Posteado por: B&T | Domingo, marzo 29, 2009

Aborto: La Masacre Kosher

Por Jayne Gardener

¿Quién encabeza el movimiento de la industria del aborto en los Estados Unidos? ¿Se atrevería a averiguarlo?

Si Ud. responde que los principales promotores y alborotadores detrás del movimiento proabortista en los Estados Unidos son los judíos, ha adivinado.

Mientras que, por supuesto, existen judíos a favor de la vida que no están sosegados con las altas tasas de abortos tanto en Estados Unidos como en Israel, me aventuraría a decir que ellos son la minoría, especialmente dentro de los EU. Su poca estimación por la vida de los gentiles en cualquier etapa de su desarrollo se refleja en el gran número de abortos practicados por doctores judíos, aproximadamente la mitad de los proveedores de abortos son judíos. De las clínicas “para la mujer” existentes, aproximadamente la mitad de éstas pertenecen a judíos, lo cual es una proporción grandísima si se tiene en cuenta el bajo porcentaje que representan éstos en la población estadounidense.

Muchas personas han comentado públicamente acerca del número desproporcionado de judíos involucrados en el movimiento de los derechos pro-abortistas, por ejemplo, Kenneth Mitzner, fundador de la organización ‘The Pro-life League Against Neo-Hitlerism / La Liga Pro-vida en Contra del Neo-Hitlerismo’, dijo:

“Es trágico, pero demostrablemente cierto que la mayoría de los líderes del movimiento pro-abortista son de extracción judía”.

Echemos un vistazo al punto de vista talmúdico sobre el aborto. La Mishnah, que comprende la primera parte del Talmud, nos provee de una fuente de entendimiento en la posición judía sobre el aborto, la cual, asume que la vida sólo tiene lugar cuando el alma se une al cuerpo, de tal manera que, mientras que el feto o la parte más importante de éste, la cabeza, no haya salido al mundo, no es llamado ‘nefresh’, es decir, no ha tomado alma humana, y por lo tanto, un feto no-nacido no es considerado un ser viviente hasta el momento de su nacimiento.

Es claro que el punto de vista del judaísmo talmúdico sobre el aborto es bastante inquietante, ya que si el feto no es considerado un ser viviente hasta el nacimiento, esto sólo significa que los judíos talmúdicos no tienen ningún problema con la práctica del aborto en ninguna etapa del embarazo y por ninguna razón, sólo hasta el nacimiento. Es innegable que el feto es un ser viviente y es aborrecible pensar que los judíos pro-abortistas estén en lo correcto al destruir un feto, no importando cuánto tiempo de gestación o desarrollo tenga.

El aborto en los EU es ampliamente apoyado entre los judíos y muchas organizaciones judías estadounidenses son abierta y desvergonzadamente pro-abortistas, he aquí algunos ejemplos:

American Jewish Committee
American Jewish Congress
B’nai B’rith Women
Central Conference of American Rabbis [Reform]
Federation of Reconstructionist Congregations
Hadassah Women
Jewish Labor Committee
Na’amat USA
National Federation of Temple Sisterhoods [Reform]
National Council of Jewish Women
New Jewish Agenda
North American Temple Youth
Rabbinical Assembly
Union of American Hebrew Congregations [Reform]
United Synagogues of America [Conservative]
Women’s League for Conservative Judaism

Muchos médicos judíos así como hombres y mujeres no relacionados con la práctica médica están sobrerrepresentados en la promoción de las propuestas estadounidenses que piden el aborto a petición, este es un listado parcial:

“Los cuatro fundadores originales del grupo de presión pro-abortista más influyente en los EU, el ‘National Abortion Rights Action League (NARAL) / Liga de Acción sobre los Derechos Nacionales Pro-abortistas’, son judíos de nacimiento, incluyendo al ahora médico pro-vida Dr. Bernard Nathanson.

El Dr. Christopher Tietze trabajó para el ‘Population Institute and International Planned Parenthood Federation’ y trabajó más que nadie en la promoción mundial de la masacre en contra de los niños no-nacidos.

El Dr. Alan Guttmacher fue presidente de ‘Planned Parenthood Federation of America’ por más de una década, es fundador de los ‘Médicos de Planned Parenthood’ y fue un incansable promotor del aborto entre los profesionales de la medicina de los EU. También defendió el aborto y la esterilización obligatorios para ciertos grupos dentro de los EU.

El Dr. Etienne-Emile Baulieu, inventor de la píldora abortiva RU-486, nació en 1926 bajo el nombre de Leon Blum, cambió su nombre en 1942.

El catedrático de Standford, Paul Ehrlich, es el padre del mito de la “sobrepoblación”, su trabajo ‘The Population Bomb / La Bomba Poblacional’ fue la chispa que inició el movimiento anti-nacimientos o de control poblacional.

Lawrence Lader, catedrático de la Universidad de NY y co-fundador del NARAL, es el rey de los propagandistas del aborto, ha escrito varios libros atiborrados de ficciones y francas mentiras que han ayudado al avance del aborto en todo el mundo… Lader ha citado 11 veces el caso ‘Roe vs Wade’ ya que contiene un mensaje que es agradable al oído de muchos jueces, en el mismo sentido, el testimonio del mundialmente eminente embriólogo Dr. A. W. Liley fue totalmente ignorado ya que impugnaba la decisión de la corte… Posteriormente, Lader fundó ‘Abortion Rights Mobilization (ARM) / Mobilización por los Derechos Pro-abortistas’, el cual demandó judicialmente a la Hacienda Pública estadounidense, en un intento fallido para que se le revocara a la Iglesia Católica su status de excención de impuestos ya que ésta se estaba oponiendo al aborto con demasiada efectividad. También fue uno de los principales promotores de la píldora abortiva RU-486″.

El Dr. Christopher Tietze, mencionado antes y que falleció hace ya algunos años, ha dejado un testamento bastante perturbador: El “Premio Humanitario Dr. Tietze” con que la ‘National Abortion Federation / Federación Nacional Abortista’ premia a sus médicos de la industria del aborto, por sus contribuciones, avances y calidad en el campo del aborto.

Por supuesto, no sólo son los miembros judíos de la profesión médica los que dinamizan el movimiento, ciertamente ellos han sido auxiliados y asistidos en su causa horripilante por muchos legisladores, especialmente los senadores estatales Anthony Bielenson en California y Albert Blumenthal de NY, quienes fueron los que abanderaron las propuestas para la legalización del aborto en sus respectivos estados y en todo el país.

Es ciertamente un hecho que existen organizaciones izquierdistas, ardientes patrocinadoras del aborto a petición y en las cuales los judíos tienen un amplio involucramiento, por ejemplo, ‘The American Civil Liberties Union (ACLU) / La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles’, que se ha opuesto a la mayoría de los proyectos de ley para restringir el aborto; además, la organización de Norman Lear, ‘The People For The American Way / La Gente por el Modo de Vida Estadounidense’, la cual permanece firmemente dentro de la posición pro-abortista.

No es sorprendente que incluso la ‘Anti-Defamation League (ADL) / Liga Anti-defamación’ se mantenga directa y firmemente dentro de la posición pro-abortista. El 19 de abril de 2007, la ADL expresó públicamente su desacuerdo con la Suprema Corte de los EU en su acta legislativa sobre el método abortivo de nacimiento parcial, diciendo:

“Estamos profundamente consternados por las ramificaciones de la legislación sobre el aborto de la Suprema Corte. Al confirmar por primera vez un estatuto sobre el aborto que lo limita bajo cualquier circunstancia de la salud de la mujer; así, la Suprema Corte ha debilitado los derechos para elegir de la mujer y los de su conciencia y lo que le dicta su fe. Creemos que los estadounidenses deberían tener la libertad de decisión sobre asuntos difíciles de conciencia y salud, sin la interferencia del gobierno” [¡Pero sí con la interferencia de los grupos pro-abortistas!].

Los derechos pro-abortistas han llegado a convertirse en la gran prueba para llegar a ser elegible en los puestos de representación democrática en los EU, como lo prueba la postura pro-abortista de “católicos” [contradicción evidente] como el Senador Ted Kennedy y otros. “De los 41 miembros judíos (de nacimiento) del Senado estadounidense en los últimos 20 años, 32 miembros o el 80% han sido abiertamente pro-abortistas”.

El movimiento feminista radical, dirigido por judías como Gloria Steinem y Betty Friedan, ha sido una devota fuerza impulsora detrás del movimiento pro-abortista, desde su comienzo. Su desdén por la familia tradicional, la popularización de la ilusoria opresión hacia las mujeres por los hombres, su creencia de que los roles de género son convencionalismos sociales y no características connaturales, han contribuído al impuslo del aborto como el gran agente “igualador”, liberando a las mujeres de sus opresivos papeles de madres.

Simone Weil, ex-ministra de salud francesa y sobreviviente de Auschwitz, ha dirigido e impulsado la legalización del aborto en Francia, ella dijo lo siguiente:

“Estamos a punto de destruir a la familia, la mejor manera de realizar esto es atacando al miembro más débil de ésta, al niño no-nacido”

Kate Michelman es otro ejemplo, por muchos años Michelman fue presidente del NARAL (1985-2004) y ha estado a la vanguardia de uno de los debates más combativos y divisores que EU haya experimentado (el del aborto). Incluso desde el caso ‘Roe vs Wade’, el NARAL ha sido el principal defensor de los “derechos para la libre elección de la mujer”.

El NARAL apoya activamente la elección de cadidatos pro-abortistas a través de múltiples comités de acción política. Ellos esta ampliamente autorizados por los grupos de presión dentro del Congreso para oponerse a cualquier legislación anti-abortista así como para apoyar los proyectos de ley que protegen los derechos pro-abortistas y la ampliación de servicios de “salud reproductiva” para las mujeres.

El estudio Lichter-Rothman (investigadores judíos) fue oficialmente prohibido y uno podrá imaginarse la razón de esto. Éste ofrecía información acerca de los miembros de los medios de comunicación con posición pro-abortista, aunque no es de sorprenderse por sus descubrimientos:

Líderes de la industria del cine: 95% pro-abortistas, 62% judíos
Líderes de la industria televisiva: 97% pro-abortistas, 59% judíos
Líderes de la industria de noticiarios: 90% pro-abortista, 23% judíos

Los grupos judíos están constantemente involucrados en esfuerzos de recaudación de fondos en pro de mantener vigentes los derechos pro-abortistas, gastando decenas de millones de dólares para asegurar que el aborto permanezca en la legalidad.  El 28 de febrero de 1989, El ‘Congreso Judío Estadounidense’ publicó una página en el NY Times titulada ‘El Aborto y la Sacralidad de la Vida’, lo cual les costó unos 30 mil dólares.

El asegurar el derecho a asesinar a niños no-nacidos tiene un alto precio

La prensa frecuentemente ofrece a los judíos pro-abortistas considerable espacio así como considerable libertad. Cuando el Dr. Barnett Slepian, un proveedor de abortos quien fue asesinado por el disparo de un activista anti-abortista, atizó a un partidario pro-vida con un bate de béisbol en la cabeza por haberse atrevido a manifestarse frente a su casa, causándole gran daño físico, demostrando así no sólo su doble moral justificando su proceder, sino también afirmando que se le había hecho blanco de la protesta por ser judío y por lo tanto, tales protestas a favor de la vida eran antisemitas.

Marilynn Buckham, propietaria de una clínica abortista, dijo al Buffalo News que la protesta en la casa de Slepian no era menor a una persecución religiosa y arremetió en contra de los cristianos por no respetar las creencias religiosas de otras personas. Como resultado del proceso jurídico del caso Slepian, las protestas frente a los hogares de los proveedores de abortos en el estado de NY se declararon ilegales y castigables con una multa de 500 dólares y 6 meses de prisión.

En Canadá el principal promotor del aborto es el Dr. Henry Morgentaler, otro sobreviviente de los campos de concentración y quien se convirtió en unos de los proveedores canadienses de abortos más competentes, prolíficos y notorios, quien incluso hizo alarde de esto ante las autoridades canadienses estableciendo clínicas aborcionistas clandestinas en franca oposición a la ley canadiense y que estaban protegidas por la policía de aquel país. En una ocasión, dijo Morhgentaler: “Me tomó años deshacerme de la imagen del desamparado en los campos de concentración, y para hacerlo, fue absolutamente necesario oponerme a la autoridad, cualquiera que ésta fuese”.

Es muy triste que Morgentaler se haya convertido en una especie de icono en Canada, es un hombre reverenciado como el campeón de los derechos de la mujer. En 2005, Henry Morgentaler, con 82 años al tiempo, fue distinguido con un doctorado honoris causa en leyes por la Universidad del Oeste de Ontario. Morgentaler habló ante la audiencia, dijo que compartía la celebración con todos los que recibian sus grados y que realmente creía que su trabajo realizando abortos seguros y legales había “beneficiado a la sociedad”, incitando a los graduados a luchar por sus derechos. Las encuestas muestran que la gran mayoría de los canadienses son pro-abortistas y que dicha posición es resultado de la ya larga y amplia influencia de Henry Morgentaler.

Aqui lo tienen, aunque es un hecho innegable que existe un gran número de gentiles involucrados en la industria del aborto, existe una desproporcionada representación de judíos como promotores de los derechos pro-abortistas así como del registro de proveedores y propietarios de clínicas aborcionistas judíos, que representan la mitad del total, un hecho asombroso considerando que los judíos en EU sólo representan aproximadamente el 2% (dos por ciento) del total de la población.

Y, ¿por qué se da esta situación? Porque no tienen las mismas consideraciones hacia los gentiles que hacia su propia gente e incluso se dan el permiso de exterminarlos por cualquier medio. Obviamente, existen judíos que se oponen al aborto, pero muchos otros no sólo lo aprueban sino que lo promueven, y no sólo lo promueven en las primeras etapas de gestación, sino en cualquier momento del embarazo, y muchos de ellos no tienen escrúpulos sobre los abortos realizados en cualquier momento del embarazo y aunque no estén dentro de los casos de riesgo para la madre o de anormalidades fetales, a ellos les parece bien realizarlo en cualquier etapa del embarazo y por cualquier razón.

Esto es sólo parte de la agenda de la hegemonía judía para eliminar a sus enemigos, los Goyim (no-judíos), no importando lo que deban realizar para asegurar su destrucción. Los no-judíos son quienes se interponen en su camino hacia la realización de sus planes.

Se debe presentar oposición a esto… pienso que el aborto a petición se ha convertido en una tragedia nacional, llevando a la destrucción de cerca de un millón de niños no-nacidos estadounidenses al año, muchos de ellos siendo sanos y viables.

No doy crédito absoluto a la afirmación de que ahora las mujeres incluso “abortan cinco minutos antes de dar a luz”, como algunos defensores de la vida lo dicen, pero a partir de mi experiencia personal sé que mucha gente que está en la posición pro-abortista o pro-elección no tendría problemas con una práctica de ese tipo, que estaría bien y debería ser legal, como madre de dos niños, encuentro tal propuesta absolutamente perturbadora.

Una sociedad compasiva que se fundamenta en las tradiciones cristianas no puede, en mi opinión, promulgar leyes que representan un riesgo irrazonable o dificultades para las mujeres, debemos sopesar las necesidades de las mujeres junto con el respeto a las vidas de los no-nacidos, especialmente en las últimas etapas del embarazo.

Traducción de Alejandro Villarreal de bibliaytradicion.wordpress.com

ACTUALIDAD


Responses

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo y me te felicito por exponer abiertamente tu preocupacion. El aborto no es la alternativa ante un embarazo no deseado, se debe prevenir el embarazo no deseado y en caso de que no se pueda existe la posibilidad de dar en adopcion al bebe.

  2. Es muy importante respetar a quien sigue la tradición Kosher o del kashrut. Creo que está bueno que siempre haya una opción para gente que mantiene sus creencias. Obviamente tiene que ser lo mismo para gente de cualquier religión que tenga sus propios rituales. Por ejemplo, se ofrecen hasta Departamentos kosher que sirven para que la persona que sigue la tradición pueda disfrutar de sus vacaciones sin ningún problema.
    Saludos
    Cande

    • La referencia a lo kosher en este artículo no se refiere a la dieta judía sino sólo a la referencia del aborto y judaísmo en donde no parece haber grandes objeciones para su práctica en países no-judíos de su parte y que sin embargo ellos están muy involucrados en su práctica y promoción. Realmente la práctica kosher como parte de sus tradiciones culinarias es irrelevante en este caso.


Categorías