Posteado por: Alejandro Villarreal | Miércoles, noviembre 26, 2008

Hospital de Madrid Bajo Investigación por Decir la Verdad Acerca del Aborto y la Sodomía

Nota del Traductor: La siguiente nota constituye una traducción del reportaje de LSN, por lo que las citas de los diarios españoles y personajes aludidos no son literales.

Enfurecidos Oficiales de Salud Dicen que tal Material está “expresamente prohibido” en los Hopitales de la Ciudad

Por Matthew Cullinan Hoffman

MADRID (LifeSiteNews.com).- El hospital madrileño Carlos III ha provocado una cotroversia y una investigación gubernamental en su interior por distribuir un panfleto con información sobre sexualidad que recomienda la abstinencia durante la etapa prematrimonial de las personas, menciona que el aborto significa la terminación de una vida humana y llama a la sodomía como un disturbio del comportamiento que causa la diseminación de enfermedades y la depresión.

Aunque todas estas declaraciones en el panfleto están respaldadas por la comunidad médica y apoyadas por estudios serios, el Director de Salud de Madrid, Juan José Güemes expresó su enfado por la distribución de esta información y prometió una investigación completa para determinar quién fue el responsable.

“Esa guía fue expresamente prohibída”, dijo Güemes a los medios de comunicación la semana pasada, “emitiremos un documento especial para contrarrestar su distribución dentro del hospital”

Güemes afirmó que la guía contiene “ideas personales” que sólo algunos médicos comparten dentro de la unidad de Enfermedades Infecciosas en el hospital, sin embargo, dijo que sus opiniones no son oficiales he hizo notar que el hospital fue desligado oficialmente del documento y que ya lo ha sacado de la circulación.

El panfleto-guía de 53 páginas titulado “Lod adolescentes y el SIDA: Preguntas y respuestas” otorga consejos médicos a los lectores concernientes a prácticas sexuales riesgosas y puntualiza que estudios científicos indican que “la homosexualidad y la heterosexualidad no son equiparables desde el punto de vista de la salud, los homosexuales tienden hacia la pomiscuidad, a los trastornos físicos y emocionales que tal comportamiento supone”

“La homosexualidad está asociada con más frecuencia con enfermedades de transmisión sexual y perturbaciones emocionales como la ansiedad y la depresión… es necesario entender y ayudar a las personas con hábitos homosexuales: hasta donde sea posible es necesario resolver sus trastornos de comportamiento”

Respecto del aborto, la guía declara que “aunque algunos sistemas legales, como el español, permiten el aborto bajo determinadas circunstancias, desde el punto de vista biológico, el aborto no es mas que la terminación de la vida de un ser humano dentro del útero de su madre”

La guía también reporta el hecho, bien sabido por Naciones Unidas, que los condones tienen una alta tasa de falla, incluso aín cuando son usados “apropiadamente”, afirmando que los anticonceptivos tienen una efectividad limitada al enfrentarse a la prevención de pandemias como el SIDA, la cual se ha estado esparciendo con mucha rapidez. También desmiente la afirmación “el sexo con condón es seguro”, la cual, además de falsa es peligrosa “ya que conlleva un mensaje que simplifica en extremo la sexualidad, animando a la población a la promiscuidad, en un sentido bestializado”

El panfleto promueve el aproximamiento “ABC” que ha sido altamente efectivo en África, particularmente en Uganda, este sistema da prioridad a la abstinenca debido a su alta efectividad al prevenir el contagio de enfermedades venéreas, por transmisión sexual.

El periódico español ‘El Mundo’ opinó en su reporte de la noticia a este respecto, que “el panfleto está lleno de ideología que contradice la sicología más elemental y la democracia”

Los grupos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de Madrid dijeron “la guía no divulga información científica y objetiva”

Sin embargo, algunos segmentos de los medios comerciales de comunicación han cuestionado el furor que se ha formado alrededor de este panfleto, que afirma en general, lo que ya se ha convenido como hechos de la medicina y consejos a los lectores para reconocer al “amor verdadero” del placer barato.

“Es necesario cuestionar a la Administración Pública si debería enfocarse casi exclusivamente a las tendencias más liberales que apoyan el aborto y prácticas sexuales, como la masturbación y la promiscuidad, e incluso la homosexualidad, o si deberían enfocarse también en el sector de la sociedad que apoya los principios de la vida que se basan en el amor y la fidelidad al cónyuge, que al final de cualquier análisis, es el ínico método que puede prevenir en un 100% tales enfermedades”, escribió Cristiana Arredondo en la Gaceta.

“Tanto el Hospital Carlos III como el gobierno de la ciudad se han deslindado de la guía… ¿porqué entonces buscaralternativas?”, escribe ‘El País’ en su editorial, “el hecho que más del 75% de las infecciones por SIDA son producidas por trasmisión sexual es un tema secundario, si esta gente descuidada hubiese sabido acerca de la solidez de la evidencia científica del verdadero amor, ellos no habrían dudado en oponer la castidad al condón”

Traducción: A. Villarreal de B. y T.

ACTUALIDAD


Responses

  1. Es lógico pensar que si te abstienes es menos probable, si no es que improvable, que adquieras una enfermedad de transmisión sexual, tal y como es lógico pensar que si no quieres engordar mejor dejes de comer, o si no quieres sufrir alguna lesión hagas algo para quedar en estado vegetativo.

    El punto no es evitar lo que disfrutes por absurdos, el punto es vivir la vida responsablemente, estando consciente de los peligros, precisamente para poder combatirlos más que evadirlos.

    En cuanto a la homosexualidad, esta más que demostrado históricamente, que los problemas emocionales que pueden padecer las personas con una preferencia sexual distinta a la heterosexual, los cuales pueden llegar a ser graves, no son resultado de su preferencia en sí, sino que son consecuencia directa de la presión cultural y de la discriminación social, familiar, laboral etc que pueden sufrir cotidianamente, con su consecuente aislamiento y sentimiento de inferioridad.

  2. Sr. Carlos Cruz:
    +
    Lo ilógico e irresponsable es ir en contra aún de la evidencia, y evidencia probada, es un hecho que la abstinencia sí da resultado, ahí está el ejemplo ugandés. Si no le basta, también está el testimonio del investigador de Harvard , Dr. Edward Green, entre otros. También están las pruebas y estadísticas de efectividad del condón, y las estadísticas que reflejan el aumento del SIDA en países en donde más se promociona este anticonceptivo. ¿Cuáles serán entonces los absurdos que ud. refiere?, ¿el ir en contra del hedonismo y la disolución moral? Creo que no es tan “divertido” como ud. insinúa, sólo que es absurdo emplear los términos hedonismo (implícito) y responsabilidad en un mismo párrafo, pretendiendo que un término apoye al otro. Ante las verdaderas evidencias creo que es evidente, valga la redundancia, en donde reside la verdadera actitud absurda.
    +
    Frases bonitas, pero al final irrealizables, cuando se informe un poco más, seguramente pensará dos veces lo que afirma. Evadir es ignorar las frías cifras que evidencian que su disfrute está amenazado por una falsa seguridad, también es contrario a la responsabilidad.
    +
    Su lógica es defectuosa: El catolicismo no rechaza los anticonceptivos y las relaciones extramaritales por el peligro físico implícito, sea cual sea, no obstante, es una razón secundaria muy poderosa. Es un mandamiento divino y punto, mandamiento, por cierto, muy sabio y que tiene implicaciones prácticas muy positivas, no es una mera imposición tiránica, quien lo respeta lo ejerce con verdadera responsabilidad y para formar una familia y sociedad sanas. La descomposición de la sociedad es consecuencia directa de la tergiversación de la sexualidad humana.
    +
    Lo que afirma en su párrafo final también es un deseo muy bonito de su parte, pero finalmente sin verificación real, me recuerda la vieja excusa de quien pretende poner la responsabilidad en los demás sin hacerse cargo uno mismo. La discriminación de cualquier persona o grupo no es una actitud distinta, con su respectiva consecuencia, a la de enaltecerla, ud. le da más peso a su característica accidental, que puede ser la homosexualidad o cualquier cosa, que a su esencia, ud. antes que ver a una persona ve a un homosexual digno de encomio por la simple razón de ser homosexual, ¡vaya tontería! El rechazo a la homosexualidad (no a los homosexuales) es un rechazo a una condición anómala, no importa cuánto vociferen estos grupos de presión, no existe evidencia de lo contrario. Paradójicamente, los grupos de presión, de cualquier tipo, incluidos los homosexuales, se benefician más del rechazo que de una verdadera comprensión informada de su condición, si todos supiéramos los hechos que rodean a la homosexualidad, seguramente se tomarían acciones más efectivas para ayudarlos verdadera y efectivamente.


Categorías