Posteado por: Alejandro Villarreal | Miércoles, mayo 30, 2012

Card. Brandmuller: «No todo el Concilio Vaticano II es obligatorio»

Título: Card. Brandmuller: «No todo el Concilio Vaticano II es obligatorio»
Autor: FSSPX Distrito EE. UU.
Traducción: Alejandro Villarreal -mayo 2012-

Según un reciente artículo de CNS sobre la FSSPX y el Vaticano, el Card. Brandmuller dijo [1]:

«Existe una gran diferencia entre una gran constitución», como las constituciones del Vaticano II sobre la Iglesia, la liturgia y la revelación divina, «y las simples declaraciones», como las declaraciones del Vaticano II sobre la educación cristiana y los medios de comunicación.

«Es muy extraño, que los dos documentos más controversiales» para la FSSPX, aquellos sobre libertad religiosa y sobre las relaciones con los no-cristianos, «no tengan un carácter obligatorio en la doctrina, así que uno puede opinar sobre ello», dijo el cardenal.

Card. Walter Brandmuller. Presidente emerito del Comité Pontificio para las Ciencias Históricas

Aquí tenemos a otro prelado que vuelve a enfatizar sobre el hecho de que los textos del Segundo Concilio Vaticano no son obligatorios. A través de estas admisiones, se hubiese dado la bienvenida, incluso mucho tiempo antes, a las numerosas declaraciones que muestran que quizás los vientos están comenzando a soplar en una dirección diferente. Uno podría imaginar cuán diferente eran las décadas de los 70 y 80 del siglo pasado cuando se pretendía que el Vaticano II tenía el mismo contenido doctrinal que Nicea o Trento.

Los 16 textos del Vaticano II adoptaron diferentes títulos. He aquí algunos ejemplos entre los textos más controversiales. Algunos son llamados: Constituciones dogmáticas (Lumen Gentium), Decretos (Unitatis Redintegratio), Declaraciones (Dignitatis Humanae, Nostra Aetate), y Constituciones pastorales (Gaudium et Spes). Obviamente, éstas no tienen el mismo valor entre sí, ni el mismo nivel de importancia. Por ejemplo, la Constitución dogmática Lumen Gentium habla acerca de la naturaleza y la definición de la Iglesia, mientras que su equivalente, Gaudium et Spes, habla acerca de la Iglesia en su relación con el mundo presente.

Se ha estado diciendo que es necesaria una clarificación para determinar la categoría teológica, o una evaluación para cada grupo de textos. Los documentos del Vaticano II, en muchos casos, permanecen como un enigma para los teólogos, ya que no cuentan con ninguna llave para abrirlos y clarificar las cosas. Estamos en medio de una niebla que no permite distinguirlos.

Sin embargo, las afirmaciones del Card. Brandmuller necesitan matizarse. Es suficientemente justo decir que Dignitatis Humanae y Nostra Aetate son dos de los objetivos de la FSSPX y es justo decir que el Arzobispo Lefebvre se negó a firmar dos de estos documentos «menores» (Dignitatis Humanae y Gaudium et Spes). No es justo dar la impresión de que habiendo reducido el valor de las declaraciones todo sería maravilloso para la FSSPX. Por supuesto, el Card. Brandmuller casi implica la habilidad para continuar con la crítica doctrinal informal al insistir sobre la naturaleza no obligatoria de estos documentos.

Nuestras objeciones al Vaticano II permanecen. Para citar sólo una: en Lumen Gentium, nosotros vigorosamente objetamos la colegialidad tal como se expresa en el #22, y en la famosa frase «subsiste en» (#8), la cual pavimenta el camino del ecumenismo de Unitatis Redintegratio, un decreto muy ecumenista  de las que son bien conocidas nuestras objeciones.

Todos los teólogos claves involucrados en los movimientos neomodernistas (Rahner, Congar y Luubac), han admitido la extrema importancia de estos cambios a los cuales la FSSPX se opone, ya sea que pertenezcan a las constituciones o a los decretos o simplemente a los textos pastorales. Por ejemplo, el al parecer insignificante texto de Gaudium et Spes fue para Lubac el único que mejor revelaba el espíritu del Concilio. La declaración Dignitatis Humanae fue para Rahner uno de los más importantes logros del Vaticano II.

Pero quizás su tiempo vino y ya se esfumó. ¿Existe un análisis más cándido de la situación post conciliar de la Iglesia que aquel que realizó el Card. Brandmuller al admitir la posibilidad de discutir los textos del Concilio? Si él no ha sido el primero en decir esto, al menos esperamos que no sea el último.

Notas:

[1] Published by Cindy Wooden on May 21, 2012 under the title, “Regarding SSPX, Vatican officials discuss levels of church teaching”.

bibliaytradicion.wordpress.com

>>BITÁCORA<<

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Categorías