Posteado por: Alejandro Villarreal | Domingo, mayo 3, 2009

¿Puede un Obispo Emitir un Mandato para Recibir la Comunión en la Mano en lugar de la Lengua?

Por Scott P. Richert

(catholicism.about.com).- A raiz del brote de Influenza A, muchas diócesis han declarado que la Comunión debe distribuirse en la mano y no en la lengua, mientras que otras diócesis han hecho un fuerte énfasis a los fieles en recibir solamente la Comunión en la mano.

Surgen al menos dos problemas con esta situación. Primero, el fomentar entre los católicos a recibir la Comunión en la mano en vez de la lengua es una exageración. El suspender el “Signo de la Paz”, en el cual los fieles estrechan sus manos, tiene sentido, ya que de esta forma es probable que el virus se transmita de una persona a otra…

Pero al momento de distribuir la Comunión en la lengua, NO EXISTE CONTACTO FÍSICO, mientras se realice de la forma apropiada, personalmente no recuerdo, en casi 30 años de recibir la comunión en la lengua, que el sacerdote haya tocado mi lengua al administrar la comunión.

De hecho, al observar la recepción de la comuión en la mano, en el rito ordinario, es frecuente observar que la persona que administra toque la mano de la que recibe, ya que al ser administrada de esta polémica manera, el que la da debe asegurarse de que no caiga, acción que puede implicar, con mucha probablidad, tocar a la otra persona.

Además, cuando recibimos la comunión en la lengua, de manera natural  sostenemos la respiración, esto minimiza la posibilidad de transmisión del virus.

De tal manera que el ordenar que la Comunión se administre de mano en mano es, por su propia naturaleza, una negación al derecho de recibir la Comunión en la lengua, y al contrario de lo que se piensa, al administrarla en la mano existe mayor probabilidad de fomentar contagios.

Un antecedente: En el Rito Latino de la Iglesia Católica, formas ordinaria y extraordinaria, la forma normal de distribuir la Comunión es en la lengua, de hecho, hasta 1969, cuando el Papa Paulo VI permitió la introducción de la [lamentable] práctica extraordinaria de la recepción en la mano en su ‘Memoriale Domini’, la Comunión sólo se administraba en la lengua para el Rito Latino.

Bajo las regulaciones de ‘ Memoriale Domini’, cada conferencia de obispos podía solicitar al Vaticano que permitiera a los fieles bajo su jurisdicción recibir la Comunión en la mano, hasta que tal permiso se concediera, no es legítimo que los fieles lo hagan, o que los obispos y sacerdotes lo permitan…

El Papa Paulo VI dejó la decisión de recibir la Comunión en la mano a cada obispo, y estos obispos podían mandar recibir la Comunión en la mano en sus diocesis, como alternativa. Un obispo podía también mandar que sólo se reciba la Comunión en la lengua en su diócesis, pero lo que no pueden hacer es reemplazar por completo la práctica tradicional de recibir la Comunión en la lengua con la nueva práctica de recibirla en la mano. El Papa Paulo VI lo dejó claro en ‘Memoriale Domini’, diciendo que la Comunión en la lengua tenía que permanecer (no reemplazarse), y en 1977 la Congregación para el Culto Divino lo reiteró.

Lo que nos trae de vuelta a la actualidad, al problema de salud pública por la Influenza A, situación en la que los obispos están mandando recibir la comunión en la mano, sin importar las intenciones que tengan, asumiendo que son las mejores, los obispos que han prohibido, de hecho, la recepción de la comunión en la lengua has sobrepasado su autoridad.

Dicho lo anterior, ¿qué puede hacer un laico que desea recibir la comunión en la lengua si en su diócesis el obsipo ha mandado, de forma equivocada, exclusivamente la recepción en la mano? Es una pregunta difícil, los fieles están en su derecho para exigir que se les administre la Comunión en la lengua, sin embargo, es improbable que en algunas parroquias lo puedan exigir sin causar algún alboroto y a pesar de lo anterior no conseguir nada.

La mejor manera de evitar esta escena es evitar la situación por completo, si se tiene manera de acudir a una Misa Tradicional en latín o al Rito Oriental Católico, prefiéranse estas dos opciones en donde siempre se administrará la Comunión de la forma tradicional.

Si no puede acudir a estas misas entonces existe otra opción:

Aproximarse al ministro de la eucaristía como de costumbre y expresarle que Ud. desea recibir la comunón en la lengua, es su derecho, no se preocupe por parecer desobediente al obispo, no lo es, la decisión es suya.

A pesar de lo anterior, se debe estar preparado para una negativa, si Ud. piensa que la Misa no es el lugar para discutir el punto, santigüese y vuelva a su lugar y pronuncie un Acto de Comunión Espiritual o Comunión de Deseo:

Fórmula de San Alfonso María de Ligorio

Creo, Jesús mío, que estáis realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar.
Os amo sobre todas las cosas y deseo recibiros en mi alma.
Pero como ahora no puedo recibiros sacramentado,
venid a lo menos espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Como si ya os hubiese recibido, os abrazo y me uno todo a Vos.
No permitáis, Señor, que jamás me separe de Vos. Amén.

En su hogar redacte una carta a su obispo, de manera firme y cortés, pidiendo que instruya a sus sacerdotes de su diócesis a que se respete este derecho de los fieles, subrayado en ‘Memoriale Domini’ y reafirmado por la Congregación para el Culto Divino en 1977, para recibir la comunión en la lengua.

Otra opción, aunque no recomendada por el autor del artículo, ya que él ha evitado la recepción de la comunión en la mano siempre que ha podido, es recibirla de esta manera, y de todos modos enviar la carta al obispo.

Sobre todo, debemos asumir que los obispos tiene la mejor intención al recomendar esta práctica. Aunque también es probable que muchos obispos no se den cuenta de que han sobrepasado su autoridad en su intento de obligar la recepción de la comunión exclusivamente en la mano. Esta manifestación de la Influenza A puede ser muy aleccionadora, especialmente para muchos de nuestros obispos.

Documento relacionado: La Comunión de Pie y en la Mano por el P. Arturo Eloy

Traducción de Alejandro Villarreal de bibliaytradicion.wordpress.com

ACTUALIDAD


Responses

  1. COMO SACERDOTE CATOLICO ESTOY DE ACUERDO TOTALMENTE EN SEGUIR LA LEY DE LA COMUNION EN LA BOCA PARA EVITAR SACRILEGIOS ETC….SIN EMBARGO TODA LEY TIENE EXCEPCION Y EN MEXICO ESTAMOS EN UNA ALARMA NACIONAL…CELEBRO EL RITO EXTRAORDINARIO TAMBIEN Y CON TRISTEZA VEO QUE ESTAMOS PARALIZADOS EN MEXICO POR LA RECESION ECONOMICA Y AHORA POR LA EPIDEMIA…OJALA SE DIERAN UNA VUELTA POR ACA PARA ENTENDER LAS PRECAUCIONES QUE NOS ESTAN PIDIENDO EN FAVOR DE UNO O DOS FIELES QUE PUEDEN ASISTIR A LAS MISAS PRIVADAS

  2. bueno este comentario es muy largo kie

  3. Definitivamente que para mi, esto de utilizar el problema de la influenza como PRETEXTO para que lo más SANTO y PURO que tenemos sea entregado ahora en la mano, es decir, la Presencia Real de Nuestro Señor Jesucristo en la Eucaristía, es un vil ATAQUE del enemigo, para continuar destuyendo la poca fe, amor y adoración que todavía existe entre aunque no todos tristemente, si algunos católicos.
    SOY DE MEXICO y aunque se que la enfermedad es real, no concibo como se diga que esto evitará que enfermedades se propaguen, cuando aquellos que toman el Cuerpo de Nuestro Amado Señor, traen las manos sucias (dinero limosna, volante del carro, tubos del camión, bancas del templo, saludos de aquellos que encontraron en el camino ……… ETC, ETC, ETC.). Claro!!!! el enemigo debe estar gozando de ver COMO HA LOGRADO que esas manos asi descritas toquen al SANTO de los SANTOS…. facilitando incluso que sea robado para fines satánicos. Cuántas partículas quedan en las manos, en los dedos y otras tantas que caen al suelo….. ¡¡¡¡¡Qué dolor!!!!! ¿Qué estamos haciendo con el TESORO MAS GRANDE QUE TENEMOS?
    No nos dejemos engañar, DESPERTEMOS, VELEMOS y NO ACEPTEMOS LA COMUNION EN LA MANO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  4. Al recibir la comuniòn en la mano se comete una profanaciòn y ni decir de los ministros extraordinarios de la eucaristia, esto ha hecho perder la verdadera Fe en la Iglesia, el mal se ha infiltrado para acabar con la Iglesia, es mas la comuniòn se debe recibir de rodillas y en la boca porque lo dice el evangelio “Toda rodilla se dobla ante EL en el cielo, en la tierra y en los infiernos y toda lengua proclama que EL es el Señor. Pero el mal se burla con que los feligreses reciban a su Dios de tu a tu, ah! de cuando acà tanto atrevimiento con Dios?
    Tocar las sagradas especies y distribuirlas con sus propias manos es un privilegio de los sacerdote (Dominicae Cenae, 24 de febrero de 1980.
    No esta permitido que los fieles por si mismos tomen el pan consagrado y el sagrado càliz, y menos aùn que lo pasen de uno a otro (Inaestimabile Donum, jueves Santo, 3 de Abril de 1980)


Categorías