Posteado por: Alejandro Villarreal | Miércoles, marzo 24, 2010

Comentarios Eleison CXL: Angustia Varonil

.
.
Por Mons. Richard Nelson Williamson

.

.

Permítanme no disculparme por volver a hablar de un desorden profundo de nuestros desdichados tiempos: la dominación pública de la mujer por encima del hombre. Esa mujer – la madre — debería de ser reina del hogar y reinar sobre todas las cosas de su hogar – nada más normal que esto. Pero cuando reina en público, entonces existe algo realmente mal con los varones: no le están dando a la mujer la guía o dirección hacia Dios, y las mujeres están reaccionando, como es normal a su naturaleza, instintivamente.

Es un joven inteligente de una tierra lejana el que me hace acordarme del problema. El observa a su alrededor que existen muchas más publicaciones para las mujeres que para los hombres; que en las escuelas que son mixtas desde los estudios básicos a los universitarios, las muchachas, quienes son más dóciles y diligentes, regularmente obtienen mejores calificaciones que los muchachos, que en general son desordenados y no se aplican a lo suyo. Mi joven amigo pregunta, ¿acaso la educación mixta es tan buena idea?

El observa que este esquema educativo da como resultado mujeres que logran ser más exitosas en la escuela y que se posicionan en la cima como el nuevo “sexo más fuerte”, manipulando al nuevo “sexo débil” ahora a merced de su belleza. En todos los dominios de la emergente “civilización de la mujer”, las mujeres están tomando las posiciones de liderazgo. Aún para tener hijos, un laboratorio les da la capacidad de hacerlo sin los hombres, que ya no significan nada. Los hombres son un fracaso. Mi joven amigo concluye con estas preguntas agonizantes: “¿Cuáles son las reglas para ser un hombre de verdad? ¿Cuál es el significado de masculinidad? ¿Cómo deben de diferenciarse la fuerza de los hombres de la fuerza de las mujeres? ¿Cuál es la verdadera “mujer fuerte”? ¿Y el “hombre fuerte”?

Mi querido joven amigo, nació Ud. en un mundo Revolucionario que está desafiando a Dios, y por lo tanto buscando echar por la borda la naturaleza y orden natural de las cosas tal como fueron creadas por Dios. El diseño básico de Dios es como a continuación explico: Él creó al hombre y a la mujer con naturalezas profundamente complementarias para contraer matrimonio y poblar la tierra, para un día poblar el Cielo. A la mujer le dio sentimientos superiores para ser el corazón del hogar, para tener y cuidar a los niños. Al hombre le dio un razonamiento superior para ser la cabeza del hogar, y para guiar a toda la familia al Cielo. Ella está diseñada para la vida doméstica, en familia. El está diseñado para la vida pública, en sociedad.

Por lo tanto, así como la mujer y madre debe de ser escuchada y considerada en los asuntos familiares para los cuales recibió los dones adecuados (ver Proverbios XXXI para la Palabra del retrato propio de Dios de la “mujer virtuosa”), no debe normalmente de verse u oírse en los asuntos públicos, para los cuales no fue hecha. El problema hoy en día es que los hombres sin Dios y sin agallas dejan un vacío de liderazgo hacia donde las mujeres casi son forzadas a fluir, aunque las buenas mujeres lo hagan en contra de su voluntad. Mi querido y joven amigo, rece diariamente quince Misterios del Santo Rosario de la Madre de Dios, hacedor de los verdaderos varones. Llénese de Dios, de Dios, de Dios, y entonces será capaz de dar a las mujeres las tres cosas que absolutamente necesitan: ser escuchadas, ser amadas y ser dirigidas. Si usted está sin Dios, pronto las tendrá caminando encima de usted.

Hablo absolutamente en serio acerca de los quince Misterios diarios. No se necesita menos.

Kyrie eleison.

Londres, Inglaterra.

.
.

bibliaytradicion.wordpress.com

.

.

>>BITÁCORA<<

.

.


Responses

  1. Saludos a Alejandro y a todos los hermanos de Mexico, siempre fiel.

    Vosotros supisteis dar testimonio del Señor en los días de la persecucion.

    Vuestro grito sigue resonando en todo el universo visible e invisible:

    ¡¡Viva Mexico!! ¡¡VIVA CRISTO REY!!

    • Gracias por sus comentarios. Saludos y bendiciones.
      +
      ¡Que viva Cristo Rey!


Categorías