Posteado por: B&T | Sábado, noviembre 12, 2011

Cardenal Piacenza: «Pronto tendremos la correcta interpretación del Concilio Vaticano II»

Título: Cardenal Piacenza: «Pronto tendremos la correcta interpretación del Concilio Vaticano II»
Autor: FSSPX distrito EE. UU.
Traducción: Alejandro Villarreal -nov. 2011-. Traducido y publicado aquí sin el consentimiento expreso del autor

¡Pronto tendremos la correcta interpretación del Segundo Concilio Vaticano!, se leía así en el blog de Fr. Z., del cual hemos reunido la siguiente información. El 4 de octubre, el Prefecto de la Congregación para el Clero, el Card. Piacenza, dio una plática a seminaristas de Los Angeles. El texto completo en italiano puede encontrarse en el sitio de la Congregación.

«Probablemente Uds. serán la primera generación que interpretará correctamente el Segundo Concilio Vaticano, no de acuerdo al “espíritu” del Concilio, el cual ha traído tanta desorientación a la Iglesia, sino acorde a lo que este acontecimiento conciliar realmente dijo en sus textos a la Iglesia y al mundo. ¡El Vaticano II que fue diferente a lo que se produjo en los textos ya no existe más! Es en tales textos donde encontramos la voluntad de Dios y de Su Iglesia, y es contra lo que todo debe ser medido, junto con los dos mil años de Tradición y vida cristiana.

Card. Mauro Piacenza JCD. Prefecto de la Congregación para el Clero

La renovación siempre es necesaria para la Iglesia, para la conversión de sus miembros, pobres pecadores, ¡siempre es necesaria! Pero lo que no puede ser, ni debió haber sido, ¡es una Iglesia pre-conciliar y una Iglesia post-conciliar! Si esto así fuese, la segunda -la nuestra-, ¡sería históricamente y teológicamente ilegítima!»

A continuación, nuestro comentario a esta interesante de noticia, sobre el papel del Magisterio en la Iglesia católica y el problema que se suscitó por su interpretación.

La divina institución de la Iglesia demanda una autoridad social, el Magisterio, ejercido constantemente con la predicación. Su función es proponer, con autoridad, la clarificación, siempre en el mismo sentido del depósito de la fe.

Por tanto, la Iglesia no puede ser definida, en principio, como “la Iglesia de los siete o los veinte primeros concilios ecuménicos”. Es definida, en principio, como “la Iglesia de todos los tiempos”. Esto significa que la Iglesia permanece sustancialmente inmutable en su significado, a pesar del código lingüístico por medio del cual el Magisterio otorga toda precisión de la misma verdad.

Pío XII en Humani Generis explica que el Magisterio es ejercido «en vista de una presentación más y más exacta de las verdades de fe», no en vista de una clarificación de sus propias enseñanzas. El Magisterio interpreta y clarifica las verdades divinas, pero no necesita interpretarse a sí mismo. Por el contrario, la Escritura necesita de interpretación ya que frecuentemente utiliza el lenguaje figurativo y metafórico abierto a diferentes sentidos. Pero la interpretación que la Iglesia da a la Escritura clarifica el sentido escritural, y no hay necesidad de “una interpretación de la interpretación”, bajo pena de repetir indefinidamente el proceso.

Como regla general, el papel del Magisterio es interpretar los puntos de doctrina que aún no han sido clarificados por el Magisterio anterior. Así, Nicea I ofreció una clara enseñanza sobre la Segunda Persona de la Trinidad, y Nicea II, lejos de clarificar a Nicea I, se ocupó de otro dogma, sobre la Tercera Persona de la Trinidad.

El problema con el Magisterio post-conciliar es que trata de darle una buena interpretación al Vaticano II, eliminando una mala interpretación. Tómese como ejemplo el discurso de Benedicto XVI del 22 de diciembre de 2005:

«¿Por qué la recepción del Concilio, en muchas partes de la Iglesia, fue recibido con tanta dificultad? ¡Bueno! Todo depende de la sola interpretación del Concilio, o, como podemos decir hoy, de su correcta hermenéutica, de la clave adecuada de su lectura y la clave adecuada de su aplicación. Los problemas de la aceptación vinieron por la confrontación de dos hermenéuticas opuestas.»

Esto en sí mismo es prueba de que, lejos de clarificar la doctrina, el Concilio por lo menos la ha oscurecido. Esto pone en duda su misma naturaleza magisterial. Por tanto, es vano tomar al Vaticano II como el modelo o la norma, ya que podríamos no entender las enseñanzas del Magisterio anterior, que son claras por sí mismas, al seguir enseñanzas equivocadas. Iota Unum (#48) explica que el sólo hecho de que los teólogos más fieles a Roma traten de disculpar al Concilio por su ambigüedad, es signo de que sus enseñanzas no son correctas.

Traducción de Alejandro Villarreal de bibliaytradicion.wordpress.com

>>BITÁCORA<<

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Responses

  1. ¡Yo no sé, Alejandro, cómo puedes creer tantas mentiras!

    BENEDICTO XVI, DISCURSO, 25 SEPT. 2006 ― Quiero reiterar hoy toda la estima y el profundo respeto que tengo por los creyentes Musulmanes, trayendo a la memoria las palabras del Segundo Concilio Vaticano que dicen: “La Iglesia considera a los Musulmanes con respeto. Adoran al único Dios vivo y subsistente.”
    Yo no sé si este hombre se volvió loco o qué. Los Musulmanes adoran al Diablo bajo la advocación de la “diosa-luna Ishtar o Astarté”. ¿No me crees?
    Entonces…
    1. Escucha a los siguientes Papas verdaderos. Papa Eugenio IV, Concilio de Basilea, 1434: “… hay esperanza que muchos de la abominable secta de Mahoma sean convertidos a la fe Católica.” Papa Calixto III: “Hago voto de… exaltar la verdadera Fe, y extirpar la diabólica secta [el Islam] del réprobo e infiel Mahoma en el Oriente.”
    2. Te fijas en lo que dice la Enciclopedia Wikipedia por Internet sobre Alá de que “Allāh también designaba con anterioridad al Islam al dios principal del panteón de La Meca (Allah-Taala, el dios de la luna).” Y
    3. Observa cómo la Bandera Islámica tiene una Luna Creciente coronada por la Estrella de Cinco Puntas que simboliza a Satanás.

    • Este es el reporte de la noticia, es obvio que todavía falta mucho por ver, para mí no es nada del otro mundo pues esta intención ya la traían muchos prelados desde hace mucho tiempo, y el CVII consiste en mucho más cosas que sólo considerar al Islam “con respeto”, por lo que habrá que estar al pendiente cómo se desarrolla este nuevo rumbo que se dice quieren tomar (ajeno a mí y a Ud., por cierto, así que no se rasgue sus vestiduras, mejor póngase a rezar el Rosario). A mí no me consta que sean mentiras, ni tampoco significa que crea en la causa ciegamente, es el reporte de una noticia con su respectivo análisis hecho por los protagonistas, los verdaderos protagonistas que están en el “ojo del huracán”, los que realmente se están oponiendo al liberalismo. Ud. es libre de creer o no en lo que se dice, pero no tiene ningún derecho en confrontarme con su “pregunta compuesta” (falacia formal): “¿cómo puedes creer en tantas mentiras?” Muéstreme Ud. dónde he dicho o expreso yo que creo “no sé que mentiras”. De nuevo es parte de su bien conocido proceder de “meter hilo para sacar hebra“, donde Ud. está ansioso de expresar sus peculiares puntos de vista , lo cual es muy su derecho, pero no ponga palabras en la boca de los demás.


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: