Posteado por: B&T | Viernes, octubre 17, 2008

EU: Destacados Bioeticistas Católicos Concluyen Conferencia Pro-Vida en la Universidad Franciscana

Por Steven Ertelt

STEUBENVILLE, OH (LifeNews.com).- Destacados bioeticistas católicos cocnluyeron recientemente una conferencia pro-vida sostenida en el campus de la Universidad Franciscana en Ohio. Proveedores del cuidado de la salud y estudiantes de 13 estados atendieron la conferencia durante tres días acerca de cómo los católicos pueden enfrentarse ante la cultura de temas médicos importantes y controversiales.

El Instituto de Bioética de la Universidad Franciscana de Steubenville presentó la conferencia titulada “Convicción moral vs. Presión política”, del  9 al 11 de octubre en el campus de la universidad.

El Reverendísmo Anthony Fisher, obispo auxiliar de Sydney, Australia y profesor de bioética y teología moral en el Instituto Juan Pablo II, llevó a cabo la presentación del tema “Cooperación, condones y VIH”.

El Obispo Fisher exploró las causas racionales detrás de la oposición de la Iglesia Católica al uso del condón y las causas por las cuales las instituciones católicas no pueden cooperar con ningún programa que promueva el uso del condón, aún si se enfatiza primero sobre la abstinencia.

Dijo, “no es el papel de la Iglesia, de sus agencias, de sus pastores o miembros el ayudar a la gente a hacer más eficientes o seguras las prácticas incorrectas”.

Los condones, explicó, podrían ser sólo para impedir la transmisión del VIH Sida y no con la intención de se un anticonceptivo, pero siempre existe una barrera entre dos individuos para impedir la concepción. De tal manera que siempre es usado en actos que están en contra de la intención divina para las relaciones maritales.

El Padre Christopher Saliga, quien cuida de los enfermos y es parte del Comité Bioético para las Cirugías Especiales de un Hospital en Nueva York habló sobre “Libertad, Autonomía y Suicidio Racional Dentro del Contexto de la Terminación de la Vida: Una Perspectiva Católica”, discutió sobre cómo el escoger terminar con la propia vida viola nuestra libertad dada por Dios, la “libertad para la excelencia”.

El verdadero florecimiento humano está más allá del estado físico y otorga significado y valor al sufrimiento humano, explicó Saliga.

Los proveedores del cuidado de la salud, lejos de estar justificados para terminar de forma intencional con la vida, incluso en los casos de enfermedades terminales o muy dolorosas, están llamados a “recordarle al paciente que sigue teniendo dignidad y que permanece contribuyendo a la sociedad a través de su sufrimiento”.

Otro expositor fue el Dr. Maureen Condic, profesor asociado de neurobiología y anatomía en la Escuela de Medicina de la Universidad de Utah y habló sobre un tema con carga política, “Embriología Humana: Cultura Científica versus los Hechos Científicos”.

Traducción: A. Villarreal de B. y T.

ACTUALIDAD


Categorías