Posteado por: Alejandro Villarreal | Lunes, noviembre 30, 2009

México: El Perredista Jesús Ortega Martínez Dice “El Embarazo es un Problema de Salud que Deja Daño Físico y Sicológico”, ¿O Hablará del Aborto?

.
.
El Presidente Nacional del Partido de la Revolución Democrática, Jesús Ortega Martínez, acusó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) de atentar contra los derechos de las mujeres mexicanas y aliarse a los sectores más reaccionarios de la iglesia y del Partido Acción Nacional (PAN) con propósitos netamente electorales en su afán de pretender gobernar al país en 2012.

Jesús Ortega Martínez considera que los embarazos son "problemas de salud"

Antes de que nadie se enfrasque en ese delirio de los “derechos sin ton ni son”, es necesario apuntar que los derechos de la mujer, como ellos demagógicamente envuelven el asunto del aborto no pueden pasar sobre los derechos del niño, lo que quieren hacernos creer es que aquí sólo está involucrada una sola persona, sin embargo, por definición, el desarrollo del embarazo humano involucra a la madre y por lo menos a un niño en gestación, ¿quién ve por los derechos del niño no-nacido? Lo demás sólo es anticlericalismo masónico, del que gustan desperdigar cada vez que tienen oportunidad. Este asunto podría ser sobre los derechos de la mujer, pero siempre y cuando no se atropelle los derechos del niño que dicha mujer alberga en sus entrañas, por más que lo rechace. Es inaudito que este señor perredista equipare una filosofía de vida con acciones populistas como las de su correligionario Marcelo Ebrard cuando instala playas artificiales en la ciudad, o sus pistas de patinaje, o su árbol de navidad más alto del mundo. ¡Eso sí es demagogia electoral y de la más barata!

Condenó que, además de la ineficacia del gobierno federal para hacer cumplir el derecho de igualdad entre hombres y mujeres, ahora el PRI en alianza con el PAN y otras esferas de la iglesia mayoritaria en México, se han unido para criminalizar al género femenino y cancelar los avances hasta ahora logrados en materia de derechos reproductivos, todo con tal de que el tricolor tenga la venia de la iglesia mayoritaria e intente retomar las riendas del país en el siguiente sexenio.

¿Qué tiene que ver la igualdad con asesinar a un inocente niño o que clase de igualdad otorga el derecho al asesinato sin castigo de la ley? Los varones no asesinan niños por mandato de la ley, ¿o sí, de qué igualdad hablan entonces? ¿Criminalizar a la mujer, derechos reproductivos? Es parte de la misma sarta de insensateces que salen de esas cabezas irreflexivas y sólo tienen como objetivo distraer la atención del asunto principal: Los “derechos de la mujer” no pueden atropellar a los derechos del niño no-nacido.

“El exceso -agregó el dirigente del PRD- es que las mujeres de México estén siendo tratadas como criminales y, después de sufrir en un aborto ahora puedan ser sujetas a las acciones del PRI, el PAN y un sector de la derecha de la iglesia, y ser encarceladas”

Es criminal la acción de interrumpir un embarazo, pues esta interrupción implica la extinción de la vida que lleva la mujer en su vientre. Lo criminal es que políticos como Jesús Ortega haga creer a las mujeres desesperadas que sólo tienen una opción: asesinar a su hijo. ¿Acaso no existen otras opciones a este crimen? Sí las hay, y son opciones que bien podrían llamarse derechos de la mujer que no atropellan los derechos de su hijo. Pero, ante la ausencia de argumentos convincentes de los políticos liberales sobre el tema y la virulencia con que quieren imponer este crimen, se vislumbra que lo que buscan no son opciones verdaderamente humanas que favorezcan a las mujeres y los niños inocentes, sino sólo imponer políticas anticristianas que les dictan desde las esferas internacionales más altas, como la ONU y que a su vez es pantalla de organismos oscuros que mueven los hilos de la corrupción de las costumbres.

Jesús Ortega recordó que el estado de Veracruz gobernado por el priista Fidel Herrera, fue punto de referencia de las Naciones Unidas esta semana, para externar su preocupación por el retroceso que se da en México en esta materia debido a que son ya 17 las entidades que aprueban leyes antiaborto, pese a que nuestro país ha suscrito instrumentos internacionales que garantizan el derecho de la “libre determinación” y, para la ONU, las legislaciones en contra de interrumpir el embarazo son opuestas a los derechos reproductivos de las mujeres.

Aquí aparece el hilo, esto es lo que les preocupa a los políticos liberales, quedar mal con sus jefes extranjeros, con estos jefes que mandan asesinar a los niños sin importar la cultura y creencias de los pueblos, lo mandan en México y en África, esos jefes que buscan la destrucción de la familia tradicional, como lo han dicho sin tapujos en más de una ocasión. Ya vemos que su celo democrático es selectivo y su defensa de derechos también, pues no les importa que México sea de mayoría católica y no les importa atropellar los derechos de los niños o de los mexicanos católicos.

“Aquí lo que está en juego es un problema de salud, pero no les importa que muchas mexicanas queden dañadas físicamente de por vida o el daño psicológico, lo que a ellos les importa es cómo van a ganar las elecciones”, fustigó.

Esta es la frase del millón de su exposición y lo que motivo el título de este post, sé que bajo la mente relativista del sr. Ortega, quiere que pensemos que existe una diferencia apreciable entre un aborto legal y uno cladestino, pero la realidad es que no existe gran diferencia en cuanto a lo que le hacen al niño y el trauma físico y sicológico que deja el aborto en la mujer, ya sea legal o clandestino, es una falsedad que sea un problema de salud, el problema lo originan los gobiernos como el que encabeza su correligionario Marcelo Ebrard, pues obstaculiza cualquier otra posibilidad para solucionar el “problema” y además contribuye con las causas externas que lo acentúan: uso de preservativos, relaciones extramaritales, etc. En la práctica lo que nos dicen es que ellos consideran al embarazo como un problema de salud de la mujer y no una consecuencia lógica de las malas decisiones que tomó, o como una consecuencia de la promoción a nivel gubernamental del libertinaje sexual, para ellos es equiparable a un tumor maligno que sólo tiene solución mediante acción quirúrgica, y como el tumor mismo, el niño inocente es tratado como sólo un ser parasitario que ¿quién sabe como fue a parar en el vientre de la mujer?

Ortega Martínez manifestó su sorpresa de que esos retrocesos sean marcados desde un partido conducido por una mujer. “Me extraña que el PRI estando dirigido por Beatriz Paredes, sea el principal puntal para restringir y negar derechos fundamentales de ese género en nuestro país”.

Mujer, y si tiene la convicción provida, mujer informada y no engañada. ¿Quién de estos remedos de políticos de izquierda puede realizar una exposción objetiva del aborto sin caer en sus delirios de los derechos y las “igualdades desiguales”, sino únicamente basados en hechos duros y científicos? Pero no es posible pedir peras al olmo.

Frente a la crítica vertida por la ONU en el marco de la celebración del Día mundial contra la violencia hacía las mujeres y las niñas, a los pocos días de que el Congreso veracruzano aprobó su ley antiaborto, Ortega dijo que el gobernador Fidel Herrera, “hace mutis y adopta una actitud de hipocresía pues sabe perfectamente que esta acción de sancionar el aborto tiene propósitos electorales”.

Otra verdad de perogrullo: Si el político es conguente con la voluntad del pueblo católico, ¡adelante! Hasta los medios en general hablan del descalabro del PRD y la izquierda mexicana, no me cabe duda que si los mexicanos damos a cada quien lo que se merece, en poco tiempo el PRD perderá su registro también, tal y como le sucedió a su hermano, el PSD. Esta perorata de la violencia la traen también algunos medios de comunicación, pretendiendo identificar la penalización del aborto como una forma de violencia, deliran de nuevo y piensan que los mexicanos somos tontos, la única violencia respecto al aborto es la práctica del aborto mismo y el asesinato de un niño inocente.

Ortega Martínez comentó que “estos sectores medievales de la iglesia a los que se suma el PAN y apoya el PRI, mantienen una visión del siglo XVI del Medioevo en donde las mujeres son inferiores, no tienen derechos y ni siquiera pueden decidir sobre su cuerpo”.

Si este pobre político tuviera alguna formación académica seria y dos gramos de objetividad, no haría mención de estas palabras, pues el medioevo es fuente de muchos elementos de la civilización actual, como las universidades y las organziaciones gremiales. su discurso sólo es entendible desde el punto de vista de la leyenda negra o dicho de otro modo, sabe que cuenta con la ignorancia de muchos para sacarle jugo a estas palabras lo que al final redunda en verle la cara de tontos a tantos mexicanos sin instrucción suficiente

“A las mujeres no se les tiene que perdonar nada. En todo caso, se les tiene que ofrecer una disculpa por tantos años de marginación y de quitarles derechos”.

Nuevamente entra la leyenda negra y la sinrazón, pero, para no perder el hilo del asunto, terminaré mencionando el meollo del asunto: “Los derechos de la mujer no pueden atropellar los derechos del niño”. Quizás algún día este político y otros entenderán la extensión de la gravedad de sus acciones, ojalá que sea a tiempo y no en su condenación eterna, por ese amor al prójimo que nos manda Nuestro Señor, debemos pedir hasta por estos políticos que tanto dañan a México, si Dios permite la manifestación de este mal será porque los católicos no hemos hecho lo que nos toca, una gran parte de la responsabilidad es nuestra, no nos es lícito quedarnos cruzados de brazos mientras nos roban nuestra identidad cultural y religiosa.

Sr. Jesús Ortega Martínez, celebramos que sea un celoso defensor de los derechos de la mujer, pero, su celo parece cegarlo y llega tan lejos como para atropellar los derechos de los niños, pues lo que usted pretende es que las mujeres tengan “derecho” a asesinar a sus hijos, ¡no es posible! ¿Por qué empecinarse con el aborto habiendo tantas opciones verdaderamente humanas?

Fuente: Radio Fórmula
Comentarios de B&T
.
.

bibliaytradicion.wordpress.com

.

.

>>BITÁCORA<<

.

.


Categorías