Posteado por: Alejandro Villarreal | Domingo, mayo 10, 2009

Exceptuando a Israel de la Crítica

Por Paul Craig Roberts

Paul Craig Roberts

Paul Craig Roberts

(chroniclesmagazine.org).- El 16 de octubre de 2004 el presidente George W. Bush firmó una propuesta de ley del grupo de presión pro-israelí, el Acta del Control al Antisemistismo, esta legislación requiere que el Departameno de Estado de los Estados Unidos vigile las manifestaciones de “antisemitismo” en todo el mundo.

Y para vigilar las manifestaciones de “antisemitismo” en el mundo, este término debe ser definido, ¿cuál es su definición?, básicamente, como el grupo se presión pro-israelí y Abe Foxman dicen, se reduce al criticismo hacia Israel y los judíos.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Rahm Israel Emanuel, no ha perdido el tiempo y desde que obtuvo la aprobación del Acta para la Prevención de Crímenes de Odio de 2009, es un delito que cualquier estadounidense diga la verdad acerca del trato que prodigan los israelíes a los palestinos y sobre el saqueo de las tierras que sufren los últimos por los primeros.

Y será un delito que los cristianos citen los registros del Nuevo Testamento sobre los pasajes en donde los judíos piden la crucifixión de Jesús.

Será un delito denunciar la extraordinaria influencia del grupo de presión pro-israelí instalado en la Casa Blanca y en el Congreso estadounidense, como las resoluciones formales del AIPAC ‘American Israel Public Affairs Committee/Comité de Asuntos Públicos entre Israel y EU’ que elogia los crímenes de guerra israelíes en contra de los palestinos en Gaza, que fueron aprobados por el 100% de los senadores estadounidenses y el 99% de la Cámara de Representantes, mientras que el resto del mundo condena a Israel por estas barbaridades.

Será un crímen el dudar de la versión oficial del Holocausto.

Será un delito señalar la desproporcinada representación de judíos en los medios de comunicación, las finanzas y la política exterior.

En otras palabras, significará el fin de la ‘libre expresión’, la libre investigación y el fin de la Primera Enmienda a la Constitución estadounidense. Cualquier prueba material o verdad que se considere calumniosa para Israel, simplemente será prohibida.

[La Primera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos es un parte de la Carta de Derechos de los Estados Unidos. Prohíbe que la legislatura haga ley alguna con respecto a la adopción de una religión o haga ley alguna que prohíba la libertad de culto, de expresión, de prensa, de reunión, o de petición.]

Considerando el orgullo del gobierno estadounidense, que guía a Washington a aplicar las leyes estadounidenses en cualquier país y organización, ¿qué pasará con la Cruz Roja Internacional, la Comisión de Naciones Unidas o los Derechos Humanos, y las demás organizaciones sobre derechos que han demandado que se realicen investigaciones a raíz del asalto militar israelí sobre la población civil de Gaza? ¿Serán todas estas organizaciones arrestadas bajo el cargo de “delitos de odio” y de excesivo criticismo hacia Israel?

Esta es una pregunta bastante seria.

Un reporte reciente de Naciones Unidas, el cual todavía se espera que se publique en su totalidad, culpa a Israel por las muertes y daños ocurridas en Gaza, violando premisas de Naciones Unidas. El gobierno israelí ha respondido diciendo que tal reporte de las N. U. es “tendencioso y evidentemente subjetivo”, y coloca a este reporte de las N. U. dentro de la categoría de “excesivo criticismo” y “fuerte sentimiento anti-Israelí”, dictada por el Departemento de Estado estadounidense.

Israel ya está llegando demasiado lejos con su descarada utilización del gobierno estadounidense para acallar las críticas, a pesar de los hechos que son reportados por la misma prensa israelí y sus propios soldados, que han revelado las atrocidades en Gaza, llevadas a cabo de forma premeditada, asesinando a mujeres y niños, y “bendecidos”  los invasores israelíes por las prédiccas de los rabinos. Estos hechos, cláramente son crímenes de guerra.

Fue la prensa israelí la que publicó las fotografías de soldados de su país portando camisetas con una leyenda que expresaba su deseo de asesinar a mujeres y niños, y el cual ahora forma parte de la cultura del ejército israelí. Estas camisetas son expresiones terribles de brutalidad. Por ejemplo, en una de estas camisetas se muestra a una mujer palestina embarazada a través de la mira telescópica de un rifle y apunta directamente sobre su vientre, esta imagen se complementa de la frase “Un disparo, dos muertes”. Estas camisetas son una fuerte indicación que la política israelí respecto a Palestina, es simplemente el exterminio de ese pueblo.

Camiseta del ejército israelí

Camiseta del ejército israelí

Ha sido evidente, a través de los años, que la corriente principal del cristicismo hacia Israel y su trato hacia los palestinos viene de la prense israelí y de los grupos a favor de la paz israelíes. Por ejemplo, el diario israelí Haaretz y Jeff Halper de la organización ‘Israeli Committe Against House Demolitions/Comité israelí en contra de la demolición de los hogares palestinos’, han mostrado una conciencia moral que aparentemente no existe y no se tiene noticia en las democracias occidentales, en donde los crímenes del gobierno israelí son encubiertos e incluso aplaudidos.

Hogares palestinos derruidos

Hogares palestinos derruidos

¿Las leyes estadounidenses en contra de los ‘crímenes de odio’ serán aplicadas a Haaretz y Jeff Halper? ¿Los comentaristas estadounidenses que no expresan su opinión, sino simplemente citan a Haaretz y Halper serán arrestados por esparcir odio hacia Israel y por actos anti-semitas?

A muchos estadounidenses se les ha ‘lavado el cerebro’ con la propaganda que dice que los palestinos son terroristas que amenzan al inocente Israel, estos estadounidenses verán la censura en su país como parte necesaria de la lucha ‘en contra del terrorismo’, ellos aceptarán la satanización de conciudadanos quienes reporten hechos innegables sobre Israel y estarán de acuerdo en que dichas personas sean castigadas por ayudar y ser cómplices de terroristas.

Y ya viene en camino una gran “ola de presión” para convertir en delito el criticismo hacia Israel, muchos catedráticos de universidades han sido víctimas ya del bien organizado intento de eliminar este criticismo hacia Israel. A Norman Finkelstein se le negó la titularidad de un puesto académico en una universidad católica debido a la fuerte influencia del grupo de presión pro-israelí sobre ésta. Ahora este grupo de presión pro-israelí va tras del profesor  William Robinson de la Universidad de California, lo reporta así Doug Henwood, y ¿cuál es el crímen de Robinson?, el enfoque de su curso universitario que incluye la lectura de material en el que se critica la invasión israelí en Gaza.

Este grupo de presión pro-israelí aparentemente ya ha logrado convencer al Departamento de Justicia de Obama que se considere “anti-semita” el acusar a dos oficiales judíos del AIPAC (American Israel Public Affairs Committee), Steven Rosen y Keith Weissman, de espionaje. El grupo de presión pro-israelí también ha sido exitoso al lograr que el juicio a estos judíos se haya aplazado cuatro años, y ahora el fiscal general, Eric Holder, ha desechado los cargos, aún así, Larry Franklin, el funcionario del Departamento de la Defensa que fue acusado de haber proporcionado material secreto a Rosen y Weissman está purgando una condena de 12 años y 7 meses de prisión.

Este absurdo es extraordinario, los dos agentes israelíes no son culpables de recibir secretos, ¡pero el funcionario estadounidense es culpable de darles secretos a ellos! Si en esta historia no existió el espionaje, ¿por qué fue encarcelado Franklin por dar secretos a unos espías?

El criminalizar el criticismo hacia Israel destruye cualquier esperanza de EU a tener una política exterior independiente hacia el Medio Oriente que realmente sirva a los intereses estadounidenses en lugar de los intereses israelíes. Elimina cualquier búsqueda de los estadounidenses para escapar de la inculturalización de la propaganda israelí.

Con el fin de mantener cautiva las mentes de los estadounidenses, el grupo de presión pro-israelí está trabajando para prohibir cualquier verdad que incomode a Israel y catalogarla como anti-semitismo, les es permitido criticar a cualquier otro país, pero es “anti-semita” criticar a Israel y este “anti-semitismo” muy pronto será considerado un crímen de odio en todo el mundo occidental.

La mayor parte de los países europeos ya ha especificado como delito el siquiera dudar del Holocausto, es incluso un crímen decir que sucedió pero al mismo tiempo afirmar que fueron menos de seis millones de judíos los que murieron.

Y con todo lo que hemos escuhado acerca del Holocausto, seguramente los hechos están por ahí, ¿por qué el grupo de presión pro-israelí considera que el caso del Holocausto es tan débil que no es conveniente que se estudien los hechos y alcanzar así una conclusión independiente?

¿Por qué el Holocausto debe ser una materia exenta de los límites de la investigación? ¿Podría un caso sustentado en hechos duros ser amenazado por las creencias de unos cuantos “anti-semitas”? Con seguridad, un caso así no necesitaría de la protección de un extenso programa de control de las mentes.

Encarcelar a las personas por sólo la expresión de la simple duda es la antítesis del progreso.

Traducción de Alejandro Villarreal de bibliaytradicion.wordpress.com

ACTUALIDAD


Responses

  1. […] […]

  2. “Who controls the past, controls the future; who controls the presents, controls the past”.
    (George Orwell, “1984”)

    Por supuesto, por supuesto. ¿Cómo, el lector no lo sabía? Entonces es hora de que se entere: hay un hipopótamo instalado en su dormitorio.
    Ciertos lectores se inclinarán a la suspicacia. Su incredulidad quedará disipada mediante el siguiente diálogo.

    DIALOGO 1. El Hipopótamo Metafísico.

    -Usted habla nada menos que de un hipopótamo en mi dormitorio, es un completo disparate.
    -¿Por qué un disparate?
    -En mi dormitorio no veo ningún hipopótamo.
    -Ah, pero ése no es motivo de duda: le aclaro que se trata de un hipopótamo invisible, pero no por eso menos real.
    -¿Un hipopótamo invisible pero real? ¿Y como entra semejante paquidermo en el dormitorio, cómo no tropiezo con él?
    -Le aclaro que no estamos hablando de un hipopótamo vulgar, éste es invisible e intangible, atraviesa las paredes y, por supuesto, usted no puede palparlo.
    -Aún así. Mi perro lo escucharía y lo olería.
    -Tampoco, no despide olor ni hace ruido. Es invisible, intangible e inaudible -y por si pretendiera usted ponerse en materialista, le indico desde ya, que este hipopótamo no presenta masa, ni energía, ni reacciona a los instrumentos de laboratorio.
    -¿Pero qué hipopótamo es ése?
    -Es un hipopótamo metafísico.

    ¿Ha quedado usted convencido? El incrédulo lector se dirá que no hay ninguna diferencia entre afirmar un hipopótamo metafísico en el dormitorio o simplemente negar que exista allí un hipopótamo.

    Ajá. Claro, es fácil hacerse el inteligente cuando no hay riesgo.

    Pero la cuestión se complicaría si hubiese una Religión del Santo Hipopótamo, con un imponente número de creyentes, predicadores, teólogos e inquisidores… y si las autoridades nacionales e internacionales reconocieran al Hipopótamo Metafísico y dictaran leyes castigando severamente a quienes pusieran en duda su existencia. En ese caso el lector omitirá tantas preguntas y conviviría lo mejor posible con el paquidermo.
    ¿Pasan esas cosas en el mundo real? Bueno, según se mire. En vez de Hipopótamo ponga usted “Holocausto” y observe las reacciones. Como declararon públicamente P. Vidal-Naquet, L. Poliakov y treinta intelectuales franceses:
    “No se puede preguntar cómo fue posible el genocidio. Fue técnicamente posible, porque tuvo lugar. Ése es el punto de partida obligatorio para toda investigación histórica sobre el tema. Nosotros queremos simplemente recordar: no hay discusión sobre la existencia de las cámaras de gas, ni puede llegar a haberla”
    (Le Monde, 21.2.79).
    Aquí entonces, no se admiten discusiones, se cree o se marcha preso. ¿Por qué? En parte por decoro, por no hacer el ridículo. Las discusiones, cuando estaban permitidas, se iban pareciendo a las de Arriba.

    DIALOGO 2. El Holocausto Metafísico

    -Si se hubiera gaseado a tanta gente deberían verse algunas huellas.
    -El gas del Holocausto se disipa y no deja huellas.
    -Quedarían cadáveres.
    -Nada de eso, eran incinerados por completo y las cenizas también desaparecían sin dejar rastros.
    -Pero los crematorios no pueden trabajar de esa manera, se necesitarían millones de toneladas de carbón, que en la guerra era sumamente escaso.
    -En el caso del Holocausto se disponía de ese carbón en depósitos secretos.
    -Un disparate. Además, las chimeneas estarían arrojando humo sin interrupción y se vería en las miles de fotos áreas que los aliados tomaron sobre Auschwitz.
    -Nada de eso, probablemente esos aviones de reconocimiento disponían de un filtro especial que eliminaba el humo.
    -Aún así, se verían en las fotos las sombras que arroja el humo.
    -El humo del Holocausto no arrojaba sombras.
    -¿Pero qué clase de holocausto es ése?

    Etcétera. Por toda Europa las democracias liberales emiten gradualmente leyes de represión que impiden estas discusiones. Castigando las divergencias, salvan el consenso de los demócratas.

    ¿Se anima a seguir leyendo o tiene miedo de que lo metan preso por investigar?
    http://revisionismohistorico.ning.com/profiles/blogs/el-hipopotamo-el-esceptico-y


Categorías