Posteado por: B&T | Domingo, abril 19, 2009

La Mayoría de los Estadounidenses se Opone a la Revocación de una Ley que Protege la Conciencia de los Profesionales en Medicina

Washington, DC (CNA).- Aproximadamente el 87% de los adultos estadounidenses apoyan las leyes que protegen la conciencia [no están obligados a realizar procedimientos en contra de sus principios, como abortos y eutanasias] de los proveedores de servicios de salud, reporta una encuenta reciente. Una mayoría también se opuso a la revocación, que estaba siendo considerada por la administración Obama, a una nueva regulación diseñada para asegurar y proteger las conciencias de los profesionales médicos a favor de la vida.

La encuesta, realizada por la compañía ‘inc./WomanTrend’, para la ‘Christian Medical Assoaciation’, mostró que la mayoría de los encuestados apoyaban la actual regulación del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EU, HHS por sus siglas en inglés, y que está siendo reconsiderada por la administración Obama.

Aproximadamente el 62% de los encuestados respondieron que se oponían a la revocación de la ley, mientras que sólo el 30% apoyada esta anulación, incluso un gran número de los encuestados que se consideraban a sí mismos como ‘a favor de la libre elección’, se opusieron a la posible revocación.

La encuesta realizó su sondeo entre 800 adultos estadounidenses y afirma tener un margen de error menor al 3.5%

El Dr. David Stevens, CEO de la ‘Christian Medical Association’ habló acerca de la legislación de la HHS en una conferencia del 8 de abril en donde dió a conocer los resultados de la encuesta.

“Existe un movimiento bien organizado y con cada vez mayor influencia para discriminar a los profesionales del cuidado de la salud que actúan conforme a sus profundas creencias religiosas y morales”, dijo el Dr. Stevens, “en algunos estados del país, las farmacias deben vender ciertos medicamentos o perder sus licencias, a los estudiantes que no están a favor del aborto se les niega la admisión en las escuelas de medicina o a los programas de residencia, médicos y enfermeras pierden sus empleos o la oportunidad de promoción debido a sus creencias a favor de la vida”.

El Colegio de Obstetricia y Ginecología de EU, ACOG por sus siglas en inglés, declaró que el negarse a dar referencias sobre el aborto no es ético.

“El derecho a la libre acción de conciencia está bajo ataque y esto es muy peligroso para nuestro país y para nuestro sistema de cuidado de la salud”, continuó el Dr. Stevens, “¿Realmente queremos que nuestras escuelas de medicina neutralizcen las convicciones morales de nuestros médicos que no estén aprobadas por el gobierno?”

Acusó a la administración Obama y a sus aliados de levantar una cortina de humo por medio de declaraciones que dicen que tales reglas, las que protegen las conciencias, son muy onerosas para el país.

El Dr. John Bruchalski, un gineco-obstetra que labora en una clínica ‘pro-vida’ en Fairfax, Virginia llamada ‘Tepeyac Family Center’, también defendió las leyes que protegen las conciencias en conferencia de prensa del 8 de abril.

Relató la manera en que esta práctica ayudó a salvar la vida del bebé de una mujer, Joey, quien estuvo en peligro de ser abortado por consejo de otros médicos al haber detectado un problema a su madre de drenado del líquido amniótico.

Su madre “fue con varios médicos en busca de alguno que no quisiese practicarle un aborto como única solución, deseó encontrar alguno que realmente quisiese ayudarla a ella y a su bebé, ella dió con nosotros despúes de peregrinar por más de 56 kilómetros desde su casa”, dijo el Dr. Bruchalski, “nosotros la ayudamos, ignorando los consejos de otros médicos que desearon inducirle un aborto, el resultado fue que Joey nació vivo…él continúa con vida en la actualidad porque nuestros doctores tuvieron la libertad de seguir sus conciencias”.

“Si se pone en peligro a las conciencias, la libertad se convetirá en una farsa, una simulación”, reafirmó el Dr. Bruchalski.

Deirdre McQuade, vocera sobre el aborto de la Conferecia de Obispos Católicos de EU, USCCB por sus siglas en inglés, se congratuló por los resultados de la encuesta y urgió a la HHS a mantener en su lugar a la actual legislación.

“La administración Obama se ha movilizado para rescindir la regulación de la HHS que protege las conciencias de los proveedores de servicios del cuidado de la salud”, dijo McQuade en un comunicado de prensa, “pero, según esta encuesta reciente, la mayoría de los estadounidenses, ya sean pro-vida o pro-elección, varón o mujer, republicano o demócrata, apoyan la legislación actual y se oponen a su anulación”.

Traducción de Alejandro Villarreal de bibliaytradicion.wordpress.com

ACTUALIDAD


Categorías