Posteado por: Alejandro Villarreal | Domingo, julio 31, 2011

Comentarios Eleison CCXI (30 de julio de 2011): El pensamiento de Benedicto (iv)

.
.

Por Mons. Richard Nelson Williamson
.
.
En la cuarta y última parte de este repaso general del tracto de Mons. Tissier, Fe Puesta en Peligro por la Razón, el obispo pronuncia un juicio sobre el sistema de re-interpretación de la Fe Católica, ideado por el Papa Benedicto XVI para hacerla más accesible al hombre moderno. Los defensores del Papa podrían acusar al obispo de presentar solamente un lado del pensamiento del Papa, pero ese lado existe y el obispo hace bien al presentarlo abiertamente y al mostrar su coherencia como un sistema del error, porque a medida que más verdad se mezcla con este, mejor disfrazado estará y mayor el daño que puede hacer para la salvación de las almas.

En el Capítulo IX de su tracto, Mon. Tissier muestra como el Papa cambia aquello en lo que los Católicos creen y el porqué. Los verdaderos Católicos creen en los Artículos de la Fe como han sido definidos por la Iglesia y los aceptan debido a la autoridad objetiva de Dios quien los ha revelado. Pero para Benedicto esta parece una religión demasiado abstracta, de definiciones frías. Así es que en vez de eso dirá, “La Fe es un encuentro con Jesús, una persona, la presencia de Dios, la presencia del amor.” Ahora, la creencia cambiada de esta manera puede parecer más acogedora y personal, pero también se arriesga a ser el fruto vago de la experiencia personal, basada en sentimientos subjetivos, poco fiables. Pero ¿quién en realidad quiere un puente inseguro hacia el Cielo, únicamente porque se siente bien?

En el Capítulo X Monseñor continúa para demostrar como todo el sistema de creencias que emerge de este cambio es inseguro, debido a que la receta de Benedicto para un Catolicismo sentido es el purificar los dogmas de su pasado sin importancia y enriquecerlos con un entendimiento obtenido de la manera en que se piensa en el presente. Ahora bien, el principal formador de la conciencia actual es el filósofo Kant, seguido por Benedicto, quien sostiene que Dios no puede ser probado, sino únicamente postulado o fabricado según las necesidades subjetivas de los hombres, que toman el lugar de las realidades objetivas. Pero en un mundo como ese, ¿cuántas personas van a postular a Dios? No nos asombra el que en 1996 el Cardenal Ratzinger vislumbrara un obscuro futuro para la Iglesia.

En su Epílogo, Monseñor Tissier concluye que Benedicto puede tener una necesidad personal imperativa de encontrar una síntesis entre la modernidad y el Catolicismo para reconciliar su corazón Católico y su pensamiento moderno, pero esta síntesis es imposible. Por ejemplo, el Papa quiere creer que los Derechos del Hombre, idolatrados en todas las democracias actuales, son únicamente la actualización del Cristianismo, pero realmente son su muerte. Implícita en su lógica de estos está una declaración de independencia de Dios, con un desafío de todos límites puestos por la naturaleza humana que viene de Dios. Estos Derechos son de hecho una bomba atómica en la guerra del hombre moderno contra Dios, una piedra angular en el edificio del Nuevo Orden Mundial.

Así es que el Papa, comenta Monseñor, no debe tener esperanzas de poder mantener al mundo gracias a esa “purificación y regeneración mutua” de la religión y de la razón, hecha para su “enriquecimiento mutuo”. Cuando se trata de religión, la razón secularizada tiene poco o nada de valor por ofrecer, y todos los intentos de teólogos Católicos de entenderse con ella se colapsarán como una casa de cartas, justo como el Nuevo Orden Mundial al que esos teólogos esperan poder servir. Y Monseñor le otorga a San Pablo la última palabra – “Pues nadie puede poner otro fundamento  que el que ya ha sido puesto, el cual es Jesucristo” (I Cor.III, 11).

El tracto completo de Monseñor Tissier estaba disponible en francés, pero estaría agotado. Traducciones al inglés y al italiano pueden consultarse a través del Internet.

Kyrie eleison.
.
.

bibliaytradicion.wordpress.com

.

.

>>BITÁCORA<<

.
.


Responses

  1. Tratándose del pensamiento de un Papa falso… ¿por qué se preocupan tanto por su pensamiento?

    • Una respuesta a su pregunta podría ser: porque la F. no es sedevacantista y porque el hacer dicha consideración es parte del sedevacantismo, el cual, tan sólo es una opinión teológica y no una certeza. De hecho es preocupante oír decir estas palabras, pues la clave en demostrar que un papa es falso sería por medio de demostrar que es un hereje formal, lo cual, no es cuestión de pareceres sino de análisis profundo y objetivo. Entonces, si la historia deberá elaborar alguna vez en el futuro un juicio justo a los papas del CVII, deberá ser fundamentado en sus dichos, actos, razones, etc., y no en el juicio sumario de algunos opinadores de Internet o en un revanchismo, en otras palabras, es necesario saber no sólo sus dichos y sus actos, sino también, en lo posible, la motivación de éstos y su impacto en la grey y la sociedad. Como dice el estudio del padre Boulet, en el caso del papa Honorio, su condenación fue póstuma y realizada por un Concilio, nada parecido a la ligereza con que se tratan estos temas en la actualidad. Cosa diferente es rechazar o resistir las enseñanzas heterodoxas y abstenerse de elaborar esta clase de juicios que no le corresponden ni a Ud., ni a mí, sino a una autoridad competente, mientras tanto la Iglesia es la Iglesia y el Papa es el Papa, y ambos merecen el auxilio de sus militantes y súbditos, por medio de sus súplicas a Dios y rectificación de la propia vida, pues es obvio el estado de necesidad generalizado. Si Ud. considera a Benedicto XVI como falso papa, no sería muy diferente a considerarlo un enemigo, y aún así, Nuestro Señor le pide que rece por su enemigo, ¡y no que lo mate con el desprecio de su indiferencia! ¿Por qué Nuestro Señor en su mensaje a las Iglesias (Ap. II y III) a unas les reconoce sus esfuerzos y a otras por el contrario les dedica palabras fulminantes? Es obvio que Nuestro Señor no sólo tiene en mente a las meras instituciones como abstracciones “sin mancha”, sino que habla de la conducta de los hombres de esas Iglesias, del modo con que han puesto en práctica su doctrina y del modo con que unos le son fieles y otros se auto engañan. Y aún así, a la misma Iglesia de Laodicea le dice: “Ten, pues, ardor, y conviértete” (Ap. III, 19b)

  2. Estimado Alejandro: Comprendo tu dolor e indignacion. Lo mismo me pasó a mí cuando comencé la investigación de lo que estaba sucediendo en la Iglesia y en el Papado a partir de la muerte del S.S. el Papa Pío XII. Exiges, y lo hace con justa razón, comprobación documental, fotográfica, testimonial y racional de mi dicho. La comprobación en esos sentidos la encontrarás en el siguiente material que me tomó 40 años en amasar por escrito.

    [Editado por el Administrador del blog]

    • Sr. Wulfrano: Me parece que el caso del sedevacantismo va más allá de presentar un cúmulo de supuestas pruebas de cualquier tipo, el asunto no es un asunto de cantidad sino de juicios certeros. Existen innumerables sitios, libros, fotos dedicados a tal fin, pero el hecho sigue siendo el demostrar objetivamente esto (cada uno de los criterios prudentes para deducir la herejía formal, incluido el descartar los atenuantes) de acuerdo a criterios serios, y no sólo ganar dinero y reclutar adeptos. Si tales criterios se cumplieran, tan sólo bastaría una sola herejía, lo demás me parece sensacionalismo que ya he dejado atrás. Como le comenté, yo pasé por el sedevacantismo, pertenecí a un grupo de estudio sedevacantista, pero, pienso yo que por Providencia de Dios, me dí cuenta que no era la posición adecuada, con todo lo respetables que puedan ser muchos sacerdotes sedevacantistas, el hecho sigue siendo y es mi convicción, que existe un fuerte componente de falta de caridad e incluso amargura, y de un adelanto y precipitación del juicio a los hombres de la Iglesia, considerándolos de forma sumaria y de una forma muy poco justa y ligera, es aventurado decir que todos los hombres de la Iglesia conspiran activamente contra la misma y que nada tiene valor ahí (en sus partes individuales, por lo menos), cuando en la historia y como ya le he referido, a las propias herejías tempranas nunca se les negó el valor de sus componentes católicos (como el bautismo), aunque globalmente no sirvieran como verdadero lazo entre Dios y los hombres. En este sentido me apego al criterio de la F., y particularmente como lo expresa el padre Boulet en su estudio, lo cual me parece que está en verdadera línea con las Escrituras y la Tradición apostólica. Tampoco me parece que ayude en nada el utilizar motes o majaderías para referirse a los hombres de la Iglesia, sigo viendo con pena ,que mucha de la estrategia sedevacantista es incómodamente similar a la utilizada por las sectas, realmente no imagino una discusión durante el Concilio de Trento donde se utilizara esa clase de lenguaje, y está demostrado que Lutero se daba el permiso de expresarse así. Si se dejara de lado el impacto fácil del lenguaje soez, ¿seguirían teniendo el mismo efecto las afirmaciones sedevacantistas?
      +
      No pasé completo su comentario debido a que no acepto proselitismo ni publicidad ajena al blog.

  3. Estimado Alejandro:

    Te pareces a Pilato. Quieres saber la verdad pero huyes de ella. El ofrecimiento que hago de mis libros a un costo es precisamente para disipar las dudas. De todos modos, el Sedevacantismo ya es obsoleto. La realidad actual es el Sedefinitismo.

    El Sedevacantismo dice que no tenemos un verdadero Papa en el poder; que la silla papal está vacía; y que algún día volverá a haber Papas verdaderos en el poder como cabeza de la Iglesia. La primera parte de la afirmación es correcta. No ha habido Papas católicos en el poder desde la muerte de Pío XII. La segunda parte es incorrecta. Ese “algún día” nunca llegará. La postura correcta es la llamada “Sede Finita”. Es decir, el Papado terminó para siempre. La silla papal está y siempre estará vacía, es decir, desocupada por un Papa auténtico. En otras palabras: “Sede Finita”.

    • Demuéstrese objetivamente la herejía formal, eso es todo lo que se pide, y para tal fin, una sola herejía basta, ¿tiene algún libro que aborde teológicamente tal fin, y lo supere plausiblemente?, ¿no? Lo que usted olvida o subestima es que la F., a cuya posición me adhiero, no niega ni el estado de necesidad, ni la desviación de muchos hombres de la Iglesia, fuera de esto ¿qué dudas disiparán sus libros? Me temo que sólo es meterse en un asunto de dimes y diretes, o de lo contrario es usted un teólogo muy competente (irónicamente dicho) esperando a que sus libros se vendan para que el mundo sepa de la herejía formal de los papas del CVII.
      +
      Su redefinición es tan sólo es una adaptación a los callejones sin salida del sedevacantismo, lo que significa comprometerse más y más con una opinión teológica que presentará cada vez más situaciones contradictorias, incluyendo que la supervivencia de la Iglesia misma dependa exclusivamente de los hombres, en este caso de los sedevacantistas (y lo que surja de ellos), es pretender convertir un defecto de la teoría en el nuevo fundamento de su opinión, nada nuevo en realidad. Afortunadamente, la justicia de Dios es menos cuadrada que tal consideración. Y me sigue recordando al sectarismo, el cual está dispuesto a defender su posición a ultranza, aceptando incluso contradicciones.
      +
      ¿Su posición es una certeza o una opinión (cada vez más endeble)?, porque su redefinición implica que incluso la Virgen María sea una mentirosa o que sus apariciones en Fátima no sean verdaderas, pues no se cumpliría su predicción en cuanto al triunfo de su Inmaculado Corazón: “Pero, al fin mi Corazón Inmaculado triunfará; el Santo Padre me consagrará Rusia, que se convertirá, y un tiempo de paz será dado al mundo”. Que se sepa ningún papa anterior a Juan XIII realizó la consagración -ni después- (tal y como la pidió Nuestra Señora), ni Rusia se ha convertido, ni hay paz en el mundo. Observando su página, veo que no duda de tales apariciones ni de sus mensajes, por lo que sospecho que esto es una (¡otra!) contrariedad imprevista para el “sedefinitismo” f. k. a. sedevacantismo.

  4. Estimado Alejandro:

    ¿Quieres que te recomiende un libro? Aquí tienes éste. Lo bueno es que tú dominas el idioma inglés y no tendrás ningún problema en leerlo.

    01 Heresies of Antipope Benedict XVI
    Por Patrick J. Pollock
    Ver este Autor destacado
    Tapa blanda, 101 páginas Este artículo aún no ha sido puntuado

    Vista previa
    Precio US$22.75
    Se envía en 3–5 días laborables
    101 Heresies of Antipope Benedict XVI is a syllabus of the manifest heresies made by Joseph Ratzinger during his career of Modernism. Undoubtedly, Benedict XVI is notorious for his heretical actions at the Modernist Latrocinium so-called “Vatican II” held from 1962-1965. His numerous books, letters, speeches, and other such documents detail his Major Apostasy of Modernism. Like Antipope John Paul II before him, so he also is a Warlock promoting heresies such as Religious Liberty for all sects, Spiritual Pseudo-Ecumenism with non-Catholics, Salvation of non-Catholic sects, Separation of Church and State, patronizing Judaism and Islam as True Religions of God, and so many other blasphemies, errors, lies, and abominations.

    De momento te cito no sólo una sino cinco herejías.

    1.- Religious Liberty for all sects. 2.- Spiritual Pseudo-Ecumenism with non-Catholics. 3.- Salvation of non-Catholic sects. 4.- Separation of Church and State. 5.- Patronizing Judaism and Islam as True Religions of God,

    • Le agradezco el gesto, pero no es exactamente lo que pedí, de hecho, esta demostración nadie la tiene, pues parecería que Dios más desea que afrontemos nuestra parte en este embrollo que lavarnos las manos (hablando de Pilatos) en la negación de la realidad. En todo caso me quedo con el tratado de Mons. Tissier y su análisis de la mentalidad del Pontífice, sin caer en los excesos ya mencionados, y continuando en la oración por el Papa, los obispos y sacerdotes de la Iglesia (todos y no sólo quienes me caen bien), como lo pidió Nuestra Señora en Akita. Queda pendiente su explicación de cómo se cumplirá la promesa de Nuestra Señora de Fátima bajo la hipótesis del fin de la sucesión papal que habría ocurrido después de la muerte de Pío XII, llamada sedefinitismo (o el refrito del sedevacantismo).

  5. “¿Cómo se cumplirá la promesa de Nuestra Señora de Fátima bajo la hipótesis del fin de la sucesión papal que habría ocurrido después de la muerte de Pío XII, llamada sedefinitismo (o el refrito del sedevacantismo)?”

    El Tercer Secreto claramente dice que Satanás llegará hasta los más altos puestos de la Iglesia. León XIII, en 1884, oyó decir a Satanás que él destruiría la Iglesia en 75 a 100 años. San Malaquías, en su profecía, habla de nada más otro Papa. Etc. Digo… Alejandro… no voy a comprimir en un solo párrafo el texto de las miles de páginas que tienen mis libros al respecto.

    • Este episodio del Papa León XIII que refiere es sólo la mitad de la historia:
      +
      Vi demonios y oí sus crujidos, sus blasfemias, sus burlas. Oí la espeluznante voz de Satanás desafiando a Dios, diciendo que el podía destruir la Iglesia y llevar todo el mundo al infierno si se le daba suficiente tiempo y poder. Satanás pidió permiso a Dios de tener 100 años para poder influenciar al mundo como nunca antes había podido hacerlo.” También León XIII pudo comprender que si el demonio no lograba cumplir su propósito en el tiempo permitido, sufriría una derrota humillante. Vio a San Miguel Arcángel aparecer y lanzar a Satanás con sus legiones en el abismo del infierno. Después de media hora, llamo al Secretario para la Congregación de Ritos. Le entrego una hoja de papel y le ordeno que la enviara a todos los obispos del mundo indicando que bajo mandato tenia que ser recitada después de cada misa, la oración (de San Miguel Arcángel) que ahí el había escrito.” Gracias a esta acción del Papa, bien se puede decir que Satanás fue humillado y que no cumplió sus deseos. De hecho, este episodio del Papa León XIII es un buen recordatorio que nuestra suerte como Iglesia militante depende en gran medida de nuestra participación, con la oración principalmente y con la enmienda de la propia vida. No veo de qué forma esto apoye su hipótesis, y al contrario, expone la falta de caridad sedevacantista.
      +
      A pesar de los anhelos y esfuerzos satánicos, es un hecho que la Iglesia no puede ser destruida: “… y las puertas del infierno no prevalecerán en contra de la Iglesia“, dijo Nuestro Señor. Pero esto, ni las profecías de San Malaquías apoyan la tesis sedevacantista del fin de la sucesión, de hecho, según S. Malaquías, todavía falta Petrus Romanus cuyo lema es el más largo y muy ilustrativo:
      +
      “In persecutione extrema S.R.E. sedebit. Petrus Romanus, qui pascet oues in multis tribulationibus: quibus transactis ciuitas septicollis diruetur, & Judex tremedus iudicabit populum suum.” Finis.
      +
      Aunque se puede objetar que Pedro romano no formaba parte de la lista original, esto no se puede demostrar, e incluso la veracidad de esta profecía tampoco es total y está abierta a múltiples interpretaciones (sobre todo respecto a los dos últimos), y no constituye, en forma alguna una enseñanza de fe. En todo caso, el papa de la Gloria del Olivo estaría vigente y contradiría la hipótesis sedevacantista reformada, ahora llamada sedefinitismo. Es un hecho que la confusión satánica está en lugares muy altos de la jerarquía, pero no significa que todos sean conspiradores en consciencia, ni que su suerte esté echada para descartarlos en vida, dijo Nuestro Señor: “Ten, pues, ardor, y conviértete” (Ap. III, 19b)
      +
      Afortunadamente no me molesta leer grandes porciones de párrafos, y su condensado no responde, en lo absoluto, cómo puede ser cierta la posición reformada del sedevacantismo (y el sedevacantismo en sí), pues estaría en contra del mismo S. Malaquías, en quien dice apoyarse y quien tampoco habla ni siquiera de interrupciones en la sucesión. El hecho es que la Virgen María nos dice que sí deberá haber un Pontífice en el futuro para que su Corazón Inmaculado triunfe, de la forma en que ella lo pidió. Lo que en general nos indica que es mucho mejor la posición de Mons. Lefebvre y la F. ,que es la posición del equilibrio y la ecuanimidad, y que el sedevacantismo y sus enmiendas padecen de serios problemas de concordancia.

  6. Estimado Alejandro. Bien que callas que fue Juan XXIII (masón rosacruz)quien quitó de la Santa Misa la Oración a San Miguel Arcángel que había redactado e impuestro el Papa León XIII. Bien que callas que fue Pablo VI (judío masón) quien suprimió la Santa Misa que el Papa Pío V había impuesto ex cathedra para siempre. Será bien que leas el libro del P. Gabriel Amorth (exorcista oficial del Vaticano) sobre cómo hoy el Vaticano está infestado de demonios.

    • No puedo callar lo que no me consta (específicamente la pertenencia a la masonería de los personajes aludidos), y tampoco es de mi interés negar lo que a cada uno le achaca, finalmente la posición a la que me adhiero no necesita negar todas estas cosas, sin embargo, ninguna de estas cosas alcanza para afirmar que fueron falsos pontífices y que ya acabó la sucesión papal, etc., etc. Tampoco es de mi interés negar la confusión satánica que existe a cualquier nivel de la jerarquía, pero esto tampoco alcanza para afirmar que todos son descartables. El padre Amorth también dijo lo siguiente:
      +
      Cuando era niño, mi viejo párroco me enseñaba que hay ocho sacramentos: el octavo es la ignorancia. El octavo sacramento salva a más gente que los otro siete juntos. Para cometer pecado mortal, debe haber una causa seria, pero también, es necesario el pleno conocimiento y el consentimiento deliberado. Esta omisión de ayuda por parte de muchos obispos es una causa seria. Pero estos obispos son ignorantes: no hay, pues, pleno conocimiento, ni consentimiento deliberado.
      +
      Lo cual es una descripción de que no todos son conspiradores en conciencia y que muchos son atraídos hacia esa insurrección, “de buena fe”, lo cual, tampoco es un consuelo, pero significa que no se puede utilizar el mismo rasero con todos y que ciertamente necesitan de la oración de la Iglesia para que Dios los ilumine.
      +
      El padre Amorth también dijo esto:
      +
      Digamos que no creen en una verdad evangélica (obispos y sacerdotes actuales). Así que, probablemente, los acusaría de estar propagando una herejía. Pero seamos claros: alguien es formalmente hereje, si se le acusa de cometer un error, y persiste en él. Pero, debido a la situación que existe en la Iglesia, hoy en día, nadie, jamás, acusaría a ningún obispo de no creer en el diablo, ni en las posesiones demoníacas, ni de no nombrar exorcistas porque no cree en estas cosas.
      +
      Mi posición no es negar que no exista una crisis muy grande en la Iglesia, pero tampoco se deja de decir o creer esto sólo porque uno no se apegue al sensacionalismo sedevacantista y a sus tesis extremistas y contradictorias. Podemos hablar hasta cierto punto de responsabilidad de los judíos o de los masones, pero en el fondo, y es de lo que habla el P. Amorth, el asunto tiene que ver con la lucha espiritual que nace en el odio de los demonios a Dios y la humanidad, y esto sólo se combate con eficacia de una manera (como aconseja la Virgen María): oración del Rosario, sacrificios y enmienda de la propia vida. El proselitismo es secundario.
      +
      Finalmente, también del P. Amorth:
      +
      …gracias al Cielo, es el Espíritu Santo Quien dirige a la Iglesia: “Las puertas del infierno no prevalecerán”. A pesar de las defecciones, y a pesar de las traiciones, que no deben causar asombro. El primer traidor fue uno de los apóstoles más cercanos a Jesús: Judas Iscariote. Pero, a pesar de esto, la Iglesia sigue su camino. El Espíritu Santo la mantiene, y por lo tanto, los ataques de Satanás sólo pueden ser parcialmente exitosos. Naturalmente, el demonio puede ganar batallas, incluso batallas importantes. Pero nunca ganará la guerra.

  7. Estimado Alejandro: ¿Quieres decir que los Obispos son unos burros?

    Mira, Alejandro, el hipócrita de Amorth también dijo que el Vaticano está infestado de demonios.

    • Yo no lo digo, la explicación del P. Amorth es esa y Ud. lo trajo a colación. ¿Le creeremos a medias?, ¿es bueno su diagnóstico sobre el estado del exorcismo y la influencia de los demonios en los hombres de la Iglesia, pero malo su diagnóstico de la actitud de los obispos? Honestamente le creo más al P. Amorth que a los sedevacantistas.

  8. Estimado Alejandro: ¿Cómo puedes tú creer que un verdadero Papa pueda convivir o cohabitar tranquilamente con millones de demonios metidos por todas las estancias del Vaticano?

    • Pienso que su planteamiento está lleno de suposiciones gratuitas (falacia de la “pregunta compuesta“): 1. Dice Santo Tomás: “Relegados en el infierno para sufrir allí su castigo, los demonios se reparten también en la atmósfera para tentar a los hombres (Efesios VI, 12). Esto ocurre con el permiso de Dios, quien para permitir a los hombres el merecer su salvación, por una parte sostiene en la práctica del bien por el ministerio de los ángeles, y por otra parte los obliga a LUCHAR CONTRA EL MAL organizado por los demonios”. (La pena de los demonios (Q. LXIV) Art. 4)” Esto quiere decir que incluso los hombres de la Iglesia (incluso más) son tentados también por los demonios, la historia de muchos santos lo demuestra. 2. ¿Tranquilamente? Creo que es muy, pero muy subjetivo pensar que el Papa esté tranquilo ante la situación actual del mundo y la Iglesia, y nuevamente, la Virgen María en sus apariciones ha dicho que el Santo Padre pasará por diversos sufrimientos, desde los morales hasta los físicos. Así que, definitivamente, no lo hace “tranquilamente”. 3. En la medida en que muchos obispos se oponen a la acción de los exorcistas con los rituales probados, es la medida en que esta infestación sea más grande, y bien se puede dar crédito a la explicación del P. Amorth cuando describe la forma en que algunos de estos obispos obstaculizan el contacto entre el Papa y los exorcistas, donde éstos últimos, en palabras del P. Amorth, desean plantear al Papa que se vuelva a poner en vigencia las prácticas probadas. Lo anterior no es difícil de creer, puesto que en otros temas sucede de la misma manera, obispos obstaculizando que el Papa eche para atrás reformas inútiles (incluso dañinas). Es un simplismo decir que todos los hombres en el Vaticano (literalmente) están unidos para echar a andar prácticas heterodoxas y conspirar contra la Iglesia, si así fuera, no habría confusión, y sería una Iglesia “fría”, parafraseando a Nuestro Señor, pero no lo es. Razón de más para auxiliar a los hombres de la Iglesia (todos y no sólo quien me agrade) con las oraciones.
      +
      Quizás para un sedevacantista no signifique mucho, pero el Papa Benedicto XVI dijo en los primeros días de su pontificado: “Rogad por mí, para que, por temor, no huya ante los lobos“.

  9. “Quizás para un sedevacantista no signifique mucho, pero el Papa Benedicto XVI dijo en los primeros días de su pontificado: “Rogad por mí, para que, por temor, no huya ante los lobos“.”

    Y no huyó. Se integró a ellos.

    • Esa es su opinión, en todo caso. El debe hacer todo un acto de equilibrismo, pues el cisma está a la vuelta de la esquina y no serán los odiados “lefebvristas” quienes lo hagan, sino el liberalismo, y será el último gran cisma.

      • El cisma de la Iglesia respecto de la Tradición de 2000 años ya está consumado. En consecuencia, lo que ahora hay en la Iglesia es caos diabólico y Apostasía infernal definitva o final.

        • No, y en esto tampoco atina el sedevacantismo (conclusión correcta; causas, tiempos y desarrollos equivocados), sobre todo si revisamos algunas revelaciones privadas, que si bien no son de fe, pueden echar un poco de luz en este asunto, comenzando por La Salette, pasando por San Francisco de Asís y la beata Catalina Emmerick (y varios otros, de menor jerarquía):
          +
          La Salette a Melania: “Roma perderá la fe, y se convertirá en la sede del Anticristo”.
          +
          San Francisco de Asís: “Habrá un Papa electo no canónicamente que causará un gran cisma. Se predicarán diversas formas de pensar que causarán que muchos duden, aún aquellos en las distintas órdenes religiosas, hasta estar de acuerdo con aquellos herejes que causarán que mi Orden se divida. Entonces habrá tales disensiones y persecuciones a nivel universal que si esos días no se acortaran, aún los elegidos se perderían”. Es de notar que en las elecciones de los Papas del CVII no se registran irregularidades.
          +
          La beata Ana Catlina Emmerick: “Vi una fuerte oposición entre dos Papas, y vi cuan funestas serán las consecuencias de la falsa iglesia, vi que la Iglesia de Pedro será socavada por el plan de una secta. Cuando esté cerca el reino del Anticristo, aparecerá una religión falsa que estará contra la unidad de Dios y de su Iglesia. Esto causará el cisma más grande que se haya visto en el mundo”.
          +
          Otras:
          +
          El venerable Bartolomé Holzhauser, fundador de las sociedades de clérigos seculares en el Siglo XVIII: “Dios permitirá un gran mal contra su Iglesia: vendrán súbita e inesperadamente irrumpiendo mientras obispos y sacerdotes estén durmiendo. Entrarán en Italia y devastarán Roma, quemarán iglesias y destruirán todo”.
          +
          Otra opinión (no revelación):
          +
          Cardenal Luigi Ciappi, teólogo personal del Papa Juan Pablo II: “El Tercer Secreto se refiere a que la pérdida de la fe en la Iglesia, es decir, la apostasía, saldrá de la cúspide de la Iglesia”.
          +
          Y muchos otros más, que juntándolos, no nos ofrecen el panorama sedevacantista, si bien la Gran Apostasía ya ha comenzado (en su espíritu), como dijo Mons. Straubinger, el preciso instante de su materialización violenta (cisma) todavía no, ni la oposición del falso pontífice al verdadero, a lo cual, tampoco ofrece fidelidad ni veracidad la explicación sedevacantista reformada o sedefinitista, sino sólo el simplismo de las apariencias.

        • Estimado Alejandro: No podemos fiarnos de profecías privadas de hace siglos atrás cuando no había bomba atómica, ni televisión, ni Papas falsos, ni Concilios heréticos, etc. Tenemos que hacer nuestra propia investigación y escudriñar la realidad que hoy vivimos.

        • Aquí se contradice Ud., porque si no mal recuerdo, usted pretendía apoyarse en S. Malaquías y en su página hace promoción de Fátima, ¿en qué quedamos?. Pero muy bien, he advertido que no son de fe, el sedevacantismo tampoco es de fe, es opinión teológica. Si no hay que confiarse al 100% de las revelaciones privadas, ¡imagínese de la libre opinión de los sedevacantistas! Y esto es otra bochornosa coincidencia con el sectarismo, a quienes les gusta tanto retraerse hasta el rincón de su libre interpretación, ¡ojo! Y me parece una explicación totalmente fuera de lugar el decir que las revelaciones están en función de la tecnología de las diferentes épocas, ¿acaso no se burlaban de San Juan (evangelista) en este sentido por haber dicho tantas cosas increíbles que hoy no lo son tanto?

  10. Lo gracioso de los lefebvristas es que asi mismos se hacen pontifices, dicen seguir a Benedicto en tal posicion, pero en esta otra la juzgan y critican, astutamente dicen que una beatificacion no es un acto excatedra solo las canonizaciones, entonces Jose Maria Escriva de Balaguer si es autentico santo y por tanto deberian nombrarlo en las misas que celebran.
    Hablan de la misa de siempre, bajo que rito? En occidente hay tres misas de siempre, el rito romano, el rito ambrosiano y el rito hispano-mozarabe.Porque defienden solo una? las otras no son validas aunque Trento las declarase dignas por tener mas de 200 años, ( de hecho la mozarabe es de origen apostolico? Verdades a medias, encubrimientos y silencios, lo mismo de siempre!

    • La oposición es sólo al Novus Ordo, entérese antes de hablar. El cual, por cierto, no se aplica tal y como lo estipuló el Concilio Vaticano II, ¿cuántos se hacen auto papas por esto?, vaya y dedíqueles algunas reprimendas a cada una de las iglesias que sigue la Nueva Misa.

  11. [Editado por el Administrador]

    Sr. Wulfrano, de verdad me apena su modo de pensar, el cual finalmente no demuestra ninguna profundidad, ni concordancia y sí demuestra mucha soltura de la lengua. Primero supere las simples objeciones que tiene enfrente el sedevacantismo (y sus refritos), ¿es usted primero católico o sedevacantista?, porque no son sinónimos. Atte. Alejandro Villarreal


Los comentarios se revisarán antes de publicarse. Procure realizar comentarios fundados en las Sagradas Escrituras, La Tradición Apostólica y/o en la historia; las leyendas negras se desecharán y los pensamientos personales son sólo eso. Los comentarios cerrarán después de 7 días de la publicación del post. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías