Posteado por: B&T | Lunes, marzo 8, 2010

Comentarios Eleison CXXXVIII: El Mal de Parkinson

.
.
Por Mons. Richard Nelson Williamson

.
.

La gente que se empeña en observar ese tipo de cosas se había dado cuenta que una de las manos de Monseñor Williamson tiembla, así es que por muchos años circulaba el rumor de que él sufría del Mal de Parkinson. Recientemente este rumor volvió a desatarse !y le dio una vuelta más al estadio! Siendo conveniente realizarse un examen médico, hace dos semanas un neurólogo de Londres observó entonces, entre otros síntomas, que los músculos de ambos brazos no muestran ninguna diferencia marcada, y que la temblorina ocurre cuando el brazo está activo, y no cuando está inactivo, como en el Mal de Parkinson. Por eso descartó el Parkinson y dictaminó que los síntomas son atribuibles a un “Temblor Esencial Benigno”. (En otras palabras, una mano temblorosa prueba que el Obispo tiene la Enfermedad del Temblor. ¡Ah, que reconfortantes son las numerosas sílabas de los diagnósticos médicos!)

Sin embargo, que nadie se decepcione por esta noticia. Que cada quien escoja de entre una amplia y rica variedad de razones para no tener que tomar en serio al Obispo. ¡Inclusive algunas de estas vienen de sus enemigos! –

Él es un Rosacruz (miembro de una perniciosa sociedad secreta, como es demostrado por sus armas episcopales que muestran a la Rosa de Inglaterra en una Cruz).

Él siempre ha tenido ideas extrañas (por ejemplo, el decir que lo del 11 de Septiembre no pudo haber sido el trabajo de 19 Árabes).

Él es como el uranio, difícil de tenerlo con uno, pero también difícil de dejarlo al borde de la carretera (¡Ah, con lo que le gusta a uno ser querido!).

Se mete ideas en su cabeza, se obsesiona con ellas y exagera (como si él creyera lo que dice).

Él es un Socialista Fabiano (discípulo de una ideología izquierdista perniciosa que nació en Inglaterra).

Es un artista y no un erudito (bueno, por lo menos la parte de “no un erudito” es cierta.)

Cuando se trata de cuestiones muy importantes de verdad o falsedad histórica, habla en público “tonterías”.

Mientras menos habla, mejor se encuentra la Hermandad de San Pio X (¡Dios mío, el hablar es su oficio!)

Es un idealista (seguidor de Immanuel Kant – bueno, ¡eso si no me lo esperaba!).

Se está haciendo viejo, y pronto cumplirá 70 años (¡eso si es cierto! – Exactamente en dos días más).

Es un Anglicano mal convertido (también es cierto – tiene una gran necesidad de convertirse).

Es una granada viviente, esperando explotar, pero ¿se puede lanzar? (¡vamos, no es para tanto! — ¿con sólo un poco de esfuerzo adicional?)

Todo esto me recuerda un episodio de la vida de Federico el Grande, un Rey de Prusia del siglo 18. En lo alto de un árbol de una aldea de su reino a la que visitaba estaba un retrato en caricatura de él. Cuando se dio cuenta, los cortesanos que lo acompañaban quedaron horrorizados – ¿cómo reaccionaría el Rey? “Pónganlo más abajo para que todo el mundo pueda verlo”, dijo el Rey.

.

Kyrie eleison.

Londres, Inglaterra.

.
.

bibliaytradicion.wordpress.com

.

.

>>BITÁCORA<<

.

.


Categorías