Posteado por: B&T | Miércoles, abril 28, 2010

El Rosario, ¿Con o Sin Misterios Luminosos?

.
.
Se dice usualmente que la práctica del rosario comenzó, cuando los laicos imitaban el oficio monástico ( Breviario o Liturgia de la Horas ) en el que los monjes oraban los 150 Salmos. Los laicos, cuya mayoría no podía leer, sustituían 50 ó 150 Ave Marías por los Salmos. Algunas veces usaban un cordón con un contador para llevar la cuenta exacta.

La primera clara referencia del rosario se tiene de la vida de Santo Domingo ( + 1221 ), el fundador de la Orden de Predicadores o Dominicos. Él predicaba una forma de rosario en Francia cuando la herejía albigense estaba devastando la fe en ese país. La Tradición dice que la misma Santa Madre, pidió la práctica del rosario como un antídoto contra la herejía y el pecado. (Fuente: EWTN)

.


Rosario Dominico

Uno de los futuros discípulos Dominicos, Alain de Roche, comenzó a establecer Fraternidades del Rosario, para promover el rezo del mismo. La forma del rosario que se reza hoy en día se cree que viene de esta época. Por siglos los santos y los papas han recomendado con insistencia el rosario, la mejor oración de la Iglesia después de la Misa y de la Liturgia de las Horas. No es de extrañar que sus mayores promotores son los Dominicos.

Rosario significa una corona de rosas, un ramo espiritual dado a la Santa Madre. Algunas veces es llamado el Rosario Dominico, para distinguirlo de otros rosarios como oraciones ( El Rosario Franciscano de los Siete Gozos, el Rosario Servita de los Siete Dolores ). También es en un sentido general una forma de coronilla ( en referencia a una corona ), de la cual hay muchas variedades en la Iglesia. Finalmente en Inglés ha sido llamado ” El Salterio de Nuestra Señora ” o ” las cuentas “. Esta última deriva de una antigua palabra inglesa para oraciones (bede) y petición (biddan ). (Fuente: EWTN)

Este es el más conocido con los 15 misterios gozosos, dolorosos y gloriosos.

Hay una forma de rezar la forma dominica según el tiempo litúrgico, que sería de la siguiente manera:

Misterios de Gozo:
Lunes y jueves, y los domingos desde Adviento hasta cuatro domingos antes de Cuaresma.

Misterios de Dolor:
Martes y viernes, y los domingos desde tres domingos antes de Cuaresma hasta el domingo antes de Resurrección.

Misterios de Gloria:
Miércoles y sábados, y los domingos desde el Domingo de Resurrección hasta el domingo antes de Adviento.

https://bibliaytradicion.wordpress.com/tradicion/como-rezar-el-rosario/

.

Rosario Seráfico, Corona Franciscana o de las Siete Alegrías

Este rosario consiste en siete decenas en conmemoración de los siete gozos de la Santísima Virgen María -la Anunciación, Visitación, Nacimiento de Cristo, Adoración de los Magos, el encuentro del Niño Jesús en el Templo, la Resurrección del Señor, y la Asunción de la Virgen y su Coronación en los Cielos- que se acostumbra entre los miembros de las Tres Ordenes de San Francisco.

El Rosario Seráfico se inició en el año 1422. La historia nos indica que un joven novicio que en ese año ingresó en la Orden Franciscana solía, previo a su voto, tener la costumbre de adornar una estatua de la Virgen María con una corona fresca y hermosa de flores como muestra de su humildad y devoción. No siéndole posible continuar con esta práctica en el noviciado, decidió regresar al mundo mundano. La Virgen María se le apareció y le previno de llevar a cabo su propósito. Ella, entonces, le dio instrucciones de cómo, recitando diariamente el Rosario de las siete décadas en honor de sus siete gozos, él podría granar una corona que le sería más agradable a ella que todo el material de corona de flores que le había llevado a su estatua. Desde entonces la práctica de recitar la corona de los siete gozos empezó a ser un hábito en la orden.

La forma de recitar el Rosario Seráfico es de la siguiente manera: rezar el Credo de los Apóstoles, un Padrenuestro y tres Ave Marías, cada misterio debe ser meditado y se comienza después de pronunciar la palabra Jesús de la primer cuenta del Ave María de cada decena, continuando: “Jesús de quien con regocijo Tú concebiste”, “Jesús de quien con regocijo llevaste a Isabel” , y continuar así por el resto de las cinco decenas, como se han dispuesto en la mayoría de los devocionarios Franciscanos. Al final de la séptima decena se rezan dos Ave Marías para completar el número de años (72) que se dice la Santa Virgen ha vivido en la tierra. (Fuente: Aciprensa)

http://www.ofspr.org/files/Corona%20Franciscana.pdf

.

El Rosario Servita o de los Siete Dolores

La devoción a los Siete Dolores de la Virgen María se desarrolló desde muy antiguo. La Virgen comunicó a Santa Brígida de Suecia (1303-1373): “Miro a todos los que viven en el mundo para ver si hay quien se compadezca de Mí y medite mi dolor, mas hallo poquísimos que piensen en mi tribulación y padecimientos. Por eso tú, hija mía, no te olvides de Mí que soy olvidada y menospreciada por muchos. Mira mi dolor e imítame en lo que pudieres. Considera mis angustias y mis lágrimas y duélete de que sean tan pocos los amigos de Dios”.

Nuestra Señora prometió que concedería siete gracias a aquellas almas que la honren y acompañen diariamente, rezando siete Ave Marías mientras meditan en sus lágrimas y dolores:

1. “Yo concederé la paz a sus familias”.
2. “Serán iluminadas en cuanto a los divinos Misterios”.
3. “Yo las consolaré en sus penas y las acompañaré en sus trabajos”.
4. “Les daré cuanto me pidan, con tal de que no se oponga a la adorable voluntad de mi divino Hijo o a la salvación de sus almas”.
5. “Los defenderé en sus batallas espirituales contra el enemigo infernal y las protegeré cada instante de sus vidas”.
6. “Les asistiré visiblemente en el momento de su muerte y verán el rostro de su Madre”.
7. “He conseguido de mi Divino Hijo que todos aquellos que propaguen la devoción a mis lágrimas y dolores, sean llevadas directamente de esta vida terrena a la felicidad eterna ya que todos sus pecados serán perdonados y mi Hijo será su consuelo y gozo eterno.”

Los Misterios que se contemplan en este rosario son:

1° DOLOR : La profecía de Simeón en la presentación del Niño Jesús.
2° DOLOR:  La huida a Egipto con Jesús y José.
3° DOLOR : La pérdida de Jesús.
4° DOLOR : El encuentro de Jesús con la cruz a cuestas camino del calvario.
5° DOLOR: María junto a la cruz de Jesús
6° DOLOR:  María recibe a Jesús bajado de la cruz
7° DOLOR : La sepultura de Jesús y la soledad de María.

En lugar de decenas de oraciones del Ave María se rezan siete por cada misterio.

La fiesta de Nuestra Señora de los Dolores se celebra el 15 de septiembre, al día siguiente de la Exaltación de la Santa Cruz. Al pie de la Cruz, donde una espada de dolor atravesó el corazón de María, Jesús nos entregó a Su Madre como Madre nuestra poco antes de morir.

http://www.mariologia.org/devocioneslos7dolores01.htm

.

Rosario de Juan Pablo II

Los Misterios de Luz fueron introducidos opcionalmente por Juan Pablo II el 16 de Octubre de 2002 en la Carta Apostólica “Rosarium Virginis Mariae”.

Esta Carta Apostólica nunca ha pretendido abrogar las formas dominica y franciscana -entre otras- de rezarlo:

§28. “…el Rosario …tampoco debe infravalorarse, dado que es fruto de una experiencia secular. La experiencia de innumerables Santos aboga en su favor. Lo cual no impide que pueda ser mejorado…”

§19. “… incorporación que… se deja a la libre consideración de los individuos y de la comunidad…”

§38. “…esta indicación no pretende limitar una conveniente libertad en la meditación personal…”

cfr.

http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/apost_letters/documents/hf_jp-ii_apl_20021016_rosarium-virginis-mariae_sp.html

.

La forma de rezar el Rosario de Juan Pablo II es la siguiente:

Misterios de Gozo: lunes y sábados;
Misterios de Dolor: martes y viernes;
Misterios de Gloria: miércoles y domingos;
Misterios de Luz: jueves.

(Fuente: ‘El hato del viejo Jacopone’)

http://www.devocionario.com/maria/rosario_1.html

.

Conclusión

Existen muchas formas de rezar el Rosario, tan sólo se han mencionado unas cuantas, de tal manera que mientras estén reconocidas por la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana, la decisión de de rezar uno u otro recae en el devoto, alternándolos inclusive, según la ocasión, sin embargo, se podría decir que la forma dominica es la más aceptada y conocida en el mundo.
.
.

Compilación de Alejandro Villarreal de bibliaytradicion.wordpress.com

.

.

>>BITÁCORA<<

.

.


Categorías