Posteado por: B&T | Martes, noviembre 10, 2009

El Antisemitismo Lícito y el Antisemitismo Ilícito

.
.
Por el R. P. Dr. David Núñez

.

“Los que os matan, se os parecen; y aquellos que os respetan, no se os parecen. Que si los hombres fueran judíos, no subsistiría un judío entre los hombres”. (Albert Caraco -autor judío-, ‘Apologie d’Israel. Plaidoyer pour les indefendibles’. París 1957, pág. 134)…

.

Es lícito el antisemitismo político

Para combatir a muerte a los que no sólo han hecho posible la revolución comunista, sino que la han provocado, como se acaba de leer; y además porque la han pagado y fomentan por todos los medios posibles, según decía, no un analfabeto, sino nada menos que el que llegó a ser “Premier” de Inglaterra, después de haber escrito las palabras siguientes:

“El pueblo de Dios coopera con los sin Dios; los más ardientes acumuladores de la propiedad se unen a los comunistas… Y todo ello tan solo porque quieren destruir a la Cristiandad”. (Así escribía el judío Benjamín Disraelí en: “Life of Lord George Bentinck, p. 497)

[Nota de B&T: El Padre Núñez escribió esto en 1967, hoy aparentemente está muerto el comunismo, pero sólo es aparente, la lucha anticristiana no tiene una sola cara ni está definida por una sola doctrina más que la del anticristianismo mismo, el apodo que tome es lo de menos, y tal como la mentira misma, puede tomar cualquier forma mientras deje de decir la verdad, de aquí que no se vuelva anacrónico éste análisis del Padre Núñez, sino sólo habría que sustituir comunismo por Nuevo Orden Mundial, ya que en esencia buscan los mismo.]

.

Es lícito el antisemitismo religioso

Contra los que afirman que no admitirán otra religión más que la suya cuando sean amos del mundo, aunque caiga el mundo en el más grosero ateísmo.

[Nota de B&T: De nuevo es cuestión de forma, pero el fondo es el mismo, en el tiempo del análisis, el ateísmo era lo que reinaba, hoy, sin embargo, es la religión del Nuevo Orden Mundial, el ecumenismo masónico, la judaización del mundo, la religión materialista, hoy habría que temer al más espantoso paganismo e incluso al más espantoso satanismo]

.

Es lícito un antisemitismo moral

Contra los amorales en la política y los inmorales en las costumbres, cuyo fin es la demolición y desintegración de los pueblos cristianos… Basta recordar el nefasto Hollywood, con una población del 60% de judíos, que monopolizan el cine difusor de todo lo negativo, de todo lo corrosivo, de todo lo anticristiano e inmoral que ha infectado y anegado el mundo moderno en una nauseabunda ciénaga de podredumbre moral, ya sin freno capaz que pueda contenerlo, y que constantemente sigue elevando a la categoría de “estrellas” a una pléyade miserable de repugnantes prostitutas.

Estos antisemitismos y otros de ese jaez que quedan, fomentados por la judería internacional a título de provechosísimos negocios, son lícitos y no puede haberlos prohibido el Concilio (Vaticano II).  Sólo ha “deplorado” el Concilio el antisemitismo racial como el que ejerce el semitismo tipo kabalístico-talmúdico respecto de los cristianos: “el mejor de los ‘goim’ (cristianos) merece ser muerto” (Talmud, tratado Aboda Zara, 26 b).

El antisemitismo racista, que condena al judío, como si solo serlo estuviera fatalmente inclinado al mal, por su sangre y raza: es anticristiano, porque es materialista, y con eso está dicho todo. Y además es injusto, porque carga a todo un pueblo el horrendo crímen que le atribuye el judío Benjamín Disraelí, de “querer destruir la Cristiandad”. Ese crimen pertenece SOLO A UNOS CUANTOS PERVERSOS y no a todo el pueblo judío ni muchísimo menos. Como tampoco todo el pueblo judío está implicado en la trama judío-masónica de destrucción universal.

.

Lo malo de esa parte buena de Israel está en varias cosas:

La primera es que ningún judío, que sepamos, ha denunciado jamás intencionalmente a ninguna de esas personas o entidades judío-masónicas que constituyen las fuerzas ocultas que, aliadas con todas las fuerzas del mal, trabajan intencionadamente con todos los medios puestos a su alcance para destruir la Cristiandad e instaurar el dominio universal de su raza. En una palabra: a esos que el autor de: “Con Cristo o contra Cristo” llama “mafia” y nosotros llamamos judería.

La segunda es que ningún judío, que sepamos, ha hecho algo o lo suficiente para diferenciar a los judíos autores del crimen de esa Humanidad y Cristiandad, de la gran masa del pueblo judío inocente de tal crimen.

La tercera es que, al contrario, muchas personalidades judías, sobre todo escritores, y quién sabe  si con la intención de camuflarse mejor entre todos, imprudentemente atribuyen al pueblo hebreo en masa ese para ellos “glorioso” crimen de procurar y destruir por cualquier medio a toda la Cristiandad, y ninguno se ha procurado de diferenciar a los verdaderos criminales internacionales de la masa judía honesta e inocente; y eso, si no justifica, sí que explica el “progrom” y el genocidio judío.

En esto sí que se ha equivocado su innegable agudeza de ingenio. Interpretan maliciosamente como “antisemitismo” lo que es simplemente defensa de la religión, patria y vida. No tienen derecho a quejarse porque los pueblos es esos trances no discriminan entre inocentes y culpables: su moral de guerra, sin escrúpulo de hacer víctimas inocentes.

Antes de quejarse, pues, de “antisemitismo”, vea el verdadero, el honrado e inocente pueblo judío si tiene vocación de suicidio, al no querer expulsar de su seno a los que quieren destruir la Cristiandad, porque los pueblos acosados hasta morir, tarde o temprano se defenderán para vivir.

.
Extraído del libro “¿En Qué Quedamos? ¿Son o No Son Deicidas los Judíos?“.
.

.

.

bibliaytradicion.wordpress.com

.

.

>>BITÁCORA<<

.

.


Categorías