Posteado por: B&T | Martes, mayo 12, 2009

La Visita a Yad Vashem: El Doble Silencio del Papa

Por el equipo de ‘Spiegel’, con reportes de Alexander Smoltczyk y Christoph Schult desde Jesrusalén. La versión en inglés fue traducida del alemán por Christopher Sultan.

(spiegel.de).- En el pasado, al Papa Benedicto XVI le han causado problemas sus propios discursos, pero al visitar este pasado lunes el memorial ‘Yad Vashem’ del ‘Holocausto’fue lo que dejó sin decir lo que irritó a su audiencia, a los judíos israelíes y alemanes.

El discurso del papa se sintió plano, inmediatamente después de su visita al memorial, el Consejo de Yad Vashem emitió una declaración expresando su decepción respecto a los comentarios del papa en el monumento: “No mencionó que fueron los nazis quienes los asesinaron, ni una palabra sobre sus sentimietos personales, expresando dolor y tristeza”, dijo el presidente del Consejo de Yad Vashem, el rabino Yisrael Meir Lau, inmediatamente después del discurso, “incluso ni mencionó la cifra de los “seis millones”, por no mencionar que tampoco de disculpó” [¡inaudito!]

Este criticismo no sólo vino de Israel, sino también de Alemania, el ‘Consejo Central de Judíos Alemanes’ arremetió contra el papa por fallarles en poner distancia entre él y la ‘Fraternidad Sacerdotal de San Pío X’ y del “negador” del Holocausto, el obispo Richard Williamson. “¿Qué debería uno pensar de un llamado público para luchar contra el antisemitismo, cuando él mismo no actúa y no enfrenta las consecuencias?”, dijo Stephan Kramer, secretario general del ‘Consejo Central’, el presidente de este consejo, Charlotte Knobloch dijo: “esperé que el papa se pronunciara más claramente en Yad Vashem”.

Vodpod videos no longer available.

El papa fue conducido hacia el ‘Salón del Recuerdo’, pocos minutos despúes de las 5 de la tarde, es un salón oscuro, con una techumbre de concreto, no muy alta, las niñas del coro “Ankor” entonaron la “Canción del Mártir”, y un rabino entonó ‘El Maleh Rahamim’, una oración judía tradicional de lamento. Una carta escrita por Elchanan Elkes, dirigente del ‘Kovno (Lithuania) Ghetto’s Jewish Council/Consejo del Getto Judío Kovno de Lituania’, dirigida a sus niños fue leída también, en voz alta. Entonces le presentaron a seis sobrevivientes del ‘Holocausto’  al papa Benedicto XVI , los tomó de sus manos y escuchó sus relatos, y así es como se ha conducido, de esta misma forma, amistosa y benevolente, en cada instante de su viaje a Israel. Posteriormente se le pidió que ocupara el podio, en donde se unió al presidente israelí Simon Peres, al vocero del Knesset (Parlamento israelí) Reuven Rivlin y al rabino Yisrael Meir Lau, presidente del Consejo de Yad Vashem.

El papa vino como peregrino y al mismo tiempo como el líder de la “iglesia global” (SIC), creyendo que no había lugar para el “hombre” Joseph Ratzinger, su vida y sus memorias, el papa alemán escogió el silencio en donde algunos, especialmente en Israel, hubieran preferido un amplio discurso, las críticas hacia el papa la noche del lunes fueron mordaces.

El papa nunca mencionó a los “culpables”, ni hizo referencia alguna a las palabras en alemán grabadas en el suelo del ‘Salón del Recuerdo’: Buchenwald, Auschwitz, Majdanek, Theresienstadt. No dijo nada acerca de la posición de la Iglesia, o acerca de su historia de “antisemitismo”, la cual hizo posible la ‘Shoa’ [el mal llamado ‘Holocausto’], y en lugar de eso, se confinó en sí mismo y sólo mencionó la “profunda compasión” de la Iglesia Católica por las víctimas. Una de sus frases incluso puede ser malinterpretada por los maliciosos, quienes no son pocos [¡así lo dice ‘Spiegel’!], en relación con la calidad de “única” de la Shoa: “De manera similar, ésta [la Shoa] representa muy cercanamente a todos aquellos que en la actualidad son sujetos de persecución por causa de la raza, el color, sus condiciones de vida o la religión” [¿representará también a los revisionistas que son perseguidos encarnizadamente por los sionistas?]

Cuando el papa Juan Pablo II habló en Yad Vashem, en la año 2000, prometió que “nunca jamás” la Iglesia permitiría una persecución hacia los judíos. Su sucesor renovó esta promesa de una manera más generalizada: “Yo, como obispo de Roma y sucesor del Apóstol Pedro, reafirmo, como mis predecesores, que la Iglesia está comprometida con oración y trabajo incansable para asegurar que el odio nunca vuelva a reinar en los corazones de los hombres otra vez”.

Al final de su pronunciamiento, “Benedicto” dijo, que estaba agradecido con Dios por la oportunidad de “permanecer ahí en silencio: en silencio para recordar, en silencio para orar”. Su discurso finalizó con una cita del Antiguo Testamento, del libro de las Lamentaciones de Jeremías (Lamentaciones III, 22-26): “Bueno es esperar callando el socorro de Yavé”

Después de la ceremonia, el papa se dirigió hacia el coro para una foto de grupo, todos sonreían para la cámara, sólo unos cuantos ancianos se sentaron en sus sillas, al otro lado del salón, luciendo desamparados: AvrahamAshkenazi, Ruth Bondy, Israela Hargil, Gita Kalderon, Dan Landsberg y Ed Mosberg, los seis sobrevivientes, para ellos no hubo foto del recuerdo. [párrafo que ejemplifica la redacción de ‘Spiegel’ altamente cargada de sentimentalismo en este artículo]

N. del T.: Es inaudita y descarada la forma en que se hace este manejo político de la mentira del Holocausto, hoy todavía podemos dar la voz de alarma, mañana ¿quién sabe?. El antisemistismo es algo que siempre condenó la Iglesia, a pesar de brotes aislados en el mundo cristiano, los judíos nunca fueron objeto de persecución de la Iglesia, se persiguió a los que, como hoy, tienen una agenda política para derribar el orden establecido y que han llegado al extremo de modificar incluso el significado mismo del antisemitismo: hoy significa la crítica -no el “odio”, como dicen ellos- hacia el estado de Israel, los judíos y sus instrumentos de manipulación política, como el mito del Holocausto. Hoy más que nunca es necesario rezar el Rosario por nuestro Papa Benedicto XVI, para que resista estos ataques de los enemigos de Cristo y de su Iglesia Católica, a la que ellos llaman la “iglesia global”

Traducción de Alejandro Villarreal de bibliaytradicion.wordpress.com

ACTUALIDAD


Categorías