Posteado por: B&T | Viernes, enero 23, 2009

Barack Obama Desechará la Política ‘Ciudad de México’ Concerniente a la Promoción de Abortos en el Extranjero

Por Steven Ertelt

WASHINGTON, DC (LifeNews.com).- Poniendo a un lado las designaciones de tendencia pro-abortista en posiciones claves y políticas de su administración, la acción a favor del aborto del nuevo presidente Barak Obama ya ha comenzado en serio. Esto sucedió cuando oficialmente desechó la Política ‘Ciudad de México’ que imposibilitaba la acción de grupos financiados, promotores del aborto o que se dedican a practicarlos en el extranjero.

¿La oveja negra de la familia estadounidense?

Este jueves, Obama fue designado para invalidar las políticas proteccionistas del expresidente Bush y que fueron puestas de nuevo en práctica inmediatamente después de la administración Clinton, pero decidió esperar.

Obama espera que por medio de su decisión de financiar abortos en el extranjero, los contribuyentes estarán obligados de alguna manera a ver con menos radicalismo su acción a favor del aborto dentro de los Estados Unidos, ya que decidió esperar hasta que los grupos del movimiento pro-vida se lamentaran por el trigésimo sexto aniversario del caso Roe vs Wade.

Obama firmará una orden ejecutiva que permitirá a los grupos no-gubernamentales realizar abortos en otros países, y en los países en donde existen grupos de presión pro-vida anular toda clase de límites al aborto y hacerlos financiables por medio de fondos públicos.

Durante la administración Bush, se previno que tales grupos recibirán financiamiento o cualquier ayuda a través de instituciones de planeación familiar o del Departamento de Estado, si tales grupos no desistían de sus objetivos pro-abortistas.

Los dos negocios abortistas más grandes en el mundo, el estadounidense ‘Planned Parenthood’ y el británico ‘Marie Stopes International’, se negaron a detener los abortos o dejar de hacer proselitismo pro-abortista en los países con cultura y herencia a favor de la vida, y se negaron a seguir las reglas a favor de la vida y por lo tanto, a aceptar los fondos.

Ahora, los contribuyentes a través de sus impuestos financiarán esos negocios abortistas y toda la campaña pro-abortista a pesar de la campaña electoral de Obama en donde prometió reducir los abortos.

En septiembre de 2007, la senadora Bárbara Boxer presentó una enmienda que promovía un proyecto de ley para revertir las políticas pro-vida y que el Senado aprobó con un margen de 53-41%

La medida no tuvo efecto sólo porque el expresidente Bush amenazó con vetar cualquier proyecto de ley que tuviera el objetivo de eliminar la Política ‘Ciudad de México’ -promoción de grupos abortistas-, algo que no es probable que el presidente Obama realice.

Obama ya ha cumplido con lo que los defensores pro-vida consideran una fuerte tendencia a favor del aborto debido a que ya se han realizado designaciones claves de pro-abortistas, como las de Rahm Emanuel como Jefe de Gabinete y Hillary Clinton como Secretaría de Estado, además de exmiembros de grupos pro-abortistas al frente de puestos claves muy importantes en lo concerniente a aspectos legales y del cuidado de la salud.

Traducción: A. Villarreal de B. y T.

ACTUALIDAD


Categorías