Posteado por: Alejandro Villarreal | Miércoles, abril 29, 2009

Algunos Pensando Ya en el Reemplazo del Papa

Por Jordi Casabella

El vaticanólogo John Allen sitúa a dos arzobispos italianos entre los favoritos. Ratzinger podría nombrar cardenales a los candidatos en antes de que finalice el 2009.

(elperiódicodearagón).- La supuesta mala salud de hierro de Joseph Ratzinger no parece inquietar a la cúpula de la Iglesia católica, pero cumplidos los 82 años, los vaticanólogos han comenzado a hacer sus cábalas y tratan de identificar a los eclesiásticos mejor situados para suceder al Papa alemán. Los tropiezos de Benedicto XVI durante el último año, que han puesto en entredicho su liderazgo, contribuyen igualmente a alimentar las conjeturas. En ese contexto, uno de los observadores más finos de lo que sucede en el Vaticano, el norteamericano John L. Allen, cree que dos arzobispos italianos y un congoleño pueden llegar a estar entre los mejor situados para tomar el timón.

NO HAY CANDIDATOS “El próximo Papa todavía no es cardenal”. La máxima, confiada por una fuente vaticana al antiguo corresponsal en Roma del National Catholic Reporter, se basa en la creencia de que entre los actuales 116 purpurados elegibles del colegio cardenalicio no hay candidatos que conciten suficientes apoyos para optar al puesto. Únicamente en el supuesto de que, llegado el momento, los reunidos en la capilla Sixtina decidieran que es la hora de un Papa latinoamericano hay un nombre en boca de todos: el del cardenal de Tegucigalpa (Honduras), Óscar Rodríguez Madariaga.

Cardenal Oscar Rodríguez Madariaga

Cardenal Oscar Rodríguez Madariaga

Resulta, sin embargo, más verosímil la tesis de que el próximo Papa será europeo, pues la mitad de los cardenales son originarios de ese continente. E italiano por más señas: 20 de los 58 purpurados de menos de 80 años, o sea electores, han nacido en Italia. Dos figuras emergentes dan alas a ese pronóstico. Un arzobispo de la línea dura, el ministro de la Congregación para las Causas de los Santos, Angelo Amato, muy afín a Ratzinger, y un prelado más abierto, Gianfranco Ravasi, situado por Benedicto XVI al frente del Pontificio Consejo de la Cultura.

Card. Ángelo Amato

Card. Ángelo Amato

Amato es un halcón. Salesiano, como el secretario de Estado y mano derecha del Papa alemán, Tarcisio Bertone, sucedió a este en el 2002 como secretario de la Congregación de la Doctrina de la Fe siendo Ratzinger el titular de ese departamento. Ahora es el encargado de elevar a los altares a Juan Pablo II, una tarea que le concederá cierto protagonismo en los años inmediatos. Tiene 70 años. La edad es un factor que puede jugar en su contra si el relevo se demora más allá del próximo quinquenio.

Gianfranco Ravasi

Arzobispo Gianfranco Ravasi. Presidente del Consejo Pontificio para la Cultura

Ravasi es una paloma. Con una sólida formación teológica, es capaz de tender puentes hacia el mundo moderno. Allen le presenta como un híbrido entre Benedicto XVI y Carlo Maria Martini [¡Help!], el anciano cardenal de Milán en el que los católicos progresistas depositaron durante años sus esperanzas de rehabilitar el espíritu del Concilio Vaticano II. Organizador del congreso celebrado recientemente en el Vaticano con motivo de los 150 años de la aparición del Origen de las especies, Ravasi es rotundo a la hora de afirmar que “Darwin y la Biblia son compatibles”. Tiene 66 años.

UN CANDIDATO AFRICANO Allen se aventura a dar otro nombre. El del prestigioso arzobispo de Kinshasa (Congo), Laurent Monsengwo, de 69 años, aunque parece poco factible que África vaya a pasar por delante de Latinoamérica a la hora de colocar a uno de los suyos en lo alto de la cúspide católica.

Arzobispo Laurent Monsengwo Pasinya

Arzobispo Laurent Monsengwo Pasinya

Ninguno de los tres papables citados por el vaticanólogo norteamericano posee la dignidad de cardenal, una condición que, sin ser indispensable, sigue apareciendo necesaria para salir escogido como Pontífice. Pero se trata de una cuestión de tiempo, de poco tiempo.

Entre los observadores que siguen de cerca la política vaticana existe la creencia que Benedicto XVI convocará este mismo año, o el próximo a más tardar, su tercer consistorio cardenalicio. Y que Ratzinger aprovechará la ocasión para conceder la púrpura a Amato y Ravasi, e incluso puede que a Monsengwo.

Juan Pablo II fijo el número máximo de cardenales electores en el momento de convocarse un cónclave en 120. Ahora son 116. A finales del 2009, se habrán jubilado otros 3. Y en diciembre del 2010, 11 más. Así que todo encaja.

bibliaytradicion.wordpress.com

>>BITÁCORA<<

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Categorías