Posteado por: B&T | Viernes, febrero 3, 2012

Comentarios Eleison CCXXXVIII (238 – 4 de febrero de 2012): Finanzas criminales (ii)

Título: Finanzas criminales (ii)
Autor: S.E. Mons. Richard Nelson Williamson, FSSPX
Original en inglés: Delinquent Finance II
Traducción: Alejandro Villarreal -feb. 2012-

Las finanzas criminales actualmente tienen un significado religioso ya que juegan un papel muy importante en la esclavización del mundo entero, por parte de los enemigos conscientes e inconscientes de Dios, el más inteligente de los cuales tiene que saber muy bien que su último propósito es enviar a cada alma al infierno. Sin embargo, antes de que presentemos alguna otra pieza de su maquinaria financiera, es necesario comprender toda la criminalidad de la banca de reserva fraccional, de la cual se habló antes en los «Comentarios Eleison» del 29 de octubre del año pasado.

Mons. Richard Nelson Williamson, FSSPX

La banca de reserva fraccional se refiere a que un banco necesita mantener sólo en reserva, lista para ser pagada a los clientes, una pequeña fracción del dinero puesto en circulación. Surgió en Europa, en el periodo tardío de la Edad Media, cuando los banqueros observaron que si ellos tomaban como depósito, digamos, 100 onzas de oro y entregaban 100 tiras de papel que autentificaran que el poseedor de este certificado pudiese reclamar su porción correspondiente de oro del banco, entonces casi nunca habría, digamos, diez clientes [de cien] que fuesen a cobrar a la vez su certificado para reclamar su oro. En tanto las personas confiaran en el banco, siempre podrían y deberían tener oro para canjear por los certificados, entonces, estas piezas de papel podrían servir felizmente como dinero y podrían circular como tal entre las personas.

Sin embargo, los banqueros se dieron cuenta que, durante el curso normal de los negocios, ellos necesitaban mantener en reserva sólo diez onzas de oro por cada cien certificados, o, si ellos tenían en depósito cien onzas de oro en el banco, entonces podían emitir mil certificados de papel. De éstos, 900 no estarían respaldados por depósito alguno en el banco, éste sería “dinero ficticio” creado en el “aire” por el banco, pero esto no importaría en tanto se mantuviera la proporción de retiros en menos de una décima parte de clientes por vez, que quisieran hacer efectivo su papel por piezas de oro.

Si no sucediera así, entonces el banco no tendría oro suficiente para canjear todos los certificados, y ya sea que rápidamente debiera pedir prestado oro de algún otro lugar, o arriesgarse a que la gente se diera cuenta que han abusado de su confianza y que jugaron con ellos. Si la confianza en los bancos se desvanece, todos desearían retirar su dinero en muy poco tiempo, pero el funcionamiento de los bancos sólo es posible por medio de las reservas fraccionarias, y la gran mayoría de los clientes se quedarían con las manos llenas de simples piezas de papel sin valor, por supuesto, el banco podría declararse en banca rota y uno podría esperar que desapareciera por completo.

Así, doquiera que exista la banca de reserva fraccional, el banco es intrínsecamente frágil, y está, en última instancia, jugando el “truco de la confianza” con sus clientes. Extrínsecamente, podría protegerse, teniendo la garantía, en caso de necesidad, del apoyo de un banco central, pero esta garantía sólo es segura en la medida que el garante lo sea, mientras tanto, esto le da un gran poder, muy peligroso, a cualquier banco central. De esta manera se relata otra historia de delincuencia financiera, pero en la cual, el interés compuesto debe venir primero.

El poder está en juego, y en última instancia, las almas. No dejen que nadie les diga que estas cuestiones no tienen nada que ver con la religión, piensen en el Becerro de Oro.

Kýrie Eléison.

Traducido por Alejandro Villarreal de bibliaytradicion.wordpress.com

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.

 


Responses

  1. El tema de hoy que trata Mons. Williamson, me parece interesantisimo voy a poner un ejemplo veridico y por supuesto actual, y en el cual yo salì afectado, de como se hizo quebrar a un banco americano precisamente desenmascarando el “truco de la confianza” Para nadie es un secreto que en el año 2008, en Estados Unidos hubo una serie de quiebras de grandes empresas que derivaron en una gran crisis financiera que perdura hasta nuestros dias, crisis que al igual que el gran crack de 1929 fueron prefabricadas por los grandes banqueros y que consistio en retirar dinero de la circulaciòn, en este caso me refiero al Banco Washington Mutual Bank considerado el decimo banco de importancia en los Estados Unidos, los problemas de este banco al ser retirado dinero de circulaciòn trae por consecuencia perdida de empleos, y por ende quien compro una casa a credito y perder el trabajo, pues no puede pagar la hipoteca, y eso repercutiò en casi todos los bancos, y muchos, como es el caso del WAMU, tuvieron que pedir dinero prestado. De repente explota esta crisis y gente con informaciòn privilegiada como fue la banca MORGAN de extracciòn Judia, corre la voz de que WAMU (Washington Mutual Bank) va a quebrar, de modo que rota esa confianza como bien dice Mon: Williamson, en 15 dias se forman largan colas reclamando su dinero en todas las sucursales de WAMU a lo largo y ancho de USA, y un banco que anda mal, pero que tenia una deuda manejable, sin embargo gracias al Sr. Morgan ese banco quebrò, y por supuesto el gobierno americano “para proteger ¿?” supuestamente a los cuentahabientes, le vendiò ese banco por una bicoca al Sr. Morgan, quien ademas, puso sus condiciones, como por ejemplo, NO PAGAR los pasivos a los afectados, por las acciones en bolsa que emitiò Wamu.
    Desde luego que esto todavia està en litigio, y en una de sus ofertas que hizo Mr. Morgan a nosotros, los acreedores fuè pagarnos el uno por ciento de lo adeudado, de modo que si Ud, tenia cien mil dolates en WAMU el Sr. Morgan le ofrece pagarle solamente mil, o sea que ni la burla perdonan, otro ejemplo de latrocinio lo tuvimos en el Banco Stanford ubicado por razones fiscales en la Isla antigua, cuyo dueño alegando razones mentales y por lo mismo alargando el juicio la està pasando a cuerpo de Rey con su terapia en una carcel americana, este amigo defraudo en 13 paises a mas de 22 mil personas.


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: