Posteado por: B&T | Jueves, diciembre 31, 2009

Diversos Hechos En Torno a la Próxima Materialización del Tercer Templo Judío

.
.
Los siguientes textos decriben diversos hechos que, o ya están sucediendo o sucederán en un futuro no muy lejano en torno a la materialización del Tercer Templo judío, el cual está vinculado a la aparición del Anticristo o mesías judío. Con excepción de la introducción y epílogo improvisados, ambos católicos, lo demás corresponde a agencias de noticias,  programas de TV, revistas, fuentes judías, israelíes y hasta protestantes, citadas con un fin exclusivamente informativo y sin que se entienda que B&T comparte necesaria y totalmente la visión de dichas fuentes en este u otros temas. A modo de introducción se presenta un texto del Padre A. Hillaire sobre las profecias mesiánicas veterotestamentarias y su cumplimiento, y a modo de epílogo un texto del Padre Emmanuel André sobre los signos precursores del Anticristo. Se han actualizado las ligas a vídeos actuales -sept. 2016-.

.

.

Contenido:

ii. El Templo de la Discordia por Jeffrey Goldeberg del NY Times
viii. “Cristianos” Sionistas, pavimentando el camino del Anticristo 2 videos, el primero extraído de una nota de CNN y el seegundo una cápsula informativa de Haaretz.com
ix. A modo de epílogo: Los signos precursores por el R. Padre Emmanuel André

 

.

.

i. A modo de introducción: Las Profecías Mesíánicas del Antiguo Testamento

.

Por el R. Padre A. Hillaire (tomado de su obra ‘La Religión Demostrada‘ de 1920)

.

Profecía de Jacob.-En su lecho de muerte, este patriarca, al anunciar a cada uno de sus hijos la suerte que le estaba reservada, dijo a Judá: “El cetro no saldrá de Judá, ni el jefe de su raza, hasta que venga Aquel que debe ser enviado, y que será la expectación de todas las naciones” (Génesis, XLIX, 10). Según esta profecía, el Mesías debe llegar en la época en que la tribu de Judá perderá la autoridad, significada por el cetro. Ahora bien, cuando llegó Jesucristo, la autoridad acababa de pasar a manos de Herodes, príncipe idumeo, que gobernaba en nombre de los romanos: los propios judíos dejaron atestiguada la pérdida de su autoridad nacional, cuando dijeron a Pilatos: “No tenemos derecho para condenar a muerte…”. Luego es cierto que Jesucristo vino en el tiempo señalado por Jacob.

Profecía de Daniel.- Durante la cautividad en Babilonia, Daniel rogaba ardientemente al Señor que abreviara los sufrimientos de su pueblo y enviara el Mesías. El Arcángel Gabriel vino a decirle:

“El tiempo ha sido reducido a 70 semanas para tu pueblo y para tu santa ciudad. Después de lo cual será abolida la iniquidad y el pecado tendrá fin; la iniquidad será borrada y dará lugar a la justicia eterna; las visiones y las profecías tendrán su cumplimiento; el Santo de los santos recibirá la unción.

“Después de las sesenta y dos semanas, el Cristo será condenado a muerte; y el pueblo que habrá renegado de El dejará de ser su pueblo. Otro pueblo vendrá con su jefe, que destruirá la ciudad y su templo; esta ruina será el fin de Jerusalén: el fin de la guerra consumará la desolación anunciada.

“En una semana (la que queda), el Cristo sellará su alianza con muchos. A mitad de la semana, las víctimas y los sacrificios serán abolidos; la abominación de la desolación reinará en el templo, y la desolación no tendrá fin” (Daniel, IX, 24-27).

-Según esta célebre profecía, el objeto de la venida del Mesías es la remisión de los pecados y el reinado eterno de la justicia. En 70 semanas, todas las profecías debían cumplirse.

-Se trata de semanas de años, según la manera ordinaria de calcular de los judíos: las 70 semanas hacen un todo de 490 años.

-El profeta indica el punto en que empiezan las semanas: es la publicación del decreto para la reconstrucción de Jerusalén. Este edicto fue dado por Atajerjes Longímano, el vigésimo año de su reinado, 454 años antes de Jesucristo.

-El profeta divide las 70 semanas en tres periodos muy desiguales: siete, sesenta y dos y una:-

a) En el primero, que es de siete semanas, o cuarenta y nueve años, los muros de Jerusalén deben ser levantados con grandes dificultades. La historia prueba que así fue en efecto.

b) El segundo periodo, compuesto de 62 semanas, o 434 años, debe transcurrir antes que el Cristo sea condenado a muerte. Estos 434 años añadidos a los 49 del primer periodo, terminan el año veintinueve de la era cristiana, decimoquinto año del reinado de Tiberio, año de la predicación de San Juan Bautista.

c) El último periodo no comprende más que una semana, durante la cual el Mesías debe confirmar su alianza, es decir, establecer su ley, ser rechazado por su pueblo y condenado a muerte; las hostias y los sacrificios deben ser abolidos. Un pueblo extranjero debe venir a vengar ése crimen, dispersando a los judíos y destruyendo la ciudad y el templo.

Ahora bien, todo eso ha sucedido: al principio de la 70ª semana, el año treinta de nuestra era, Jesús comienza su predicación, que dura tres años y tres meses, a la mitad de la misma semana, el año 34, Jesús es condenado a muerte por los judíos, y los sacrificios de la Antigua Alianza son reemplazados por el sacrificio del Calvario. Unos 36 años después de la muerte de Jesucristo, el año 70, el ejército romano y su general Tito reducen a ruinas la ciudad de Jerusalén y su templo. Desde ese día reina la desolación sin fin del pueblo judío, porque renegó del Cristo. En Jesucristo, pues, y sólo en Él, tuvo cumplimiento, y cumplimiento exactísimo, la profecía de Daniel. Luego Jesús es el Santo de los santos anunciado por el profeta.

Profecías de Ageo y de Malaquías.- De regreso de la cautividad de Babilonia, los ancianos de Israel, que habían visto la magnificencia de Salomón, lloraron al contemplar el nuevo templo construido por Nehemías. Para consolarlos, Ageo les anuncia que el Deseado de todas las naciones vendrá al nuevo templo y lo llenará de gloria (Ageo, II, 8).

Malaquías predice que el Mesías, el Dominador, el Ángel de la Alianza, vendrá a su templo tan pronto como su precursor le haya preparado el camino (Malaquías, III, 1).

Ahora bien, Jesús visitó frecuentemente este templo, destruido para siempre 37 años después de su muerte. Este templo no ha recibido, fuera de Jesucristo, la visita de ningún personaje ilustre. Juan Bautista fue su precursor, y lo presentó al pueblo diciendo: “He aquí el Cordero de Dios”. En Jesucristo, pues, y en El solo, se han realizado las profecías de Ageo y de Malaquías.

Las profecías de Jacob, de Daniel, de Ageo y de Malaquías son las que han puesto en mayor aprieto a los judíos, que no han reconocido en Jesucristo al Enviado de Dios. En su Talmud confiesan que todos los tiempos señalados para la venida del Mesías han pasado. Por eso, desesperados de su causa, han pronunciado esta maldición: ¡Malditos sean los que calculen el tiempo del Mesías! ¡Pobres ciegos!

IR A CONTENIDO

.

.

ii. El Templo de la Discordia

.

Por Jeffrey Goldeber del New York Times

.

(LaFamilia.org).- Yehuda Etzion, rebelde, colono y architerrorista de una organización de resistencia sionista, estaciona su automóvil en la ladera occidental del Monte de los Olivos. A continuación me conduce hasta arriba, al lugar donde acostumbra orar y contemplar lo que algún día, según cree, será suyo. A nuestros pies se halla el Huerto de Getsemaní, donde Jesús fue traicionado y detenido. A nuestras espaldas está la vivienda de unos evangélicos norteamericanos que han venido para quedarse en la Tierra Prometida. Han venido para ayudar a los judíos a reconstruir su templo, el trono de David en el que se sentará el Cristo [léase ‘mesías judío’ o Anticristo, NO Jesucristo].

[Nota de B&T: El uso de la palabra ‘cristo’ aquí no se refiere a Jesucristo sino simplemente a la traducción de ‘cristo’ como mesías, por esto, léase: ‘mesías judío’ o Anticristo]

Frente a nosotros se encuentra la vieja ciudad amurallada. En su corazón se alza una plataforma artificial de 14 hectáreas, conocida como Monte del Templo por los judíos y Haram al sharif (noble santuario) por los musulmanes. Es el terreno más explosivo sobre la faz del planeta. Allí contemplamos el edificio que domina la diminuta meseta: la Mezquita de Omar, con 1300 años de antigüedad.

—Hay que reconocer que es preciosa —digo.

Yehuda Eztion, no obstante, no encuentra hermoso este santuario, de belleza comparable a la del Taj Mahal.

—Yo no veo otra cosa que el lugar donde se alzará el Templo —replica como si fuera un hecho incontestable.

El primer templo —el que edificó Salomón— se alzaba sobre el lugar en que se encuentra actualmente la Mezquita. Se cree que sobre la roca misma en que Abraham ofreció a Isaac en sacrificio. La tradición musulmana afirma que Mahoma partió de esa roca en su viaje de ida y vuelta al cielo. El segundo templo —el de Herodes— también se encontraba en el monte, hasta que lo destruyeron los romanos en el año 70 d.C. Desde entonces, los judíos han llorado la desaparición del templo. Para Yehuda Etzion es impensable llorar. Sostiene que la fe sin obras está muerta.

Hace quince años, cuando era dirigente de la resistencia judía en Cisjordania, llevó a cabo carnicerías con sus correligionarios, poniendo bombas bajo los automóviles de alcaldes árabes y atacando a palestinos inocentes en las calles. También conspiró para volar la Mezquita de Omar. De haber tenido éxito su plan, las consecuencias habrían sido catastróficas para Israel.

Etzion, que ha pasado 6 de los últimos 15 años en la cárcel por sus actividades terroristas, no se arrepiente del atentado. Piensa que solo hubo errores de detalle.

—La idea estaba bien —dice—. Lo que falló fueron las órdenes. Primero teníamos que haber motivado al pueblo judío a acercarse a Dios. La mayoría no quiere hacerlo todavía. Hasta ese momento no podremos eliminar la mezquita.

—¿Por la fuerza?

—Hay cosas que se tienen que hacer por la fuerza. No podemos quedarnos leyendo libros sin hacer nada esperando que el Templo se reconstruya. Tenemos que hacerlo nosotros mismos.

Le explico que costaría millones de vidas.

—Los árabes chillan mucho —responde—. Pero no creo que ello conduzca a la guerra nuclear. Recuerde lo que dijo Ben Gurion cuando se disponía a declarar la independencia de Israel. Le dijeron que los árabes invadirían el país. Y repuso: “Que lo invadan”.

Mientras descendemos del Monte, recuerdo lo que oí en un barrio marginal de la ciudad de Gaza, en la sala de estar del jeque Ahmed Yassin, dirigente de los terroristas suicidas de Hamas. Pregunté a este jeque cuadrapléjico qué pasaría si un judío tratara de destruir la Mezquita de Omar.

—Sería el fin de Israel —respondió escuetamente.

Jerusalén es muy diferente de cualquier otra ciudad en disputa por una razón muy sencilla: la mitad de la población cree que Dios se manifestará aquí. Sostiene la tradición que al final de los tiempos el mesías judío reinará desde el Monte del Templo. Lo mismo harán el Cristo y el Mahdi o mesías musulmán.

—Cada día que concluye pacíficamente en Jerusalén es milagroso —afirma Carmi Gillon, ex director de seguridad israelí—. Me asusta lo que pueda pasar en el Monte del Templo.

Se dice que el gobierno israelí ha destinado más de diez millones de dólares a reforzar la seguridad en los alrededores del Monte. Asimismo, el FBI ha puesto en marcha una red de investigación sobre sectas estadounidenses y extremistas religiosos.

Llamé a mi amigo, el rabino ortodoxo Micah Halpern.

—Tengo muy claro por qué las tres grandes religiones monoteístas quieren una parcela del Monte: ser dueño de éste equivale a ser dueño del pasado. No solo eso —añade Halpern—. Las tres religiones sostienen que en este lugar terminará el mundo tal como lo conocemos y se iniciará la era del Mesías [‘mesías judío’ o Anticristo], tal como la imaginamos.

—Ahí está la raíz de tantos problemas —explica—. La disputa por Jerusalén no se basa en la historia para justificar el presente. Se trata de decidir el futuro.

Las posibilidades son mayores ahora que las facciones partidarias de la reconstrucción del Templo han establecido una alianza —improbable de haberse basado en motivos teológicos— con cristianos evangélicos que están convencidos de que la segunda venida de Jesús —mucho más próxima desde el regreso de los judíos a Israel— cobrará más ímpetu todavía si se emprende la construcción del Tercer Templo. Consideran a esta requisito indispensable.

—Los extremistas judíos que quieren impedir el proceso de paz porque no quieren renunciar a los asentamientos. Saben que la mejor manera de acabar con todo es atacar las mezquitas

—Afirma Carmi Gillon—. No habría más que disparar morteros contra la Mezquita desde el Monte de los Olivos. Con ello bastaría para interrumpir el proceso de paz. Podemos tener un 95% de éxito combatiendo a los que colocan bombas en buses. Moriría gente, sería terrible, pero es un buen porcentaje. Sin embargo, en el caso de la mezquita no basta. Tiene que ser del 100%, y eso es imposible. Desgraciadamente, la seguridad no es máxima. Sería una misión imposible. Hay demasiados locos sueltos en Jerusalén.

Pero, ¿quién tiene autoridad para definir la demencia en una ciudad demencial? Existe hasta una forma de enajenación que toma nombre de ella: el síndrome de Jerusalén, trastorno mental por el que unos pocos peregrinos cristianos y judíos se creen personajes de la Biblia.

El síndrome de Jerusalén es contagioso. Descubrí síntomas en la lejana localidad de Casselberry (Florida). Los miembros de una pequeña iglesia bautista, al igual que otros cientos de miles de evangélicos, están cada vez más impacientes por que se reconstruya el Templo.

El invitado que habló la noche en que estuve allí fue Gershon Salomon, dirigente de los Fieles del Monte del Templo, organización que tiene por norte reedificar el santuario judío.

—Tenemos el Monte a nuestro alcance —me dijo—. Dios está a la espera de que retiremos las mezquitas. Aunque los judíos no estén listos, los cristianos lo están.

En Casselberry vi a Salomon contagiar su patriotismo israelí a los feligreses. Concluida la intervención del primero, mientras los últimos hacían cola para entregarle cheques y hasta joyas para costear las obras, le pregunté:

—¿Le entristecería que la destrucción de la Mezquita de Omar diera lugar a una guerra?

—No creo que llegue a ese extremo. En el fondo los musulmanes saben que ese terreno nos pertenece.

—¿Y si hubiera guerra?

—Pues bien —repuso—, guerra tendremos.

En Jerusalén conversé también con un dirigente religioso musulmán nombrado por el presidente de la Autoridad Palestina Yasser Arafat: el muftí de Jerusalén Ekrima Sabri.

—Si los judíos quieren paz, no se acercarán a Al Aksa —me explicó cuando me reuní con él en su despacho, a unos pasos del Monte del Templo—. Es un decreto divino. El Haram al sharif pertenece a los musulmanes. Pero sabemos que los judíos tienen planeado destruirlo. Tratarán de conseguir que los cristianos les hagan el trabajo sucio. Es típico de los judíos. Así es como se manifiesta Satanás. La mayoría de los judíos quieren destruir la Mezquita. En este momento están haciendo los preparativos para ello.

—El Templo es factible —cuenta Ismar Schorscho, rector de un seminario judío—. Ahí está el peligro. Ya falta poco. Se ve venir. Están al pie de la montaña. Si crees que Dios no te va a abandonar, no te vas a dejar intimidar por mil millones de musulmanes.

IR A CONTENIDO

.

.

iii. Videos diversos sobre el Monte del Templo, el Instituto del Templo y sus políticas mesiánicas a futuro.

Judío, se presentará a los Judíos como el Mesías prometido, como el restaurador de la ley de Moisés; tratará de aplicar en su favor las misteriosas profecías de Isaías y de Ezequiel; reconstruirá, según el parecer de varios Padres, el templo de Jerusalén. Los Judíos, al menos en parte, deslumbrados por sus falsos milagros y su fasto insolente, lo recibirán a él, el falso Cristo; y pondrán a su disposición la alta finanza, toda la prensa, y las logias masónicas del mundo entero. R. P. Emmanuel André, “El Drama del Fin de los Tiempos” escrito entre 1883 y 1885.

El “Tercer Templo” de Jerusalén

Fundador del Instituto del Templo hace proselitismo al genocidio de los no-Judíos

IR A CONTENIDO

.

.

iv. Los Judíos Consideran el Nacimiento de una Vaca Roja Como un Signo para Comenzar la Construcción del Tercer Templo

.
Por Con Coughlin

.
El nacimiento de un novillo rojizo en Israel, es considerado por judíos religiosos como un signo divino para comenzar pronto la construcción del Tercer Templo de Jerusalén.

Un equipo de rabinos expertos confirmaron que el animal, nacido en octubre de 1996 en un kibbutz religioso cerca del puerto norteño israelí de Haifa, coincide con el criterio bíblico de una vaca sagrada genuina. Según el libro de Números, el animal es necesario para realizar un antiguo ritual judío de purificación.

El novillo será sacrificado e incinerado, y sus cenizas utilizadas para confeccionar una pasta que será utilizada en una ceremonia, que los judíos consideran necesaria antes de pisar siquiera el sitio del antiguo Templo en Jerusalén y así comenzar con la contrucción de la nueva estructura. Desde la destrucción del Templo de Herodes por el Emperador Romano Tito, en el año 70 d. C. , no había nacido ningún novillo rojizo perfecto en la “tierra bíblica” de Israel, según la enseñanza rabínica.

El nacimiento del animal, engendrado por una vaca de piel blanca y negra y  un semental pardo, es considerado como un “milagro” por activistas que desean recontruir el Tercer Templo y preparar el camino al mesías judío [léase Anticristo] en su entrada a Jerusalén. Los creyentes necesitarán esperar, por lo menos, hasta que el novillo triplique su edad para poder sacrificarlo y utilizarlo en su ritual, eso permitiría a los judíos religiosos comenzar el “nuevo milenio” en “estado de pureza” (Nota del autor del artículo: el Nuevo Milenio se considera una celebración de cuño cristiano, pero aún así considerada “portentosa”).

Sin embargo, las noticias de la aparición del novillo rojizo no serán bien recibidas por los musulmanes. El sitio de los antiguos templos judíos en la Ciudad Santa, está actualmente ocupada por uno de los santuarios, considerado de los más sagrados, por el Islam, la ‘Cúpula de la Roca’. Los judíos extremistas desean destruir esta mezquita junto con la de Al-Aqsa y así despejar el lugar para su nuevo templo. En 1985, un grupo de terroristas judíos fueron encarcelados en Israel por su tentativa para destruir el santuario musulmán por medio de explosivos.

Pero los activistas judíos dicen que eso es sólo parte de su misión divina para contruir el Templo, “hemos esperado dos mil años por una señal divina y ahora se nos ha concedido con este novillo rojizo”, dijo Yehuda Etzion, cabecilla de la maniobra de los 80’s para destruir la ‘Cúpula de la Roca’, y quien estuvo presente durante la inspección del novillo rojizo en Kfar Hassidim, “pudimos observar unos cuantos pelos blanquecinos que nos preocuparon, pero los rabinos estuvieron satisfechos confirmado que cumple con los requisitos bíblicos”, dijo Etzion.

Traducción de Alejandro Villarreal de B&T

.

IR A CONTENIDO

.

.

v. ´Vacas Rojas’ y ‘Sacros Vaqueros’

ADVERTENCIA: El siguiente texto corresponde a una selección de un texto de un pastor no-católico referido aquí con fines meramente informativos y sin pretender apoyar la visión teológica o religiosa del autor en otros temas, decidí incluirlo ya que demuestra una rara exhibición de integridad y denuncia ante quienes diciéndose cristianos dan la espalda a Jesucristo para proclamar el reino del Anticristo, pues como Nuestro Señor Jesucristo decía: “Por sus frutos los conoceréis”.
.

Por el Pastor G. Reckhart
.

El movimiento del “novillo rojizo” está vinculado a tres palabras que los describen perfectamente: 1. Dinero; 2. Codicia y 3. Engaño.

¿Deben ser los ministros que se dicen de Dios, ‘sacros vaqueros’ quienes críen al ‘novillo rojizo’, conduzcan una congregación y oren juntos en el nombre de Jesús, para después enviar el ganado a Israel para ser sacrificado y llevar la salvación a los judíos a través de la sangre y cenizas del animal?, ¿realmente existe el ministerio del ‘sacro vaquero’? Bueno, algunos sólo buscan ganar mucho dinero y hacernos creer que no caen en contradicción.

De hecho, según información disponible en la Internet, la cantidad de dinero que mueve el movimiento de la “vaca sagrada” es aproximadamente ¡de más de cien millones de dólares! Y, sosténganse de algo, la mayoría, si no es que todos los involucrados pertenecen a congregaciones “cristianas” de todo el mundo quienes supuestamente profesan que con la venida de Jesús se acabó el sacrificio de animales por siempre. Pero hoy escuchamos en los sermones, en todo Estados Unidos y en el mundo, que “deben esparcir la noticia que ya viene un sacrificio que es más santo que cualquier otro en más de 2 mil años”, ¿y qué pasó con Jesús?

Ellos infieren que la sangre y las cenizas de las vacas sagradas pueden hacer por los judíos lo que la Sangre de Jesús nunca pudo hacer, los judíos consideran a Jesús con los peores calificativos. La inferencia es que, tan pronto como ellos estén sin mancha alguna, ¡lo habrán conseguido! Y así existen un montón de congregaciones asociadas e independientes con el nombre de Jesús quienes cantan y bailan con esta idea en mente, como el Reverendo Clyde Lott, el Rev. Guy Garner y el Rev. Irvin Baxter predicando sobre el precioso adveniemiento de ‘Melody’, nombre con que se conoce a este tipo de ‘ganado dorado’. Y ya sean ignorantes o no, pero algunos se refieren a este ganado como ‘sagrado’, y que ya aparece en muchas partes, en videos y fotos.

Pero no se equivoquen, la doctrina del ‘novillo rojizo’ sólo se trata de oro y dinero, y en grandes cantidades. Lott y Richman formaron una corporación y le dieron el nombre de “Tikvan Corporation”, hacia donde ellos canalizan las donaciones de oro para criar el ganado. Parecería que el movimiento del ‘ganado dorado’ pretende ambaucar a un montón de congregaciones con esta farsa, y éstas deberían darse cuenta. Todo se trata del mayor timo que se le haya hecho a los cristianoes en la historia, perdidos en la excitación del ganado rojo que es lo que ha propiciado esta idolatría. Muchos cristianos incluso creen que puede formarse una congregación en el mismo lugar donde se realiza la crianza de este ganado rojo, donde oran y ponen su esperanza para que pronto obtengan un ejemplar sin defectos, brotándo casi del suelo. Incluso el estiércol que produce cada una de estas bestias rojas puede ser vendido rápidamente. En la India, se huele en las paredes de las casas este asunto sagrado, orando constantemente a Brahma, su dios-vaca, para que pronto santifique su hogar con un ejemplar, ¿qué tan cerca está el movimiento global de la vaca sagrada de esta situación?

Hace tiempo, el mundo se sorprendió al eschuchar la noticia en los medios de comunicación que se había revisado un ejemplar y declarado kosher para su sacrificio. Pero se encontraron algunos pelillos blancos, lo que no fue obstáculo para anunciar que este pelambre tenía raices rojas por lo que no desalificaba al animal…

Se ha reportado que en Porterdale, Georgia (EU), donde algunos de estos ejemplares se están criando, un ministro pentecostal ha entrado a este negocio, sale al campo, pone sus manos sobre la tierra y ora por las vacas invocando el nombre de Jesús. También se ha reportado que tiene a su congregación junto al ganado, algunos incluso afirman que “ha sentido el poder de Dios” al estar incluso junto a las vacas físicamente imperfectas. El Rev. Guy Garner, quien es el pastor de este ganado, dijo: “Doquiera que veo, veo la gloria de Dios”. El último reporte al respecto, de abril de 1998, decía que el Rev. Garner había cerrado su iglesia, y que le habían donado grandes cantidades de dinero para trasladar su ganado rojo a Israel, donde también él se mudó para ayudar a obtener el ejemplar perfecto y así llevar a cabo el “sacrificio perfecto” que limpiará al sacerdocio farisaico de sus pecados de idolatría y los lavará, de tal manera que califiquen para ser ministros del nuevo templo que pronto será reconstruido.  EL Rev. Garner espera que sea bien retribuido, ya sea por medio de los millones que son recolectados de las iglesias cristianas o por medio de la nación de Israel. No está seguro si obtendrá una buena cantidad de dinero, como Judas, o se quedará con las manos vacías cuando sus servicios terminen. Para ayudar a que las iglesias se involucren en esta “oportunidad de oro” y conseguir el “sacrificio perfecto”, el Rev. Irvin Baxter, en su revista ‘End Time / Fin de los Tiempos’, sostiene el engaño con vida mediante artículos y fotografías. Él es la tercera persona de un trío formado por Lot, Garner y Baxter. Él también es el tercer personaje en el trío de rabinos Richman, Solomon y ¿quién sabe?, quizás el rabino Baxter, ya que se ha hecho tan judío y partidario del Tamudismo en los últimos años.

Baxter actualmente está en un estado de constante negación, negación de su contribución en esta idolatría en contra de la Sangre de Jesús. Los discípulos de Baxter se ponen furiosos cuando alguien sólo sugire que sus motivos no son bíblicos. Él dice que sólo está ayudando a que los judíos obtengan el cumplimiento de su profecía. Tambén dice que no cree que una vaca roja pueda hacer santo a ningún rabino. Entonces, ¿por qué está engañando a sus lectores y a los rabinos si él piensa diferente? El Rev. Baxter nunca ha publicado un artículo donde precise su posición y donde llame a las cosas por su nombre: idolatría y anticristo en contra de la Sangre de Jesús. ¡Y pienso que nunca lo hará! Y aunque el está conciente de que los rabinos del anticristo afirman que Jesús fue un fraude, no tiene el coraje para acallarlos y refutarlos. ¿Es que Baxter forma ya parte de su nómina? ¿Cómo es que se niega a refutar las afirmaciones de su amigo rabino sobre que Jesús no califica como el Mesías?

Si los judíos desean lavar sus pecados, si quieren ser bendecidos de Dios, ellos deben acudir a Jesús…

Traducción de Alejandro Villarreal de B&T

.

IR A CONTENIDO

.

.

vi. Construyen el Altar del Sacrificio del Tercer Templo

.

Por Yehudah Lev Kay

.

(IsraelNN.com).- El Instituto del Templo comenzó a trabajar en el altar de sacrificio el Jueves, Tisha B’av, el día en que el Segundo Templo fue destruido hace casi 2.000 años atrás.

Judios en Jerusalén y en todo el mundo oraron el día 9 de Av para la construcción del Templo en Jerusalén.

El Instituto del Templo ya ha construido varios utensilios del Templo, como el Arca de la Alianza y la Menorah, y ahora ha emprendido un ambicioso proyecto para la construcción del Altar del Sacrificio, que medirá 3 metros de ancho por 3 metros de largo y 2 metros de altura.

Durante la ceremonia del Jueves, que tuvo lugar en Mitzpe Yericho justo al este de Jerusalén, el Instituto del Templo colocó la piedra angular del altar y demostró cómo se utilizará el alquitrán como cemento para unir las piedras. El Instituto tiene previsto colocar el altar en su propio lugar en el Monte del Templo, cuando el Templo sea reconstruido.

.

“El día de hoy, Tisha B’av, no es sólo un tiempo para llorar la destrucción del Templo”, dijo el rabino Yisrael Ariel, el jefe del Instituto del Templo. “También es un momento para construir.”

El Rabino Ariel agradeció a los más de 100 personas que acudieron al evento a pesar de su ayuno de Tisha B’Av, y pese al calor. La principal fuerza detrás de la construcción del altar, Yonaton Tzadok, también estuvo presente para explicar por qué las piedras fueron tomadas directamente del Mar Muerto.

“El altar se supone que representa la vuelta a nuestras raíces, a la hora de la creación cuando todo era puro”, dijo. “Tomamos las rocas del Mar Muerto, donde es probable que nunca fueran tocadas por la mano humana”.

Durante la ceremonia, muchas personas que vinieron a ver se sorprendieron cuando fueron invitadas a participar y verter alquitrán sobre las piedras. El Rabino Ariel primero preguntó si había Kohanim (sacerdotes) en la multitud, y les pidió que empezaran.

Allí están las piedras para ser colocadas con cemento. El altar se hará en pequeña escala, pero dentro de las dimensiones requeridas por halacha, (la ley judía), y será apto para su uso. Sin embargo, el altar, sólo se puede usar en su correcta ubicación en el Monte del Templo en Jerusalén. El pequeño tamaño del altar es para facilitar su rápido transporte a Jerusalén en la primera oportunidad posible.

El altar se construye en Tish’a b’Av, el día en que la nación de Israel ayuna en conmemoración de la destrucción del primer y segundo Templo Santo. La observación de este día no se opone a los preparativos para la reconstrucción del Santo Templo. Por el contrario, no hay mejor ocasión que el 9 de Av. para la construcción del altar sobre el cual el servicio Divino será renovado.

EL TERCER TEMPLO

Y es que el director de la sastrería del Instituto del Templo, Glick, está convencido de que la reconstrucción del santuario de Jerusalén está muy cerca. Tradiciones judías ortodoxas, algunas más inspiradas en la Cábala que en textos sagrados, hablan de que el Tercer Templo será una ´obra divina´, y que mientras tanto el hombre no debe hacer más que volver al camino de la fe para ganarse el favor de Dios, que después enviará a su Mesías … y con Él, el templo anhelado.

El problema humano es que hoy, en esa explanada donde estuvo el Segundo Templo y en la que esperan que se construya el Tercero se alzan las mezquitas del Domo de la Roca y de Al-Aksa, y cualquier tentativa de expropiación conduciría a un enorme conflicto religioso que traspasaría los límites de la región. Conocidas como Haram Al-Sharif -El Noble Santuario-, es para el Islam su tercer lugar más sagrado después de La Meca y Medina.

Judío ortodoxo firme en sus creencias, Glick afirma que muchos de los que creen que el Templo descenderá de los cielos, como por arte de magia o elemento cósmico, eluden el precepto bíblico de prepararse y participar en la construcción.

[La interpretación literal bíblica sobre la restauración del Templo de Dios, sólo se cumple con Nuestro Señor Jesucristo -Juan II,19-22-. Hasta nuestros días persiste la interpretación materialista del mesías político y militar, en su deseo de hegemonía sobre los demás por parte del remanente inconverso de la Sinagoga (Hechos III,19), despreciando el gran regalo y promesa de Dios, la Santísima Trinidad, que con su Hijo y Segunda Persona de la Trinidad, se cumplen las promesas a sus padres, siendo Él el único sacrificio agradable a Dios y siendo Él el verdadero Templo de Dios.]

IR A CONTENIDO

.

.

vii. Nueva Guinea Occidental Dona Oro para el Tercer Templo

.

Trata de apoderarse de los reyes y de los gobiernos, que deben pactar con ella (la bestia). Cuando aparezca el Anticristo, tendrá diez reyes a su servicio, como si fueran diez cuernos en la frente. R. P. Emmanuel André, “El Drama del Fin de los Tiempos” escrito entre 1883 y 1885.

.

Por Ezra HaLevi

.

(IsraelNN.com).- Un miércoles. día último del festival del Sukkot, una delegación de Nueva Guinea Occidental, conformada por 34 personas, presentaron como obasequio una gran cantidad de oro para ser utilizado en la construcción del Templo sagrado.

La delegación, que incluía representantes del gobierno de la nación, explicaron que ellos estudian la Biblia con regularidad y últimamente leyeron un pasaje de Zacarías: “Hombres de muy lejos vendrán a trabajar en la contrucción del templo de Yavé”, discutieron sobre el pasaje y decidieron que su fe los obligaba a actuar conforme el versículo.

Nueva Guinea se localiza al suroeste del Océano Pacífico y es rica en minas de oro, de tal manera que la delegación pensó que era natural donar oro para el Tercer Templo. Este templo será contruido en el lugar donde fueron construidos el priemro y el segundo, en el Monte del Templo en Jerusalén.

El grupo escuchó del ‘Instituto del Templo’, el cual se está encargando de los preparativos de la construcción del Templo y el día de Hoshana Raba, séptimo día del Sukkot, la delegación llegó a las oficinas del Instituto en Jerusalén y presentó el oro al rabino Yisrael Ariel, fundador del Instituto y a Yehuda Glick, su director.

El grupo presentó un kilo de oro y una fuerte cantidad de dinero, ellos pidieron que el oro sea utilizado en la elaboración de vasos para el Templo y que los fondos sean utilizados por el Intituto como mejor les convenga…

Traducción de Alejandro Villarreal de B&T

.

IR A CONTENIDO

.

.

viii. “Cristianos” Envangélicos Sionistas, pavimentando el camino del Anticristo

.

Tal vez llegará a decir, en su hipocresía, y semejante en esto a Herodes su precursor, que quiere adorar a Jesucristo. Pero no se tratará sino de una burla amarga. ¡Ay de los cristianos que soporten sin indignación que su adorable Salvador sea colocado en pie de igualdad con Buda y Mahoma, en no sé qué panteón de falsos dioses! R. P. Emmanuel André, “El Drama del Fin de los Tiempos” escrito entre 1883 y 1885.

La Insensatez del Sionismo Cristiano

60 Minutes: Zion’s Christian Soldiers (en inglés)

IR A CONTENIDO

.

.

ix. A modo de epílogo: Los signos precursores

.
Por el R. Padre Emmanuel André (tomado de sus escritos publicados con el título  ‘El Drama del Fin de los Tiempos‘ a finales del siglo XIX)

.

I

El tema del fin del mundo ha sido agitado desde el comienzo de la Iglesia. San Pablo había dado sobre este punto preciosas enseñanzas a los cristianos de Tesalónica; y como a pesar de sus instrucciones orales, los espíritus seguían inquietos por causa de predicciones y rumores sin fundamento, les dirige una carta muy grave para calmar esas inquietudes.

“Os rogamos, hermanos, por lo que atañe al advenimiento de Nuestro Señor Jesucristo y a nuestra reunión con El, que no os dejéis tan pronto impresionar, abandonando vuestro sentir, ni os alarméis, ni por visiones, ni por ciertos discursos, ni por cartas que se suponen enviadas por nosotros, como que sea inminente el día del Señor. Que nadie os engañe de ninguna manera; porque antes ha de venir la apostasía, y se ha de manifestar el hombre del pecado, el hijo de la perdición… ¿No recordáis que, estando todavía con vosotros, os decía yo esto? Y ahora ya lo que le detiene, con el objeto de que no se manifieste sino a su tiempo. Porque el misterio de iniquidad está ya en acción; sólo falta que el que lo detiene ahora desaparezca de en medio” (II Tes. 2 1-7).

Así, el fin del mundo no llegará sin que antes se revele un hombre espantosamente malvado e impío, que San Pabblo califica llamándolo el hombre del pecado, el hijo de la perdición. Y éste, a su vez, no se manifestará sino después de una apostasía general, y después de la desaparición de un obstáculo providencial sobre el que el Apóstol había instruido de viva voz a sus fieles.

II

¿De qué apostasía quiere hablar San Pablo? No se trata de una defección parcial; porque dice, de manera absoluta, la apostasía. No se lo puede entender, por desgracia, sino de la apostasía en masa de las sociedades cristianas, que social y civilmente renegarán de su bautismo; de la defección de estas naciones que Jesucristo, según la enérgica expresión de San Pablo, había hecho concorporales a su Iglesia (Ef. 3 6). Sólo esta apostasía hará posible la manifestación, y la dominación, del enemigo personal de Jesucristo, en una palabra, del Anticristo.

Nuestro Señor dijo: “Cuando viniere el Hijo del hombre, ¿os parece que hallará fe sobre la tierra?” (Lc. 18 8). El divino Maestro veía declinar la fe en el mundo llegado a su vejez. No es que los vientos del siglo puedan hacer vacilar esta llama inextinguible, sino que las sociedades, ebrias por el bienestar material, la rechazarán como importuna.

Volviendo las espaldas a la fe, el mundo va camino de las tinieblas, y se convierte en juguete de las ilusiones de la mentira. Considera como luces a meteoritos engañosos. Sería capaz de considerar como las primeras luces del día los brillos rojos del incendio.

Al renegar de Jesucristo, es preciso que caiga mal que le pese en las garras de Satán, a quien tan justamente se llama príncipe de las tinieblas. No puede permanecer neutro; no puede crearse una independencia. Su apostasía lo pone directamente bajo el poder del diablo y de sus satélites.

El docto Estio, al estudiar el texto del Apóstol, dice que esta apostasía comenzó con Lutero y con Calvino. Es el punto de partida. Desde entonces ha recorrido un camino espantoso.

Hoy esta apostasía tiende a consumarse. Toma el nombre de Revolución, que es la insurrección del hombre contra Dios y su Cristo. Tiene por fórmula el laicismo, que es la eliminación de Dios y de su Cristo.

Así vemos a las sociedades secretas, investidas del poder público, encarnizarse en descristianizar Francia, quitándole uno por uno todos los elementos sobrenaturales de que la habían impregnado quince siglos de fe. Estos sectarios sólo persiguen un fin: sellar la apostasía definitiva, y preparar el camino al hombre del pecado.

Los cristianos deben reaccionar, con todas las energías de que disponen, contra esta obra abominable; y para eso han de hacer entrar a Jesucristo en la vida privada y pública, en las costumbres y en las leyes, en la educación y en la instrucción. Por desgracia, hace ya tiempo que en todo eso Jesucristo no es lo que debería ser, a saber todo. Hace ya tiempo que reina una semiapostasía. ¿Cómo, por ejemplo, después de que la instrucción ha sido paganizada, habríamos podido formar otra cosa que semicristianos?

Al trabajar en el sentido directamente opuesto a la Francmasonería, los cristianos retrasarán el advenimiento del hombre del pecado; facilitarán a la Iglesia la paz y la independencia de que tiene necesidad, para captar y convertir al mundo que se abre ante Ella.

Ahí se concentra toda la lucha de la hora presente: ¿dejaremos, sí o no, nosotros los bautizados, que se consume la apostasía que en un breve lapso de tiempo ha de permitir la manifestación del Anticristo?

III

El Apóstol habla, en términos enigmáticos para nosotros, de un obstáculo que se opone a la aparición del hombre de pecado: “Sólo falta que el que lo detiene ahora, dice, desaparezca de en medio”.

Por este obstáculo que detiene, los más antiguos Padres griegos y latinos entendieron casi unánimemente el imperio romano. Por consiguiente, explican a San Pablo del siguiente modo: Mientras subsista el imperio romano, el Anticristo no aparecerá.

Los intérpretes más recientes no se conforman con esta glosa; no admiten que la suerte de la Iglesia parezca ligada a la de un imperio; pero en vano buscan otra explicación que sea realmente satisfactoria.

Confieso ingenuamente que el pensamiento de los antiguos intérpretes no me parece tan despreciable, mientras se la entienda con cierta amplitud.

Observemos que San Pablo, al anunciar a los fieles una apostasía, cuando la conversión del mundo a penas estaba esbozada, debió darles una panorámica de todo el futuro de la Iglesia. Les había hecho saber que las naciones se convertirían, que se formarían sociedades cristianas, y luego que estas sociedades perderían la fe. Les mostró sin duda que el imperio romano sería transformado, que un poder cristiano remplazaría al poder pagano, y que la autoridad de los Césares pasaría a manos bautizadas que se servirían de él para extender el reino de Jesucristo. Y por eso pudo añadir: Mientras dure este estado de cosas, estad tranquilos, el Anticristo no aparecerá.

Por lo tanto, el sentido del Apóstol, entendido ampliamente, sería el siguiente: Mientras la dominación del mundo permanezca entre las manos bautizadas de la raza latina, el enemigo de Jesucristo no se manifestará.

Observemos, como corolario de esta interpretación, que los francmasones se oponen ante todo y sobre todo a la restauración del poder cristiano. Que un príncipe se anuncie como cristiano, se ponen en obra todos los medios para deshacerse de él. Es lo que no debe suceder a ningún precio [1]. Así, pues, el poder cristiano es lo que impediría a la secta alcanzar su objetivo.

Por otra parte, las razas latinas están destinadas o a ejercer en el mundo una influencia católica, o a abdicar. Su misión es la de servir a la difusión del Evangelio; y su existencia política está ligada a esta misión. El día en que renunciasen a ella por la apostasía completa, serían aniquiladas; y el Anticristo, saliendo probablemente de Oriente, las aplastaría fácilmente con los pies [2].

También aquí les toca a los cristianos obrar sobre el espíritu público, obligar a los gobiernos a volver a adoptar las tradiciones cristianas, fuera de las cuales no hay más que decadencia para las naciones europeas y especialmente para nuestra pobre patria.

IR A CONTENIDO

.
.

bibliaytradicion.wordpress.com

.

.

>>BITÁCORA<<

.

.


Categorías