Posteado por: B&T | Miércoles, marzo 31, 2010

Jueves Santo

.
.
Jueves Santo

.
La liturgia de los tres últimos días de la Semana Santa tienen un carácter conmovedor. En sus oficios, quizá los mas bellos de todo el año, recuerda la Iglesia los grandes acontecimientos que señalaron los últimos días de la vida del Salvador y nos invita a celebrar con ella el misterio de nuestra redención. Es una solemnización maravillosa, en que se nos hace misteriosamente presente la Pasión para renovar nuestra vida en las mismas fuentes de donde ha brotado.

El Jueves Santo está consagrado a la institución de la Eucaristía y del Sacerdocio. En este día, víspera de su muerte, Jesús, Sumo Sacerdote de la nueva ley, celebrando la Pascua con sus discípulos, transforma la cena ritual de los judíos en una comida todavía más sagrada, en la que él mismo, Cordero pascual auténtico, se da en alimento a los que ha de rescatar con su muerte sobre la cruz.

El mismo día procede el obispo a la bendición de los santos óleos. Así se manifiesta que los sacramentos, cuya materia en parte son los óleos, tienen por su fuente a Cristo, prolongado en el obispo, y extraen su fecundidad del misterio pascual.

.Hoy tiene lugar también, en la misa de la tarde, la ceremonia del Mandatum, recuerdo conmovedor del gesto de humilde caridad con que subrayó Jesús el “nuevo mandamiento” del amor fraterno.

Extraído del Misal diario.

.

Vodpod videos no longer available.

.

bibliaytradicion.wordpress.com

.

.

>>BITÁCORA<<

.

.


Categorías