Posteado por: Alejandro Villarreal | Sábado, abril 11, 2009

Domingo de Pascua. Resurrección del Señor

.
.

Pascua es la fiesta de las fiestas, la alegría sin igual de los cristianos. La gran oración de acción de gracias, el prefacio, nos dirá el motivo incomparable de esta alegría: Si es justo alabar a Dios en todo tiempo, mucho más lo es en este día, en que Cristo, nuestra Pascua, inmolado para expiar los pecados del mundo, nos ha dado la vida con su muerte y resurrección. Pascua es el pecado destruido, la muerte vencida, la vida divina recobrada, nuestro mismo cuerpo promovido a la inmortalidad. Ante semejante certidumbre debe desaparecer toda tristeza.

Haec dies quam fecit Dominus. “”He aquí el día que ha hecho el Señor”. Durante toda la octava cantaremos la alegría de este día sin precedente, que nos abre las puertas de la eternidad. Todos los domingos no harán sino evocarlo continuamente. Y así, domingo tras domingo, y año tras año, nos conducirán las pascuas de esta tierra hacia el día bienventurado en que nos ha prometido Cristo volver lleno de gloria para introducirnos consigo en el reino de su Padre.

Extraído del ‘Misal Diario Latino-Español’

.

.

La resurrección

La resurrección

.

.

>>BITÁCORA<<

.

.


Categorías