Posteado por: B&T | Jueves, mayo 5, 2011

¿Beatificación de un hombre o de un Concilio?

.
.

Título: ¿Beatificación de un hombre o de un Concilio?
Autor: Fr. Arnaud Rostand, Superior de la FSSPX Distrito EEUU
Traducción: Alejandro Villarreal -mayo de 2011-
Traducido y publicado sin el permiso expreso del autor

.
.

Estimados Amigos y Benefactores,

El 1° de mayo de 2011, el Papa Benedicto XVI declaró beato a su predecesor, Juan Pablo II, a sólo seis meses de su muerte. Esta beatificación provocó muchas preguntas y preocupaciones en los católicos.

.

i. ¿Infalibilidad papal?

Recordemos que las beatificaciones no entran dentro del carisma de la infalibilidad, éste es un acto por el cual el papa da su permiso para venerar al beato, en algunas partes de la Iglesia y no establece ningún culto obligatorio.

Por el contrario, en el caso de las canonizaciones, el juicio del papa, sin ser un artículo de fe, es considerado infalible por los teólogos. Sería imprudente el negar una canonización.

Uno podría, sin embargo, legítimamente dudar de que las canonizaciones modernas caigan dentro del carisma de infalibilidad, debido a las recientes reformas con las que las canonizaciones son preparadas. Según Fr. Gleize [1], tres aspectos pueden causar tales dudas:

.

1. Nuevas políticas y la escrupulosidad.

La infalibilidad papal es dada por la asistencia del Espíritu Santo, no por inspiración. Las canonizaciones así, requieren de la mayor preparación y labor diligente. La reducción del número de milagros requeridos tanto para la beatificación como para la canonización, el acortamiento del tiempo para declarar las virtudes heroicas y la influencia de las emociones populares son todos nuevos elementos, los cuales disminuyen la necesidad de la escrupulosidad.

.

2. La decisión colegiada.

La nueva política otorga al obispo diocesano el derecho de instruir en el caso y de juzgar. Esto tiene su antecedente en la regla ya existente desde el siglo doce. El papa retiene el poder de confirmar el juicio del obispo, como órgano del magisterio colegiado. Sin embargo, al hacer esto, “tales canonizaciones no cuentan con la garantía de la infalibilidad personal atribuible al solemne magisterio del Papa” [2].

.

3. Un nuevo concepto de santidad.

Hasta el II Concilio Vaticano, antes de la reforma al proceso de canonización, la Iglesia declaró como santos a quienes mostraron un grado heroico de santidad y no simplemente por el primer grado que es común, el cual consiste en el estado de gracia. Este grado especial y eminente es llamado estado de perfección, cuando el alma está movida totalmente por el Espíritu Santo. Hoy, esta noción de perfección heroica ya no se requiere:

“Esto (la falta del grado especial de virtud) no es algo infrecuente, por el contrario, es universal. Esto viene de la presentación de la santidad del II Concilio Vaticano como un estado en común. La idea de la vocación universal a la santidad es el centro del Capítulo cinco de Lumen Gentium.” [3]

.

iii. ¿Beatificación de un hombre o de un Concilio?

Existe una pregunta mucho más importante que la correspondiente a la infalibilidad: ¿Cuál es el significado de esta beatificación?

Como en el caso de Juan XXIII, la beatificación de Juan Pablo II está relacionada con el II Concilio Vaticano y la nueva era introducida por este Concilio. Juan XXIII fue beatificado debido a que él lo inauguró, y así, fue considerado el profeta de un nuevo Pentecostés. Aún hemos de temer que el motivo oculto detrás de la beatificación de Juan Pablo II sea declarar santo al Concilio en sí.

Dejando a un lado los sentimientos personales, uno está obligado a reconocer que la herencia del pontificado de Juan Pablo II, lejos de haber sido una primavera para la Iglesia, es un enorme campo de ruinas. La Fe ya no es más la luz del mundo, ya sea dentro o fuera de la Iglesia, debido a que quienes están en el cargo de mantenerla prendida ¡la han ocultado bajo una cesta!

Siendo justos, la devastación actual no sólo es consecuencia de los actos de Juan Pablo II, sino que, tienen que ver también con los errores y los lobos rapaces, ¿qué hizo él a favor de Dios, Su Iglesia y sus hijos, con las otras ovejas quienes aún no están dentro del redil? ¿Qué tan heroicamente, por sobre la fuerza común y natural del hombre, él ejercitó su oficio como papa? ¿Satisfizo él su labor de estado como Santo Padre? [4].

.

1. Un campo de ruinas en vez de una nueva primavera.

Fue el entonces Cardenal Ratzinger mismo quien juzgó el pontificado de Juan Pablo II como “un continuo proceso de decadencia” [5]. También fue descrito como “una apostasía silenciosa” [5] y finalmente como “un proceso de secularización” que “ha producido una grave crisis del sentido de la fe cristiana perteneciente a la Iglesia” [7], de tal dimensión que se ha creado una nueva comisión pontificia para la reevangelización en países que hoy experimentan un “eclipse en su comprensión de Dios” [8].

Justo antes de ser elegido Papa (el Card. Ratzinger), el describió a la Iglesia como una nave “haciendo agua por todos lados” [9]. Podríamos preguntar: ¿Quién era el capitán a cargo de la nave?

Actualmente en Estados Unidos, once millones de católicos bautizados han abandonado la Iglesia, antes del Concilio, las conversiones a la Fe católica se daban a una tasa de 170 mil anuales [10].

El entonces Cardenal Ratzinger creyó que la razón principal de la crisis era el colapso en la liturgia: “Estoy convencido de que la crisis en Iglesia, en la cual nos encontramos hoy, depende en gran parte del colapso de la liturgia.” [11]

Durante veintisiete años, ¿quién dio ejemplos “ecuménicos” de liturgias centradas en el hombre y donde la adoración a Dios desaparecía para dar paso a espectáculos populares? Sin mencionar las consecuencias del colapso de la liturgia sobre la vida sacerdotal de los ministros. ¿No fue durante el anterior pontificado que vimos tantos escándalos encubiertos? ¿No fue cuando vimos perderse a tantos sacerdotes, a los cuales el Card. Ratzinger aludió cuando dijo “cuánta suciedad hay en la Iglesia, incluso entre quienes, desde el sacerdocio, debieran entregarse completamente a Él”? [12]

La crisis de la liturgia y del sacerdocio, sin embargo, tienen en su problemática una raíz más profunda: la crisis de la Fe. Esto fue lo que el Arzobispo Lefebvre tan frecuentemente demostró. La regla de oración es la regla de Fe, ¿qué hizo el Papa Juan Pablo II para defender, preservar y promover la Fe católica?

.

2. La Fe escondida bajo una cesta.

Cuarenta años después del Vaticano II y Roma todavía está tratando de dar la correcta interpretación al Concilio [13]. Pero ¿dónde ha estado el magisterio durante estas cuatro décadas? ¿No es el magisterio el responsable de dar la correcta interpretación? Juan Pablo II, por lo tanto, no proveyó la correcta interpretación del Concilio, ¿no era su obligación hacerlo?

De hecho, el Papa pasó todo su pontificado esparciendo por todo el mundo los principios de la Revolución Francesa, enseñando sobre los derechos del hombre basado en textos del Concilio: libertad religiosa y ecumenismo.

Después de la reforma litúrgica, de la cual tenemos numerosos ejemplos de perpetua evolución e inculturización, él adaptó la Ley Canónica al espíritu del Concilio (1983). Entonces vino el Catecismo de la Iglesia Católica, el cual se publicó bajo muchas traducciones, antes que incluso el texto original fuese oficialmente aprobado.

Uno podría fácilmente hacer una lista de todos los actos espectaculares de ecumenismo con los herejes, cismáticos, judíos, musulmanes y paganos. El más espectacular fue el correspondiente a los dos encuentros en Asís, los cuales escandalizaron a tantas almas dentro y fuera de la Iglesia. Fue una lección concreta sobre la ausencia de necesidad de pertenencia a la Iglesia fundada por Jesucristo con el fin de ser salvado.

Encíclica tras encíclica, Juan Pablo II sepultó la Fe y moral católica [14] bajo el término profano del humanitarismo, predicando frecuentemente los derechos del hombre en lugar de los derechos de Dios.

.

iii. Un nuevo libro.

En unas cuantas semanas, Angelus Press publicará un libro de gran interés sobre la beatificación del Papa Juan Pablo II. El autor, Fr. Patrick de La Rocque (FSSPX) explica cómo este humanismo es la idea central del pontificado de Juan Pablo II. A través de sus prolíficas enseñanzas papales, este Padre nos muestra, cita tras cita, que este falso amor de hombre llevó a Juan Pablo II a actuar en contra de la fe, la esperanza y la caridad, virtudes esenciales para alcanzar la santidad, así como contra la virtud de la prudencia, especialmente necesaria en aquellos quienes deben gobernar.

El Obispo Fellay, en el prefacio del libro, explica cómo la Fraternidad de San Pío X intentó tres veces, a través de diferentes medios, poner a la disposición de Roma este trabajo de exposición de dudas, pero nunca fue recibido por quienes estaban a cargo del estudio diligente de la causa y de las virtudes heroicas del beato, así que el Superior General de la FSSPX decidió publicar el libro.

.

iv. ¡Mi Corazón Inmaculado triunfará!

Una vez más, y en esta ocasión más que nunca, debemos voltear la mirada con confianza a Nuestra Señora. Ella, quien denunció los “pozos de impureza” en el clero y anunció que “Roma perderá la Fe” [15], quien mostró su preocupación por las almas cayendo al infierno y nos mostró los caminos para santificarnos: el sacrificio y el rosario. Ella también nos hizo saber la condición y el remedio para la restauración de la Iglesia: la consagración de Rusia a su Corazón Inmaculado.

¿No es sorprendente que aquel quien es celebrado por ser uno de los principales demoledores del Muro de Berlín, símbolo del fin de la era Comunista, haya sido calificado por el Arzobispo Lefebvre como un filo-comunista? [16] La verdad es que con o sin Muro, “Rusia esparcirá sus errores a través del mundo, provocando guerras y persecuciones en contra de la Iglesia. Los buenos serán martirizados y el Santo Padre sufrirá mucho, y muchas naciones serán aniquiladas” [17].

Finalmente, este futuro cierto sólo puede ser evitado con nuestras súplicas: “Al final, mi Corazón Inmaculado triunfará. El Santo Padre consagrará Rusia y se convertirá, y se le concederá un periodo de paz al mundo” [18].

El mes de mayo comienza, seamos mejores fieles y con nuestro rosario en mano y el deseo de perfeccionar nuestros corazones, ¡alistémonos para una nueva y más ferviente Cruzada de rosarios!

.

Notas:

1 Fr. Jan-Michel Gleize, “Beatifications and Canonizations since Vatican II” French Courrier de Rome, February 2011.

2 Ibíd.

3 Ibíd.

4 For some examples, see “A Statement of Reservations Concerning the Impending Beatification of Pope John Paul II,” The Remnant, March 31, 2011.

5  L’Osservatore Romano, Nov. 9, 1984.

6  Ecclesia in Europa (2003), §9.

7  Vespers homily, June 28, 2010.

8  Ibíd.

9 Way of the Cross, 2005.

10 Open Letter to Confused Catholics (Angelus Press, 1986), p. 86.

11 Milestones (1997).

12 Homily on Good Friday, 2005.

13 Discourse of Benedict XVI about the hermeneutic of continuity.

14 As an example, in Splendor Veritatis, the main reason for being good is found in the dignity of the human person. [Como ejemplo, en S. P., la principal razón para ser buenos puede encontrarse en la dignidad de la persona humana.]

15 Apparitions of Our Lady at La Salette.

16 “John Paul II is above all a communist-loving politician at the service of a world communism retaining a hint of religion. He openly attacks all of the anti-communist governments and does not bring, by his travels, any Catholic revival.” Spiritual Journey (Angelus Press, 1991), Prologue, p. viii.]

17 Our Lady of Fatima, July 13, 1917.

18 Ibíd.
.
.

Traducción de Alejandro Villarreal de bibliaytradicion.wordpress.com

.

.

.

.

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.

.
.


Responses

  1. Totalmente de acuerdo con lo que dice el artículo.

  2. Por el contrario, en el caso de las canonizaciones, el juicio del papa, sin ser un artículo de fe, es considerado INFALIBLE por los teólogos. Sería imprudente el negar una canonización

    Si B16 es verdadero papa y su resolución es “Jp2 santo”, los que le reconocen como papa no pueden dudar de su fallo, ni modo que el Espíritu Santo se haya ido de vacaciones mientras b16 saca sus conclusiones. Otros dicen que es doble papa, de la neo iglesia del anticristo y de la Iglesia fundada por Nuestro Señor Jesús, que hay que tomar lo bueno y rechazar lo malo de b16 (para el grueso de los católicos es muy difícil saber discernir).Falta que digan que de Jp2 y su beatificación hay que quedarse con lo correcto y eliminar lo herético. Sería más sencillo que se reconociera que tanto Wojtyla como Ratzinger son unos herejes y traidores de Nuestro Señor Jesús y sobre todo sirvientes de sus amos los judíos, que luchan (seguramente Jp2 desde el averno) para establecer el nuevo orden mundial comandado por los judíos con la religión universal gnóstica que tanto promovió Jp2…

    Hay un artículo interesante en catholic net que se llama “el lado obscuro del pontificado de Juan pablo II”. Esta página vaticanista cita algunos errores de Wojtyla, le ponen poco ortodoxos, que en realidad fueron heterodoxos, heréticos, hasta reconocen que oro con sacerdotes de vudú satánicos e impidió que pusieran la imagen de la S.V de Fátima y si permitió pusieran al panzón buda, que los católicos ardidos porque Jp2 no les hizo el milagrito y otros que quieren respuestas se van a quedar con la duda que b16 y comparsa ya dio su veredicto de santo Wojtyla y a venerarlo…

    Suponiendo que Benedicto16 celebre una misa en latín en forma correcta, los tradicionalistas que le reconocen como papa se atreverían a primero participar en forma activa de esa misa y luego a comulgar????

    Lo haría Mons. Williansom???

    • José:
      +
      No nos adelantemos ni echemos a volar tanto la imaginación, todavía no canonizan al papa Juan Pablo II. Es un hecho que esta beatificación tan precipitada levantó muchas dudas tanto fuera como dentro de la Iglesia y no sólo en círculos tradicionalistas. El editor del Remnant precisamente habla de esto es su editorial, donde incluso desde el Ignatius Press manifestaron dudas, sobre todo por la precipitación del proceso.
      +
      La instrucción de, por ejemplo el papa Adrián II, no es un “sálvense quien pueda”, fue una instrucción a un obispo el de resistir las órdenes heterodoxas de los superiores y no un llamado a la anarquía. Es decir, la resistencia no comienza en los fieles, ni es su responsabilidad, pero lo que sí deben hacer los fieles es acercarse a hombres de la Iglesia prudentes. Disculpa que hable de mi caso, pero mi conversión al catolicismo (hace ya algunos años) se dio en el sedevacantismo, al irme enterando del estado de las cosas y sin conocer tantos argumentos, de alguna manera comprendí que dicha posición no era del todo buena o correcta, y así se lo hice saber a mi padrino quien comprendió mi conclusión de buena gana, se podría decir que “accidentalmente” llegué con los sacerdotes de la FSSPX, tan sólo conociendo que ellos no desconocían al Papa pero no lo seguían ciegamente. Es decir, creo que no es imposible, si ponemos un poco de esfuerzo, darse cuenta precisamente de dónde está esta prudencia. Yo también, en ese entonces, hablé con ligereza del Papa, incluso yendo más allá y cayendo en la calumnia, sé que dentro del sedevacantismo es una línea muy tenue, muchas veces borrosa y que no muchos o casi nadie pone este límite en separar o lamentar de forma objetiva los actos reprochables de los hombres de la Iglesia con la simple calumnia, de aquí que yo también haya concluido implícitamente la falta de prudencia en la práctica de tal posición, simplemente como católicos no nos podemos dar ese “lujo” ni con nuestros enemigos.

  3. Es inaceptable para un verdadero católico que acepte estas estupideces del “sedevacantismo” y cuestione la autoridad de nuestro Papa de Roma. No deben llamarse católicos sino “sectarios necios”.

  4. Es inaceptable para un verdadero católico que acepte las estupideces de jp2 yb16. Solo hay que hacer un poco de eclesiología (con documentos de verdaderos Papas) para darse cuenta que este parcito (jp2 yb16) y otros atrás (juan23, pablo6, jp1) van contra corriente, en un sentido heterodoxo. Mi caso es similar pero al revés, naci en el novus ordo, conocí la tradición en la FSSPX pero al ver que no se definían bien su postura busque en otro ambiente tradicionalista y llegue al sedevacantismo. Lo que no entiendo es porque la FSSPX se alegra tanto del motu proprio y del levantamiento de las excomuniones. Está permitido celebrar la misa en latín y es válido ir a esa misa (según b16 y secuaces) solo a congregaciones en comunión con roma, por decir la San Pedro, Campos, etcétera o algún padrecito novus ordo que se le ocurra celebrarla. Ahora puede un católico (según b16 y comparsa) ir a misas de la FSSPX???? NO.
    Si no pregúntenle al hereje alejandro bermúdez de aci prensa o a la madrecita angélica, o simplemente a cualquier padre modernista.

    • José:
      +
      “¿No se definían bien su postura?”, esto me suena un poco a los protestantes que afirman haber sido católicos pero su crítica constituye sólo un “muñeco de paja”, refiriéndome a su argumentación respecto a lo que se oponen. ¿Está seguro de conocer y haber conocido la argumentación de la FSSPX y sobre todo, el alcance de esos documentos a los que alude, junto a las dificultades del derecho canónico, la experiencia de la Iglesia en estas circunstancias (lo equiparable por lo menos), la opinión de los teólogos al respecto y las implicaciones materiales de la posición sedevacantista? Creo que es muy fácil hablar desde la barrera de toros y de torear, pero el escenario es completamente distinto cuanto uno comienza a aplicar tales criterios en la vida real.
      +
      ¿No cree que exagera la importancia de la opinión de los personajes que refiere?, esto, como diría Mons. Williamson, es otro ejemplo de cómo las mentes sedevacantistas (y modernistas) otorgan mayor peso a la autoridad que a la Verdad objetiva. Lo realmente contradictorio es cómo muchos “lideres de opinión” que se sienten en plena comunión con el Papa continúan con su acre crítica hacia la F. a pesar del levantamiento de las excomuniones y del Motu proprio (lo cual debería tener más peso y significado para ellos, pues su fidelidad, dicen o presumen ellos, es mayor, no por nada siempre hablan de “plena comunión”), pero ya vemos que no es así y que está condicionada a la promoción del “espíritu del Concilio”. Y recuerde que la F. ha actuado de la misma manera antes y después del levantamiento de las excomuniones y del Motu p., por lo que la percepción en cuanto a la reacción ante estos sucesos es parcial y poco objetiva si se pretende darle más importancia de la que tienen, cuando en la realidad todo sigue igual y nadie (cuyas decisiones importen) ha hecho “castillos en el aire”.

  5. Definir su postura me refiero sobre los “papas” conciliares, parece que entre los sacerdotes de la FSSPX hay diversas posturas por decir el Padre Basilio M y el P. Ceriani tienen posturas diferentes aparentemente pero en realidad son similares al sedevacantismo, aunque ya no estén en la FSSPX cuando estaban me imagino que su postura era la misma, lo digo porque un Padre que estudio en la FSSPX me comento que en las filas de la FSSPX hay sacerdotes sedevacantistas que no ofician una cum. Que dice el mismísimo Ratzinger??? Es válido e ilícito asistir a una Misa de la FSSPX, confesarse, comulgar, casarse, bautizar un bebe (todos los sacramentos) en la FSSPX??? Tal vez los documentos de Castrillón H. den a entender una cosa, pero en la práctica, en lo cotidiano si un católico del novus ordo le pregunta a un padre modernista u obispo, o uno de estos personajes que se creen eruditos en catolicismos de aci, catholic net, m. angelica o similares, si es válido recibir los sacramentos en la FSSPX? le van a decir que NO, al menos que haya una extrema necesidad por no haber una congregación en comunión con roma y en todo América latina no se da ese caso, aparte de todo el rollo que les tirarían de que son cismáticos, y lo digo porque yo he invitado a familiares a la Misa de la FSSPX y los padres modernistas no les ha dado chance de asistir. Pero bueno ya caigo, en los documentos oficiales se dice una cosa y en el día a día se practica otra, dentro y fuera de la tradición. Una pregunta por favor. Sabe la postura de la FSSPX sobre los videos o documentos del Arzobispo Bizantino Elías??? Sobre todo de la excomunión de b16…

    • Pero bueno ya caigo, en los documentos oficiales se dice una cosa y en el día a día se practica otra, dentro y fuera de la tradición“. No es así, pero este caso en particular presenta muchas dificultades, finalmente es algo sumamente anormal y sumamente impredecible, pero si cree tener todas las respuestas, ¿cómo demuestra objetivamente que en la herejía de los últimos papas es 1. pública, 2. notoria y 3. existe pertinacia? Todo, por supuesto, explicado y ajustado al criterio del derecho canónico (de 1917) y no sólo al criterio del “yo creo” o “yo pienso”. Si alguien de la talla de Mons. Lefebvre nunca dio este paso, precisamente por la dificultad real del tema y no por temor o por no tener en mente una posición definida, al contrario, su posición era tan fiel que sus actos los subordinaba a la enseñanza de la Iglesia, aún en este espinoso tema. Pero finalmente también es obsesionarse por una solución hipotética que termina en un callejón sin salida, en una paradoja, con más contras que pros, como lo es el sedevacantismo, como fieles sigue siendo primero el buscar la propia salvación.
      +
      No conozco alguna postura oficial de la F. sobre el tema del tal Elías y su acto de principios de mes, pero es interesante una nota de Rorate Caeli del 24 de noviembre de 2008 (>link<), cito dos párrafos:
      +
      The Apostolic Signatura has refused to review the excommunication of the four Ukrainian priests who had been consecrated as bishops — without being proposed as bishops by the Synod of the Ukrainian Greek Catholic Church (UGCC) and without the requisite papal blessing — last March. According to the Religious Information Service of Ukraine, the Apostolic Signatura’s response to the four bishops stated that “…Having seen your instances to the Holy Father and the Major Archiepiscopal Tribunal enclosed with your letter, this Apostolic Signatura does not see any reason for it to intervene in this matter.” The four priests — Basilian hieromonks Elijah A. Dohnal, Methodius R. Shpirzhyk, Markian V. Hitiuk, and the priest Robert Oberhauser — had been consecrated as bishops shortly before March 23 of this year. They are popularly called the “Pidhirtsi Fathers”. As reported on this blog, the consecration of the four had been denounced on March 23 by Lubomyr Cardinal Husar of the UGCC. Given the conflicting reports at the time and the anonymity of the alleged consecrator, Cardinal Husar had simply declared that the four were excommunicated if indeed they had been consecrated bishops.
      +
      Donde se informa que cuatro sacerdotes conocidos como los padres de Pidhirtsi fueron consagrados como obispos, entre los que se encuentra el tal Elías (Elijah A. Dohnal) sin haber sido propuestos y sin recibir la bendición del Papa Benedicto XVI, lo cual denuncia el Card. Lubomyr Husar (de la Iglesia Católica Griega Ucraniana) y por lo tanto han sido excomulgados, y que tal decisión ha sido apoyada por Roma (o por lo menos no tiene objeción). Aunque ellos (Elías y cia.) anteponen razones de oposición al modernismo y al ecumenismo radical, se sabe también que sus métodos no son precisamente los más pacíficos y se reporta (en otro artículo) que en agosto de 2008 trataron de tomar por la fuerza el edificio de la sede del patriarcado, sin éxito. Posteriormente, se dice que el tal Elías se autoproclamó patriarca de la ICGU, lo cual no mejora su credibilidad ni la intención de sus actos en general, siendo así, dicha excomunión (la de Elías a los papas) no tendría mayor trascendencia que, por ejemplo, lo sucedido en Palmar de Troya, lamentable de cabo a rabo y sin seriedad alguna.

  6. Lo del Arzobispo Elías esta medio raro, solo que el video del espíritu de Asís está interesante porque se muestran actos repugnantes del que se decía jefe de la Iglesia Católica, a una persona que le hacen una limpia, o un rito vudú animista satánico por ley se le meten demonios de diversos niveles. Wojtyla lo dijo cuando fue a África a los bosques sagrados del Togo “Allí ore por primera vez con animistas”. Como diría el vocero de chente Fox NO, NO, no quiso decir eso, bueno si oro con brujos vudú pero no en el mismo contexto de ellos, lo que ustedes vieron no es lo que parece. Pues si es un callejón sin salida aparente porque cada uno cree interpretar en forma objetiva (D.C 1917) apegándose a la interpretación del magisterio y en realidad son interpretaciones subjetivas, si no, no hubiera tanta división en la tradición, se acaba haciendo lo que tanto se desprecia de jp2 y b16 como cuando les dicen a los jóvenes que actúen según sus conciencia, los católicos somos como una familia sin padre, con un padrastro malo y perverso…
    Gracias por el documento del Obispo Elías…

    • El asunto de Asís es lamentable pero no existen, objetivamente hablando, las condiciones para declarar herejía formal por notoriedad de hecho: que es del conocimiento público, que ha afectado la vida de la sociedad, que se le puede imputar responsabilidad moral o malicia, que no existen subterfugios o atenuantes y que existió pertinacia. Tampoco es subjetivo el criterio que dice que no puede aplicarse la notoriedad de ley en el caso del Papa.

      • No se herejía pero irenismo es seguro, la fraternidad en detrimento de la VERDAD, y con eso ya es suficiente.

        • No estoy de acuerdo, simplemente lea el CE 247 de Mons. Williamson y comprobará que de ninguna manera la F. busca la pacificación irenista-humanista, sino que por el contrario, hoy por hoy es el único o de los pocos grupos que todavía sostienen la verdad y el espíritu del Evangelio de Cristo (Mt. X, 34 ss.), que es el traer Su paz aunque esta paz signifique conflictos entre los hombres (ecumenistas-irenistas-humanistas), lo cual por definición es lo contrario del irenismo. Asímismo, este artículo deja en claro esta posición, contraria a su opinión.
          +
          Irenism (from Greek eirene – peace) was an ideology conceived by Dutch theologian Erasmus (1469-1538) after the consequences of the Reformation became apparent. It postulated removing conflicts between different Christian creeds by way of mediation and gradual amalgamation of theological differences. Irenical has become a commonly-used adjective to design an idealist and pacific conception, such as the democratic peace theory. Although irenism did not play a major role in the theological climate of the 16th century, it is seen by some as forerunner to the more modern ecumenical movements. [The Free Dictionary]

  7. Es muy correcto lo que dice en este artículo Fr. Rostand, yo lo sufri en carne propia. Repulsa sobremanera como nos enrostran a Juan XXIII y la supuesta incolumidad, expuesto en una caja de cristal en San Pedro. Queda en el alma la impresión que pretenden garantizar con esa “incolumidad” lo que enseña el V II (o los desmanes que están perpetrando desde ese concilio).

  8. Alejandro no me refería a la Fraternidad San Pío X. El irenista era sin dudas JP II. Disculpe, no me expresé bien.


Categorías