Posteado por: Alejandro Villarreal | Martes, febrero 3, 2009

Representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas Dice ‘el Fracaso de la Familia Tradicional Representa un Triunfo para los Derechos Humanos’

Por Matthew Cullinan Hoffman

CIUDAD DE MÉXICO, (LifeSiteNews.com).- Un representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) ha declarado que el fracaso de las familias tradicionales, lejos de pasar por una “crisis”, en realidad es un triunfo para los derechos humanos.

Dicho esto durante un coloquio sostenido el mes pasado en el Colegio México de la Ciudad de México, el representante del UNFPA, Arie Hoekman denunció que la idea de las altas tasas de divorcio y los nacimientos de niños fuera del matrimonio representando una crisis social realmente representan el triunfo de los “derechos humanos” en contra del “patriarcado”.

Arie Hoekman

Arie Hoekman

“Para los ojos de las fuerzas conservadoras, estos cambios representan la crisis de la familia”, dijo, “¿sólo una crisis? Más que una crisis, estamos presenciando el debilitamiento de la estructura patriarcal como resultado de la desaparición de la base económica que lo sostiene y el nacimiento de nuevos valores enfocados en el reconocimiento de derechos humanos fundamentales”.

“Día tras día, México experimenta un proceso relacionado con esta diversidad y hay quienes lo interpretan como una crisis ya que ellos sólo reconocen un tipo de familia” agregó otro de los oradores del panel que asistieron a la audiencia.

Estos comentarios se suscitaron en la clausura del Encuentro Mundial de las Familias que fue tenida en la Ciudad de México en enero, y la cual, reafirmó con firmeza acerca de la importancia de la familia tradicional y su papel indispensable en la transmisión de valores para las generaciones futuras. Fue inaugurada por el Presidente de México, Felipe Calderón, quien hizo la observación de que las altas tasas de divorcio y los nacimientos fuera de matrimonio están contribuyendo al incremento de la violencia y el crimen en México.

Leonardo Casco, miembro del Consejo Pontificio para la Familia, hondureño de nacionalidad, dijo a LifeSiteNews que no le sorprende para nada que el UNFPA niegue la crisis en la familia.

“Definitivamente, ellos tienen que negar que exista alguna crisis en la familia ya que, ellos crearon esta crisis”, dijo.

Llamando al UNFPA “burócratas al servicio de la muerte”, Casco hizo la observación que “después de 45 años de control natal, la píldora, la falta de respeto para el matrimonio como forjador de la familia y para los niños, etcétera, éste es el resultado. La razón por la que tenemos violencia, falta de respeto a las mujeres y a los niños”.

A través de su promoción y distribución de anticonceptivos, el UNFPA se ha convertido “en una agencia para el control natal al servicio de los países más poderosos”, dijo Casco. “Ellos han destruido la familia y los valores, esto es innegable, es lo que todos dicen… pero ellos siempre lo negarán”.

Respecto a los comentarios de Hoekman respecto a los “derechos humanos”, Casco respondió que los burócratas del UNFPA “han inventado una serie de nuevos ‘derechos humanos’ que no existían cuando este concepto fue definido en 1948, y a través de los cuales ellos desean justificar todas sus acciones”.

El UNFPA recientemente celebró la restauración del apoyo de los Estados Unidos después de siete años, lapso de tiempo en que les fue negado fondos por la administración Bush. El UNFPA ha cooperado e incluso auxiliado con la Política de un Solo Niño en China, la cual persigue y obliga a practicarse abortos forzados a las mujeres quienes han tenido más de un niño.

Adicionalmente a este apoyo a abortos forzados, el UNFPA ha ayudado a administrar esterilizaciones forzadas en Sudamérica y está involucrada en la distribución y promoción de anticonceptivos y la esterilización en todo el mundo, enfocándose en los países más pobres.

Traducción: A. Villarreal de B. y T.

ACTUALIDAD


Categorías