Posteado por: Alejandro Villarreal | Domingo, octubre 26, 2008

Comité de Derechos Humanos de la ONU Ataca las Leyes a Favor de la Vida en Nicaragua

Por Piero A. Tozzi

GINEBRA, Suiza (LifeNews.com/CFAM).- La semana pasada en Ginebra, Nicaragua estuvo bajo fuego debido a sus leyes que protegen la vida del niño no-nacido, miembros del Comité de Derechos Humanos, HRC por sus siglas en inglés, el cuerpo que vigila la implementación del Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos, ICCPR por sus siglas en inglés, cuestionó en repetidas ocasiones la prohibición del aborto en Nicaragua durante la presentación de su tercer reporte detallando el progreso en la implementación del tratado.

Nicaragua prohibió el aborto por completo en 2006 y rechazó la enmienda para el “aborto terapéutico” el año pasado; adelantándose a la audiencia, el HRC envió a Nicaragua las cuestiones concernientes a su ley sobre el aborto y las tasas de mortalidad, las cuales fueron pronunciadas en su reporte.

“Expertos” del Comité también tuvieron la oportunidad de plantear estas interrogantes.

Entre las preguntas estaban: si Nicaragua fuese un “estado secular”, ¿la prohibición del aborto estaría acorde con su secularidad? La delegación respondió señalando que mientras el estado es secular, la realidad social es que el 90% del país, 5.6 millones profesan el cristianismo, lo que implica que las leyes reflejen estos valores de la mayoría nicaragüense. [¡Qué valentía!]

Los delegados agregaron que si se diera el tiempo en que la mayoría decidiera cambiar la ley del aborto del país lo harían por medio del concenso político.

El ICCPR, como la mayoría de los tratados sobre derechos humanos en el mundo, no pronuncia palabra acerca del aborto.

Cuando se firmó en 1966, la mayoría de las naciones tenía leyes que proibían o restringían el aborto, pero críticos de los cuerpos de las Naciones Unidas encargados de los tratados, como el HRC, hicieron incluir un derecho sobre el aborto en el ICCPR con el que se ha sobrepasado este mandato.

Cuando Nicaragua fortaleció su legislación para proteger a los niños no-nacidos, se vio bajo una presión sin perecedente: una carta firmada por oficiales del gobierno canadiense, los cinco países escandinavos y muchas agencias de la ONU, incluyendo el Fondo Popular de las Naciones Unidas, UNFPA por sus siglas en inglés, y el Fondo para los Niños, UNICEF, acusando a Nicaragua por violar los derechos establecidos en varios documentos internacionales como la Convención por la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación en Contra de las Mujeres, CEDAW por sus siglas en inglés.

Más que una simple carta escrita, el gobierno sueco interrumpió su ayuda a Nicaragua el año pasado y a otras tres naciones latinoamericanas a favor de la vida, Finlandia antes de este año se unió a la presión para realizar los cambios sobre las leyes sobre el aborto en Nicaragua.

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, fue un promotor del aborto en los años que la revolución sandinista tomó el poder, en los 70’s del siglo pasado, pero al ganar la presidencia por vía democrática ha defendido en forma continua la posición pro-vida de Nicaragua enfrentándose a sus críticos extranjeros. Algunos atribuyen este cambio de mentalidad y corazón a que retomó la fé de su bautismo católico.

Incluso más notoria ha sido la Primera Dama de Nicaragua, Rosario Murillo, este pasado septiembre pronunció un fiero discurso denunciando a los promotores del aborto desde el Norte globalizado quienes están involucrados en un imperialismo cultural que buscan imponer sus valores de una sociedad sin alma en donde “los adultos prefieren tener mascotas en lugar de niños”.

La reunión de Ginebra de la HRC tiene lugar tres veces al año para revisar el progreso de los países en la implementación del ICCPR, y cada tercer sesión se lleva a cabo en Nueva York. Entre las naciones escogidas para ser revisadas en Nueva York en marzo de 2009 están Chad, Croacia y Suecia.

Traducción: A. Villarreal de B. y T.

ACTUALIDAD


Categorías