Posteado por: Alejandro Villarreal | Viernes, diciembre 16, 2011

Comentarios Eleison CCXXXI (17 de diciembre de 2011): Roma insiste

Por Mons. Richard Nelson Williamson

Casi al mismo tiempo que Monseñor Fellay dejaba saber que la FSSPX pedirá  esclarecimientos sobre el Preámbulo Doctrinal, la reacción de Roma a las discusiones doctrinales que tuvieron lugar desde 2009 hasta la primavera de este año, uno de los cuatro teólogos que tomaron parte en estas discusiones, Monseñor Fernando Ocariz, publicó un estudio “Acerca de la adhesión al Concilio Vaticano II”. El momento que eligió muestra que todavía no hemos salido del túnel, ¡al contrario!  Pero veamos sus argumentos, que al menos son claros.

Mons. Richard Nelson Williamson, FSSPX

En su introducción declara que el Concilio “pastoral” fue, sin embargo, doctrinal.  Lo pastoral se basa en la doctrina. Lo pastoral busca salvar las almas, lo que implica doctrina. Los documentos del Concilio contienen mucha doctrina. ¡Bien!,  Monseñor al menos no va a esquivar las acusaciones doctrinales presentadas contra el Concilio pretendiendo que no era doctrinal, como lo han hecho muchos defensores del Concilio.

Luego, acerca del Magisterio de la Iglesia en general, dice que el Concilio Vaticano II estaba compuesto de los obispos Católicos que tienen “el carisma de la verdad, la autoridad de Cristo y la luz del Espíritu Santo”. Negarlo, dice, es negar algo que pertenece a la esencia misma de la Iglesia. Pero, Monseñor, ¿qué me dice del conjunto de los obispos Católicos que siguieron la herejía Ariana bajo el Papa Liberio?  Excepcionalmente, aún la casi unanimidad de los obispos puede desviarse doctrinalmente. Si esto ha ocurrido una vez, puede ocurrir nuevamente. Ocurrió en el Concilio Vaticano II, como lo demuestran sus documentos.

Continúa declarando que las enseñanzas no dogmáticas y no definidas del Concilio requieren, sin embargo, por parte de los católicos, su asentimiento, llamado “sumisión religiosa de la voluntad y del intelecto”, lo cual es “un acto de obediencia bien enraizado en la confianza en la asistencia divina dada al Magisterio”. Monseñor, tanto a los obispos Arrianos como a los Conciliares, no existió duda de que Dios les ofreció toda la asistencia que ellos necesitaban, pero que la rehusaron, como está demostrado en el caso de Vaticano II por la oposición a la Tradición en sus documentos.

Finalmente, Monseñor Ocariz  supone aquello que debe probar, cuando arguye que el Magisterio Católico es continuo y que el Concilio Vaticano II es el Magisterio, luego sus enseñanzas no pueden estar más que en continuidad con el pasado. Y si aparecen como una ruptura con el pasado, entonces la actitud Católica ha de ser interpretarlos de tal manera que tal ruptura no exista, como lo hace por ejemplo la “hermenéutica de la continuidad” de Benedicto XVI. Pero Monseñor, estos argumentos pueden revertirse. De hecho hay una ruptura doctrinal, como resulta claro al examinar los documentos Conciliares en sí mismos. (Por ejemplo, ¿hay –Vaticano II– o no hay –Tradición-, un derecho humano que permita propagar el error?). Por consiguiente, el Vaticano II no fue el verdadero Magisterio de la Iglesia y la actitud católica es mostrar que existe realmente esta ruptura con la Tradición, como lo hizo el Arzobispo Lefebvre, y no pretender que tal ruptura no existe.

Las últimas palabras de Monseñor son para afirmar que sólo el Magisterio puede interpretar el Magisterio. Lo que nos hace volver justo al punto de partida.

Estimados lectores, Roma de ninguna manera ha salido del túnel. Que el Cielo nos ayude.

Kyrie eleison.

Publicado aquí sin el permiso expreso del autor.

bibliaytradicion.wordpress.com



Responses

  1. No entiendo esto. El Concilio dogmático de Florencia manda al Infierno a todos los herejes Protestontos y, sin embargo, B16 los visita en Alemania, convive con ellos, los felicita y predica en sus templos. Por lo visto, B16 no cree en el Concilio dogmático de Florencia.

    • ¿Y nos quedamos en la hipótesis o qué?

      • @ Alejandro. No es una hipótesis. Es una invitación que B16 hace a los católicos para que, con su avieso ejemplo, hagan lo mismo, es decir, para que convivan y recen con herejes de modo que ellos también se hagan Protestontos.

        • Aquí es donde Ud. se equivoca nuevamente, pues no existe documento alguno ni orden de la Iglesia, siquiera implícita, donde se invite a imitar ni mucho menos a la obligación de reunirse con gente de otras creencias. Esta clase de exageraciones ¿acaso no son las que llevan a realizar interpretaciones radicales que llevan a los errores?, ¿no es la clase de cosas que constituyen establecer un criterio propio para fundamentar una posición personal?
          +
          A mi no me consta que el Papa “no crea en el Concilio de Florencia” o que sus acciones se motiven por tal cosa, creo que existen un montón de hipótesis paralelas que la echarían por tierra, dada la dificultad de establecer juicios sobre posiciones personales y ocultas y que por supuesto jamás han sido exteriorizadas (el Papa nunca ha dicho “no creo en el Concilio de F.”). Es precisamente por esta incertidumbre que es tan infructuoso ponerse a elaborar hipótesis que se caen solas, es por esto que la Virgen enfatizó tanto sobre la reforma de la vida de los hombres y sobre que pidieran por los hombres de la Iglesia, porque la solución no vendrá de los hombres, sino cuando los hombres pidan a Dios por la solución. Es engañarse el pretender que los hombres de la Iglesia son absolutamente descartables y que frente a ellos tenemos un pueblo fiel, el equívoco alcanza varios niveles y bien podríamos decir que, actualmente, el pueblo católico se merece la jerarquía que tiene, en tanto que siga haciendo oídos sordos a las peticiones de la Madre de Dios, pues si no cabe actualmente la sensatez en unos, debería serlo así en los otros.

        • En Turquía B16 entró a una mezquita e hizo oración junto con mahometanos. ¿Qué te dice el Código de Derecho Canónico de 1917 al respecto?

        • Tanto ese código (1917 – Can 1556) como el actual de 1983 (Can 1404) dice que nadie puede juzgar a la Primera Sede, es decir, al Papa, así que mejor déjese de pretextos y juicios que no le corresponden a Ud., sea católico y pida a Dios por el Papa y los hombres de la Iglesia, intermediando la Virgen, porque eso cese.

        • Siguiendo el ejemplo de Katz Wojtyla y de Ratzinger Tauber, mañana visito la mezquita local, beso el Corán, me hinco y con la frente en el piso…. aquí le paro…. no sea que a mí también me lleven al Infierno….

        • Lo hará por iniciativa propia, porque nadie se lo exige, pero ese es el tema de la vacancia, ¿no?, el dramatismo, el maniqueísmo. Además Ud., siendo fiel al falso dilema de la vacancia, simula que no puede haber legítima resistencia y reconocer que no puede desconocer al Pontífice “por sus pistolas”, y así, además, pretende Ud. valerse del Código de Derecho Canónico para sus hipótesis y procederes, mientras allí se encuentra el fundamento para darse cuenta de los excesos de los de la vacancia.

  2. Por la actitud de M. Williamson, se ve claro que la fsspx no tiene la intenciòn, ni ha claudicado ante la Roma modernista como afirman algunos grupos radicales sedevacantistas, mas bien fortalece su actitud tradicionalista como se ve en este comentario, cuando hace referencia a Mons. Ocariz, y efectivamente vemos que se està repitiendo, pero con mayores resultados desastrosos, la historia del Arrianismo donde la mayoria de los Obispos como se pretende hoy en dia, que por ser mayoria tienen la razòn, y las minorias tradicionalistas como sucediò con S. Atanasio son excomulgadas, y se les trata de cismaticas, y como dice M. Williamson ¡QUE EL CIELO NOS AYUDE!
    Pero para que eso se cumpla, nos hace falta la oraciòn, y sobre todo el rezo del Santo Rosario, pero mientras no se rece, como bien dice Alejandro, seguiremos teniendo la jerarquia que nos merecemos, por el mal ejemplo que nos estan dando.


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: