Posteado por: B&T | Lunes, junio 11, 2012

«Vatileaks»: el caso de la filtación de información en el Vaticano

Título: «Vatileaks»: el caso de la filtación de información en el Vaticano
Autor: Documentation Information Catholiques Internationales -DICI-
Traducción: Alejandro Villarreal -jun. de 2012-

El caso comenzó el pasado mes de enero cuando fueron reveladas cartas, correspondencia y notas de trabajo del secretariado de Benedicto XVI por la prensa italiana. Desde entonces, la información ha seguido circulando, y durante mayo de 2012 se publicó un libro (Sua Santità. Le Carte Segrete di Benedetto XVI – Literalmente: Su santidad. Las cartas secretas de Benedicto XVI de Gianluigi Nuzzi, ediciones Chiarelettere), que contenía un conjunto de documentos en los cuales había acusaciones contra la forma en que funciona el Vaticano. Otros evocan conflictos internos en el Istituto per le Opere di Religione (Instituto para las Obras de Religión), el Banco Vaticano, cuyo presidente Ettore Gotti Tedeschi, acusado de «mal gobierno», recientemente ha sido cesado de su cargo. El 4 de junio incluso se mostraron unas líneas manuscritas de Benedicto XVI de fecha 20 de enero de 2012 que aparecieron al margen de un documento, las cuales fueron reproducidas en el diario italiano La Repubblica.

Esta coyuntura, llamada «Vatileaks» (literalmente, filtraciones en el Vaticano) por la prensa italiana en referencia a las revelaciones análogas del sitio de internet «Wikileaks» que inquietó a la admninistración estadounidense en 2010, podría ser la mayor crisis del pontificado de Benedicto XVI, según algunos observadores. El 3 de junio, después de reunirse en una comida con el Arzobispo de Milán, algunos cardenales, obispos y familias relacionadas con la Arquidiócesis de Lombardía, al final de la Séptima Reunión de las Familias, el Papa reconoció que «la barca de Pedro estaba amenazada por una gran adversidad», mientras que reafirmaba la presencia de Cristo, «Él, quien posee el gobierno del mundo y penetra el corazón humano».

El arresto del mayordomo Paolo Gabriele (a la izquierda en la fotografía), de 46 años, se hizo pùblico el 26 de mayo y ciertamente dejará huella. El hombre de confianza, su hombre más leal, un cercano amigo del Papa, fue oficialmente acusado por el sistema legal del Vaticano de robar numerosos documentos confidenciales, los cuales fueron filtrados al público durante meses. Este empleado tenía acceso a las habitaciones más custodiadas del Palacio Apostólico, la residencia de Benedicto XVI. Él ayudaba al papa a vestirse, le servía sus comidas y permanecía junto al chofer del «papamóbil». Este hombre, al cual la prensa italiana caracterizaba sólo como «meticuloso, elegante y discreto», fue reclutado bajo el gobierno de Juan Pablo II, y por su sensible posición entonces entró en servicio con su sucesor, Benedicto XVI, en 2005. Estaba presente desde que el Papa se levantaba, a las 6:30, hasta que se acostaba, y siempre estaba a su lado durante sus giras y viajes, él era, junto con los dos secretarios privados del Papa (sacerdotes), una de las pocas personas que tenían contacto personal y continuo con el pontífice. En el Vaticano él era muy estimado y respetado, considerado como un asistente sin un historial adverso.

Hoy, él es la única persona de la cual se sospecha realmente de haber reproducido y transmitido los documentos. A pesar de la fuerte evidencia contra él, no se ha establecido del todo que haya tenido documentos incriminatorios en su posesión. Sin embargo, parece que con su arresto ha sido descubierta toda una red de «espías» trabajando desde las sombras durante meses. Según Le Figaro, en un artículo del 4 de junio de 2012 de Gianluigi Nuzzi, el autor que reveló las filtraciones, dijo que otras cinco personas han sido interrogadas durante la última semana de mayo. Este es un asunto de la gendarmería y de la comisión vaticana conformada por tres cardenales a cargo de la investigación, quienes están trabajando de forma independiente, cada uno con sus propios métodos, para investigar a los dos mil miembros de la administración vaticana. En una entrevista anónima otorgada al diario italiano La Repubblica, del 28 de mayo, un hombre afirma que el mayordomo del Papa actuó sólo como subordinado, «el autor intelectual no es uno sólo, varias personas» están involucradas, indicó esta discreta fuente quien se autodefine como uno de los «espías» que estuvieron informando a Gianluigi Nuzzi. Entre todos los que constituyen los autores intelectuales de esta operación desestabilizadora pueden encontrarse «cardenales, sus secretarios personales, obispos y personal que apoya esta operación subrepticia», dijo el informante anónimo, sin ofrecer evidencia de la veracidad de sus afirmaciones.

En cuanto al comunicado oficial del Vaticano, por el momento no han descubierto a ningún «cardenal italiano», ni a ninguna líder «femenina» de este grupo de espías, como lo insinuó una parte de la prensa italiana. Sin embargo, Fr. Federico Lomabardi, el director de la sala de prensa de la Santa Sede, reconoció que la comisión de cardenales, establecida por Benedicto XVI el pasado abril, ha escuchado a muchas personas, «entre las cuales están directores de cardenales de los servicios de la curia.»

Por supuesto, incluso el autor de las filtraciones, Gianluigi Nuzzi, no sabe quienes son los principales responsables de esta operación. Por propia admisión, él sólo se ha reunido con uno de los miembros de esta organización secreta, a la cual se le acusa de haberle dado algunos documentos y que forman parte de su libro. Algunas notas publicadas en el sitio de internet de el Figaro del pasado 27 de mayo, Gianluigi Nuzzi reportó que sus informantes le habían revelado las motivaciones del grupo: «Nos conocimos mientras vivíamos y trabajábamos en el Vaticano y nos dimos cuenta que compartíamos la misma perplejidad, las mismas críticas. Estabamos frustrados por vernos sin ningún poder ante tantas injusticias, intereses personales, verdades escondidas. Somos un grupo que desea actuar (…) Nadie conoce a los demás (…) Cuando estos documentos sean publicados, la labor de reforma comenzada por Benedicto XVI experimentará un inevitable aceleramiento.» Pos su parte, el diario italiano La Repubblica citó otra fuente, la cual cree que «se expulsará lo que ha estado podrido en la Iglesia en los últimos años, de 2009 a 2010.»

La razón de la oposición de los «espías» al Cardenal Secretario de Estado Tarcisio Bertone está bien establecida. Ellos consideran que es «autoritario», ellos lo acusan de centralismo y de «no ser valioso» en su posición. También se oponen a la «vieja guardia» de prelados formada por la Escuela de Nuncios (la «ENA» del Vaticano) fieles al Card. Angelo Sodano, deán del Colegio de Cardenales. Lo que está en juego con esta polémica es nada más que la prepación del siguiente cónclave para escoger al sucesor de Benedicto XVI.

A pesar de la crisis que estas revelaciones han provocado, y los ataques que tocan la figura del Papa a través de su secretario de estado, algunos han establecido como posibles motivos el deseo de ayudar al papa a establecer orden en su administración y, a través de una serie de revelaciones, que tenga el efecto de una purga dentro de la Curia Romana. Pero si éste fuese el caso, dado el estado actual de las cosas, el objetivo está muy lejos de alcanzarse. También, debido a que el Card. Bertone ha recibido un fuerte apoyo en un par de ocasiones por parte de Benedicto XVI, ratificándole claramente su solidaridad al hombre que él designó como su segundo en 2005. Después de la audiencia general del 30 de mayo de 2012, el Papa reiteró su confianza y estímulos a sus más cercanos colaboradores, así como a «todos aquellos quienes todos los días, fielmente, con espíritu de sacrificio y en silencio le ayudan en el cumplimiento de su ministerio.» También expresó su «tristeza» ante estos acontecimientos y aseguró que tuvo «la firme creencia de que a pesar de la debilidad humana ante las dificultades y las pruebas para la Iglesia, ésta siempre estuvo guiada por el Espíritu Santo.» También deploró profundamente «las insinuaciones sin fundamento de ciertos medios, las cuales fueron más allá de los hechos, ofreciendo una imagen de la Santa Sede que no corresponde a la realidad.»

Fuentes: apic/imedia/VIS/Repubblica/Figaro/Reuter – DICI n°256 du 08/06/12


Traducción de Alejandro Villarreal de bibliaytradicion.wordpress.com

>>BITÁCORA<<

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Responses

  1. La Iglesia está desprestigiada por los escandalos de los Ministros impúdicos y tibios, de los apóstatas y cinicos, de los masones y vividores, de los hipocritas y modernistas, de los herejes y falsos profetas.

    • Definitivamente los anticatòlicos les gusta repetir como loros lo que ya usted ha señalado, pero no les conviene aceptar el hecho de que precisamente ese desprestigio que surge de los ataques de afuera pero sobre todo desde adentro para minar y destruir a la verdadera y única Iglesia que Jesucristo fundó. Ellos quieren que la antiglesia esté inseparable de la Iglesia, no han entendido eso. Pero, los sucesos dan testimonio de que el enemigo a vencer para el demonio, para el dragòn, la serpiente antigua es la Iglesia que Cristo fundó.

      Y yo le digo a esos anticatòlicos que se dicen cristianos pero son sepulcros blanqueados Apocalipsis 12,17:

      Entonces el dragón se enfureció contra la mujer y se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos, es decir, a los que observan los mandamientos de Dios y guardan el mensaje de Jesús.

      Y les digo un ejemplo, la Iglesia Católica guarda las declaraciones (en otras traducciones dice mensajes) de Jesús:

      Coman esto es mi Cuerp y mi Sangre. San Juan 6,51-60: Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida.

      Todos los anticatòlicos o cristianos protestantes, con todo respeto, no cumplen esta declaración.

      • Angie, que gusto que haya pasado a comentar por aquí, formalmente le doy la bienvenida.

        • Gracias. Acabo de hacer una super “tesis” y digo super porque use 18 páginas del procesador de textos word, para responderle a una hermana, que, francamente, no se si sea protestante o de los autodidactas que circulan en la red, que son asiduos a ver conferencias en youtube de los falsos pastores, falsos doctores en teología, los falsos judios mesiánicos, los testimonios de falsos exsacerdotes jesuitas, etc. Tema que por cierto, quiero tratarlo con usted, ya que veo que la actual violencia verbal en línea por parte de los no católicos que se dicen cristianos (que en realidad son sepulcros blanqueados) surge de las “predicaciones” mundanas, y con vilencia verbal que ejercen esos pseudopastores justificados por la “sana doctrina en la que nos señalan a todos con el dedo afilado farisaico diciendo: “Católicos son la gran ramera de Babilonia”. Se lo pasaré para que usted me de su visto bueno. La paz de Cristo con usted hermano Villareal.

  2. El enemigo no descansa y trabaja en todos los frentes, y también dentro y fuera de la Iglesia.


Categorías