Posteado por: Alejandro Villarreal | Viernes, julio 15, 2011

5 razones por las cuales los “padres” del mismo sexo no es algo benéfico en la formación de los hijos

.
.

Título: 5 razones por las cuales los “padres” del mismo sexo no es algo benéfico en la formación de los hijos
Autor: Dra. Trayce L. Hansen
Traducción: Alejandro Villarreal -julio de 2011-

.
.

Quienes proponen las uniones del mismo sexo creen que la única cosa que los niños realmente necesitan es “amor”. Basados en esta suposición ellos concluyen que es tan bueno que los niños sean criados por amorosos padres del mismo sexo, como si fueran criados por padres de sexos opuestos. Desafortunadamente, esta presunción fundamental, y todo lo que se asume a partir de ésta, es falso, ya que ¡el “amor” no es suficiente!

Cuando todo los demás factores permanecen sin novedad, los niños se crían mejor dentro de un matrimonio constituido por un padre y una madre. Es dentro de este ambiente que los niños más probablemente estén expuestos a experiencias emocionales y sicológicas necesarias para prosperar.

Dra. Trayce L. Hansen. Es licenciada en sicología en los campos clínico y forense. Recibió su doctorado en la Escuela de Profesional de Sicología de California, en San Diego, en 1997. La experiencia de la Dra. Hansen es variada e incluye amplia labor clínica así como forense. Está particularmente interesada en temas relativos al matrimonio, la paternidad, las diferencias masculinas y femeninas y la homosexualidad.

Hombres y mujeres necesitan de esta diversidad de los padres, cada uno realiza contribuciones únicas para el crecimiento de los hijos, y no pueden ser duplicadas por el otro. Madres (mujeres) y padres (varones) simplemente no son intercambiables. Dos mujeres podrían ser buenas madres, pero ninguna de ellas podría ser un buen padre.

Así que, he aquí cinco razones por las cuales, en el mejor beneficio de los niños, es mejor que sean criados por un padre (hombre) y una madre (mujer):

Primero, el amor materno y el amor paterno, aunque igualmente importantes, son cualitativamente diferentes y producen diferentes vínculos afectivos en los hijos. Específicamente, es la combinación del amor incondicional  de la madre y el amor condicional del padre tan fundamental en el desarrollo de los hijos. Y cuando falta alguna de estas formas de amor es cuando podrían surgir problemas. Ya que el niño necesita el balance complementario de los dos tipos de amor parental y los vínculos que proveen.

Sólo la pareja heterosexual ofrece al niño la oportunidad de desarrollar relaciones afectivas con un progenitor del mismo sexo y con un progenitor del sexo opuesto. Las relaciones afectivas con ambos sexos en las etapas tempranas de la vida le facilitarán al niño sus relaciones con ambos sexos en el futuro. Para una niña, esto significa que entenderá mejor e interactuará apropiadamente dentro del mundo de los varones y se sentirá confortable dentro del mundo de las mujeres. Y para un niño, ocurrirá lo contrario. Habiéndose relacionado con “el otro”, el progenitor del sexo opuesto, también incrementa las probabilidades de que el niño sea más empático y menos narcisista.

Segundo, el progreso del niño atraviesa por duras etapas predecibles y necesarias. Algunas etapas requieren más de la madre, mientras que otras requieren más del padre. Por ejemplo, durante la infancia, los bebés de ambos sexos tienden a estar mejor al cuidado de su madre. Las madres son mucho más atentas con las necesidades sutiles de sus hijos y así obtienen una mejor respuesta. Sin embargo, llegado a una edad, un joven varón deberá convertirse en un hombre competente, él deberá desprenderse de su madre e identificarse con su padre. Un niño sin padre no tiene un hombre con quien identificarse y es más probable que experimente trastornos para formarse una identidad masculina saludable.

Un padre le enseñará a un niño a canalizar apropiadamente sus impulsos sexuales y de agresividad. Una madre no puede mostrarle a su hijo varón la forma de controlar sus impulsos ya que ella no es un hombre y no tiene los mismos impulsos que éste. Un padre también le transmite una forma de respeto a un niño que una madre no puede, un respeto más orientado a mantener a raya al varón (límites). Y estas son las dos razones primarias por las cuales los varones sin padre son más propensos a convertirse en delincuentes y terminar en prisión.

La necesidad paterna también se construye dentro de la psique de las niñas. Existen ocasiones en la vida de las mujeres cuando sólo un padre (varón) tiene influencia. Por ejemplo, un padre ofrece seguridad a su hija, una relación (no sexual) en la que experimentará su primera relación hombre-mujer y reafirmará su feminidad. Cuando una joven no cuenta con un padre (varón) que llene y efectúe este rol, es más probable que caiga en la promiscuidad, en un desacertado intento por satisfacer su carencia de atención y aprobación masculina.

Sobre todo, los padres juegan un papel moderador en las vidas de sus hijos. Ellos restringen que sus hijos actúen de forma antisocial, y que sus hijas actúen sexualmente desenfrenadas. Cuando no existe un padre que lleve a cabo esta función, resultan con frecuencia en terribles consecuencias, tanto para el niño sin padre como para la sociedad en la cual este niño actuará conforme a sus carencias.

Tercero, niños y niñas necesitan padres de sexos opuestos para ayudarles moderar las inclinaciones propias de su género. Por ejemplo, los varones generalmente se apegan más a la razón que a la emoción, a las reglas más que a las relaciones, al riesgo más que a la prudencia y a normas más que a la compasión, mientras que las chicas son lo opuesto. Los padres de sexos opuestos ayudan a los hijos a refrenar sus tendencias naturales, por medio de la enseñanza, verbal y no verbal, y sobre el valor de las tendencias opuestas. Esta enseñanza no sólo facilita la moderación, sino también expande el mundo del niño, ayudándoles a ver más allá de su propia idiosincrasia.

Cuarto, las parejas del mismo sexo incrementarán la confusión sexual y la experimentación con personas del mismo sexo a edad temprana. El mensaje implícito y explícito de las uniones del mismo sexo es que todas elecciones que se lleven a cabo son igualmente aceptables y deseables. Así, incluso los niños de familias tradicionales son influenciados por el mensaje de que todas las opciones sexuales son iguales, y crecerán pensando que no importa con quien se relacionen sexualmente o con quien se casen. El sostener tal creencia llevará a algunos, no pocos, impresionables jóvenes a considerar arreglos sexuales y maritales que no habían contemplado antes. Y los niños de padres homosexuales, quienes muy probablemente experimentarán estas opciones sexuales, lo harán en mayor extensión, ya que no sólo fueron modelados sexualmente por unos “padres” no convencionales, sino también son aprobados por la sociedad.

No existe duda de que la sexualidad humana es maleable, considérese Grecia o Roma, entre otras muchas civilizaciones antiguas, donde la homosexualidad y bisexualidad masculina era común. Esto sucedía no porque la mayoría de esos hombres hubiesen nacido con un “gen gay”, sino porque la homosexualidad fue tolerada por sus sociedades, y aquello que la sociedad aprueba, prospera.

[Nota de B&T: Aunque no se ha descubierto el “gen homosexual”, muchos autores han señalado la intrascendencia que tendría esto, pues de forma análoga, la diabetes puede tener un componente genético, sin embargo es erróneo no considerar esta afección como una enfermedad o un desorden, o al contrario, considerarla algo natural y deseable.]

Y quinto, si la sociedad permite las uniones del mismo sexo, también tendrá que permitir otro tipo de uniones. La lógica legal es simple: si prohibir las uniones del mismo sexo es discriminatorio entonces, el prohibir las uniones polígamas, o las uniones de “poliamor”, o cualquier otro grupo que se sienta discriminado, es lo mismo. Las ramificaciones emocionales y sicológicas de estos variados arreglos sobre el desarrollo de la psique y la sexualidad de los niños sería desastroso. ¿Y qué pasaría con los niños cuando estas uniones alternativas se disolviesen y cada padre se una con otro u otros? Estos niños terminarían con cuatro padres, o dos padres y cuatro madres, o cualquier arreglo imaginable.

Ciertamente, las parejas homosexuales pueden ser tan amorosas como las heterosexuales, pero los niños necesitan más que amor, ellos necesitan las cualidades distintivas de las naturalezas complementarias de un padre (varón) y una madre (mujer).

El conocimiento acumulado de más de 5 mil años ha concluido que la mejor configuración marital y parental está compuesta por un hombre y una mujer. Pero con arrogancia hoy se desea poner a prueba este conocimiento probado por el tiempo y utilizarán a los niños como conejillos de indias en un experimento radical, donde el mejor panorama es arriesgado y el peor es catastrófico.

Las uniones del mismo sexo definitivamente no son lo mejor en el interés del bien de los niños.  Y aunque son de admirar las parejas homosexuales que han permanecido unidos por largo tiempo criando niños, no debemos permitir que nuestra compasión por ellos aniquile nuestra compasión por los niños. En la disputa entre los deseos de algunos homosexuales y las necesidades de los niños, no podemos permitir que los niños pierdan.

.
.

Traducción de Alejandro Villarreal de bibliaytradicion.wordpress.com

.

.

.

.

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.

.
.


Responses

  1. ¡Correcto!

  2. Sodoma y Gomorra es poco comparado con estos locotes del sexo degenerado y antinatural.

  3. FELICIDADES por la aportacion. Se deja claro de manera respetuosa, un esquema natural sin ofender a homosexuales y lesbianas

  4. Gracias, dejeme refutar punto por punto

    1razon: “se necesita tener un padre y una madre para que los niños crezcan sanos o sino se corrompen”

    Pues, y que dices de los padres solteros, de las madres viudas, divorciadas, separadas.. ? todos sus hijos que son? una escoria de la sociedad? pues no… asi que no tener los dos tipos de padre, no es algo crucial… obvio es optimo tenerlos, pero no tenerlos no es malo, porque en tonces todo ese tipo de familias de viudas, divorciadas las mandas al carajo

    2razon “el progreso del niño atraviesa por duras etapas predecibles y necesarias. Algunas etapas requieren más de la madre, mientras que otras requieren más del padre. ”

    es lo mismo que el punto 1. Entonces hay que prohibir que las mujeres solteras cuiden un hijo? dime… porfavor…

    3razon “niños y niñas necesitan padres de sexos opuestos para ayudarles moderar las inclinaciones propias de su género.”

    Bueno, mas de lo mismo, siguiente por favor -.-

    4razon : las parejas del mismo sexo incrementarán la confusión sexual y la experimentación con personas del mismo sexo a edad temprana.

    No confundas confundirse y querer cambiar su sexualidad, con que conozcan la variedad y la acepten y no la desprecien… seran hijos mas abiertos, y si llegan a nacer homosexuales, no habra nadie que los trate de humillar ni hacer sentir culpable…

    Porque crees que se harán gays? yo soy padre y mis hijos han crecido bien, y te puedes dar cuenta que un padre gay puede educar a hijos heterosexuales sanos: solo ve todos esos tantos enclosetados reprimidos que tienen esposas hijos y todo, pero aun asi tienen sus amantes varones….

    5razon: si la sociedad permite las uniones del mismo sexo, también tendrá que permitir otro tipo de uniones.

    No necesariamente: la relacion homosexual es identica ala heterosexual, ( amor de pareja, cariño, afecto intimo) por lo que no hay razon para negarla. Otro tipo de uniones no serian iguales y ademas, nadie está luchando por los derechos de la poligamia como hacemos por los derechos de los gays :) cuando veamos multitudes enteras haciendo desfiles por tener poligamia, cuando veamos que el 10% de la poblacion quiere ser poligama (recordemos que los gays son el 10% ) entonces ya veremos…..

    • Sr. Kaleb: No, las “relaciones homosexuales” no son iguales a las heterosexuales, un par de homosexuales nunca podrán procrear, tan simple como esto. Su conclusión parte de la fantasía que el lobby homosexual junto con los políticos liberales han creado, sobre un mundo ficticio de “familias” aberrantes, además de pasar por alto los traumas psicológicos que característicamente presentan los homosexuales y a quienes les representa un mayor esfuerzo en superar, esto sin mencionar los incontables homosexuales que no están contentos con su condición, y que también es una realidad incontrovertible y que no los equipara con los heterosexuales. Los casos de crianza por parte de “padres solteros, de las madres viudas, divorciadas, separadas” son parte de los casos extraordinarios, ya sea fortuitos o intencionales, y por supuesto, en la crianza de los hijos implican un riesgo mayor de que éstos no puedan formar familias funcionales en el futuro, intensificado todavía más si estos “educadores” o padres evitan o son negligentes en la formación moral y religiosa de los hijos, hoy se pretende que los casos extraordinarios sean casos modelos, lo cual nunca sucederá, no porque lo diga un católico, sino porque así no funciona la humanidad. En otras épocas, en épocas más sensatas, los hijos de estos casos extraordinarios tenían la opción de dedicar sus vidas a otro fin que no fuese el matrimonio, a vivir su soltería acorde a sus condiciones y acorde a el bienestar de su alma, pero hoy se impulsa la mentalidad hedonista, anticonceptiva y libertina que le dice que Ud. está mal si no se involucra en relaciones prematrimoniales que generalmente terminan procreando niños indeseados a los que se desea abortar, o que se abandona a su suerte, a pesar de tener a su “madre soltera” presente (unas pocas horas al día), que debe trabajar y por lo tanto descuidar a su vástago, es decir, todo un círculo vicioso que raramente se acepta como tal, y tan sólo se racionaliza con argumentos sentimentaloides o con generalizaciones insulsas. Espero que cuando Ud. dice que sus hijos “han crecido bien“, es que han crecido para salvar sus almas y no para estar de acuerdo con cierta mentalidad mundana, “crecer bien” implica algo más que tener cierto éxito en la escuela, tener un empleo, sostener relaciones prematrimoniales y tener un matrimonio civil heterosexual (en el mejor de los casos, o más común en unión libre, como se estila hoy) con una duración indeterminada en el cual puedan procrearse uno o dos hijos a quienes se deja la misma herencia deficiente, todo lo cual es parte del mismo credo mundano y laicista y que no prepara a los hijos a salvar sus almas, por desgracia. “Crecer bien”, por lo visto, puede interpretarse o para el mundo (y el infierno) o para el Cielo, ¿tiene Ud., claro esto?
      +
      Desde hace mucho tiempo en EEUU existe un grupo que pugna por que se reconozca la pedofilia como una “práctica normal” (http://es.wikipedia.org/wiki/North_American_Man/Boy_Love_Association), este grupo, en su inicio estuvo visiblemente unido al lobby homosexual, hoy, por razones de apariencias no lo está, opera más sigilosamente, aunque sus miembros tengan mucho en común, de hecho, es una aberración que nace de otra aberración, como lo advierte la autora del post y como puede observarse en otros escritos de la misma autora. Si tenemos en cuenta otro dato, que los abusos a niños se da en la mayoría de los casos en las familias disfuncionales, escuelas y sociedad civil en general, y no en la Iglesia, como también la propaganda anticatólica gusta de repetir, puede darse cuenta si este mundo busca el bien o sólo el placer egoísta. El tema del “10%” es un mito parecido al de los abortistas cuando hablan automáticamente de “1 millón” de abortos en los países donde quieren legalizar esta otra aberración, es sólo con fines propagandísticos, no reales.
      +
      El texto que presento aquí es de una psicóloga especializada en homosexualidad, espero que pueda Ud. citar mejores fuentes que lo que cree y ha permeado en Ud. la propaganda del lobby homosexual.

  5. aver, estos dos argumentos tuyos son faciles de responder:

    1″…No, las “relaciones homosexuales” no son iguales a las heterosexuales, un par de homosexuales nunca podrán procrear, tan simple como esto”.

    Nose porque siguen aferrados con la procreacion, como si no tuvieramos exceso de gente muchos paises buscando la planificacion familiar queriendo un hijo o dos, y ustedes los catolicos fanaticos queriendo cumplir a rajatabla aquello de “creced y multiplicaos como conejos”

    Si la pareja quiere tener hijos siempre puede tener alguna relacion con una mujer,( o un hombre si es el caso), y encargar los niños, pero no vas a estar casado con alguien que no quieres solamente por que si,eso es frustrante… ya lo tenemos superado desde hace tiempo, por eso se popularizaron los divorcios… y bueno, no sera una familia ejemplar perfecta, pero tampoco lo podemos prohibir, quienes somos para prohibir, ilegalizar un amor que no esta causando daño, sino al contrario, quieren fomentar la familia a su modo, criar unos buenos hijos, tener sus respectivos nietos ya viejos…?

    2″….además de pasar por alto los traumas psicológicos que característicamente presentan los homosexuales y a quienes les representa un mayor esfuerzo en superar, esto sin mencionar los incontables homosexuales que no están contentos con su condición”

    Porque crees tu que tengan traumas psicologicos muchos gays? por gente como tu, que quiere hacerlos sentirse humillados, una basura, no considerarlos personas, ser aberrantes , la palabra que tu mismo has usado… y claro, dices que no estan contentos con ser homosexuales QUIEN VA ESTAR CONTENTO QUE TE DENIGREN y que quieran hacerte sentir excluido, raro, defectuoso? es obvio. nadie. y si pasas por esa discriminacion sin ser aun muy maduro, queda dolido y traumatizado, pero por eso es esta “lucha” de estos derechos, para que a nadie se le odie irracionalmente. :)

    • Ud. se refugia en el cambio de tema, pero aún así, el considerar “sobrepoblación mundial” es otra falacia [Argumentum ad populum -por lo que toca a sus generalizaciones- & reductio ad ridiculum -por lo que toca a sus burlas-] (El Mito de la Sobrepoblación Humana (i)). Supongo que su posición es defendible con argumentos, por lo que le suplico deje a un lado los insultos y los calificativos fáciles, pues no tengo el menor interés en leer niñerías por el estilo, evíteme la pena de editar sus comentarios por este motivo, ¡argumente como adulto!
      +
      Ud. sigue compartiéndonos su peculiar modo de pensar, pero eso no es argumento. Un hecho biológico, ni siquiera religioso, es el que se opone a un supuesto criterio de igualdad. Tan simple como que sin una pareja heterosexual que no está dispuesta a asumir su responsabilidad para con sus hijos (voluntaria o involuntariamente) y con leyes leoninas, ningún homosexual tendría hijos que adoptar.
      +
      No señor, Ud. sigue refugiándose en “muñecos de paja”, en pretender decirme a mí y a todos los católicos cómo pensamos, pero primero tendría Ud. que estudiar la posición católica antes de recurrir a otra falacia (argumentum ad misericordiam). El homosexual es digno de conmiseración por su pecado, así como el ladrón, el asesino, el mentiroso, etc., lo son también, todos somos pecadores en mayor o menor grado, pero el amor al prójimo no es amor a los pecados del prójimo. Ud. vino aquí a defender los actos homosexuales, lo cual, es indefendible, como es indefendible cualquier pecado; el homosexual, por otro lado, es digno de apoyo y de ayuda, pero no se le ayuda diciéndole que lo que siente está bien, que sus inclinaciones naturales son lo que quiere Dios para él. Al hacer esto Ud. lo está condenando a su perdición, y no se trata de insultos o de burlas, refiérame una sola burla que pueda encontrar en este blog en contra de los homosexuales y me tragaré mis palabras.

      • Usted también se excusa en otra falacia señor Alejandro, usted se excusa bajo conceptos que son ambiguos y retrogrados, le apuesto a que nunca ha hablado ni con un homosexual ni con el hijo de una pareja, lo que pasa es que usted se enmascara bajo su pseudopisología barata, si bien sus fundamentos al principio parecen razonables conforme he leído el articulo me he dado cuenta que es otra persona mas que le tiene miedo a algo que no es diferente a usted.

        • Claro, el seudo argumento de lo diferente. Nada mas que el detalle reside en que quienes promueven estas corrientes sociales saben muy bien que no es simplemente cuestión de lo diferente, como si un día se levantara Ud. y fuera a elegir un helado de vainilla o fresa, tan sólo para satisfacer su antojo de golosinas. Quienes promueven estas corrientes de ingeniería social saben muy bien la diferencia que existe en la crianza de las personas en una familia católica y una situación cualquiera, hay una diferencia real y fundamental de creencias, valores y costumbres, el que pretendan que la diferencia entre una cosa y otra sea equiparable a elegir un sabor de helado sólo es parte de su estrategia para hacerlo apetecible a la sociedad, pues bien saben que si pintaran el cuadro real de lo que esperan y lo que promueven, pocos los seguirían y hasta serían combatidos activamente. ¿Nos será Ud. parte de aquellos que se rasgan las vestiduras ante los lamentables y escasos casos de pederastia en la Iglesia?, pues bien, sepa que esos casos son casos de homosexuales quienes son depredadores sexuales. Lo que es muy significativo es que muchos pretendan que no existen diferencias notables en la personalidad, creencias y costumbres de las personas homosexuales con las personas normales, y aún el homosexual que no responda a los estereotipos sabe muy bien de la presión que ejerce ese grupo para aceptarlos, no por nada son rechazados y hasta perseguidos los homosexuales que no están a gusto con su condición, por parte de los grupos homosexuales de presión. El homosexual está llamado a la castidad tal y como cualqueir persona que ha elegido la sotería lo está, ni más ni menos, pero el mito que promueven los medios de comunicación es muy diferente, cuando en la ciudad de México se estuvo promoviendo el que las parejas homosexuales adoptaran niños yo jamás escuché esos grandes argumentos razonables que Ud. pretendería conocer, lo único que hicieron los medios fue hablar mal de la familia tradicional, la cual, por cierto está en decadencia, no porque en 20 siglos no haya funcionado, al contrario, porque el ataque a la familia católica comenzó hace mucho tiempo y en nuestros tiempos está prosperando. Nada me haría más feliz que existiera una isla que estuviera habitada de homosexuales (que allí fueran todos a vivir para que construyan su “paraíso terrenal”), que allí dieran rienda suelta a sus instintos, sus valores y costumbres, ¿cuánto tiempo cree Ud. que prosperarían?, esto demuestra que el movimiento homosexual es sólo un movimiento parasitario de las sociedades cristianas y jamás podría sobrevivir por su cuenta, ni por las razones biológicas más elementales, ni por sus valores y creencias (las cuales están bien definidas por sus grupos de presión o lobbies). Me adelanto a su respuesta, no hablo de los homosexuales que asumen su condición como se debe y como ya he mencionado, es decir, mediante la castidad, como cualquier católico soltero lo debe hacer, pues no es la homosexualidad lo que define a esas personas, pero es exactamente lo contrario lo que les dicen los grupos de presión homosexuales. El asunto aquí es combatir el error del estilo de vida homosoexual ayudando a quienes tengan esta debilidad, porque a estas alturas, pocos entienden esta sutil diferencia.
          +
          https://bibliaytradicion.wordpress.com/2011/07/19/los-periodistas-y-la-pantalla-de-humo-de-la-pedofilia/

  6. Bueno, y hablando de tus segundos argumentos… :

    “…Desde hace mucho tiempo en EEUU existe un grupo que pugna por que se reconozca la pedofilia como una “práctica normal…”

    Esto no está tan claro porque, un niño no tiene la capacidad de decision, ni tiene porqué manifestar sexualidad alguna… y si el niño llega a decir que fue sexo consentido osea, que el tambien lo queria, claramente puede ser manipulacion del adulto.

    “..de hecho, es una aberración que nace de otra aberración…”

    Hasta quieres hacer pensar que de los gays salen los pedofilos…aclarando el punto que los pedofilos son tanto homo como heterosexuales, no mezcles los pedofilos que sí causan daño, porque estos producen, en efecto violaciones a los menores solo para saciar su sed sexual, y supuestos romances que los niños apenas y son capaces de entender.
    Ademas, un pedofilo nunca podria tener un amorio estable, porque apenas crece el niño y “pierde el encanto” y busca otro… asi que nada que ver con una pareja de dos hombres maduros, buenos, que quieren compartir su vida juntos “hasta que la muerte los separe”

    • La pederastia, está comprobado, es muy común entre los homosexuales. A diferencia de la pedofilia (la cual se centra en niños), la pederastia se enfoca en la población adolescente. Esta misma psicóloga tiene otros escritos sobre el tema e incluso ella refiere el término inglés por los que se conoce a estos depredadores sexuales: “chicken-hawks“.
      +
      Sus argumentos siguen siendo parte de lo que Ud. cree, no de lo que objetivamente se pueda demostrar, la NAMBLA es una realidad más allá de la simple negación, se sorprendería Ud. de la clase de manipulaciones psicológicas de que son objetos estos niños abusados y por supuesto, de esto se aprovechan estos depravados. Ud. cándidamente supone que un depredador sexual va a pedir el permiso a su víctima para aprovecharse de ésta, pero no es así la realidad. La inclinación homosexual, en muchos casos parte de un abuso llevado a cabo por una adulto hacia un niño o un adolescente, en otros es significativo el inadecuado rol del padre y la madre, tal como lo narra la psicóloga en este artículo, no es la única fuente, puede Ud. consultar: Homosexualidad y esperanza: Terapia y curación en la experiencia de un sicólogo, el cual es otro de muchos textos, de un profesional en la materia, el cual le habla, entre otras cosas, de los factores detonantes de la inclinación homosexual, y que dista mucho de englobarse en lo que objetivamente puede llamarse lo normal o desligarse de muchos traumas involucrados.

  7. Bravo! Muy buen artículo y excelentes comentarios “anexos”.

  8. Te felicito Alejando Villareal.. porqur tus argumentos son ojetivos, claros y contundentes. Con sentido común y comprobados científicamente, genéticamente y psicológicamente… Espero que el amigo KALEB ABRA LOS OJOS un día….

  9. Hola, hoy es domingo 2 de febrero de 2013. Por la gracia divina de Dios es decir porque así lo quiso Dios tenemos un papa (Francisco) que ha expresado muy correctamente que el no es quien para juzgar a los homosexuales. No está de acuerdo con el loby homosexual, que como todo loby es malo. Así es que hermano en Cristo, Alejandro Villarreal no juzgues no discrimines ni critiques a otro ser humano hijo de Dios, creado a imagen y semejanza suya. Dejemos que el Divino juez nos juzgue. Aprendamos a amar a todos por igual, enseñando y predicando con nuestro ejemplo de vida, sin criticar ni juzgar. Y Oremos mucho para que Dios ilumine a nuestros guías (pastores de la Iglesia) para que ellos nos transmitan sólo lo que Dios quiere que hagamos de nuestras vidas. No hablemos mal de nadie. Aprendamos del divino maestro Jesus. Uno de los peores pecados cometidos por la humanidad fue cuando clavaron a Jesus, él hijo de Dios en la cruz, y sin embargo Jesus, mientras lo mataban exclamó:Padre perdonalos porque no saben lo que hacen. Dios perdona nuestros pecados y debilidades, aprendamos a perdonar, a callar y amar a nuestro prójimo, es lo que nos enseñó Jesus, y sobre todo a amar por sobre todas las cosas a Dios. Saludos en Cristo y María.

    • Espero que Ud. no sea tan ingenua como para creer que lo que dice Francisco pueda ser diferente a lo que dice la iglesia. Le refiero del Catecismo:
      +
      Castidad y homosexualidad

      2357 La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia personas del mismo sexo. Reviste formas muy variadas a través de los siglos y las culturas. Su origen psíquico permanece en gran medida inexplicado. Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves (cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10), la Tradición ha declarado siempre que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, 8). Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso.

      2358 Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.

      2359 Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana.
      +
      En ningún caso Ud. podrá interpretar las palabras de nadie, ni de algún papa, de forma diferente a lo que la Iglesia (en la Biblia y la Tradición) ha expresado. Respetando esto derrítase lo que quiera para hablar “amorosa” y “emotivamente” sobre los homsoexuales, pero no cambie la verdad.

  10. Solo una pregunta y en el caso de las familias en la cual solo existe un progenitor, acaso no los afectara del mismo modo.

    Y que hay de la familia en donde los abuelos los crían, o donde están las tías apoyando a la madre, que pasa?????

    • Por supuesto que afecta, y eso lo sabe bien quien ha sido criado de esa forma, depende mucho de la persona que haya sido criado así el superar muchas de esas carencias, y hasta traumas, para lo cual me parece que es fundamental aceptar quien se es y dónde se está, y no creer en mitos, como el creer que alguien es mejor por haber sido criado de esa forma y en el mito del “super gay”, el mito de esa persona de fachada feliz. Nada, absolutamente nada podrá suplir la crianza de dos buenos padres unidos en matrimonio sacramental.

  11. Disculpe y bengo a decir que me parese una tonteria decir que una mujer no puede ser padre no soy gay pero me llamo la atencion lo que tenia que decir que una mujer nunca sera buen padre digame usted yo soy madre y padre para mi hijo esta usted insiniando que todas las mujeres que son madres solteras no sabemos ser padres para nuestros hijos …… espero y me conteste att amalia….

    • Sra. Amalia:
      +
      Dios instituyó el matrimonio como el sacramento por el cual el hombre en unión con la mujer estén en camino de salvar sus almas y las de sus hijos. Todo lo que se aparte de este camino instituido y deseado por Dios para las familias cristianas, se aparta de la salud que Él mismo ha proporcionado a la humanidad. No sé cuáles hayan sido sus razones o sus circunstancias, ni son de mi interés, finalmente Dios sopesará los actos de cada uno de nosotros, pero en la medida en que uno sea culpable de no proporcionar a los hijos este ambiente familiar cristiano, será la medida en que dejaremos de proporcionar una paternidad y maternidad de calidad. Ud. como mujer jamás podrá ser “padre” de su hijo (por más que los ideólogos ateos se lo aseguren), será su madre y punto, y siendo sus circunstancias actuales de cierta manera, deberá proporcionar a su hijo el ejemplo para que sea un hombre de bien, no en el sentido meramente humano (sujeto a variaciones de humor y modas), sino cristiano, y esto exigiría no deformarle el verdadero concepto del matrimonio cristiano, como hacen muchos hoy, pensando que el matrimonio “sólo es la firma de un papel” que en cualquier momento puede revocarse por voluntad humana, no debemos caer en la autosuficiencia y la soberbia de creer que nuestras propias circunstancias particulares dictan las normas de conducta de la sociedad, como se hace hoy. Todos los matrimonios rotos, por ese simple hecho, ya le robaron algo a sus hijos, y ya le dejaron de proporcionar todo lo bueno y todas las gracias especiales que de este sacramento emanan, y lo que estamos teniendo como resultado es el desconocimiento total de lo que es la vida familiar cristiana, que parte de la unión indisoluble (hasta que la muerte los separe) del hombre y la mujer. Por supuesto, a los que por voluntad de Dios se quedan sin madre o sin padre, por haber muerto alguno o los dos, Dios no los desampara, y esta era la función de la sociedad cristiana, para que fueran adoptados por otras familias o para que la viuda o el viudo recibieran asistencias que salían de esta misma sociedad cristiana; muy diferente es el caso de las mujeres que buscan formar familias sin padres biológicos, sin matrimonio, y matrimonio en el sentido del sacramento, de buscar la bendición y asistencia de Dios en ese difícil camino, y no sólo esto, sino que inventan toda una ideología para suplir esta carencia. Si hoy el movimiento homosexual ha llegado tan lejos es precisamente porque la sociedad ya olvidó lo que es el matrimonio cristiano y se han esparcido tantos mitos alrededor de éste, tan sólo para justificar actos y circunstancias antinaturales, es decir, jamás se nos ha demostrado que los hombres solos o las mujeres solas o las parejas homosexuales sean un camino idóneo para la educación de los niños, el mayor fundamento de estos movimientos es el ataque y la proscripción de la familia cristiana, que ya no exista el modelo ideal para que no exista el referente y no salgan a relucir las carencias de tantas circunstancias irregulares en torno a los hijos. Y no le estoy diciendo que Ud. no puede educar a su hijo o que debe desistir de hacerlo, no. Ud. es la responsable ante Dios por el hombre o la mujer que resultará de esa educación, y tiene dos caminos: ser su madre y formar cristianos a pesar de sus circunstancias actuales, o llenarles la cabeza de justificaciones para evitar lo que Dios pide de nosotros. Una cosa es ignorar sin malicia lo que debemos hacer, y otra es inventarse cosas para no afrontar la responsabilidad de nuestros actos.


Categorías