Posteado por: Alejandro Villarreal | Martes, noviembre 23, 2010

La Ciencia del Calentamiento Global vs. La Especulación de los Modelos por Computadora: Preguntemos a los Expertos

.
.

Título: La Ciencia del Calentamiento Global vs. La Especulación de los Modelos por Computadora: Preguntemos a los Expertos
Autor: Sallie Baliunas y Willie Soon
Traducción: Alejandro Villarreal de B&T -23 nov. 2010-

.
.

Sallie Baliunas y Willie Soon son astrofísicos del ‘Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics’ (Centro Smithsoniano y de Harvard para la Astrofísica). El Video que se muestra fue añadido, no es parte del artículo original.

.

Sobre la hipótesis del calentamiento global causado por los humanos, ¿deberíamos creer lo que los medios de comunicación social nos dicen o debemos creer a los expertos?

En el año 2001 la ‘Fundación Nacional de la Ciencia’ (de EEUU) realizó una encuesta a 1,500 personas en toda la nación estadounidense y encontró que el 77% creía que “el incremento de dióxido de carbono y de otros gases dispersos en la atmósfera podrían, si no se controlan, llevar al calentamiento global“. Así, la mitad de los encuestados creían que los humanos y los dinosaurios coexistieron en la Tierra, a pesar de que la evidencia de la ciencia dice que los dinosaurios se extinguieron decenas de millones de años antes de la aparición de los homínidos. Peor aún, sólo el 22% de quienes respondieron comprendían lo que era una molécula, por ejemplo, la molécula de dióxido de carbono, CO2.

Tal encuesta midió nada más y nada menos el grado de ignorancia del público en general sobre asuntos de la ciencia.

La mayoría de las personas solo tiene noticia sobre la ciencia y la tecnología a partir de la televisión, y a más de una década de haber recibido un bombardeo de información sobre el calentamiento global que tiene un origen en las actividades humanas, no es un misterio la razón por la cual muchas personas creen que este calentamiento global en verdad ocurre. Sin embargo, en la “escala de ansiedad”, sólo el 33% se mostraron realmente preocupados acerca del calentamiento global, una preocupación que ocupa el lugar número 12, de 13 asuntos ambientales. El máximo temor ambiental, compartido por el 64% de los encuestados, fue la contaminación del agua para consumo humano.

Así que, ¿qué sabemos ahora? Respecto a la última información sobre el calentamiento global  antropogénico o causado por los humanos, presentamos tres puntos de la ciencia:

1. Los registros de la temperatura superficial terrestre muestran un incremento generalizado de la temperatura en el siglo XX respecto del XIX. Hubo un periodo de calentamiento a principios del siglo XX y un segundo después de la década de los 70 del siglo pasado. Los ecosistemas han reaccionado a este calentamiento generalizado, que no ha sido visto desde aproximadamente el periodo de 800-1,200 AD.

2. Pero la causa del calentamiento global de la temperatura superficial no puede ser asociada a la actividad humana, sin contar con pruebas adicionales. Algunos reportes de medios de comunicación señalan las reacciones de los ecosistemas durante el calentamiento del siglo XX, por ejemplo, la retirada de los glaciares, e injustificablemente afirman que el responsable de esto son las actividades humanas. Pero los grandes glaciares han estado retrocediendo durante el pasado, en un periodo de calentamiento que ha durado aproximadamente mil años, y han avanzado durante los inusuales periodos fríos de la pequeña era glacial (aproximadamente de 1,300 a 1,900 AD). Ambos cambios de temperatura ocurrieron y ocurren de manera natural, mucho antes del incremento en la concentración en el aire de los gases de invernadero producto de las actividades humanas.

3. Todas las simulaciones del clima por computadora dicen que, con el fin de concluir que la tendencia del calentamiento global es causado por actividades humanas, la temperatura superficial debe estar acompañada de una tendencia al calentamiento del aire que se encuentra a una altura de entre 1.6  y 8 kilómetros, igual o mayor a la terrestre. Las mediciones realizadas con satélites y verificadas con globos meteorológicos no muestran ninguna tendencia significativa de incremento, causada por las actividades humanas sobre el calentamiento superficial global, en las últimas dos, e incluso cuatro décadas. Así, la actual tendencia al calentamiento en la temperatura superficial observada en los registros no puede ser atribuida a los gases de invernadero resultado de la actividad humana.

Las simulaciones por computadora no son confiables como herramientas que expliquen los cambios de temperatura en el pasado o para realizar proyecciones en las tendencias del futuro.

Cuando se trata de considerar escenarios del futuro, se debe considerar lo que los expertos realmente han dicho acerca de los potenciales cambios del clima del futuro. El organismo de Naciones Unidas, el ‘Intergovernmental Panel on Climate Change’ (Panel Intergubernamental sobre l Cambio Climático), IPCC por sus siglas en inglés, ha escrito en su reporte especial sobre ‘Escenarios de Emisiones’, del año 2000:

“Los escenarios son imágenes del futuro o de futuros alternativos, éstos no constituyen predicciones ni pronósticos”,

aún más,

“la posibilidad de que un sólo patrón de emisiones ocurra como se describe, es altamente incierto”,

y finalmente,

“No se ofrece ningún juicio en este reporte para preferir alguno de los escenarios y a éstos no se les asigna alguna probabilidad para que ocurran, tampoco se deben interpretar como recomendaciones políticas”.

El pronosticar las futuras condiciones sociales y su uso de la energía, frecuentemente implican no más que adivinanzas discutibles. Jesse Ausebel de la Universidad Rockefeller, en 2002 criticó al organismo de Naciones Unidas, la IPCC:

“…sus 40 escenarios sobre la energía, con su descarbonización o carbonización, desparramadas de cualquier manera y sin ofrecer dato probabilístico alguno… es una confesión de que colectivamente no saben nada, de que no están respaldados por el conocimiento científico y que la política ha desviado seriamente sus proyecciones”.

Ejemplo de uso político del “Cambio Climático Antropogénico”: COP16

No obstante, tal adivinación sobre el futuro de la energía del mundo constituye el primer escalón en la predicción para los próximos 100 años, sobre el tema del calentamiento global. El primer pronóstico incierto, sobre el uso de la energía en el futuro, utilizado como entrada de datos en las simulaciones del clima, seguramente constituirá la falta de certeza del siguiente escalón, el pronóstico mismo del clima.

La inhabilidad para predecir el futuro entonces no debería sorprendernos. Las simulaciones del clima bajo las cuales se fundamentan los pronósticos poco confiables, obtienen estos pobres resultados debido a que, como ya se mencionó, sus resultados son incompatibles con las mediciones [trabajo de campo] que nos dicen cómo ha cambiado el clima en las últimas décadas.

En 24 de mayo de 1994, Richard Lindzen, profesor de la Escuela de Meteorología ‘Alfred P. Sloan’, del MIT [Massachusetts Institute of Technology], testificó para el ‘Comité del Senado sobre Recursos Naturales y Energía’, diciendo:

“Las afirmaciones sobre las catastróficas consecuencias de un significativo calentamiento global, y que ocurrirían sin remedio, son en su mayor parte especulaciones. No sólo no tienen ningún fundamento teórico, sino que frecuentemente se muestran en oposición a lo que en la realidad se observa”.

A pesar de los años de sólida experiencia de los especialistas del clima, los resultados de las simulaciones por computadora aún no son confiables, debido a la extraordinaria complejidad del mundo natural. Así, el 1 de mayo de 2001 Lindzen testificó para el ‘Comité de Comercio del Senado’ sobre la amplia incapacidad de las simulaciones climáticas por computadora para entregar resultados que reflejen la realidad, incluso en los casos donde se tienen disponibles buenos datos de mediciones:

“Por ejemplo, existe un amplio consenso entre los científicos del clima… que los modelos climáticos por computadora no son confiables, ni para llevar a cabo simulaciones generales del clima del pasado, como los ciclos de las eras gélidas que dominaron el clima en los pasados 700 mil años, ni las etapas templadas del mioceno, eoceno, y cretáceo. Tampoco lo hacen bien para dar cuenta de periodos más cortos y menos dramáticos, de fenómenos como El Niño, con oscilaciones más o menos regulares, o de las oscilaciones interestacionales, todas las cuales están bien documentadas en datos y contribuyen de forma importante a la variabilidad del clima”.

Lindzen explicó la falla en las simulaciones climáticas por computadora en mayo de 2000:

“Mi punto es que es una presunción falaz el decir que estos modelos incluyen todo y que lo muestran todo, de alguna manera, lo que resta sólo es falta de certeza técnica. Hay cosas que literalmente no tienen”.

Esto contradice la noción popular de que cualquier resultado que ofrezca una computadora, de alguna manera, milagrosamente, tendrá un resultado científicamente apropiado.

Ahora, a la punta de estos pronósticos dudosos sobre el calentamiento global, el cual descansa sobre una elevada incertidumbre de pronósticos de las condiciones futuras de la economía y la sociedad y de simulaciones inválidas de clima, vienen los pronósticos de los impactos locales, con el fin de que tenga relevancia para la gente. Tempestad es una de las predicciones de la hipótesis del calentamiento global causado por actividades humanas y que se puede encontrar en los medios de comunicación sociales, y que es una de las fuentes principales donde la mayoría de las personas se enteran del tema.

La idea de tempestad, que se incrementaría con el calentamiento global antropogénico, desafía la verdadera opinión de los expertos. David Legates, un experto investigador en hidrología, testificó para el ‘Comité para el Ambiente del Senado’, sobre los Trabajos Públicos y el Ambiente, el 13 de marzo de 2002:

“El establecer a los cambios antropogénicos como la causa de estos eventos climáticos extremos es casi imposible. Los modelos climáticos no pueden siquiera comenzar a simular algún sistema de tormentas, ya ni pensar en llevar a cabo todo un modelo de cambios completos, año con año de variabilidades… Claramente, las afirmaciones sobre el calentamiento global antropogénico que llevarían a sequías, inundaciones y tormentas, han sido muy exageradas”.

El ‘Tercer Informe de Evaluación’ del organismo de Naciones Unidas, el IPCC, dice:

“Actualmente existe insuficiente información para confirmar las recientes tendencias, y los modelos climáticos actualmente carecen de detalles espaciales requeridos para realizar proyecciones confiables. Por ejemplo, en fenómenos a pequeña escala, como las tormentas de relámpagos, tornados, granizadas y tormentas, no son utilizados los modelos climáticos (Resumen para los legisladores, p. 15)”.

Un grupo de expertos, relevantes en extremo, la ‘Asociación Estadounidense de Climatólogos del Estado’, recientemente resumieron el estado de las simulaciones climáticas:

“La predicción del clima es compleja por sus factores poco certeros… Para escalas de tiempo de una década o más, el entendimiento de la precisión empírica de tales predicciones es sencillamente imposible, debido a que tenemos que esperar una década o más para verificar la precisión de tales pronósticos… las predicciones del clima no han demostrado habilidades para proyecciones de variabilidades del futuro y cambios de importancia climática como las sequías, las inundaciones causadas por precipitaciones pluviales, ondas de calor, ciclones tropicales y tormentas invernales. Existen eventos de mayor importancia sobre la sociedad que las tendencias de la temperatura promedio global”.

Entonces, sobre los hechos del calentamiento global antropogénico, ¿debería uno creerle a los medios de comunicación sociales o a los expertos?

.

>>RELACIONADO: El Calentamiento Global Desenmascarado: Su Agenda Encubierta<<

>>RELACIONADO: Científicos que no Apoyan la Hipótesis Dominante o Antropogénica sobre el Calentamiento Global<<

.
.

Traducción de Alejandro Villarreal de bibliaytradicion.wordpress.com

.

.

>>BITÁCORA<<

.

.

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.

.
.


Categorías