Posteado por: Alejandro Villarreal | Sábado, octubre 15, 2011

Comentarios Eleison CCXXII (15 de octubre de 2011): Orgullo ancestral

Por Mons. Richard Nelson Williamson

En el segundo volumen acerca de la vida de Jesús publicado hace varios meses, el Papa Benedicto XVI hizo comentarios que les permitió a los periodistas saltar a la conclusión de que los judíos ya no deben de señalárseles como responsables de deicidio, esto es el asesinato de Dios. Peor aún, el 17 de Mayo el director ejecutivo del Secretariado de la Comisión Episcopal de Relaciones Ecuménicas e Inter-religiosas de los EUA dijo que uno no puede acusar a la gente Judía de deicidio en ningún momento de la historia sin dejar de estar en comunión con la Iglesia Católica. En oposición a lo que mucha gente hoy en día quiere pensar, es tiempo de recordar aunque sea brevemente, lo que la verdadera Iglesia siempre solía enseñar acerca del asesinato judicial de Jesús.

Mons. Richard Nelson Williamson, FSSPX

En primer lugar, el asesinato de Jesús fue verdaderamente “deicidio”, el asesinato de Dios, porque Jesús era una de las tres Personas divinas que en adición a su naturaleza divina había tomado una naturaleza humana. ¿Qué se murió en la Cruz? Únicamente la naturaleza humana. Pero ¿a quién se le asesinó en la Cruz en su naturaleza humana? Ni más ni menos que a la segunda divina Persona, esto es, a Dios.

En segundo lugar, Jesús murió en la Cruz para salvarnos a todos nosotros, seres humanos pecadores, de nuestros pecados, y en este sentido todos los hombres fueron y siguen siendo el fin de su muerte. Pero únicamente los Judíos (líderes y pueblo) fueron los agentes primarios del deicidio, porque es obvio de los Evangelios que el Gentil más involucrado, Poncio Pilatos, nunca hubiera condenado a Jesús a muerte si los líderes Judíos no hubieran levantado entre la gente el clamor para su crucifixión (Mateo XXVII, 20). Ciertamente los líderes doctos eran más culpables que el pueblo ignorante, dice Sto. Tomás de Aquino (Suma III, 47, 5), pero todos en unísono aclamaron para que su sangre cayera sobre de ellos y sobre de sus hijos (Mateo XXVII, 25).

En tercer lugar, al menos el Papa León XIII consideró que había una verdadera solidaridad entre los Judíos que clamaban en ese entonces para que Jesús fuese asesinado, y la colectividad de los Judíos de los tiempos modernos. ¿Acaso no en su Acto de Consagración del Genero Humano al Sagrado Corazón de Jesús hizo a la totalidad de la Iglesia, desde finales del siglo 19 y en adelante, rezar a Dios para que tornara sus “ojos de misericordia hacia los hijos de esa raza, alguna vez el pueblo elegido de Dios: desde tiempos remotos clamaron sobre de ellos la Sangre del Salvador; descienda ahora sobre ellos un bautismo (como un lavado) de redención y de vida”?

Pero León XVIII de ninguna manera está solo al observar dicha continuidad entre los judíos a través de los siglos. ¿Acaso no reclaman ellos mismos hoy en día la tierra de Palestina basados en que es suya por el derecho otorgado por Dios en el Antiguo Testamento? ¿Ha habido en la faz de la tierra alguna raza, pueblo, nación inconfundible por su orgullo y arrogancia a través de todos los tiempos? Originalmente elevados por Dios para acunar al Mesías, Dios mío, cuando él vino se rehusaron colectivamente a reconocerlo. Colectivamente también, con lo que se puede entender que siempre existen nobles excepciones, han permanecido fieles a ese rechazo, por lo que cambiaron su religión de la de Abraham y Moisés y del Viejo Testamento a aquella de Anás, Caifás y del Talmud. Trágicamente, su mismo entrenamiento divino para el Mesías los lleva a rechazar a aquel que les parece un falso mesías. Hasta que se conviertan al final del mundo, como la Iglesia siempre lo ha enseñado (cf. Rom. XI, 26-27), parecen estar obligados a elegir seguir actuando, colectivamente, como enemigos del verdadero Mesías.

¿Cómo es posible que el Papa pierda verdades tan antiguas?

Kyrie eleison.

Posts relacionados:

bibliaytradicion.wordpress.com



Responses

  1. Quienes se aferran al rechazo de Cristo como Mesías, son herederos espirituales de aquellos que buscaron por todos los medios matar al Señor. “¡Ay de vosotros escribas y fariseos hipócritas que edificáis sepulcros a los profetas y adornáis los monumentos de los justos, y decís: Si hubiéramos vivido nosotros en tiempo de nuestros padres, no hubiéramos sido cómplices suyos en la sangre de los profetas! Ya con esto os dais por hijos de los que mataron a los profetas”. Mt 23, 29-30
    Y de que ellos lo mataron, el mismo Cristo lo dice: “Mirad, subimos a Jerusalén, y el Hijo del hombre será entregado a los príncipes de los sacerdotes y a los escribas, que le condenarán a muerte, y le entregarán a los gentiles para que le escarnezcan, le azoten y le crucifiquen”. Mt 20, 18-19 Y desde luego buscaron la forma de involucrar a los romanos para que lo condenaran a muerte, pues los romanos se habían reservado la imposición de la pena capital en todas sus provincias, luego la intención de los judíos era la muerte de Jesús y no simplemente una sanción, como pudiera haber sido su expulsión de la sinagoga. “Se reunieron por entonces los príncipes de los sacerdotes y los ancianos del pueblo en el palacio del pontífice, llamado Caifás y tomaron consejo entre sí sobre el modo de apoderarse de Jesús con engaño para darle muerte”. Mt 26,3-4
    Todo el Nuevo Testamento está lleno de citas que aclaran la responsabilidad de los judíos en la muerte de Jesús. Cosa de la cual no se les puede descartar a menos de quedarnos sin NT.

    • Por supuesto, y tan sencillo como nos lo recuerda Mons. Williamson: «Poncio Pilatos, nunca hubiera condenado a Jesús a muerte si los líderes Judíos no hubieran levantado entre la gente el clamor para su crucifixión.» (Mateo XXVII, 20).

  2. En mi opiniòn, la mejor explicaciòn sobre la idiosincracia actual del pueblo Judio nos la da el P. Julio Meinvielle en su libro “El Judio en el misterio de la historia” su mayor pecado ocurrio el dia 14 de Nisan del año 33, cuando el pueblo azuzado por sus lideres clama ¡Crucificale, crucificale! “caiga su sangre sobre nosotros y nuestra descendencia, y añade el P Julio y cayò su sangre sobre ellos, y asì tenemos en la feria de Terebinto en la llanura de Mambrè a la caida de Jerusalen por las legiones de Tito, que asì como el Justo fuè vendido por 33 monedas, en esa feria fueron vendillos 33 Judios por una moneda, Pero tambien Jesucristo les profetizò “dias de venganza” y esto lo estamos comprobando el dia de hoy, y eso se debe a la descatolificaciòn de los pueblos gentiles, y es tal el poder de la sinagoga, que hasta a Mel Gibson, en su pelicula “La Pasiòn” fuè obligado por la presiòn judaica a retira de esa pelicula la frase de S. Mateo que dice “Caiga su sangre sobre nosotros,,,etc” o sea que hoy en dia manipulan a su antojo el evangelio, sin que nadie les diga nada.

  3. En mi opiniòn creo que la mejor explicaciòn que existe referente a la idiosincracia del pueblo Judio, nos la da el P. Julio Meinvielle, en su libro “El Judio en el misterio de la Historia”.
    Es en dia 14 de Nisan del año 33 cuando este pueblo azuzado por sus lideres cometesu gran pecado, cuando agrupado en el pretorio de Poncio Pilato pide a gritos. ¡Crucificale, Crucificale! ¡Caiga su sangre sobre nosotros y nuestra descendencia, lo cual por supuesto fuè profetico, le llenaron de insultos, injurias, y verguenzas de toda clase. Y asì tenemos que en el año 70 despues de que el general romano Tito toma Jerusalen en la feria de Taberinto en la llanura de Mambrè, fueron vendidos como animales, se habia vendido al Justo por treinta dineros, y en esa ocasiòn se llegaron a dar treinta judios por un dinero.
    Pero tambien Jesucristo les profetizo, que vendrian dias de venganza, y en esa forma llegamos a la època actual con una descatolificaciòn generalizada de toda la gentilidad, y virtualmente son ellos quienes manejan el cristianismo a su antojo, y es tan grande su poder que obligaron a Mel Gibson, en su pelicula “La Pasiòn” a retirar del dialogo de S. Mateo, la frase: “Caiga su sangre sobre nosotros y nuestra descendencia”, o sea que manipulan el Evangelio a su antojo

  4. [EDITADO POR EL ADMINISTRADOR DEL BLOG: comentario repetido -y sin chiste, agregaría yo-]

    • Andrés:
      +
      Aquí hay una confusión: cuando aparece la etiqueta “[editado]“, entre corchetes y en negritas, y a veces con una nota adjunta, también en negritas, quiere decir que como administrador he censurado algún comentario inapropiado, insultos subidos de tono contra los hombres de la Iglesia, entre otras razones. Lo que aparece en el comentario de Wulfrano al que Ud. se refiere, es mi intervención, ya que este Sr. parece divertirse con la repetición de cierta clase de comentarios y últimamente desea hacer promoción de su blog. Por lo que la nota que aparece es mía y es únicamente dirigida a las artimañas del Sr. Wulfrano. Gracias por su atención.
      +
      P. D.: Debido a esto no pasé su comentario, si le parece bien, pero si lo desea, lo pasaré tal como Ud. lo escribió.

  5. Gracias Alejandro, està bien, no tiene caso pasarlo

  6. “La cuestión judía”

    El pueblo judío es toda una señal de estos tiempos como decía el Señor Jesús.

    Y es que desde el AT este siempre fue un pueblo que se oponía a los planes de Dios en la historia. Ya incluso Dios por poco los extermina por completo en las faldas del Horeb, de no haber sido por Moisés de este pueblo quiza no quedaría ni el nombre. Desde que nació siempre fue un pueblo rebelde

    Es esa la vocación de los judíos (y no es antisemitismo), fue Dios mismo el que le cambó a Jacob el nombre “te llamarás desde ahora Israel” y precisamente Israel quiere decir “el que pelea contra Dios” o ” el que se opone a Dios”, por eso no es de extrañar que se hayan opuesto a los planes de Dios en el NT en lo que respecta al Mesías Jesucristo “vino a los suyos y ellos lo rechazaron”, llevar la contra a Dios lo traen desde que nacen

    Que hayan pedido a gritos la muerte de Cristo en aquel tiempo ¿que tiene de raro?, somos testigos de que las muerte de Cristo (y de la cristiandad, y de la iglesia de Cristo, y de todo vestigio de cristianismo) se sigue pidiendo a gritos actualmente en todas partes (achacándole el atraso de nuestra “civilización”)

    Gritos actuales hoy por el mundo que a los cristianos desde los evangelios nos parecen ya conocidos

    • Williamson tiene toda la razón. El Anticristo es judío.


Los comentarios se revisarán antes de publicarse. Procure realizar comentarios fundados en las Sagradas Escrituras, La Tradición Apostólica y/o en la historia; las leyendas negras se desecharán y los pensamientos personales son sólo eso. Los comentarios cerrarán después de 7 días de la publicación del post. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: