Posteado por: B&T | Sábado, junio 6, 2009

La Santísima Trinidad

Primer domingo después de Pentecostés

El dogma fundamental al que todo se reduce en la religión cristiana es el de la Santísma Trinidad, en cuyo nombre se bautizan los fieles.

La fiesta de la Santísima Trinidad pide se la comprenda y celebre en la prolongación de los misterios de Cristo, como la expresión solemne de nuestra fe en esa vida trinitaria de las personas divinas, en que se nos han introducido el bautismo y la redención de Cristo. Solamente en el cielo hemos de comprender cómo podremos nosotros tener por Cristo una verdadera particpación de hijos en la misma vida de Dios.

Aunque introducida en el siglo IX, la fiesta de la Santísima Trinidad no se extendió a la Iglesia Universal hasta el siglo XIV. No obstante, el culto de la Santísima Trinidad aflora por doquier en toda la liturgia.

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo comenzamos y terminamos la misa y el oficio divino y se confieren todos los sacramentos. Todos los salmos terminan con el Gloria Patri; los himnos, con una doxología, y las oraciones, con una conclusión en honor de las tres divinas personas. Continuamente, pues, nos hace alabar y adorar la Iglesia al Dios tres veces santo, que tanta misericordia ha tenido de nosotros, pues nos ha dado el participar de su propia vida.

Extraído del ‘Misal Diario Latino-Español’

Adoración de la Santísima Trinidad de Alberto Durero

Misterio inefable del Dios vivo en tres personas: Padre creador, Hijo redentor, Espíritu santificador de la Iglesia. Adoración de la Santísima Trinidad de Alberto Durero

 Post...


Responses

  1. ¡Qué página tan excelente! La verdad no se puede ocultar siempre sale a la luz.
    Todos los artículos son muy buenos; sigan adelante y gracias por todo lo que nos comunican, que Dios los bendiga.


Categorías