Posteado por: B&T | Lunes, agosto 3, 2009

Eco Revisionista: ‘Incólumes en el Juicio de Nuremberg. Los Argumentos de la Defensa’ por Carlos Whitlock Porter

Por Carlos Whitlock Porter

La revisión de la historia es tan vieja como la historia misma. Los Anales de Tácito, por ejemplo (xv 38), hacen mención de un “rumor” según el cual Nerón habría quemado Roma. Otros historiadores romanos repitieron el “rumor” como si fuera un “hecho” (Suetonius, Nero, 38; Dio Cassius, Epistulae, lxii 16; Pliny, Naturalis Historia xvii 5). Los historiadores posteriores dudaron de este “hecho” y lo degradaron a un simple “rumor”. En 1946, se consideró un “hecho probado” que los nazis hubieran fabricado jabón de grasa humana (Sentencia, Proceso de Nuremberg, IMT I 252 [283]; VII 597-600 [656-659]; XIX 506 [566-567]; XXII 496 [564]). Desde entonces este “hecho” aparentemente ha pasado a ser nada más que un “rumor” (Hilberg, Destruction of the European Jews [Destrucción de los judíos europeos], edición “revisada, definitiva”, Holmes and Meier, NY, p. 966: “El origen del rumor del jabón humano sigue desconocido hasta el día de hoy”). El “rumor”, de origen soviético (un jarrón de un misterioso material maloliente, Prueba URSS 393), que no fue objeto de ninguna prueba médica forense, se halla en el Palacio de la Paz en La Haya, Holanda. Los funcionarios del Palacio lo muestran a ansiosos visitantes y les dicen que es auténtico, pero parecen no responder a cartas de personas que intentan examinarlo…

Continúa aquí…


Categorías