Posteado por: Alejandro Villarreal | Lunes, enero 23, 2012

«El movimiento “New Age”: El reino de Satanás en la Tierra» por Cornelia R. Ferreira

Título: El movimiento “New Age”: El reino de Satanás en la Tierra
Autor: Cornelia R. Ferreira
Original en inglés: The New Age Movement:The kingdom of Satan on earth (1991-2003)
Traducción: Alejandro Villarreal -ene. 2012-. Notas e imágenes añadidas. Traducido y publicado aquí sin el permiso expreso del autor

Cornelia R. Ferreira, M. Sc.

El término «New Age» (Nueva Era, o por extensión, Nuevo Orden) es el término simplificado para «Nuevo Orden Mundial», donde no está incluido el judeo-cristianismo y que comprende una sola «religión mundial» y un solo «gobierno mundial». Satanás inició este mundo en el Jardín del Edén, como es evidente de su afirmación, un «nuevo mundo» vendrá al comer la fruta del Árbol del Conocimiento del Edén [1]. Satanás deseó gobernar el mundo y la adoración de todos, la cual Dios permitirá un día [2]; y ya que Satanás es adorado a través de sus religiones ocultistas, en ese tiempo [de paganismo] el mundo estará oculto totalmente bajo las sombras.

El movimiento moderno New Age o New Age Movement (Movimiento de la Nueva Era -MNE-) es un movimiento ocultista socio-político que es la síntesis, o el parasol, de todos los movimientos herejes y sediciosos. Se llama a sí mismo revolucionario, y su objetivo es una completa transformación cultural [3], que será obtenida por medio del ocultismo y reemplazará al judeo-cristianismo y a su sistema social totalitario de gobierno. Por convención, cualquier filosofía, individual o de grupo, que contribuya al establecimiento del nuevo orden, es etiquetada como New Age.

Este movimiento opera a través de una red relacionada con aquellos creyentes en la tentación original de Satanás, de que los individuos pueden evolucionar a través del conocimiento de la divinidad (perfección) [4]. Parece que no tienen una sede fija, pero existen grupos nucleares como Planetary Citizens (Ciudadanos planetarios), la World Federalist Association (Asociación federalista mundial), Tara Center (Centro Tara.- centros budistas de meditación tántrica), el Club of Rome (Club de Roma), Global Education Associates (Asociados en educación global), entre otros.

Es muy fácil entrar en el camino del New Age, ya que su cebo es el humanitarismo y la autosuperación, pero el conocimiento de sus creencias ocultas prevendrá que las almas sean atrapadas por éste. Este artículo resume estas creencias, tal como se encuentran en la literatura New Age.

Designada astrológicamente en la Era de Acuario, el New Age fue anunciado en el musical de rock de 1966 Hair, como una época con raíces en lo oculto y en la «verdadera liberación de la mente» [5]. Desafortunadamente, el ocultismo New Age frecuentemente es tan sutil que se parece al Cristianismo, de esta forma atrae a millones al ocultismo, que es la primera piedra angular del Movimiento de la Nueva Era.

El ocultismo va en pos del conocimiento escondido y de la “divinidad”. La teoría de la evolución generó la creencia de que todo está evolucionando hacia la perfección, y así, el camino del ocultismo está disponible para todos, no sólo para los iniciados. Esta creencia llevó al ateísmo  en el Marxismo y el Humanismo secular, éste último «puso su fe en la autoperfección». La verdad habría que encontrarse en el hombre, no en Dios, y la «última corte de apelación» es «la razón y no una autoridad exterior» [6], «la verdadera liberación de la mente». El Humanismo secular es un producto de la teoría ocultista evolucionista, que es otra de las piedras angulares del Movimiento de la Nueva Era.

Contenido:

La mente también evoluciona.

Lo oculto de la teoría de la evolución se volvió más claro con la proposición de que la mente también evoluciona, al desarrollar sus habilidades paranormales [7], que son poderes más allá de los cinco sentidos. Algunas personas son favorecidas por Dios con estos poderes, pero el buscarlos entra dentro de lo oculto. Sin embargo, se asume que todos pueden desarrollar «poderes síquicos» o «poderes divinos latentes» y alcanzar la sabiduría divina o teosofía [8]. La teosofía es una versión del gnosticismo, es su contemporánea [9], pero los antiguos teosofistas creyeron que la iluminación espiritual era privilegio de una élite [10]. La teosofía se volvió la tercera piedra angular del moderno Movimiento de la Nueva Era, la cual nació cuando la Sociedad Teosófica fue fundada por la ocultista rusa Helena Blavatsky en Nueva York, en 1875, por orden de sus «guías espirituales» o «maestros» [11].

La sociedad tenía el objetivo de hacer que todos pudieran alcanzar el conocimiento oculto y de sintetizar la religión, la filosofía, la ciencia (con la evolución y otros conceptos espurios [12]) y la sicología sobre la base del ocultismo [13]. Blavatsky también «buscó reconciliar a todas las religiones bajo un sistema de verdad», «la sabiduría de los antiguos» [14]. Obviamente, ella deseó establecer la religión mundana de Satanás y casi tuvo éxito: las enseñanzas de Blavatsky y de su sucesora Alice Bailey constituyen la biblia del New Age.

IR A CONTENIDO

En busca de la conciencia de Dios.

La teosofía toma a la evolución como su conclusión lógica, la divinidad es para todos, todo el universo está evolucionando en su conciencia, dirigidos por aquellos con habilidades paranormales quienes «crearán para la Tierra un corazón y un cerebro» [15], y elevarán a toda la materia a la divinidad por «iniciación al conocimiento total». Esto «hace del hombre un dios y le da a cada parte de la naturaleza la misma posibilidad» [16]. Este es el principio básico del ocultismo y del Movimiento de la Nueva Era o New Age, el cual es el intento del hombre por alcanzar la «conciencia total» de Dios, para «convertirse en un maestro todo iluminado de su planeta y de su ser» [17]. Su corolario es: «Existe un amplio rango de poderes (síquicos) latentes en el hombre, los cuales pueden ser desarrollados» para atraer «conocimiento infinito»; pero son necesarias muchas vidas y reencarnaciones para lograr esta meta [18]. Este corolario subraya la creencia del New Age en los Maestros altamente evolucionados o perfectos, Hombres Sabios, o Los Hermanos Mayores de la Humanidad quienes «tienen larga carrera» por sus vidas sucesivas [19].

Blavatsky, partiendo de la mitología oriental, inventó una Jerarquía de Maestros que habitaban Venus, cuando no estaban en la Tierra. A Jesús lo consideraba un maestro joven y en una sola reencarnación llegó a ser el Cristo. Su mayor, el Buda, alguna vez Gautama Buda [20], supuestamente reencarnó en 1977 como el presidente de esta Jerarquía, un «hermano mayor», «que guiaba a la humanidad a la fraternidad mundial y la paz». Llamado Maitreya, un título intercambiable con el Cristo, Imam Mahdi, Krishna y el Mesías, ya que él «cumplía con las expectativas de todas las religiones para su anticipado Maestro», él vivió de incógnito en Londres, transmitiendo enseñanzas y profecías a través de voceros. En el «Día de la Declaración», él «telepáticamente se comunicará con todos y habrán sanaciones espontáneas», sin dejar «ninguna duda de que Él (sic) es el Maestro del Mundo» [21].

IR A CONTENIDO

El Movimiento de la Nueva Era desea la iniciación de Lucifer.

Esta tontería ha tenido mayor influencia mundial a partir de aquellos quienes sirven a la Francmasonería [22]. La Masonería también presume estar fundada en «sabiduría antigua», ateísmo, gnosticismo cabalístico, ocultismo, en las religiones orientales, la evolución y la reencarnación [23]. Posiblemente, los masones reclutaron a Blavatsky, creyendo que las mujeres corrompidas por la Masonería serían ideales para llevar a cabo sus metas, y así, los masones permitieron a las mujeres integrar logias mixtas [24]. La sucesora de Blavatsky, Annie Besant, y muchas otras primeros oficiales de su sociedad fueron masones [25]. Los “Maestros” de Blavatsky no eran espíritus, sino los terrenales masones cabalistas franceses, el liderazgo de la Sociedad Teosófica es masónica, y el nombre alternativo tanto para esta sociedad como para la Masonería es «Fraternidad Universal» [26], una “hermandad” que involucra la supresión de distinciones con el fin de producir una sola nación, Iglesia y familia [27]. Bailey reveló que los preparativos del New Age fueron dirigidos por la Francmasonería [28], que es la principal piedra angular del Movimiento de la Nueva Era.

El objetivo de la Masonería es producir un Nuevo Orden Mundial por medio del «derrocamiento total de todo orden religioso y político» producido por el Cristianismo, y «su sustitución por un nuevo estado de las cosas» basado en el Naturalismo [29], esto es idéntico a lo que es el Movimiento de la Nueva Era o New Age, el cual necesariamente es una revolución conspirativa. Operó en secreto hasta 1975 por órdenes de los Maestros [30], la adherente Marilyn Ferguson lo llamó «la segunda revolución estadounidense», la «Conspiración de Acuario», una «red sin dirigentes trabajando para traer un cambio radical a los Estados Unidos» [31]. Ninguna revolución carece de líderes, así lo refiere Donald Keys, presidente de Planetary Citizens: «Este planeta debe ser manejado» [32], ¿por quién?, el artículo de David Suzuki, The Turnaround Decade (La década de la revuelta), en la página 2 del Toronto Star del 31 de diciembre de 1989, proveyó la respuesta, la cual está ilustrada con una balanza en cuyo fulcro aparece la pirámide masónica blasonada con el ojo masónico y sobre las fechas 1990-2000. En uno de los platos de la balanza está el hombre, en el otro está la Tierra.

Siguiendo la práctica de iniciación oculta masónica, los líderes del New Age han realizado un llamado para una «iniciación planetaria luciferina» hacia la Nueva Era [33] o New Age. La Masonería es el «asiento de la iniciación», y las iniciaciones luciferinas deberán ser llevadas a efecto por las logias masónicas junto con la «revitalización» del Cristianismo [34]. ¿Es una coincidencia que la RENOVACIÓN, un programa para revitalizar a la Iglesia, utilice la terminología de Bailey y promueva a las organizaciones y la ideología New Age? [35]

La iniciación luciferina involucra «aceptar el obsequio de la plenitud de Lucifer», el cual lo «libera» a él y a nosotros [36]. Ahora, la Masonería sostiene la doctrina luciferina, que data de la Edad Media, la cual dice que Satanás creó el mundo, sufrió la “injusticia” en manos de un “poder despótico”, y que un día recobrará su antigua gloria [37]. El hombre se libera por sí solo de la opresión de Dios y se une a la batalla por la liberación de Satanás al afirmar la «centralidad y soberanía de los humanos» a través de la doctrina de la plenitud. Esta doctrina es el fundamento de todas las creencias del New Age, y por lo tanto, el adoptarla constituye la propia iniciación hacia el nuevo orden en el cual el hombre es dios [38].

La herejía del panteísmo, mezclada con humanismo secular, constituye la doctrina de la “plenitud”. Primero, ya que “pleno” se refiere a lo que “no está dividido”, la “plenitud” transmite la creencia panteísta y oculta, de que todos somos uno con todo, incluyendo la naturaleza [39]. Así, se nos dice que somos interdependientes o que estamos interrelacionados, viviendo en una aldea global o  planetaria, y que debemos operar como miembros de una comunidad mundial, en lugar de ser sólo naciones particulares [40], lo cual es una idea sediciosa que prepara el camino para la dictadura mundial.

Y ya que una relación dependiente es la que ocurre entre desiguales, siguiendo la ley natural de la oferta y la demanda, la interdependecia implica una relación entre iguales, igualdad que es reforzada por “ley”, donde sea necesario [41]. Y ya que las leyes existen en todas las naciones, la noción de interdependencia global, que subyace en las consignas imperio de la ley y un mundo bajo derecho, esconde una nueva realidad, el totalitarismo de la ley global, la cual será «la tiranía más grande en la historia de la humanidad» [42]. Esto no es sorprendente, ya que el Dios judeocristiano y su reino de paz serán desterrados de este mundo interdependiente, donde la relación de los hombres con Dios es de dependencia.

Nota de B&T: Interdependencia: Este concepto difiere de la dependencia en que las relaciones de interdependencia implican que sus participantes son emocional, económica, ecológica y/o moralmente “interdependientes”. (The Free Dictionary). El párrafo anterior señalaría el objetivo detrás de la filosofía de la igualdad a ultranza, que es la de la interdependencia entre los hombres, entre los iguales, donde sus errores deben permanecer a este nivel (meramente humano) para que no sea evidenciada su falsedad, sería un tanto como una relación de complicidad, donde ya no se aceptan los límites que impone Dios; en la realidad, los hombres dependen de Dios, pero no a la inversa (no hay interdependencia), aquí se da una desigualdad natural, lógica y absoluta, y por lo tanto, Dios constituye, para los promotores de la igualdad a ultranza, un gran obstáculo y una amenaza, por ello deben imponer mediante leyes leoninas y tiranas, todas esas “igualdades” erróneas y antinaturales que propagan.

IR A CONTENIDO

El regalo de Lucifer: Una vida sin culpa.

«Plenitud» también significa «sin quebranto», «quebrantado» se refiere al sentimiento de culpa producido por el pecado, la desobediencia a las leyes de Dios [43], así que el humanismo secular ataca a las «religiones con credo». El «separatismo» en los pueblos causa «divisiones» y «guerras brutales», impide la interrelación y el «crecimiento pleno». No tendremos paz hasta que todas etnias se «fusionen» en «una humanidad» [44]. La interrelación así también sienta las bases para la religión mundial, mostrando el valor crucial de la doctrina de la plenitud, designada con acierto como «el obsequio de Lucifer».

El humanismo secular se autodefine como religión [45] y combina la teoría del potencial humano de Abrahán Maslow con “ciencia” -o cientificismo- (evolucionismo) y ocultismo, y es la síntesis buscada por la Sociedad Teosófica. Su objetivo es «la consumación del potencial que hará crecer a cada personalidad humana» (evolución y sicología) a través de «un mundo compartido de medidas globales» (doctrina oculta de la plenitud) [46].

Maslow postuló una jerarquía de necesidades, las cuales, si se satisfacen, harán posible que el hombre alcance su máximo potencial, divinidad o el Ser [47]. Esta visión de divinidad, que no es caridad, subyace en el humanitarismo New Age, y ya que el hombre «por sí solo es responsable de la realización del mundo de sus sueños», este proceso de crecimiento es llamado autorrealización, actualización o Idoneidad [48]. La teoría de que nada existe, sino que todo está por venir, es la misma del panteísmo evolucionista que subyace en el Marxismo [49], y la promulgación de la tentación de Satanás, «serán como Dioses» (Gen. III, 5).

Cuando las necesidades básicas, como las alimentarias, son satisfechas, se gana la seguridad necesaria para desarrollar las necesidades de alto potencial, las cuales incluyen los atributos de Dios, así como la plenitud, la solidaridad humana y la libertad de conciencia [50]. Y ya que la Masonería está fundada sobre la libertad de conciencia y la solidaridad de la humanidad, entre los humanistas, los masones y los comunistas, admiten que la libertad de conciencia y la solidaridad de la humanidad son valores subversivos que se refieren, respectivamente, a la libertad respecto a la autoridad y la unión entre quienes trabajan por su emancipación [51].

IR A CONTENIDO

El Patriotismo es considerado peligroso.

Gerald y Patricia Mische subrayan la estrategia de los cuatro pasos para lograr el nuevo orden mundial [52]. Primero, uno se involucra en el levantamiento de la conciencia o en grupos con intereses definidos y cuyos objetivos se deben realizar y lograr «bajo la dependencia de las agencias que promueven el orden mundial». En seguida viene la concientización, que engendrará el compromiso hacia la acción política. El tercer paso es formar una red de grupos con intereses concretos que produzcan movimientos básicos de presión hacia los gobiernos para que «se muevan hacia la construcción de instituciones transnacionales de autoridad global». El cuarto paso es el más importante, es el control de los medios sociales de comunicación.

La Masonería y el Internacionalismo ven a las soberanías nacionales como algo obsoleto, y al patriotismo como algo peligroso para la paz mundial [53]. No es sorprendente que los líderes del “patriotismo global” sean luciferinos [54], ya que el patriotismo es un valor cristiano, y la Iglesia enseña que a nadie le place ser gobernado por una fuerza extranjera en su propio país [55]. El gobierno global gobernará a un mundo dividido en 24 regiones, tendrá su propia moneda, leyes y fuerza policial, y será dirigido por una élite de elegidos [56].

Ejemplo de propaganda «New Age» insertada en los videojuegos, específicamente contra el nacionalismo y el patriotismo, y en el caso de la referencia de Voltaire, es un ejemplo de apología al «patriotismo global». Las imágenes corresponden al videojuego «Call of Duty: Modern Warfare 2»

Una Europa unificada, con una Alemania unida como prerrequisito, es un paso largamente buscado hacia el mundo unificado [57]. Un solo mercado europeo desde 1992, un banco europeo desde 1994, y la Unidad Monetaria Europea desde 1997, «sólo pueden llevar a un estado federal europeo», dijo un ex canciller británico, «los Estados Unidos de Europa» (unidad política), es el objetivo de la Comunidad Europea, desde su comienzo en 1958 [58]. Pero «la fórmula de los “Estados Unidos de Europa” y la de la “República Universal”», donde ésta última será formada por la fusión de Europa con otros bloques mundiales, fue proclamada primero por los Illuminati en 1793; «desde hace mucho tiempo ha sido la consigna de las logias francesas» y fue adoptada por los teosofistas en la década de los años veinte del siglo XX, fue discutida en los círculos masónicos germano-estadounidenses después de la II Guerra Mundial [59]. El presidente no-electo de la Comisión Europea, Jaques Delors, demostró la importancia de la unidad europea, e implícitamente la naturaleza totalitaria del futuro gobierno mundial, amenazando a los líderes nacionales que no la aprueben inequívocamente, dándoles a entender que la oposición de Margaret Thatcher a este respecto, causó su propia caída [60].

Las Naciones Unidas, un «campo de entrenamiento para la globalización» desde al menos 1961, «podría llegar a ser la sede del gobierno mundial» [61]. Su prioridad más alta, después de su oposición al armamentismo, es el Nuevo Orden Económico Internacional, que es la excusa para todos los temas del Orden Mundial, y como Bailey, propone una moneda internacional, el control de los alimentos y los recursos naturales por medio de organismos internacionales [62].

El concepto de unidad planetaria emergió en una Conferencia de Naciones Unidas de 1970 sobre la supervivencia humana. Los conferenciantes invitados, U. Thant, Norman Cousins y Donald Keys formaban parte entonces de Planetary Citizens, cuyos miembros se comprometían a fortalecer a las Naciones Unidas. La organización de Cousin, World Federalist Association, entre otros grupos, trabajan con Naciones Unidas por un gobierno mundial, tomando como modelo el federalismo estadounidense, y proyectaban como fechas probables, y variables, para su implementación, los años 2000, 2011 o 2012 [63].

IR A CONTENIDO

Se están sirviendo de la Iglesia.

La religión única o «fraternidad de fes» es esencialmente la «unidad cultural de la humanidad» [64]. Esta es la religión de la sabiduría de Blavatsky, la mezcla sincretista de paganismo y cristianismo, similar a la «religión universal» promovida por la Masonería que está en efecto en la Fraternidad Universal, y de la cual sus defensores reconocen que es subversiva para los intereses nacionales [65]. Muchos Obispos ahora predican por «un mundo más justo y fraternal», en lugar del Reino de Dios, lo cual hace más creíble las afirmaciones de Bailey sobre las dos principales corrientes por las cuales los preparativos del New Age o la Nueva Era serán esparcidos, y son la Iglesia y la Francmasonería, y de la “Iglesia Universal”, entendida como la unión del ocultismo, la Masonería y el Cristianismo (¿el cuerpo místico de Satanás?), «que aparecerá hacia el final del siglo» [66].

El sincretismo, entendido como la «celebración de la unidad de toda la existencia», es panteísmo. Predica la necesidad de una transformación interna, mediante la meditación ocultista oriental, como paso previo al cambio social. Esto es visto como una forma de paz, quizás debido a que esparce cierto misticismo que supuestamente traerá la unificación de la conciencia global o la mentalidad del mundo unificado [67]. Esta es la herejía panteísta o monopsiquismo, significando una sola alma o una sola mente para todos los hombres, que no deja lugar para la responsabilidad personal [68]. La meditación trascendental hinduista y el yoga, desde hace algún tiempo han sido muy populares en Occidente, pero las técnicas ocultistas de imágenes y visualización guiadas son ahora utilizadas en negocios, escuelas o retiros, y en la RENOVACIÓN [de la Iglesia] [69].

Los promotores del New Age o Nueva Era se regocijan porque a través de sus centros de lavado de cerebro y seminarios, han reclutado a la Unión Internacional de Superioras Generales, la Pontificia Comisión para la Justicia y la Paz, a los Jesuitas, a la Conferencia sobre Liderazgo de Religiosas y a la Asociación Nacional de Religiosas [70]. Tan animados están por su avance dentro de la Iglesia que esperan que el Papa promueva la religión mundial en las Naciones Unidas, la cual ¡tienen la esperanza que se convierta en el cuerpo de Cristo! [71]

Bailey declaró que la tercera vía principal para implementar el New Age o Nueva Era es la educación [72]. «Educación global», también reconocida como subversiva [73], es ahora parte de los programas de la mayoría de las escuelas. La Asociación Nacional de Educación Católica (EE. UU.), en 1972 comenzó a desarrollar la conciencia global y el “marco planetario” en sus programas, en sus conferencias hablaban promotores del New Age y al menos un ocultista [74]. Otras organizaciones educativas tienen la misma orientación [75].

El movimiento ecológico va más allá de la preocupación racional sobre los genuinos problemas ecológicos y con justicia puede considerársele una herramienta más del New Age. Aparentemente promovido por el Club de Roma [76], cuyo fundador fue miembro de Planetary Citizens, sus “profecías” de desastres debido al crecimiento poblacional y mal uso del entorno natural, aunque no tienen nada de científicas, han ganado mucha aceptación global de los gobiernos como la única explicación y solución para nuestra “supervivencia”. La reducción poblacional es considerada vital para conservar los recursos naturales, y ya que los alimentos son ahora una “fuente natural”, los programas contra el hambre pasaron a ser parte del movimiento ecológico para forzar al control poblacional [77] [es decir, no habrá hambre si somos menos, en la lógica torcida de estos grupos]. El ambientalismo es una industria en la actualidad (camisetas, planes de estudio, etc.) y parte de la religión mundial panteísta. En contradicción con Gen. I, 28, enseña que el hombre es parte “orgánica” del universo, y no tiene ni superioridad ni dominio sobre el resto de la creación, la Tierra vive, es nuestra Madre, nuestro Dios [sic], y la minería, la labranza de la tierra, las cosechas y lo demás, son abusos [78].

IR A CONTENIDO

El cambio político no es conversión.

El ambientalismo también es una plataforma política, especialmente en Europa [79], donde parece estar reemplazando al Comunismo, pero, como ya hemos visto, el Comunismo también es panteísta, aún más, Marx, Lenin, Trotsky, Engels, Stalin y Mao Tse Tung fueron satanistas, los primeros tres también fueron teosofistas [80]. Stalin, Marx y Engels fueron militantes illuminatis [81], el Comunismo es así un instrumento de la Masonería, y tiene el mismo objetivo: el establecimiento del reino de Satanás o la «república social universal», que fomenta las revoluciones. Por lo anterior, también es intrínsecamente parte del Movimiento de la Nueva Era o New Age, y, siendo una fuerza mundial, es crucial para los esfuerzos internacionalistas [82]. Los partidos verdes son sólo el rostro New Age del Comunismo [83].

Blavatsky, la vocera del globalismo masónico, tenía nacionalidad rusa; Bailey afirmó «la U. R. S. S. expresa la voluntad… de producir las nuevas condiciones y el nuevo orden, planeados, determinados y previstos.» [84] Las redes soviéticas, estadounidenses y británicas del New Age han involucrado al presidente Gorbachev, quien también promueve temas de la Nueva Era en su libro Perestroika [85]. Haciendo eco de la World Federalist Association, en un discurso de 1988 en Naciones Unidas, él «enfatizó el objetivo soviético de crear una “comunidad mundial de estados fundamentada en el imperio de la ley”.» [86]. El deseó un «consejo consultivo mundial que uniera a la élite intelectual del mundo» para «delinear el futuro bajo el auspicio de Naciones Unidas.» [87].

Nuestra Señora de Fátima advirtió que por medio de Rusia, herramienta satánica, se castigaría la maldad del mundo a menos que se el Papa la consagrase, en unión con los obispos, a su Corazón Inmaculado. Esto “salvaría” a Rusia y traería la paz al mundo [la verdadera, la de Dios] [88]. Aún así, muchos creen que la consagración parcial ha “destruido” al Comunismo y que los cambios políticos “demuestran” la conversión de Rusia, pero las maniobras políticas no significan ninguna conversión a la Verdadera Fe, que es el único camino de salvación. De hecho, la tan mentada “social-democracia” es la síntesis del Comunismo y el capitalismo, deseada por los promotores del New Age [89].

Y, ¿dónde puede encontrarse alguna conversión en las confesiones de Gorbachev donde se describe como marxista-leninista, y que las ideas de Lenin están “nutriendo” la nueva forma de pensar en Rusia, y que «el curso actual de las cosas son una extensión de la revolución de octubre», y que los cambios radicales en Europa de ninguna manera significan el colapso del socialismo ya que los comunistas están siguiendo la estrategia de Lenin sobre su «reformismo cuando sea necesario para llevar adelante la causa de la revolución», que la perestroika significa la eliminación de obstáculos que dificultan la efectividad de la revolución y que tuvo la finalidad de fortalecer el socialismo internacional, y que «requiere de los líderes de partido, cercanos al ideal de Lenin, por la revolución bolchevique»? [90].

La evidente decadencia moral en la “democrática” legalización en Rumania del control poblacional y el aborto, el apresuramiento de los alemanes orientales para colocar tiendas de artículos sexuales en las cercanías del muro de Berlín, después de su derrumbamiento, con contenidos altamente pornográficos de entretenimiento soviético, y la petición soviética de medios anticonceptivos y educación sexual [91], ¿representan el comienzo o la consumación del triunfo del Corazón Inmaculado de Nuestra Señora, el cual prometió como fruto de la Consagración de Rusia? [92]

IR A CONTENIDO

Rusia ha tenido 5 glasnost -aperturas-.

En cuanto a las leyes sobre libertad religiosa, no puede tenerse una religión mundial si la religión permanece en las catacumbas. Sólo el catolicismo visible puede ser corrompido y sincretizado, y los sincretistas están muy ocupados en Europa oriental y en la Unión Soviética [93].

Una religión interconfesional de Naciones Unidas, «la más completa expresión de Fraternidad Universal», es algo muy aceptable para el Comunismo [94]. Aún más, el ocultismo, siempre parte del Comunismo, es también una religión, ésta dio lugar a Blavatsky y ahora atrae a los Gorbachevs [95].

En 1937, el pueblo también pensó que el Comunismo se estaba convirtiendo, pero el Papa Pío XI advirtió sobre la «diabólica propaganda» del Comunismo y de sus líderes, quienes «pretenden ser los más celosos promotores» de la paz, de tal manera que puedan «atraer a las multitudes» [96]. Para obtener la ayuda de Occidente, Rusia ha tenido cinco glasnost o aperturas, comenzando con Lenin y Stalin, quienes utilizaron el término perestroika. Todos estos cinco periodos de “reforma” terminaron en matanzas, y la presente parece tener el mismo destino [97].

¿El gobierno mundial será controlado por los soviets o, la Unión Soviética está siendo utilizada para establecer el gobierno masónico en Naciones Unidas, financiado por los banqueros de Occidente y las organizaciones liberales que financiaron en el pasado las revoluciones soviéticas para traer el nuevo orden? [98] La Guerra del Golfo, vista por algunos como una guerra mundial, debido al número de naciones involucradas, fue engendrada por los soviéticos, armando y entrenando a los iraquíes, pero el asunto resultó en una amistad soviético-estadounidense e incrementó los poderes gubernamentales de Naciones Unidas [99].

¿Fue esto orquestado para acercarnos a todos hacia el gobierno mundial?  Después de que las hostilidades comenzaron, el presidente Bush transmitía sus resultados: un nuevo orden mundial y el imperio de la ley [100]. Perteneciendo a una distinguida sociedad secreta, la cual, desea el nuevo orden, y que ha «creado guerras y revoluciones» [101], él esperaba que la guerra ayudase a la «comunidad mundial» para «lograr la muy esperada promesa del nuevo orden mundial», más pacífico que cualquiera que hayamos conocido [102]. Los soviets «desde hace mucho tiempo han anunciado» que «una tercera guerra mundial (no nuclear), si es desatada por el imperialismo, terminaría con el sistema capitalista, para bien, y esto significará la paz mundial» [103]. ¿Fue la guerra en Irak, según se dice, una guerra convencional (no nuclear), instigada para proveer del “imperialismo” por el que el gobierno mundial se serviría de una fórmula de guerra “segura”, para probar una resolución del senado estadounidense sobre hacer de Naciones Unidas un “gobierno mundial” “capaz de promulgar y reforzar la ley mundial” en contra de la agresión [104], y amedrentar a aquellos que se resisten al Nuevo Orden Mundial? [105] Es interesante que los soviets, quienes «tratan de asentar los cimientos para una nueva comunidad internacional» sin capitalismo, hayan acusado a Irak de terrorismo en contra del «emergente nuevo orden» (y no a Kuwait) [106].

«Occidente ha puesto todas sus esperanzas en Gorbachev para la realización del nuevo orden» como la regla de ley, pues «no podría realizarse sin la cooperación rusa» [107]. Con la Consagración Colegial, prometiendo dar un revés al satánico Nuevo Orden Mundial, al convertir a su jugador clave, es vital para el globalismo que no se lleve a cabo. Sólo recientemente, los católicos han esperado esta consagración específica, creyendo que sus sustitutos no pueden ser efectivos [108], pero repentinamente, voces dentro de la Iglesia se han levantado para persuadirnos de lo contrario, ¿por qué?, los frutos esperados no se han materializado, ya que la barbarie se fortalece cada día.

Como en el pasado, Dios ha dado a Su Iglesia los medios para salvar a la civilización de la destrucción, Su plan, manifestado por Nuestra Señora de Fátima, también requiere del Rosario, del escapulario, la devoción del primer sábado y sacrificios, especialmente los que se hacen a partir de nuestras propias actividades cotidianas, esta obediencia significaría la paz, pero por creer que la paz puede lograrse sin Dios es que hemos rechazado Su ayuda, siguiendo este camino sólo podemos esperar cosechar la destrucción repentina (1Tes. V, 3) y el infierno del Nuevo Orden Mundial [109], el reino de Satanás en la Tierra (Ap. XIII, 7-8, 15-18), a menos que retornemos hacia Dios, todavía hay tiempo, depende de nosotros.

IR A CONTENIDO

Notas.

1. Ruth Nanda Anshen, Introduction to William Irwin Thompson, Evil and World Order, vol. 49 of World Perspectives, gen. ed. Ruth Anshen (New York: Harper & Row, 1976), p. xvi.

2. Rev. 13:7-8; but God’s elect will not worship Satan.

3. Marilyn Ferguson, The Aquarian Conspiracy (Los Angeles: J.P. Tarcher, Inc., 1980), pp. 125-28, 62-63. Pope Pius XI in his encyclical letter On Atheistic Communism, 19 March 1937, sec. 18, noted that “various occult forces” had long “been working for the overthrow of the Christian Social Order.”

4. “. . . as vividly described in the story of the Tree of Knowledge, having decided to become like God through knowledge . . . , we have become masters in deciding between good and bad . . .” — Robert Muller, New Genesis: Shaping a Global Spirituality (Garden City, NY Doubleday & Co., Inc., 1982), p. 145.

5. Ferguson, p. 19; Constance Cumbey A Planned Deception: The Staging of a New Age “Messiah” (East Detroit, MI: Pointe Publishers, Inc., 1985), p. 27; Alice A. Bailey, The Externalization of the Hierarchy (New York: Lucis Publishing Co., 1957), pp. 26, 28, 88; “Aquarius,” lyrics by James Rado and Gerome Ragni, in Milton Okun, ed., Great Songs . . . of the Sixties (Chicago: Quadrangle Books, Inc., 1970), pp. 36-39.

6.The New Encyclopaedia Britannica Macropaedia, 15th ed., s.v. “Atheism”; Encyclopedia Americana, 1984 International ed., s.v., “Humanism,” by Leona C. Gabel. Secular humanism is naturalism, which Pope Pius XII said leads to dictatorships — Msgr. Clarence E. Elwell et al., Our Goal and Our Guides, vol. 1: Our Quest for Happiness (Chicago: Holt, Rhinehart and Winston, Inc., 1955), p. 279.

7. Ferguson, pp. 48-49, 156.

8. Helena P. Blavatsky, The Theosophical Glossary (London: The Theosophical Publishing Society, 1892; reprint ed., Detroit: Gale Research Co., 1974), p. 328, and The Key to Theosophy (London: Theosophical Publishing House, 1889), p. 1.

9. Blavatsky claimed her theosophy was a revival of second- and third-century Neoplatonism. See Joseph Head and S. L. Cranston, eds., Reincarnation (New York: Causeway Books, 1967), pp. 151 and 213, and Blavatsky, Key, pp. 1-2.

10. Blavatsky, pp. 11-12; Ferguson, p. 46. Secular humanism is also a type of gnosticism, because the gnostic “receives enlightenment” when he himself is the “source of all things.” See Elaine Pagels, The Gnostic Gospels (New York: Random House, 1979), PP. 172-73.

11. Edward Albertson, Theosophy (Los Angeles: Sherbourne Press, Inc., 1971), p. 17; Bruce F. Campbell, Ancient Wisdom Revived: A History of the Theosophical Movement (Berkeley, CA: University of California Press, Ltd., 1980), pp. 56-57.

12.Campbell, p. 73. For Blavatsky, occultism or magic was also “science” (Glossary, p. 197).

13.Albertson, pp. 17-18; Head and Cranston, p. 151; Campbell, p. 42.

14. This was the Neoplatonism she was reviving: Head and Cranston, pp. 151, 213; Blavatsky, Key, p. 3; Campbell, p. 36. Theosophy is also a synonym for the Wisdom Religion — Blavatsky, Glossary, p. 328.

15. Ferguson, p. 49.

16. William Q. Judge, The Ocean of Theosophy (Los Angeles: The Theosophy Company, 1893; 16th ed., 1915), pp. 60-61.

17. Muller, p. 28.

18. Judge, pp. 82-83. Christians do not believe in reincarnation (Heb. 9:27).

19. Judge, pp. 6, 119. “First teach the law of evolution and its inevitable corollary, perfected men,” who reincarnate, not to improve themselves, but to serve mankind (Bailey, p. 515; Campbell, p. 55). Also see Bailey, p. 80.

20. Albertson, pp. 23-30; cf. Bailey, p. 80.

21. “The Christ is Now Here,” Tara Canada brochure, p. 1; “Emergence of the World Teacher — in Brief,” Tara Center (U.S.) flyer, March 1990. Cf. Bailey, p. 576. Theosophists unsuccessfully promoted another World Teacher about eighty years ago (Campbell, pp. 119-21, 128-30).

22. Theosophical principles attracted early Freemasons, but did not seriously interest Masonry until the nineteenth century: Blavatsky, Glossary, ibid.; Head and Cranston, p. 166.

23. Head and Cranston, pp. 166-67; Paul Fisher, Behind the Lodge Door (Washington, DC: Shield Publishing, Inc., 1988), pp. 43-47; Jose Maria Cardinal Caro y Rodriguez, The Mystery of Freemasonry Unveiled (Santiago: Society of the Good Press, n.d.; reprinted., Hawthorne, CA: Christian Book Club of America, 1971), p. 103. Kabbalistic Gnosticism is an occult, Gnostic form of Judaism (Fisher, pp. 44, 289-91).

24. Cardinal Rodriguez, pp. 237-38; Nesta H. Web­ster, Secret Societies and Subversive Movements (n.p.; 1924; reprint ed.; Christian Book Club of America, n.d.), pp. 295-97, 303-5. Note that women cannot enter Masonry’s inner core.

25. Webster, p. 301; Campbell, pp. 125, 7, 26-28. Blavatsky received “a high Masonic degree” for her book, Isis Unveiled (Head and Cranston, p. 166), partly written and edited by a Mason (Campbell, pp. 34, 7); the religion of Isis features in Masonry (Fisher, pp. 45, 274).

26. Webster, pp. 298-300; Cardinal Rodriguez, p. 226; Campbell, p. 78; Blavatsky, note 22. “Universal Brotherhood” is a well-known synonym for Masonry. The English Society of Psychical Research proved fraudulent Blavatsky’s mediumship and claim of spirit Masters (Campbell, pp. 92-94; Albertson, p. 34). Theosophists believe the Hierarchy consists of perfected men (Bailey, pp. 472-73), the Tara Center recently stating, “Highly evolved beings are moving into the world,” the Masters who “will reveal Themselves [sic] as normal and human, albeit divine and perfect men” (Network News [N. Hollywood], March 1990, p. 1).

27. Cardinal Rodriguez, p. 42.

28. Page 511.

29. Pope Leo XIII, encyclical letter On Freemasonry Humanum Genus, 20 April 1884, sec. 10.

30. Bailey, p. 587.

31. Pages 125, 23, 63.

32.Cited in Margaret Watson, “New Age Version of Community Service. . . ,” NRI Trumpet (Aurora, CO), September 1989, p. 5.

33. Benjamin Creme and David Spangler, as cited in Constance Cumbey, The Hidden Dangers of the Rainbow (Shreveport, LA: Huntington House, Inc., 1983), pp. 89, 139-40.

34. Ibid., p.140; Bailey, pp. 511, 514-15.

35. Cornelia R. Ferreira, “RENEW: A Tree Rooted in Modernism and the ‘New Age’ Movement,” Christian Order 30 (January 1989): 52-58, and pamphlet (Toronto: By the Author, 1989), pp. 8-13; cf. Bailey, pp. 502, 511, 20, 30, 7, for example.

36. Spangler, in Cumbey, pp. 139-40.

37. Webster, pp. 63-64; Cardinal Rodriguez, pp. 105-8.

38. Cf. Gerald and Patricia Mische, Toward A Human World Order: Beyond the National Security Straitjacket (New York: Paulist Press, 1977), p. 64.

39. Anshen, pp. xvi-xvii; Bailey, pp. 19-20, 588; Paul Kurtz, ed., Humanist Manifestos I and II (Buffalo, NY: Prometheus Books, 1973), p. 8; Cumbey, Deception p. 188. Pantheism has Hindu roots — John A. Hardon, SJ, The Catholic Catechism (Garden City, NY: Doubleday & Co., 1975), pp. 58-59.

40. Mische, pp. 24, 190-91, 333-35, 338-41, 349, 224-27, 276; Thompson, pp. 12-13, 15; Ferguson, p. 55.

41. Mische, p. 64; cf. p. 335.

42. Thompson, pp. 100-102. These are the slogans of the World Federalist Association — see WFA flyers, “Developing New Avenues to World Order” and “We the People of the World.”

43. Cf. Spangler, in Cumbey, Rainbow, p. 140.

44. Mische, pp. 331, 333-36; Kurtz, p. 14; Bailey, pp. 75-77 (note her strong anti-Semitism). The idea that religion is inimical to social well-being is Masonic (Fisher, p. 46).

45. Kurtz, pp. 7-10.

46. Ibid., pp. 14, 10.

47. Mische, pp. 19-23, 25-34. Man has being, but only God is Being: “I am Who am” (Ex. 3:14).

48. Kurtz, p. 10; Mische, pp. 26-30,170-71, 345-46.

49. Mische, p. 171; Hardon, pp. 59-60. The Humanist Manifesto (p. 15) confirms that Marxism is a form of humanism.

50. Mische, pp. 26, 56, 299.

51. Webster, p. 276; Mische, pp. 56, 200-201, 228-29; The Catholic Encyclopedia (1913), s.v. “Masonry,” by Fr. Hermann Gruber, pp. 773-75, 786. A hundred years ago, Masonry stated that education of children in freedom of conscience, “protected” against the “disturbing influences” of parents and the Church, is “indispensable” to the establishment of the universal social republic and “the glorious era of human solidarity” (ibid., p. 783). Secular humanism has been carrying out this agenda.

52. Pages 278-90, 298-303, 66-68, 144-45.

53. Bailey, pp. 372-75; Mische, pp. 209, 266, 272, 276; Webster, pp. 213-15; Mueller, p. 86; Fisher, p. 29.

54. Such as Spangler of “the Luciferic initiation,” a top Planetary Citizen (PC members noted herein are listed on the PC letterhead). PC’s September 1988 newsletter states that global peace depends on “global patriotism.” Living and dead members of the openly­occult PC include Princess Juliana, Coretta Scott King, Archbishop Makarios, Lester Pearson, Jean Piaget, E. F. Schumacher and other notables.

55. Mother Cabrini (Boston: The Daughters of St. Paul, 1977), p. 54; Pope John XXIII, encyclical letter Peace on Earth Pacem in Terris, 11 April 1963, sec. 43.

56. Mische, pp. 263-67, 65, 258, 143; Kurtz, p. 21. The Misches (p. 264) think the world government may be elected.

57. Bailey, p. 199; Cumbey, p. 79. Cf. Charles Kraut­hammer, “Return of the German Question,” Time (Canada), 25 September 1989, p. 96.

58. Edward Greenspon, “Common Currency in Works,” and “EC Summit Called ‘Rendezvous with History,”‘ The Globe and Mail, 17 December 1990, pp. Bl, A2.

59. Webster, pp. 275, 336-37; Bailey, ibid.; Fisher, p. 227. Besant talked of “the United States of Europe” (Webster, p. 336), Bailey, of “the Federated States of Europe.”

60. David Israelson, “Britain at Centre of European Feud” and “British PM Downplays European Pact,” Toronto Star, 17 December 1990, p. A2 and 19 December 1990, p. A19; Greenspon, “Rendezvous,” p. Al. Mrs. Thatcher’s sudden demise follows the recent European pattern, suggesting that unity has a timetable, and only a globalist puppets will now head nations. Masonry controls State leaders: Pope Leo XIII, sec. 28.

61. Spangler, in Cumbey, p. 63;.Ervin Laszlo et al., The Objectives of the New International Economic Order (New York: Pergamon Press, 1978), pp. xi-xiii, xviii; Mische, pp. 263-67, 257-59. Laszlo is a PC director.

62. Laszlo, pp. xv, xxiv-xxv, xi, xiii, xvii, xx, 203, 238-39,152-58,104-7, 226-27, 66-69, 72-73,75-80, 143, 146; Bailey, pp. 580-81. Cf. Cumbey, ibid.; Mische, pp. 71, 64, 140. “Disarmament is for nations, not the UN,” Bailey, pp. 191, 498.

63. PC brochure, “Helping to Unite the Human Family”; WFA flyers (note 42); Thompson, pp. 46, 91; “New Age Arrives Sunday, if You’re a Believer,” Montreal Gazette, 14 August 1987, p. A-5. Cousins, who died in 1990, was influential with three American Presidents, Pope John XXIII and Kruschev — “Norman Cousins,” Richmond County Daily Journal (Rockingham, NC), 3 December 1990, p. 4. Note that the beginnings of the American government were ‘Intimately associated with Freemasonry” — Head and Cranston, p. 167. Cf. Fisher, pp. 31-33, 36, 207-11, 76.

64. Archbishop Angelo Fernandes, “Summons to Dialogue,” FABC Papers No. 34 (1983), p. 6.; John Cotter, A Study in Syncretism (Flesherton, Ont.: Canadian Intelligence Publications, 1983), pp. 19-20. Cultural unity is the glue for a universal community. Note that the Indian bishop is a PC member.

65. Mische, pp. 200-201, 228-29; Catholic Encyclopedia, pp. 773, 785. This religion will “remove the accidental divisions of mankind” (p. 773) and lead to the “interconnectedness” touted as natural, when it is a manipulated unnaturalness.

66. Archbishop Fernandes, p. 37; Bailey, pp. 510-13.

67. Mische, pp. 332-33, 335, 28, 348-49; Thompson, pp. 94-95, 77; Archbishop Fernandes, p. 33; Texe Marrs, Mystery Mark of the NewAge (Westchester, IL: Crossway Books, 1988), p,. 232.

68. Hardon, pp. 103-4. Archbishop Fernandes (p. 32) believes “unity of conscience” will create “a healthy community.” Today’s emphasis on “community” and condemnation of individualism, e.g., by the Archbishop (pp. 21, 26, 39), RENEW and Marxism (Ferreira, p. 52, pamphlet, p. 6), stems from this pantheistic heresy (Bailey, p. 30).

69. Ferreira, p. 58, pamphlet, p. 12. Mastering visualization or self-hypnosis is necessary for developing occult powers — Rodney Marsden, Psychic Experience for You (Wellingborough, Northamptonshire: The Aquarian Press, 1983), pp. 58-60, 64. Guided imagery is group-hypnosis or -visualization; it enables mass control. Claims of meeting “spirit guides” indicate hallucination or possession, yet visualization is used to aid relaxation, creativity or production.

70.Mische, pp. 303-8, 298-99; Bailey, p. 330. See Bishop Henry Goonawardene and Father Mervyn Fernando, “Report on the Seminar,” FABC Papers, pp. 1-3, for how the Sri Lankan Bishops’ Conference, with Archbishop Fernandes’ help, deliberately “conscientized” that country’s Church leadership, including “all the bishops and major superiors,” in 1982, so that these leaders could then indoctrinate “grass­roots” Catholics. Catholics who work with syncretist groups like the World Conference on Religion and Peace or the World Council of Churches (Cotter, pp. 80-87; Agostino Bono, “Council Sparked New Effort for Christian Unity,” Catholic Register (Toronto), 9 November 1985, p. 15; Mische, pp. 308-11, 314-17) risk becoming enmeshed in pagan “global ecumenism,” a euphemism for syncretism (Mische, p. 314; Cotter, p. 66).

71. Robert Muller, cited in Flashpoint (Austin, TX), January 1990, p. 1; id., New Genesis, pp. 126-27.

72. Page 511. Masons think the same way (note 51).

73. Muller, p. 127; Mische, p. 225.

74. Mische, p. 308; Dennis L. Cuddy, “Globalism Tramples on American Values,” The Christian World Report (Dearborn, MI), April 1989, p. 1. Occultist Jean Houston (Kathleen R. Hayes, “New Ager Jean Houston, . . . ,” NRI Trumpet, March 1989, p. 1) was a 1989 speaker. The UN, with former Assistant Secretary-General Muller, is designing global education curricula from prenatal to adult education: Muller, pp. 58-59, 84-90, 140-55; Center for World Servers brochure, “Center for World Servers Recognizes the Need for Global Education.” Muller key­noted the 1985 NCEA convention: Cumbey, Deception, p. 47.

75. Mische, pp. 218-19, lists some networks.

76. Cumbey, pp. 202-12. Club ideology is embodied in Humanist Manifesto II, Article 14. Scientists trying to debunk environmentalism are ignored by a controlled media: Richard Miniter, “The ‘Chilling Effect’ of Global Warming at PBS,” Human Events (Washington, DC), 29 December 1990, p. 13.

77. Cumbey, Deception, pp. 161-65 and Rainbow, p. 56; Laszlo, pp. 65, 143, 219; “Open Economies Best Way to Help the Poor,” Financial Post (Toronto), 17 May 1990, p. 10; Sabina McLuhan, “Green Enemies of Life,” The Interim (Toronto), November 1989, p. 7.

78.Ari L. Goldman, “Worldly Concerns: Religions on the Environment,” New York Times, 17 September 1990; Cynthia B. Lindstedt, “Prince Philip Promotes `Ecological Pragmatism’ of Pagan Worship, Religious Syncretism” and “Environmental ‘Ministry’ Comes of Age,” NRI Trumpet, July 1990, pp. 4-5; Mische, pp. 304, 315, 338-43; Samantha Trenoweth, “God Goes Green,” Simply Living (Surry Hills, New South Wales), vol. 5, no. 3 (1990), p. 7; David Brand, “Cutting His Own Path,” Time (Canada), 21 August 1989, p. 58.

79. “What it Takes to be Green,” NRI Trumpet, July 1990, p. 4.

80. Manifold, pp. 37-45; Cumbey, Deception, pp. 18-19, 21.

81. Manifold, pp. 127, 72, 19, 76-80; Kathleen R. Hayes, “The Illuminati Follows its Satanic Blueprint,” NRI Trumpet, October 1988, p. 3. Marx participated in the Masonic-led revolution in France in 1871 (Father Joseph I. Dirvin, CM, St. Catherine Labouré [Rockford, IL: Tan Books and Publishers, Inc., 19581, pp. 198-99), whilst the Russian Revolution had French-Masonry roots (Fisher, p. 218).

82. Catholic Encyclopedia, pp. 782-3; Manifold, pp. 76-80; Cardinal Rodriguez, pp. 181-82; Webster, pp. 334-37; Fisher, pp. 218-21. Cf. Pope Pius XI, sets. 12-14.

83. Cf. Jeremy Lee, “Fabian Campaign Behind Greenhouse Hoax,” Wake Up, Australia! (Cleveland, Queensland), September 1989, p. 5; Ben Finney, “Ommm, Ommm, Ommm-ing with Gorby,” Mother Earth News (Henderson, NC), March/April 1990, p. 60; McLuhan. President Gorbachev recently addressed an international ecoreligious conference, co­hosted by the Supreme Soviet in Moscow (Finney).

84. Page 132.

85. Marrs, pp. 231-33, 18; Christopher Reed, “Still Booking Flights on the Astral Plane,” Globe and Mail, 29 December 1987, p. A9; Finney; Mikhail Gorbachev, Perestroika: New Thinking for Our Country and the World (South Yarmouth, MA: John Curley & Associates, Inc., 1987), pp. xiv-xvi, 230-34, 239, 243, 327, 337-39, 344-48, for example.

86.Walter Isaacson, “The Gorbachev Challenge,” Time (Canada), 19 December 1988, p. 19; cf. WFA flyers, note 42.

87. John Cotter, “Gorbachev’s `World Consultative Council,’ or Has the Brotherhood Attained Universal Power?,” The Remnant, 30 November 1987, p. 1.

88. Fatima in Lucia’s Own Words, ed. Louis Kondor, SVD, trans. Dominican nuns of Perpetual Rosary (Fatima: Postulation Centre, 1976), pp. 167, 198-99. The Collegial Consecration will seemingly serve as an exorcism. Our Lady also warned that nations would be annihilated. As with East Germany, this can occur through a voluntary surrender of sovereignty, as predicted by Illuminati founder Adam Weishaupt (Webster, p. 215). Cf. Pope Pius XI, sec. 13.

89. Network News, 3 March 1990, p. 1. As in the past (Fisher, p. 221), death-of-Communism rhetoric could be Masonic in origin.

90. Mikhail Gorbachev, interview, “I Am an Optimist,” Time (Canada), 4 June 1990, pp. 17, 21, 24, 28, and Perestroika, pp. 19-21, 39, 57-58, 62-76, 246-49, 275-76, 289-93, 447-48.

91.Edward Greenspon and Matthew Fisher, “Romania Drops Ceausescu’s Laws,” Globe and Mail, 28 December 1989, p. Al; “German Sex Shops Do Brisk Business,” ibid., 31 January 1990; Dmitri N. Shalin, “The Naked Truth About Soviet Sex,” ibid., 26 January 1990, p. A8.

92. Fatima, p. 167.

93. “Interreligious Tour/Pilgrimage to Eastern Europe and the Soviet Union,” Temple of Understanding Newsletter, Fall 1990. This trip included seminars and an interfaith service in Poland. The syncretist Temple, “a Spiritual United Nations,” has “US Government backing.” Sponsors include(d) U Thant, Margaret Sanger, International Planned Parenthood, theosophists and many notables (Cotter, pp. 68-70, 74-77). Suggestive of syncretism (cf. ibid., p. 65; note 70) is the “ecumenical center for religion and culture” sponsored by Catholic Americans: “Religious Center to be Built in Soviet Union,” National Catholic Register, 16 December 1990, p. 8.

94. Cotter, pp. 93-97, 19.

95. Kathleen R. Hayes, “New Age Brain Spas Induce Altered States Electronically . . . . and Time: Gorby a New Ager?,” NRI Trumpet, March 1990, p. 4, July 1990, p. 6. At the Moscow conference (Finney), Gorbachev joined a Hindu swami in chanting the occult Hindu mantra “Om,” sacred to New Agers and “primitive masonry” (Victor J. F. Kulanday, The Paganization of the Church in India [San Thome, Madras: By the Author, 1988], pp. 82-83; Blavatsky, Glossary, p. 239).

96. Secs. 17, 57. Regarding the present conversion euphoria, “we may, in fact be . . . dupes of the most grandoise scam in the history of nations”: Malachi B. Martin, “Fatima’s Third Secret,” Christian Order, June/July 1990, p. 346. Cf. Fr. Peter Oostveen, “The `Bacon Priest’ Tells It Like It Is,” Challenge, March 1991, p. 13.

97. Donald S. McAlvany, “Mesmerized by the Bear: The Great Soviet Deception,” McAlvany, Intelligence Advisor (Denver), December 1989, pp. 2-4, 6. True to pattern, after inveigling Western aid, Gorbachev, the latest “genocidal” dictator, is ending glasnost: Peter Edwards, “Soviet Activist Lashes out Against West,” Toronto Star, 25 February 1991, p. Cl; Bruce W. Nelan, “The Bad Old Days Again,” Time (Canada), 28 January 1991, pp. 50-54. Will future leaders be any different?

98. McAlvany, pp. 11-12; Manifold, pp. 114-22, 76-77, 132-34, 110-11.

99. Donald S. McAlvany, “Present Shock: The Persian Gulf Oil War. . . ,” McAlvanyIntelligence Advisor, August 1990, pp. 1-3, 6-8; George J. Church,

“A New World,” Time (Canada), 17 September 1990, pp. 22-25. Iraq received smaller amounts of Western aid. Evidence suggests Soviet direction of the Kuwait invasion: Peter Schweizer, “Is Moscow Playing Cute on Kuwait?” New York Times, 22 August 1990, pp. 25.

100. See, for example, these addresses: to the UN General Assembly (New York Times, 2 October 1990, p. A6); the State of the Union Message (ibid., 30 January 1991, p. A8); announcing war (“Bush’s Speech: We Had No Choice,” The Ledger [Lakeland, FL], 17 January 1991).

101. Antony C. Sutton, America’s Secret Establishment (Billings, MT: Liberty House Press, 1986), pp. 38, 31. This society, the Order of Skull and Bones, is tied to Cecil Rhodes’ secret Round Table Group (set up to facilitate British-American world domination by “absorbing its wealth”) and international bankers: Fisher, pp. 205, 328. The Order has Illuminati connections: Sutton, pp. 212-14; Ron Rosenbaum, “Last Secrets of Skull and Bones,” Esquire, September 1977, pp. 87-88. Cf. Manifold, pp. 111, 121-22, 115-16. Bush uses Illuminist terminology. He was sworn into office with a Masonic Bible: “The President’s `God,”‘ 30 Days, March 1991, p. 11.

102. State of the Union address; Church, p. 22.

103. Gorbachev, Perestroika, pp. 251-52, 239, 243.

104. U.S. Congress, Senate Committee on Foreign Relations, Resolutions Relative to Revision of the United Nations Charter, Hearings before a Subcommittee of the Senate Committee on Foreign Relations, 81st Cong., 2d sess. (Washington, DC: Government Printing Office, 1950), statement of James P. Warburg, pp. 495, 500, 502. The Warburg banking family is linked to Bush’s secret society (Sutton, p. 23).

105. New Agers intend to “eliminate” resisters: Kathleen R. Hayes, “Forces of Destruction Seek out ‘Weak Spots,”‘ NRI Trumpet, September 1989, p. 3. Only the UN is to hold and use nuclear weapons — against those (including the “Church of Rome”) who oppose NA aims: Bailey, pp. 191, 548, 497-99.

106. Gorbachev, “Optimist,” p. 19; Olivia Ward, “Soviets Send Iraq a Stern Warning,” Toronto Star, 26 September 1990, p. A18. Bush echoed Soviet sentiments on Iraq (UN address).

107. George J. Church, “Crackdown — or Breakdown?” Time (Canada), 31 December 1990, p. 15; Warburg, p. 497.

108. Martin, pp. 336-46. Can other consecrations substitute for the Collegial Consecration? The Holy Father’s warning that the prophesied tribulations (note 92) can only be mitigated, not averted (Martin, pp. 343-47), and the story of Naaman (2 Kings 5:1-14) suggest not.

109. In 1920 Pope Benedict XV warned of an imminent Universal Republic, “longed for by the worst elements,” which, “based on principles of absolute equality,” would “banish national distinctions, the authority of the father and of God,” leading “inevitably” to “a reign of unheard-of-terror”: Rev. Denis Fahey, C.S.Sp., The Mystical Body of Christ and the Reorganization of Society (Cork: The Forum Press, 1945), p. 200. Cf. Warburg (p. 494): “We shall have world government, whether or not we like it . . . . by consent or by conquest.”

IR A CONTENIDO

Traducción de Alejandro Villarreal de bibliaytradicion.wordpress.com

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: