Posteado por: Alejandro Villarreal | Miércoles, diciembre 5, 2012

Comentarios Eleison CCLXXXI (281 – 1 de diciembre de 2012): Varias “Iglesias”

Título: Varias “Iglesias”
Autor: S.E. Mons. Richard Nelson Williamson
Original en inglés: Various “Churches”
Traducción: Alejandro Villarreal -dic. de 2012-

Actualmente existe mucha confusión sobre la identidad de la verdadera Iglesia de N.S. Jesucristo, aquí en la tierra, así como por la variedad de nombres por los cuales puede ser nombrada. Es muy fácil que la mayor parte de la presente confusión venga del mayor problema que tiene la Iglesia hoy, el cual es el diabólico Segundo Concilio Vaticano (1962-1965). Intentaremos desembrollar alguna de esta confusión.

«Iglesia». La palabra inglesa para iglesia, church, deriva del inglés antiguo cirice, la cual deriva a su vez de la palabra griega kuriakon que significa «del Señor». Así, «Doma kuriakon» significa casa del Señor, y al nombrar al edificio «iglesia» se hace referencia también a las personas que regularmente pueden encontrarse dentro.

Mons. Richard Nelson Williamson

Nota de B&T: Ecclesia.- El término iglesia es el nombre empleado para traducir el griego ekklesia (ecclesia), término con el que los autores del Nuevo Testamento designan a la sociedad fundada por Nuestro Señor Jesucristo. El término inglés church (en anglosajón cirice, circe; en alemán moderno, Kirche; en sueco, Kyrka) es el nombre empleado por los idiomas teutónicos para traducirlo. El origen de esta palabra ha sido muy debatido. Hoy se admite que procede del griego kyriakon (cyriacon), esto es, la casa del Señor, un término que desde el siglo III se utilizaba, tanto como el de ekklesia, para significar un lugar de culto cristiano. Aunque una expresión menos usual, ésta es la que aparentemente obtuvo éxito entre las razas teutónicas. Enciclopedia Católica

«Católico». Iglesia refiere mucho la idea del edificio y principalmente al grupo universal de personas (katholos en griego significa «universal») quienes comparten una sola Fe, un conjunto de Sacramentos y una Jerarquía, estos tres componentes han sido establecidos por el Dios Encarnado, Nuestro Señor Jesucristo, durante su vida en la tierra, hace dos mil años. Pero a partir de este grupo original de creyentes instituidos por Nuestro Señor, otros grupos se han separado de tiempo en tiempo asegurando ser también la verdadera Iglesia de Cristo. Entonces, ¿cómo sabremos cuál es la verdadera Iglesia?

«La Iglesia de Cristo». Tiene cuatro distintivos, a saber: 1. Unicidad – sobre todo, por la unicidad de la Fe Nuestro Señor quería referirse a la unidad de Su Iglesia y no a la existencia de muchas iglesias (cf. Jn. XVII,21-23: «para que todos sean uno»). 2. Santa – Nuestro Señor fundó Su Iglesia para traer a los hombres a Dios santísimo y su santo cielo (cf. Mt. V,48: «sed perfectos»). 3. Católica – Nuestro Señor fundó Su Iglesia para todos los hombres y todas las naciones en todas las épocas (cf. Mt. XXVIII,19: «haced discípulos a todas las gentes»). 4. Apostólica -Nuestro Señor fundó Su Iglesia como monarquía, para ser gobernada por el apóstol Pedro y sus sucesores (cf. Mt. XVI,18: «tú eres Pedro, y sobre esta piedra -en griego “petran”- edificaré mi Iglesia»).  Doquiera que se encuentren estos distintivos, ahí estará la verdadera Iglesia de Cristo. Doquiera que falten estos distintivos, allí no estará la Iglesia de Cristo.

«Iglesia conciliar».  Se refiere a que la Iglesia católica, centrada en Dios, ha caído y continúa cayendo por la influencia del Segundo Concilio Vaticano, centrado en el hombre. El «Conciliarismo» (el error destilado del Vaticano II) conlleva a la misma situación de la manzana en proceso de putrefacción. Así como la descomposición se apodera de la manzana, depende a su vez de ésta, ya que no puede existir sin la manzana, y aún así, es diferente de la manzana, así como lo comible es diferente de lo incomible, así el «Conciliarismo» centrado en el hombre ocupa poco a poco la Iglesia de Cristo, provocándole más o menos descomposición, aún así, el «Conciliarismo» es tan diferente del catolicismo que uno verdaderamente podría decir que la Iglesia Conciliar no es la Iglesia católica. Pero la Iglesia católica es visible, ¿acaso la Iglesia conciliar no lo es también?

«La Iglesia visible». Se refiere a los edificios, oficiales y la gente de la Iglesia que podemos ver con nuestros ojos. Pero decir que porque la Iglesia católica es visible entonces la Iglesia visible es la Iglesia católica, es como sostener que, debido a que todos los leones son animales, entonces todos los animales son leones, ¡una tontería! Sólo la parte de la Iglesia visible será católica si es una , santa, universal y apostólica. El resto corresponde a todo género de descomposición.

«Iglesia oficial». Se refiere a la Iglesia que está siendo dirigida por sus oficiales visibles, y ya que éstos son en su mayoría «Conciliares», así la «Iglesia oficial» es en gran parte «Conciliar», no católica, según sus cuatro distintivos. De forma similar, «La corriente principal de la Iglesia» se refiere a la Iglesia oficial actual que se opone al resto «Tradicionalista». Sin embargo, que nadie diga que no existe rastro de unicidad, santidad, universalidad y apostolicidad en la corriente principal de la Iglesia, ni más que en todo el resto «Tradicionalista» mientras ésta manifieste los cuatros distintivos. El trigo y la cizaña siempre están mezclados en la Iglesia de Cristo (cf. Mt. XIII,24-30).

bibliaytradicion.wordpress.com


SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Categorías