Posteado por: Alejandro Villarreal | Lunes, noviembre 3, 2008

La Posición ProAbortista de Barack Obama Podría Resultar en la Clausura de los Hospitales Católicos

Por Steven Ertelt

WASHINGTON DC (LifeNews.com).- Barack Obama dijo a ‘Planned Parenthood / Paternidad Planificada’ en julio de 2007 que la primera legislación que podría apoyar sería la llamada ‘Acta por la libre elección’, FOCA por sus siglas en inglés, un proyecto de ley que anularía las leyes a favor de la vida en toda la nación, y una de las poco discutidas ramificaciones de tal proyecto de ley podría ser el ver cerrados los hospitales católicos.

El proyecto de ley FOCA ha sido uno de los asuntos prioritarios de los grupos defensores del aborto desde la administración Clinton, cuando dichos defensores la preservaron con éxito.

Dados los prospectos a la Casa Blanca y al Congreso controlado por defensores del aborto, el potencial resurgimiento de este proyecto de ley ha causado una preocupación considerable dentro de los grupos provida.

Desde ambos lados del debate sobre el aboto se admite que tal medida permitirá abortos ilimitados y en cualquier etapa del embarazo, como ley nacional y derecho legal, y que invalidaría cualquier límite al aborto aprobado por cualquiera de las 50 legislaturas estatales.

La aprobación de tal proyecto de ley proyecto tendría el efecto de clausurar los hospitales católicos que se negaran a realizar abortos, he aquí cómo:

Como lo advirtió el Cardenal Justin Rigali de la Arquidiócesis de Filadelfia en septiembre, mediante el proyecto de ley FOCA “el gobierno prohíbe, en todos los niveles, que se discrimine en el ejercicio del ‘derecho del aborto’, en la regulación o provisión de beneficios, instalaciones, servicios o información”.

“Por vez primera, el aborto a petición será un derecho nacional que el gobierno deberá aprobar y promover en todos los programas públicos que involucren a las mujeres embarazadas”, explicó el funcionario católico.

Michael Moses, un legista notable de la Conferencia de obispos Católicos Estadounidenses, agregó que el lenguaje del FOCA llega tan lejos como para expresar que se removerá cualquier cláusula de conciencia de las leyes estatales que proteja a los médicos, hospitales y profesionales de la salud que no quieran involucrarse en los abortos.

La lectura de Moses a esta propuesta legislativa es, si el aborto es un derecho fundamental que no puede ser impedido, entonces cada hospital y centro médico estará obligado a realizar abortos, incluyendo los hospitales católicos y otros hospitales privados que tengan alguna objeción ante esto.

John Venari, el editor de la publicación ‘Catholic Family News / Noticias de la Familia Católica’, puntualiza que la medida podría poner fuera de servicio de una manera muy fácil a los hospitales católicos que preferirán cerrar antes de violentar sus creencias religiosas.

“Este aspecto de la candidatura de Obama ha sido opacada por la interminable charla acerca de la economía”, escribió Vennari.

Urgió a los líderes católicos a discutir esto como una verdadera amenaza.

“Es trágico que nuestro propio clero católico no haya advertido con efectividad a las personas de este peligro: esto podría ser remediado si cada sacerdote de cada diócesis en el país informase a sus congregaciones sobre la grave amenaza a las vidas de los no-nacidos y la continuidad de los hospitales católicos, que representa la presidencia de Obama”, concluyó.

Traducción: A. Villarreal de B. y T.

ACTUALIDAD


Categorías