Posteado por: B&T | Lunes, diciembre 24, 2012

Homilía: «Cuarto domingo de Adviento» por el R.P. Pablo González, FSSPX

Título: Homilía: «Cuarto domingo de Adviento»
Autor: R.P. Pablo González, FSSPX
Homilía correspondiente a la Misa cantada del domingo 23 de diciembre de 2012 en el Convento de las Madres Mínimas Franciscanas del Perpetuo Socorro de María. Publicado aquí sin el permiso expreso del autor

El precursor, asceta de la soledad, de quien ocho siglos antes había dicho el profeta Isaías: «Una voz clama en el desierto: Preparad el camino del Señor».

Han llegado los tiempos en que van a cumplirse las profecías. Estamos en el año quince del reino de Tiberio; Poncio Pilato gobierna judea; Herdoes, Galilea; Anás y Caifás son los sumos pontífices… Los grandes acontecimientos de la economía de la salvación tienen en la historia una fecha determinada, pero son de un alcance universal. En las riberas del Jordán proclama san Juan Bautista, después de Isaías: «Preparad el camino al Sñor… Todo hombre verá la salvación de Dios.».

La profecía de Isaías sobre la Virgen que concibe y da a luz al Emmanuel (comunión) recuerda el papel particular de María en los acontecimientos que han transformado nuestras vidas humanas. La antífona del ofertorio le dirige el homenaje de la Iglesia con las mismas palabras con que la saludaron el arcángel Gabriel e Isabel, al cumplirse el misterio de la Encarnación.

Tema de la predicación de Juan Bautista es el llamamiento a la penitencia y a la conversión. Preparar los caminos al Señor es lo mismo que allanar, nivelar, rectificar todo cuanto se opone en nosotros a Dios; ésta es la condición indispensable para beneficiarnos de la salvación que Juan, al modo de quien proclama un gran perdón, tiene encargo de anunciar. De ella misma hablaron los profetas y en particular Isaías. La Iglesia la hace suya y nos la dirige hoy a nosotros sin cambiar nada.

Sobre la predicación de Juan Bautista: Isaías XL,3-5, citado en el evangelio del día, cuya continuación (Lucas III,7-20) conviene leer. Recordar también los dos domingos precedentes.

La Biblia y la Liturgia del este día. Sobre el llamamiento a la conversión: Deuteronomio XXX,1-10 – 3Reyes VIII,23-53 – 2Crónicas XXX,6-9 – Isaías I,16-20; VI,9-10 citado por Mateo XIII,10-15. Juan XII,37-40 y Hechos XXVIII,23-28; XLIV,21-23; XLV,18-25; XLVI,8-13; LV,1-3, 6-9; LXIII,7 a LXIV,11 – Jeremías III,6 a IV,4; XXXI,12-14, 16-20 – Ezequiel XVIII – Oseas XIV,2-9 – Joel II,12-14 – Zacarías I,3-6. Después de los llamamientos del Precursor (Lucas III,7-18, pasaje que sigue el evangelio de hoy), los de Jesús (Mateo XI,20-24 – Marcos I,14-15 – Lucas V,31-32; XIII,1-5; las tres impresionantes parábolas del cap. XV) y los de sus discípulos (Marcos VI,12 – Hechos II,37-40; III,19, 26; I,18; XVII,30-31; XXVI,19-20 – Romanos II,2-8 – Santiago IV,7-10 – 2Pedro III,8-13 – Apocalipsis II). Ver también el 3er domingo después de Pentecostés (la misericordia de Dios que desea la salvación del pecador con tal de que se convierta).

Lectura de la Biblia. Isaías XLIX; LI,1-15; LII,1-12; LIV; LV; LVIII,1-12.

«Cuarto domingo de Adviento»

bibliaytradicion.wordpress.com

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Categorías