Posteado por: B&T | Martes, septiembre 30, 2008

Los Santos Ángeles Custodios

1 de octubre

La fiesta de los santos Ángeles custodios se ha separado de la de san Miguel, con la cual estuvo largo tiempo identificada. En el siglo XVI se la celebraba ya en España; en 1670, Clemente X la extendió a la Iglesia universal y la fijó el 2 de octubre.

Los ángeles custodios tienen por primera misión adorar a la divinidad; por eso la Iglesia nos hace pedir a Dios, en el prefacio, que nos permita mezclar nuestras voces con la de sus ángeles para alabarle. Más, como indica su nombre, son también los mensajeros del Señor, encargados de velar por nosotros y de llevar a cabo sus disposiciones. Por este motivo se les llama ángeles custodios. Nuestras naciones, nuestras familias, las diócesis, las iglesias, las comunidades religiosas, todos tienen su ángel custodio, igualmente tiene el suyo todo bautizado. La Iglesia aplica a cada uno de nosotros lo que está escrito del pueblo de Dios en la Antigua Ley: “He aquí que me envió delante de ti a mi ángel para que te guarde en el camino y que conduzca al lugar a que te he preparado”. Nuestro ángel custodio tiene por misión protegernos y defendernos, ponernos al abrigo de las asechanzas del demonio y de los enemigos de nuestras almas, para que podamos llegar a la vida eterna. Este nuestro compañero fiel merece todo nuestro agradecimiento y la veneración que conviene a un santo que goza en el cielo de la visión de Dios.

Extraído del Misal diario.


Categorías