No será él, el antipapa no elegido canocicamente del cual S. Francisco de Asis nos hace referencia en su profecía? y ¿No será BXII el autentico Papa legitimo, que por presiones y temiendo ser asesinado acabó renunciando por su voluntad?
    La Salette nos profetizó todo lo que desgraciadamente nos está tocando vivir. “Roma perderá la Fé y será la sede del Anticristo”, lo anterior coincide con las declaraciones de los Cardenales, Oddi y Ciappi.

    • Conozco la carta, es una prueba de que hoy el escándalo le toca a todos, no sólo a los tradicionalistas; yo lo leí en otro medio, de donde además del texto de la Sra. Rego uno puede leer los comentarios y cómo muchos no dan crédito. Francisco continúa con una serie de dichos y hechos controvertidos, que con ayuda de la prensa suenan aún peor. Yo creo que esa posiblidad de los dos papas en oposición sigue abierta y posiblemente aún tengamos que atestiguar muchos otros incidentes que corroboren que quien está al frente de la Santa Sede sea ese papa de las revelaciones privadas, tiene muchas características, como es una cierta desfachatez, alguien quien está ansioso por quitarse la careta, sin olvidar cómo elogia sin reservas a personajes de la corriente modernista dura (incluidos los de la teología de la liberación) y todo su historial de ambigüedad, sin olvidar las dos canonizaciones en puerta. Por otro lado, López Padilla, a pesar de haber sido uno de los promotores de esta posiblidad (los dos papas en oposición), se ha echado para atrás, el único que se sostiene es A. Villasana, no lo culpo, es una situación muy difícil y dolorosa; muchos abordan el tema desde el sensacionalismo y trompetean antes de tiempo, sintiéndose “profetas” (añádase que tampoco reconocen a Benedicto XVI como el papa legítimo -es decir, para algunos hoy en el Vaticano hay dos papas uno liberal y otro más liberal-, cabría preguntar ¿a que juegan esos “católicos”?, obviamente, no le dan tampoco mucho peso a las revelaciones privadas sobre los dos papas en oposición, pues implicaría reconocer a BXVI como legítimo y legítimo reconocido por el cielo, y que quizás las circunstancias por las que pasó estaban fuera de sus manos, como esa misma hipótesis que presenta Villasana sobre la amenaza sobre su vida (o lo que se dice que a Mons. Fellay el papa le dijo que su autoridad acababa pasando la puerta de su despacho), siendo así, ¿se tragarán sus palabras quienes han hecho mofa del papa o seguirán al modo adventista negando Fátima y esperando sólo la Parusía (milenarismo, le llaman)?), son tiempos de confusión indudablemente, a pesar de que adopten actitudes de firme resolución que rayan en la histeria y se sientan los únicos que se dan cuenta de la situación. La Virgen siempre tuvo razón (Akita), “cardenales contra cardenales, obispos contra obispos”. No olvidemos la sorpresa que quizás nos depara Medjugorge (falsa aparición), movimiento hecho por los hombres para secuestrar los auténticos mensajes marianos.

  2. La verdad, sí, tanto en el escrito como en los comentarios, se les nota una falta de fe, que linda con la soberbia. Se lee en el libro ” diálogo de un exorcista con el diablo ” que el tipo ( diablo ) dice que pergenia muchas cosas pero que…( no la nombra ) la Virgen le diluye o destroza los resutados antes que lo pergenie. Rezad el rosario todos los días… Fatima, Portugal, lo demás tal vez no pase


Los comentarios se revisarán antes de publicarse. Procure realizar comentarios fundados en las Sagradas Escrituras, La Tradición Apostólica y/o en la historia; las leyendas negras se desecharán y los pensamientos personales son sólo eso. Los comentarios cerrarán después de 7 días de la publicación del post. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías