Posteado por: B&T | Miércoles, octubre 29, 2008

Campaña Incita a los Estadounidenses a Combatir la Pornografía

Por Kathleen Gilbert

(LifeSiteNews.com).- Varias organizaciones a favor de la familia están haciendo un llamado para apoyar y hacer oir sus voces en una protesta en contra de abusos perpetuados por la inmensa industria de la pornografía en Estados Unidos, simbolizando sus protestas con una cinta blanca.

Cinta blanca contra la pornografía

Esta campaña anual cumplió su 20 aniversario el pasado domingo, llamada ‘White Ribbon Against Pornography Week / La Semana de la Cinta Blanca en Contra de la Pornografía’, WRAP por sus siglas en inglés, en donde los participantes son animados a alzar la voz en contra de la pornografía, por sus efectos dañinos y en particular sobre vida familiar y sobre las mujeres y niños, quienes son los más victimizados por la pornografía. Las cintas blancas, así como las cintas rosas que representan el cáncer de mama, están disponibles para colocar en los coches, en las solapas y como broches.

‘Morality in Media (MIM) / Moralidad en los Medios’, ‘Concerned Women for American (CWA) / Mujeres Interesadas por los Estadounidenses’ y ‘American Mothers / Madres Estadounidenses’ son las organizaciones que respaldan esta campaña, el objetivo es “educar al público acerca de la magnitud del problema de la pornografía y acerca de lo que puede hacerse por medios legales para combatir este flujo de obsenidades”.

La Dr. Janice Shaw Crouse, directora y socia fundadora del Instituto Beverly La Haye de CWA, dijo que la campaña ha recibido una respuesta “muy positiva”, “las personas se dan cuenta cómo la pornografía se ha convertido en algo común y corriente”, dijo Crouse, “es casi imposible aislar a nuestros niños de la obsenidad y la pornografía ya que está impregnada en todos lados, incluso en las cadenas de hoteles prestigiadas y en las situaciones cotidianas que las familias frecuentan”.

A los partiipantes se les anima a esparcir el mensaje en contra de la pornografía por medio de escribir cartas a los editores de periódicos locales, realizando sus quejas a negocios en los vecindarios que promuevan la pornografía y pidiendo a los líderes religiosos que tomen una posición en los púlpitos en contra de esta mal.

Crouse hizo énfasis en el involucramiento de la gente como parte central de la campaña, diciendo que la mayoría de las personas no se dan cuenta del tremendo poder que tienen para detener la obsenidad dedicándole tiempo a cada caso.

“Cuando los casos son llevados a la corte ya son ganadores, sólo necesitamos más acusaciones y que mucha gente esté consciente y lleve los casos de violación a la libre expresión ante las autoridades”, dijo Crouse.

Crouse señaló que la obsenidad ha sido ilegal desde 1973, cuando la Suprema Corte de Justicia distaminó que dicho material no podía ampararse bajo la Primera Enmienda. Una enmienda de 1996 actualizó la ley para enfrentar los recientes casos en internet, de esta manera se vuelve ilegal cualquier uso interactivo con la computadora que provea servicios de intercambio de material obseno.

La campaña WRAP exhorta a informarse del gran daño que se hace a las familias y las relaciones entre las personas, así como el peligro que supone para los niños por la demanda cada vez más creciente de pornografía entre los más jóvenes.

“Mucha gente piensa que la pornografía es un asunto de ‘libre expresión’ y que es un asunto privado que no daña a nadie mas que al usuario, este es un pensamiento incorrecto”. Según Crouse, el ‘Federal Bureau of Prisions / Buró Federal de las Prisiones’ realizó un estudio el año pasado mostrando que el 85% de los prisioneros que fueron encarcelados por posesión de pornografía infantil, admitieron haber abusado al menos de un niño.

“La pornografía es asunto de todos”, dijo Crouse, “las redes criminales ganan miles de millones de dólares aprovechándose de mujeres y niños con el fin de producir más de 15 mil productos nuevos cada año, de esta manera, la pronografía atrapa a los más inocentes y arruina las vidas de miles de mujeres vulnerables cada año”.

Traducción: A. Villarreal de B. y T.

ACTUALIDAD


Categorías