Posteado por: Alejandro Villarreal | Viernes, noviembre 5, 2010

Líder provida británico: ¡Esto es la Tercera Guerra Mundial!

.
.

Título: Líder provida británico: ¡Esto es la Tercera Guerra Mundial!
Autor: Patrick B. Craine
Traducción: Alejandro Villarreal de B&T

.
.
ONTARIO, Canadá (LifeSiteNews.com).- El movimiento provida debe promover un verdadero entendimiento de la transmisión de la vida para confrontar el ataque generalizado en contra de la familia protagonizado por los poderes mundiales europeo, estadounidense y de todo el mundo, dijo John Smeaton, director nacional de ‘Society for the Protection of Unborn Children’ (Sociedad para la protección de los niños no-nacidos), SPUC por sus siglas en inglés, en la Conferencia Internacional Provida de la ciudad de Ottawa en Ontario, Canadá.

 

John Smeaton

“Esto es la Tercera Guerra Mundial”, declaró el pasado viernes en la mañana en una exposición candente en la que hablo de muchos temas. “Esta es, eminentemente, una guerra en contra del niño en etapa de gestación o no nacido (nasciturus) y contra sus padres, como primeros y principales educadores de sus hijos”.

“Tristemente, la situación es cada vez peor debido a que los líderes religiosos están más y más imbuidos en este espíritu de la época”, agregó.

Smeaton, quien también funge como vicepresidente de la ‘International Right to Life Federation’ (Federación internacional por el derecho a la vida), ha trabajado de tiempo completo en el movimiento provida por aproximadamente 30 años. Ha sido director nacional del SPUC, fundada en 1966, y es la principal organización provida a nivel mundial desde 1996. Este grupo está integrado por 130 filiales, 30 mil miembros y 30 funcionarios de tiempo completo.

En países como Inglaterra, España y Portugal, se está promoviendo el aborto y la anticoncepción en los salones de clases sin el consentimiento de los padres de familia, dijo, en clara oposición a la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH). La DUDH se adoptó en 1948, ante las grandes atrocidades de la II Guerra Mundial, insistiendo en la primacía de los padres como educadores de sus hijos, subrayó, debido a que los nazis utilizaron el sistema educativo para adoctrinar a los niños.

También hizo énfasis en los cientos de personas reunidas en Ottawa, y cómo las Naciones Unidas y los gobiernos de Europa, Estados Unidos y Canadá promueven campañas de desprestigio en contra del movimiento provida en todo el mundo, y la forma en cómo atacan el derecho de los médicos quienes se niegan a participar en cualquier acción en apoyo y práctica del aborto.

Resaltó, por ejemplo, que el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas emitió un reporte, este otoño, en el cual se hace un llamado a nivel mundial para llevar a cabo una política que “señale o exhiba a los médicos que se niegan a realizar abortos legalizados”. También hizo mención de un debate que se llevó a cabo recientemente sobre la objeción de consciencia en la ‘Parliamentary Assembly of the Council of Europe’ (Asamblea parlamentaria del consejo europeo), donde el movimiento provida se apuntó una victoria.

Smeaton dijo que el movimiento provida debe involucrarse, a través de “grandes campañas”, en la promoción de la objeción de consciencia, y debe expresarse claramente que el aborto, la eutanasia, la fertilización in vitro y la investigación  con embriones humanos “no son ejemplos de servicios médicos sociales”. “Cuando los profesionales de la medicina matan a los seres humanos en el principio de su vida o en el vulnerable momento de sus últimos días, ellos no están llevando a cabo una práctica médica social responsable”.

No estamos imponiendo creencias religiosas, tales campañas tan sólo expresan el consenso de la humanidad por el derecho a la vida, enfatizó, y dijo que la Declaración Universal de los Derechos Humanos reconoce este derecho primario. También notó que “la Convención para los Derechos del Niño de Naciones Unidas específicamente reconoce la necesidad de proteger jurídicamente a los niños tanto antes de nacer como después”.

Smeaton describió la terrible campaña que se lleva a cabo en Irlanda para derribar la protección a los nasciturus que ha sido histórica y constitucional. La Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH) decidirá, hacia finales de este año, en el caso “A, B, & C vs. Irlanda, si la protección constitucional irlandesa para los nasciturus viola el ‘derecho’ al aborto”.

“Si la CEDH falla en contra de Irlanda, entonces ningún país en el mundo estará a salvo del grupo internacional de presión abortista”, dijo. “En ese caso, se hablaría de una amenaza al derecho de soberanía, que las naciones democráticas tienen para gobernarse a sí mismas”.

Smeaton hizo un llamado al movimiento provida para demostrar “una defensa absoluta e inequívoca sobre la vida”, pero también “a manifestar claramente la relación entre el derecho a la vida con el verdadero carácter del acto conyugal, el cual, esencialmente tiene la función natural de la procreación”.

Citó las palabras del Card. Raymond-Burke, quien encabeza el tribunal más alto del Vaticano, y quien ha explicado que el ataque generalizado a la vida se fundamenta en un punto de vista erróneo sobre la sexualidad humana y que le quita al acto conyugal su naturaleza procreadora. “La separación artificial de los elementos unificadores y procreadores en el acto sexual, no sólo tiene su fundamento en la anticoncepción, sino también en la base del aborto y la fertilización in vitro”, dijo Smeaton. “Esto es lo que sostiene a la cultura de la muerte actual”.

Esta relación entre el derecho a la vida con la verdadera trasmisión de la vida humana, “debe convertirse en la piedra fundamental del movimiento provida a nivel mundial”, enfatizó.

Smeaton dijo que los católicos utilizan ya de forma generalizada los anticonceptivos y esto “está debilitando al movimiento provida en su apoyo a la sociedad y a la batalla que libra en contra del aborto”. “Los matrimonios quienes pretenden engañarse en lo privado utilizando abortivos como control natal, les será más difícil apoyar la lucha contra el aborto”, explicó.

Elogió al Card. Burke por reconocer la gran importancia del movimiento provida a través de una clara y poderosa declaración el mes pasado durante un Congreso Mundial de Oración por la Vida de Human Life Internacional. Mientras que este reconocimiento del Card. Burke parecería insignificante, dijo, representa “un pequeño paso hacia el cumplimiento del objetivo del movimiento provida para que los líderes religiosos de buena voluntad en todo el mundo estén del lado de la vida en esta batalla”.

“El movimiento provida no podrá ganar esta batalla por sí solo”, agregó.

.
.

Traducción de Alejandro Villarreal de bibliaytradicion.wordpress.com

.

.

>>BITÁCORA<<

.

.

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.

.
.


Categorías