Posteado por: B&T | Sábado, enero 24, 2009

Benedicto XVI acoge la petición de levantar la excomunión a los cuatro obispos ordenados en 1988 por Mons. Marcel Lefebvre

Tomado de Radio Vaticana:

Sábado, 24 ene (RV).- Benedicto XVI ha acogido la petición de levantar la excomunión a los cuatro obispos ordenados en 1988 por Mons. Marcel Lefebvre. Así lo ha hecho público, en un comunicado la Santa Sede, acompañado del decreto de la Congregación para los Obispos, firmado el 21 de enero por el cardenal prefecto Giovanni Battista Re.

En el marco de la Semana de Oración por la Unidad de los cristianos y en la víspera de la solemnidad de la Conversión de san Pablo apóstol, el Santo Padre Benedicto XVI, después de un proceso de diálogo entre la Sede Apostólica y la Fraternidad sacerdotal san Pío X, representada por su superior general el obispo francés Bernard Fellay, ha acogido la petición formulada de nuevo por este prelado, hecha por medio de una carta el pasado 15 de diciembre pasado, en la que incluía el nombre de los otros tres obispos de la fraternidad: el también francés Mons. Tissier de Mallerais, el inglés Mons. Richard Williamson y el español Mons. Alfonso Gallareta, para que levantara la excomunión en la que habían incurrido hace 20 años.

Recordamos que esta excomunión se produjo después que el 30 de junio de 1988, Mons. Marcel Lefebvre, en una consagración episcopal sin mandato pontificio, consagrara a los cuatro obispos mencionados. Los cuatro prelados habían incurrido en la excomunión latae sentenciae, declarada formalmente por la Congregación para los obispos, con fecha 1 de julio del mismo año.

En la carta Mons. Bernard Fellay manifestaba claramente al Santo Padre que: “estamos siempre fervorosamente determinados en la voluntad de ser y permanecer católicos y de poner todas nuestras fuerzas al servicio del Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo, que es la Iglesia católica romana. Nosotros aceptamos todas sus enseñanzas con ánimo filial. Creemos firmemente en el primado de Pedro y en sus prerrogativas y por ello nos hace sufrir tanto la actual situación”.

Su Santidad Benedicto XVI que ha seguido desde el principio muy de cerca este proceso ha buscado siempre la manera de recomponer la fractura con la Fraternidad, incluso encontrando personalmente a Mons. Bernard Fellay, el 29 de agosto de 2005. En aquella ocasión, el Sumo Pontífice manifestó la voluntad de proceder gradualmente y en tiempos razonables en este camino hacia la plena comunión.

Ahora benignamente con solicitud pastoral y paternal misericordia, el Papa mediante un decreto de la Congregación para los obispos del 21 de enero de este año levanta la excomunión que gravaba sobre los mencionados prelados. El Santo Padre ha sido inspirado en esta decisión por el deseo de que se alcance lo más pronto posible la completa reconciliación y la plena comunión.

ACTUALIDAD


Categorías