Posteado por: B&T | Martes, diciembre 11, 2012

Segundo domingo de Adviento

Título: Segundo domingo de Adviento
Tomado del Misal diario latín-español

B&T_11dic12_Img01

Jesé, raíz fecunda del linaje mesiánico: David cantor de sus salmos, Salomón y su Templo, y todos los reyes de Judá, y José, el esposo de aquella en quien culmina y se resume toda la raza, María, de quien va a nacer Jesús, divina flor en quien posará el Espíritu.

Además del Mesías, a quien anuncian, dos grandes profetas iluminan la liturgia de este domingo: Isaías y Juan Bautista.

Isaías es el profeta por excelencia del advenimiento mesiánico. La Iglesia nos hace oír su voz en el introito; voz que resuena en la epístola y en el evangelio, en que Cristo y san Pablo se refieren a l oque él había dicho. El propio san Juan Bautista, el último de los profetas y el inmediato precursor de Cristo, alegaba la palabra de Isaías. Su lugar en la liturgia del Adviento desborda ampliamente este segundo domingo. No hay día en que no nos haga leer la Iglesia en maitines algún pasaje de sus profecías; de él se toman las lecturas de los tres días de Témporas, y en la noche de Navidad sos sus palabras las que cantarán, en el Emmanuel nacido de la Virgen, las grandezas divinas del Príncipe de la Paz.

Dos enseñanzas principales nos proporciona la misa de hoy: Jesús es el Mesías de los «pobres», de todos aquellos que, conscientes de su miseria, recurren a Él (evangelio). Es también el Salvador, tanto de los paganos, como de los judíos; en adelante, el pueblo de Sión será la Iglesia abierta de par en par a todas las naciones de la tierra (epístola).

La Biblia y la Liturgia de este día. Sobre el «Mesías de los pobres»: Lucas IV,16-21. Estos textos se refieren a Isaías XXIX,18-19; XXXV,3-6; LXI,1-3. Idéntica idea es la que se desprende de la parábola de los invitados al banquete (Lucas XIV,16-24).

Sobre el elogio de Juan Bautista: Mateo XI,11-13. recordar Isaías XL,3-5, citado por los cuatro evangelistas (Mateo III,3 – MArcos I,2-3 – Lucas III,4-6 – Juan I,23), y Malaquías III,1-4, 23-24. Ver, igualmente, en Lucas I,5-25 cómo presenta a Juan Bautista el ángel anunciador. Acudir también a los dos domingos siguientes.

Sobre Cristo, causa de escándalo: Mateo X,34-36; XIII,54-57 – Lucas II,34-35 – Juan VI,60-66 – 1Corintios I,17-31. La posición en pro o en contra de Él será el último factor de la discriminación de los hombres: Juan IX,39. Con este tema se relaciona el de la piedra, a la vez piedra angular y piedra de escándalo: Isaías VIII,11-15; XXVIII,16 – Salmo CXVII,22-23 – Mateo XXI,33-34 – Hechos IV,8-12 – Efesios II,19-22 – 1Pedro II,1-10.

Sobre la universalidad de la redención: Isaías II,2-5; LVI,1-8; LX; LXII y los textos del domingo anterior. – Jeremías III,17 – Malaquías I,11 – Lucas XIII,29 – Juan III,14-17 – romanos V – Gálatas III,26-29 – Efesios I; II – 1Juan II,1-2 – Apocalipsis VII,9-10. Recordar también la universalidad de las promesas: Génesis XII,1-3; XIII,14-16; XV,1-6; XVII,1-8; XXII,15-18; XXVII,3-5; XXVIII,13-15.

Lectura de la Biblia. Isaías XIX,16-25; XXIV; XXV,1-9; XXVI,1-19; XXIX,13-24; XXX,18-26; XXXIII; XXXV; XXXVIII.

bibliaytradicion.wordpress.com

>>BITÁCORA<<

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Categorías